Tag: ESTATIDAD

El exgobernador Rosselló volverá a la política gracias a una consulta popular

El exgobernador de Puerto Rico Ricardo Rosselló, que en el verano de 2019 abandonó el cargo de forma abrupta tras verse implicado en un escándalo por la publicación de un “chat” privado, volverá a la actividad política como uno de los delegados que promoverá en el Congreso en Washington la plena anexión de la isla a Estados Unidos.

El gobernante Partido Nuevo Progresista (PNP), con el que Rosselló se convirtió en gobernador, organizó este domingo una consulta popular para elegir a seis delegados especiales que tendrán la misión de hacer “lobby” en Washington durante los próximos años para crear un ambiente favorable a que el Estado Libre Asociado pueda convertirse en un nuevo estado del país norteamericano.

La consulta, fuertemente criticada por toda la oposición, que denuncia que no era el momento de gastar casi 2 millones de dólares y que de nada sirve cuando en el Congreso de EE.UU. no hay cualquier tipo de apoyo a esa pretensión, tuvo como resultado más destacado la vuelta a la arena política de la controvertida figura de Rosselló.

ROSELLÓ ELEGIDO comisionado electoral del PNP, Edwin Mundo, confirmó en conferencia de prensa, tras el cierre de los colegios electorales, que Rosselló será uno de los seis delegados en Washington.

“Los números nos dan que primero va a terminar Ricardo Rosselló; segundo, Elizabeth Torres; tercero, Roberto Lefranc, y cuarta María Meléndez”, dijo Mundo en conferencia de prensa en la sede de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) sobre la marcha del recuento de los votos para los delegados ante la Cámara de Representantes.

Según Mundo, con cerca del 70 % de los colegios escrutados Rosselló rebasaba a Torres por cerca de 10.000 votos.

El elector debía escoger a dos personas para la representación en el Senado federal y a cuatro para la Cámara de Representantes de Estados Unidos, a la que Rosselló será asignado.

Los candidatos seleccionados por el PNP para defender en Washington la anexión son en buena parte desconocidos para la población puertorriqueña, lo que no ha ayudado a incentivar la votación.

POCOS VOTARON. Mundo indicó que al final del proceso la CEE habría contabilizado entre 80.000 y 85.000 votos, lo que representaría cerca del 3,5 % del universo de electores hábiles en Puerto Rico, lo que da una idea del escaso interés de la votación.

La elección de hoy incluía una papeleta con los candidatos seleccionados por el PNP, pero también existía la posibilidad para el elector de votar -escribiendo el nombre en un apartado- por las personas que de forma pública se postularon para el cargo, el caso de Rosselló, quien como parece será el más votado.

Los resultados oficiales, no obstante, no se conocerán hasta dentro de varios días, ya que la CEE sólo divulgará los nombres de los independientes que se postularon al margen del PNP tras el escrutinio general.

Rosselló recurrió hoy a las redes sociales para dar su agradecimiento a todos los que hicieron posible la elección y asegurar que seguirá de cerca el resultado.

La oposición ya ha criticado la elección de hoy por considerarla inútil, tal y como hizo el coordinador general del Movimiento Victoria Ciudadana, Manuel Natal, quien aseguró que se trata de un despilfarro de dinero.

LA CLAVE ES LA VUELTA DE ROSSELLÓ. Los analistas aseguran que el resultado de quiénes sean finalmente los elegidos es intrascendente y lo es también la elección por lo poco que estos delegados puedan hacer en Washington, pero la clave de esta consulta es que supone la vuelta a la arena política de Rosselló.

El exgobernador, quien salió del cargo unas semanas después de que se divulgara un “chat” el verano de 2019 en el que, junto a otros altos funcionarios, atacaba a diversos sectores de la sociedad puertorriqueña, volverá así al primer plano de la actualidad política.

Rosselló, quien asegura que no tuvo nada que ver con la campaña en las redes sociales para promoverle como delegado, se convertirá, según los análisis que hoy se apuntan en los medios de la isla, en una especie de poder alternativo en Washington que actuará fuera del ámbito que lideran en el PNP el actual gobernador y presidente de la formación, Pedro Pierluisi, y la representante ante el Congreso en Washington, Jenniffer González.

La elección de hoy habría servido, por tanto, para resucitar la figura de Rosselló, que fue sepultado por el “chat” pero que ha seguido teniendo el apoyo de sectores importantes en el PNP.

Puerto Rico es territorio estadounidense desde 1898 y se define como Estado Libre Asociado a ese país, con Constitución propia y con cierto grado de autonomía, aunque EE.UU. se reserva apartados como defensa, moneda, inmigración y aduanas, entre otros.

Esa condición divide a los puertorriqueños y mientras el PNP plantea convertir a la isla en el estado número 51 de EE.UU., el opositor Partido Popular Democrático (PPD) aboga por perpetuar el estatus de Estado Libre Asociado.

Congresistas en la Cámara baja federal el nuevo proyecto pro estadidad de Puerto Rico

Con un total de 52 coauspiciadores originales, el demócrata Darren Soto (Florida) presentó el martes el nuevo proyecto de ley a favor de que Puerto Rico sea el estado 51 de Estados Unidos, poniendo en marcha un proceso con el cual el gobernador Pedro Pierluisi quiere que el Congreso le diga a la isla si está dispuesto a concederle la estadidad.

Estos son los siete proyectos a favor de la estadidad de Puerto Rico que se han presentado en el Congreso desde el 2013
“Ahora, esto es estadidad sí o no en el Congreso”, afirmó Pierluisi, confiado en que la medida avanzará en la Cámara de Representantes, pero reconociendo que el trámite de la legislación será particularmente “duro” en el Senado, donde la idea de avanzar ahora un proyecto pro estadidad ha sido rechazada por el líder de la mayoría demócrata, Charles Schumer (Nueva York), y el líder de la minoría republicana, Mitch McConnell (Kentucky

Por el momento, la legislación de Soto y la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, no tiene una medida similar en el Senado. Pero el senador demócrata Martin Heinrich (Nuevo México) -cercano a Pierluisi-, fue a la conferencia de prensa en que se dio a conocer la legislación cameral para insistir en que someterá un proyecto similar en el Senado.

“Nos gusta decir que los estadounidenses nacimos iguales, pero unos son más iguales que otros”, sostuvo Heinrich.

La medida del congresista Soto y la comisionada González, como adelantó El Nuevo Día, propone un proceso de admisión como estado sujeto a que los electores de Puerto Rico voten a favor en un nuevo referéndum estadidad sí o no.

El proyecto presentado en la Cámara baja propone un plazo de 12 meses para que el presidente de Estados Unidos proclame la admisión de Puerto Rico como estado, si los puertorriqueños votan a favor en el referéndum federal y sin que el asunto tenga que regresar al Congreso.

El proyecto -que persigue ser la respuesta al referéndum criollo del 3 de noviembre en el que la estadidad obtuvo el 52.5% de los votos-, tiene el respaldo de 38 demócratas y 14 republicanos.

Gobernador Pierluisi viaja a Washington para plantear tema de la estadidad de Puerro Rico

El gobernador Pedro R. Pierluisi salió en la tarde de hoy lunes a Washington D.C. para participar de la radicación del proyecto de admisión que será sometido por la comisionada residente, Jenniffer González y el congresista Darren Soto.

Se indicó que además, Pierluisi estará en varias reuniones oficiales con congresistas.

El gobernador Pierluisi regresará a Puerto Rico este próximo jueves, 4 de marzo de 2021 por lo que el secretario de Estado, Larry Seilhamer Rodríguez, fungirá como gobernador interino.

Además de Pierluisi, el portavoz alterno de la minoría en el Senado, Carmelo Ríos, ya se encuentra en la capital federal. Otro que publicó una imagen para informar que estará acompañando al primer ejecutivo, es el alcalde de Cataño, Félix Delgado, quien aseguró también estará en reuniones en busca de los fondos de recuperación para el municipio.

“Rumbo a Washington D.C. con el gobernador Pedro Pierluisi. Tendremos reuniones con agencias federales y congresistas con el propósito de continuar agilizando las ayudas para Cataño y Puerto Rico. También, acompañaremos a la comisionada residente Jenniffer González a la radicación de proyecto de la estadidad”, lee el mensaje del ejecutivo municipal.

Preliminar: Puerto Rico, sigue en la delantera el “Sí a la estadidad”

Cuando falta poco para el cierre de los colegios electorales, resultados preliminares muestran que el “sí”a la estadidad lidera el plebiscito.

Con 105,350 votos contabilizados, el “sí” a la estadidad lidera con un 56.1 % (59,112 votos). Mientras que, hasta ahora, el “no” cuenta con un 43.9 % (46,238 votos).

Al momento de esta publicación se reportó un total de 105,350 papeletas plebicitarias ya contabilizadas. De estas, 3,097 estaban en blanco.

Estos números llegan tras contabilizar 928 colegios electorales (de 5,567), lo cual representa casi un 17 % de estos.

plebiscito - preliminar

Puerto Rico decidirá convertirse en estado de EEUU, en referéndum

 Puerto Rico celebrará un referéndum no vinculante en noviembre para decidir si la isla debe convertirse en un estado estadounidense, anunció el sábado la gobernadora Wanda Vázquez, en medio de una creciente desilusión de la gente con el actual estatus de Estado Libre Asociado de Estados Unidos.

Por primera vez en la historia de la isla, la consulta hará una sola pregunta simple el día de las elecciones: “¿Debe Puerto Rico ser admitido inmediatamente en la unión?”.

Es una respuesta que requiere la aprobación del Congreso estadounidense y una pregunta que indigna a los partidarios de la independencia de la isla y a los miembros del principal Partido Popular Democrático (PPD, de oposición), que apoya la situación actual.

Sin embargo, es una apuesta que los miembros del partido de la gobernadora —a favor de la estadidad— están seguros de que rendirá frutos políticos, dado que Puerto Rico se ha topado con problemas para conseguir fondos federales con los cuales hacer frente a los huracanes Irma y María, terremotos y ahora la pandemia, en medio de quejas crecientes de que la isla no está recibiendo un trato justo e igualitario de Washington.

“Todo importante en la vida conlleva algún riesgo”, dijo el exgobernador de Puerto Rico Carlos Romero Barceló, miembro del Partido Nuevo Progresista (PNP).

Los referéndums anteriores han presentado a los votantes más de una pregunta o varias opciones, incluida la independencia o la defensa del estado territorial actual, pero ninguna ha sido tan directa como la programada para las elecciones generales del 3 de noviembre.

“Nuestra gente tendrá, de una vez por todas, la oportunidad de definir el futuro de nuestro pueblo”, dijo Vázquez. “Nunca es fuera de tiempo de tratar a igualdad a cualquier ciudadano”, agregó.

Los puertorriqueños son ciudadanos estadounidenses, pero no pueden votar en las elecciones presidenciales del país. Y aunque la isla está exenta del impuesto federal sobre la renta de Estados Unidos, paga impuestos del Seguro Social, del Medicare (el programa gubernamental estadounidense de asistencia médica para los ancianos) y los locales, pero recibe menos fondos federales que los estados del territorio continental de Estados Unidos.

Muchos creen que el estado de la isla como territorio ha contribuido a los problemas que ha tenido para recuperarse de huracanes y terremotos, además de empeorar su crisis económica, en gran parte causada por décadas de grandes préstamos y la eliminación de incentivos fiscales federales.

El Congreso de Estados Unidos tendría que aceptar los resultados del referéndum para que ocurra un cambio en el estatus de la isla. Nunca ha actuado en los cinco referéndums anteriores realizados por la isla.

Roberto Prats, exsenador de Puerto Rico y miembro del PPD, dijo en una entrevista telefónica que el próximo referéndum será un ejercicio inútil, como los cinco anteriores.

“Para lo único que han servido es parar restarle credibilidad al movimiento estadista”, aseguró. Dijo que Puerto Rico ha erosionado la confianza del gobierno federal luego de décadas de corrupción y mala gestión, y que cualquier consulta popular debe contar primero con el apoyo del Congreso de Estados Unidos.

“Si vamos a tomar una decisión de cómo relacionarnos con los Estados Unidos, los Estados Unidos tiene que estar envuelto en esa discusión”, aseguró.