Tag: ESTUDIANTES

Biden relajaría restricciones de visa a estudiantes internacionales

Las reglas de inmigración para estudiantes internacionales en universidades de Estados Unidos han pasado por múltiples cambios bajo la administración Trump. En su plan de transición, el proyectado presidente electo Joe Biden propone cambiar algunas de ellas para relajar las restricciones en las visas.

Biden, no se refiere específicamente a estudiantes internacionales de licenciatura en su ‘Plan para Asegurar Nuestros Valores como una Nación de Inmigrantes’.  Pero afirma que aumentará el número de visas para “la inmigración permanente basada en el empleo, y promoverá mecanismos para reducir temporalmente el número de visas durante tiempos de alto desempleo en Estados Unidos”.

Los estudiantes internacionales identifican las barreras que hay para las oportunidades de empleo permanente en Estados Unidos como una de las razones por la que algunos no escogen al país como un destino educativo, según el Instituto para la Educación Internacional (IIE, por sus siglas en inglés).

“Los estudiantes internacionales son bienvenidos”, ratifica Estados UnidosAunque la declaración del Departamento de Estado reafirma la bienvenida a los estudiantes internacionales, confirma que “aún tendrán que obtener la visa apropiada y pueden estar sujetos a otras restricciones de viaje o procesamiento de visa debido a la COVID-19”.

Las universidades estadounidenses inscribieron a más de un millón de estudiantes internacionales el año pasado, pero tras décadas de incrementos, la inscripción se ha estancado en los últimos dos años”, dice el IIE.

La emisión de visas de estudiante F-1 ha disminuido en los últimos cuatro años, según datos del Departamento de Estado. Durante el año fiscal 2016, se emitieron 502.214 visas F-1. En el 2017, el número fue reducido a 421.008.

Las visas de estudiantes son emitidas por el Departamento de Estado y administradas por el Departamento de Seguridad Nacional.

“Biden cree que graduados extranjeros de un programa estadounidense de doctorado deberían recibir una tarjeta de residencia con sus diplomas y que perder a estos altamente cualificados trabajadores ante economías extranjeras es un perjuicio a nuestra propia competitividad económica”, dice la página web del proyectado presidente electo.

La mayoría de los estudiantes internacionales vienen con visas F-1. Tras graduarse algunos solicitan participar en un programa que les permite trabajar en su área de estudio por hasta doce meses. Estudiantes especializados en ciencias, tecnología, ingeniería o matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés) pueden extender su estadía laboral hasta los 24 meses.

Los estudiantes interesados en permanecer en Estados Unidos y adquirir experiencia laboral, especialmente aquellos en campos STEM, piden la visa H-1B después de su primer estadía laboral.

Más del 30% de los estudiantes internacionales vienen de China y un 20% de India. Esos estudiantes típicamente buscan títulos en materias STEM, según el IIE.

El presidente Trump se enfocó en casos de robo de propiedad intelectual por parte de estudiantes internacionales que trabajaban en compañías estadounidenses o agencias federales, como el fundamento para reducir la inmigración de estudiantes. La administración también citó el espionaje entre estudiantes internacionales y trabajadores invitados para justificar las limitaciones a su acceso a Estados Unidos.

Los estudiantes internacionales contribuyeron 45.000 millones de dólares a la economía estadounidense y generaron 458.290 empleos en el año académico 2018-2019, según la Asociación de Educadores Internacionales.

Asimismo, estudiantes de un país cuyos visitantes sobrepasen su estadía autorizada en más de un 10% o aquellos de países que el Departamento de Estado tenga en su lista de patrocinadores del terrorismo, serían limitados a dos años. El Departamento de Seguridad Nacional aceptó comentarios de la ciudadanía hasta el 26 de octubre y la regla sigue bajo consideración.

California demanda al gobierno de EE.UU. por restricción de visas a estudiantes internacionalesLa Universidad de California también anunció tomará medidas legales y así se sumaría a otras instituciones que ya lo hicieron como la Universidad de Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachusetts. (MIT).

Julio 2020: La agencia de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) anunció una modificación que llevaría a los estudiantes internacionales registrados sólo en cursos virtuales en universidades estadounidenses, a estar presentes en los recintos universitarios durante la pandemia, o arriesgarse a ser deportados.

La modificación fue anulada luego que la Universidad de Harvard y el Instituto de Tecnología de Massachusetts presentaron una demanda contra ICE con firmas de apoyo de funcionarios de por lo menos 200 universidades estadounidenses.

Junio 2020: La administración Trump emitió una orden suspendiendo las visas H-1B, J y otras visas de trabajo temporal. La prohibición afectó a solicitantes hasta finales de este año.

Mayo 2020: El 29 de mayo, el presidente Trump emitió una orden ejecutiva prohibiendo que estudiantes de posgrado chinos con visas F o J pudieran entrar al país.

Las personas con visas J pueden participar en programas de intercambio académico de estudio y trabajo en Estados Unidos.

La Casa Blanca publicó varias declaraciones diciendo que China estaba involucrada en adquirir tecnología estadounidense y propiedad intelectual “en parte para robustecer la modernización de sus fuerzas armadas” y que algunos “estudiantes chinos de posgrado e investigadores posdoctorado operan como recolectores no tradicionales de propiedad intelectual. La orden no afectó a estudiantes chinos de licenciatura o a residentes permanentes.

China ha enviado el mayor número de estudiantes internacionales a Estados Unidos durante 10 años consecutivos: 369.548 de un total de 1.095.299 en 2019, según el Instituto para la Educación Internacional.

La regla estableció un “período máximo de estadía autorizada” para reducir las tasas de permanencia no autorizada y para disminuir “la confusión sobre cuánto tiempo se pueden quedar legalmente en Estados Unidos”.

Junio 2019: Estudiantes internacionales crearon peticiones o escribieron cartas citando los prolongados tiempos de procesamiento para las autorizaciones federales de empleo y le pidieron ayuda a sus universidades. Algunos estudiantes perdieron pasantías laborales y dinero gastado en vivienda y vuelos de avión.

Mayo 2019: El Departamento de Seguridad Nacional anunció aumentos en los cobros por gestiones inmigratorias de estudiantes internacionales, visitantes de intercambio y otras escuelas.

Para estudiantes internacionales con visas F o M, el cargo aumentó de 200 a 350 dólares. Para los visitantes de intercambio, el cargo por la visa J aumentó de 180 a 220 dólares. Las visas M le permiten a estudiantes internacionales participar en estudios vocaciones no académicos. Las visas J le permiten a estudiantes o académicos internacionales participar en programas de trabajo y estudio mediante intercambios con universidades estadounidenses.

Reducción de estudiantes extranjeros golpeará finanzas de universidades de EE.UU.El miedo al COVID-19 ya era un problema, y ahora las restricciones de visas a estudiantes extranjeros tienen a las universidades preparándose para una fuerte reducción de los estudiantes internacionales y los ingresos que estos representan.

Para escuelas con certificación vocacional, donde los estudiantes necesitan visas F o M, la solicitud de certificación pasó de 1700 a 3.000 dólares.

Mayo 2018: El Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS, por sus siglas en inglés) emitió un memorándum cambiando la forma en que calculan “la presencia ilegal” de no inmigrantes con visas F, J y M, y sus dependientes. Los graduados que sobrepasen en período de estadía de sus visas podrían afrontar bajo dicha política una exclusión de poder entrar a Estados Unidos durante 10 años.

El cambio busca “reducir el número de casos en que se pasaban del tiempo de estadía” y para “mejorar como USCIS implementa las bases para no admisibilidad debido a presencia ilegal” en Estados Unidos”, indicó USCIS.

USCIS publicó un memorándum con una revisión a dicha política tras recibir retroalimentación del público.

Los afectados fueron personas con visas de inmigrante o no inmigrante de Irán, Siria, Sudán, Somalia, Libia y Yemen, incluyendo a estudiantes. La lista, desde entonces, ha sido enmendada y ahora aplica a 13 países.

El diario The New York Times reportó que unos 17.000 estudiantes en Estados Unidos fueron impactados por la prohibición, la mayoría de ellos en universidades en el nordeste del país y California.

EEUU da marcha atrás a medida de suspender de visas para estudiantes extranjeros

El Gobierno del presidente Donald Trump aceptó rescindir el viernes la suspensión de visas para los estudiantes extranjeros matriculados en universidades estadounidenses que ofrezcan todos sus estudios en línea, tras una demanda de 17 estados, el Distrito de Columbia, y de varias instituciones de educación superior.

En una audiencia en Boston (Massachusetts), en la que se iba a discutir la demanda iniciada por la Universidad de Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) para revocar esta directiva, la jueza federal Allison Burroughs presentó la lectura de un acuerdo al que llegaron el gobierno federal y las instituciones académicas.

La audiencia se había programado con una duración de 90 minutos, ante la expectativa de una acalorada defensa de posiciones de ambas partes, pero en menos de dos minutos el gobierno y las universidades se pusieron de acuerdo en la retirada de la norma.

La resolución de este caso significa que el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés) retornará a sus directrices de marzo, que permiten que los estudiantes extranjeros permanezcan en EE.UU. aún si su universidad opta por dar la instrucción exclusivamente en línea durante la pandemia de COVID- 19.

La sorpresiva resolución de esta disputa deja sin efecto asimismo las demandas iniciadas por el estado de Nueva York, universidades del Oeste del país, la Universidad John Hopkins, de Maryland, y la coalición de estados encabezada por la fiscal general de Massachusetts, Maura Healey.,

También quedó sin causa la moción iniciada esta mañana por el fiscal general de California, Xavier Becerra, que solicitaba la intervención de los tribunales para bloquear la aplicación de la suspensión de visas hasta que hubiese un fallo judicial.

California, el estado con los sistemas educativos más grandes del país, con 180.000 estudiantes internacionales cada año, según datos de la Oficina del Fiscal General, iba a ser uno de los más afectados por esta orden de Trump.

Muchas universidades planean ofrecer una combinación de clases en línea y presenciales para proteger la salud del profesorado, los estudiantes y las comunidades circundantes durante la pandemia, según el diario The New York Times.

EE.UU desiste de retirar visas a universitarios extranjeros que sigan estudios en línea

El gobierno del presidente estadounidense Donald Trump desistió de retirar los visados a estudiantes universitarios extranjeros que deban seguir estudios en línea a raíz de la pandemia de coronavirus, informó el martes una jueza federal de Boston.

La decisión, adoptada el 6 de julio por la policía migratoria (ICE), fue cuestionada en la justicia por 18 estados más el Distrito de Columbia, la Universidad de Harvard y el MIT, con el apoyo de otras universidades y sindicatos de profesores.

«Las partes llegaron a una solución (…) el gobierno aceptó anular la decisión», indicó la jueza Allison Burroughs en una brevísima audiencia que debía tratar la demanda de Harvard y el MIT.

La jueza no dio más detalles sobre las razones de esta marcha atrás del gobierno, pero el anuncio tomó a todos por sorpresa.

Miles de estudiantes extranjeros corrían el riesgo de ser deportados de Estados Unidos, epicentro de la pandemia mundial de coronavirus, porque sus universidades solo ofrecerán cursos en línea a partir del próximo semestre.

Harvard y el MIT fueron los primeros en hacer frente a la decisión de la policía migratoria el miércoles pasado, cuando pidieron a la justicia bloquear esta orden «arbitraria y caprichosa».

«Parece que fue diseñada a propósito para presionar a las universidades a fin de que abran sus campus para clases presenciales este otoño, haciendo caso omiso de las preocupaciones sobre la salud y la seguridad de los estudiantes, profesores y otros», dijo el presidente de Harvard, Lawrence Bacow.

Trump, quien ha hecho de la lucha contra la inmigración el buque insigne de su mandato y apuesta a la reactivación de la economía para ser reelecto en noviembre, llama incansablemente a la reapertura de escuelas y universidades.

Estados Unidos tiene cerca de un millón de estudiantes extranjeros (5,5% del total), y muchas instituciones dependen en gran medida de sus pagos de matrícula.

Harvard y MIT demandan a ICE por regla que deportaría a estudiantes

La Universidad de Harvard y el Instituto Techológico de Massachusetts (MIT) demandaron al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y a su oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) por una regla que obligará a estudiantes extranjeros a dejar el país –o a impedirles la entrada– si sus universidades solamente ofrecen clases en línea.

“Según todas las apariencias, la decisión de ICE refleja un esfuerzo del Gobierno federal para obligar a las universidades a reabrir las clases en persona”, acusa Harvard en un comunicado de prensa. “El efecto –y quizás incluso el objetivo– es crear el mayor caos posible para las universidades y los estudiantes internacionales”.

La demanda fue presentada en el Tribunal de Distrito en Boston, Massachussetts, en busca de una orden de restricción temporal de la nueva regla, al considerar que viola la Ley de Procedimientos Administrativos.

Las instituciones indican que el Gobierno no ofrece argumentos sobre su decisión y no permitió a la opinión pública comentar la determinación.

El lunes, la agencia migratoria, que vigila el Programa de Estudiantes y Visitantes de Intercambio (SEVP, en inglés), anunció modificaciones que incluyen la petición a beneficiarios de visas F-1 y M-1 a salir del país si las instituciones académicas donde estudian ofrecen programas exclusivamente en línea.

“Los estudiantes no inmigrantes F-1 y M-1 que asisten a escuelas que operan completamente en línea no pueden tomar una curso completo en línea y permanecer en los Estados Unidos”, advierte la autoridad. “Los estudiantes activos actualmente en los Estados Unidos inscritos en dichos programas deben salir del país o tomar otras medidas, como transferirse a una escuela con instrucción en persona para permanecer en un estado legal”.

ICE advirtió a aquellos estudiantes que no obedezcan la medida enfrentarán procesos de deportación.

“Pueden enfrentar consecuencias de inmigración que incluyen, entre otras, el inicio de procedimientos de expulsión”, acota la dependencia.

El secretario interino del DHS, Chad Wolf, defendió la decisión, afirmando que se ofrece oportunidad a los estudiantes de tomar la clases en línea.

“Queríamos asegurarnos, a medida que entramos en el periodo de otoño, que los estudiantes y las universidades entendieron las reglas del camino”, dijo Wolf. “Si está tomando el 100 por ciento de sus clases en línea, no se requiere su presencia aquí en los EE. UU.”.

Varias universidades han informado a sus estudiantes sobre la regla, incluido el presidente de la Universidad de Columbia, Lee Bollinger, quien envió un comunicado criticando la medida de ICE, pero tomando algunas acciones para los cursos de verano, a fin de que sus estudiantes extranjeros no se vean afectados, incluidas “clases híbridas”, es decir, en línea y en persona.

“Queremos que nuestros estudiantes internacionales terminen sus estudios aquí”, expresó Bollinger en el correo del que este diario tiene copia.

Agregó que decenas de alumnos podrían no acudir a la universidad, debido a la pandemia, pero se implementará el Centros Globales Columbia para atenderlos.

“Vamos a continuar una fuerte oposición a las políticas migratorias que dañen a Columbia, educación de alto nivel, el interés nacional y a los estudiantes internacionales”, agregó.

El presidente del MIT, Rafael Reif, dijo que la regla pone en peligro la investigación y los estudios académicos de los estudiantes internacionales.

“La guía viene después de que muchos colegios y universidades de EE. UU. hayan publicado o estén preparando sus decisiones finales para el otoño, decisiones diseñadas para avanzar en su misión educativa y proteger la salud y la seguridad de sus comunidades”, expresó Reif.

ICE expulsará de EEUU a estudiantes extranjeros que tomen clases virtuales en el otoño

La Oficina de Servicios de Inmigración y Aduanas (ICE, por su siglas en inglés) advirtió el lunes que los estudiantes extranjeros que sólo tomen clases a través de internet el próximo semestre tendrán que cambiar de universidad o abandonar el país.

La nueva política, anunciada en su página web, afectará a miles de estudiantes extranjeros inscritos en universidades estadounidenses que, en medio de la pandemia del COVID-19, aún no han finalizado planes para las clases de otoño.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por su sigla en inglés), prevé publicar “los procedimientos y responsabilidades” de los inmigrantes con visas de estudiantes en el diario oficial del Gobierno (Federal Register).

Según el documento, habrá exenciones temporales para los estudiantes con visas “F-1″ y “M-1” que asisten a universidades enteramente virtuales, porque el Departamento de Estado de todas maneras no les extenderá visas.

Algunos estudiantes con visa “F-1″ podrán tomar un curso en línea, con un máximo de tres créditos, al igual que estudiantes que asisten a universidades con planes de estudio “híbridos”: es decir, cursos presenciales y también por internet.

En todo caso, la medida ya ha sido rechazada por grupos defensores de los inmigrantes, que advierten del enorme costo económico para las universidades que tienen un alto porcentaje de estudiantes internacionales.