La  fuerte explosión de una bomba en una escuela coránica (madrasa) en Peshawar, en el noroeste de Pakistán dejó este martes como saldo preliminar cuatro niños muertos y 34 heridos, informaron fuentes policiales.

“La explosión se produjo durante la enseñanza del Corán. Alguien trajo un bolso (bomba) al interior del seminario religioso”, causando al menos “cuatro muertos y 34 heridos”, declaró a AFP Waqar Azim, oficial de policía.  

Las primeras investigaciones establecen que la explosión se produjo minutos después que alguien dejara el bolso en ese lugar.

Violencia extremista

Por el momento ningún grupo ha reivindicado la autoría del atentado. El ataque se produce después de meses de relativa calma en Pakistán, y sobre todo en Peshawar, otrora devastada por atentados diarios, pero donde la seguridad ha mejorado considerablemente.

La violencia extremista ha disminuido en Pakistán después de varias operaciones militares en zonas tribales fronterizas con Afganistán. Pero algunos grupos todavía están en condiciones de cometer atentados.

En 2014 un ataque de los talibanes paquistaníes contra una escuela en Peshawar mató a más de 150 personas, la gran mayoría de ellos niños. Entonces el ejército paquistaní intensificó las operaciones contra los grupos armados.