Tag: FAMILIAS

EEUU destina 57 millones de dólares para atención de inmigrantes en México y Centroamérica

El gobierno de Estados Unidos anunció el jueves que aportará 57 millones de dólares para gobiernos e instituciones que acogen a los refugiados en México y Centroamérica.

“Esta asistencia representa el último de una serie de pasos que Estados Unidos ha dado para implementar nuestro enfoque ambicioso y combinado que procura abordar las causas fundamentales de la migración irregular y fortalecer la gestión colaborativa de las migraciones en la región”, anunció el el Departamento de Estado.

Se trata del Evento de Solidaridad con las Personas Desplazadas Forzadamente y las Comunidades que las Acogen en Centroamérica y México, realizado en San José de Costa Rica, en el contexto de la Cumbre del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) y que por la parte estadounidense estuvo representado por la asesora del presidente Joe Biden para la Migración, Amy Pope.

Esta semana la vicepresidenta Kamala Harris realizó su primera visita oficial a Centroamérica, con encuentros con los mandatarios Alejandro Giammattei y Andrés Manuel López Obrador, de Guatemala y México, respectivamente.

En la víspera de la cita, Johnson y Biden mostraron un frente común sobre la emergencia climática, firmando una nueva “Carta Atlántica” que también hace hincapié en la necesidad de hacer frente a los ciberataques. Johnson describió la relación entre Londres y Washington como “indestructible”.

Pero si los dos grandes aliados están en sintonía sobre grandes temas internacionales como los desafíos que plantean China o Rusia, las tensiones persisten sobre Irlanda del Norte, en el centro de una disputa posbrexit entre el Reino Unido y la Unión Europea.

Biden se abstuvo de hacer críticas públicas, pero los líderes europeos pretenden recordar a Johnson su compromiso con los acuerdos firmados, que Londres vulnera debido a las tensiones que provocan en esa región británica.

Según la policía local, unas 3 mil personas protestaron el jueves por la noche en Belfast contra las nuevas medidas posbrexit.

Estados Unidos comienza a reunir familias de inmigrantes separadas

El gobierno del presidente Joe Biden dijo el lunes que cuatro familias que fueron separadas en la frontera con México durante la presidencia de Donald Trump se reunirán en Estados Unidos esta semana, lo que el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, describió como “sólo el comienzo” de una labor más extensa.

Dos de las cuatro familias incluyen madres que fueron separadas de sus hijos a fines de 2017, una hondureña y otra mexicana, precisó Mayorkas, quien se negó a detallar sus identidades. Sólo dijo que se trataba de niños que tenían 3 años en ese momento y “adolescentes que han tenido que vivir sin sus padres durante sus años más formativos”.

Los padres regresarán a Estados Unidos con permiso condicional humanitario mientras las autoridades consideran otras formas de estatus legal a más largo plazo, dijo Michelle Brane, directora ejecutiva del Grupo de Reunificación Familiar del gobierno. Los niños ya están en Estados Unidos.

El número exacto de familias que serán reunidas en Estados Unidos y el orden en que eso sucederá está vinculado a las negociaciones con la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU por sus iniciales en inglés) para zanjar una demanda federal interpuesta en San Diego, pero Mayorkas dijo que habrá más reuniones en el futuro.

“Seguimos trabajando incansablemente para reunir a muchos más niños con sus padres en las próximas semanas y meses”, dijo Mayorkas a los periodistas antes del anuncio. “Aún hay mucho trabajo por hacer, pero estoy orgulloso de nuestro progreso y de las reuniones que hemos ayudado a concretar”.

Más de 5.500 niños fueron separados de sus padres durante el gobierno de Trump desde el 1 de julio de 2017, muchos de ellos bajo una política de “tolerancia cero” para procesar penalmente a cualquier adulto que ingresara ilegalmente al país, según documentos de la corte. El gobierno de Biden lleva su propio conteo que se remonta a la toma de posesión de Trump en enero de 2017 y, según Brane, se cree que más de 1.000 familias aún están separadas.

Aunque la separación de familias bajo la “tolerancia cero” llegó a su fin en junio de 2018 gracias a una orden judicial y Trump alteró sus prácticas poco después, Biden ha arremetido en reiteradas ocasiones contra la operación, describiéndola como un acto de crueldad. En su primer día de mandato emitió una orden ejecutiva en la que se comprometía a reunir a las familias que seguían separadas “en la medida de lo posible”.

La ACLU expresó su alegría por las cuatro familias, pero sus reencuentros son “sólo la punta del iceberg”, dijo el abogado Lee Gelernt. Entre los más de 5.500 niños de los que se tiene conocimiento que fueron separados, más de 1.000 podrían seguir lejos de sus padres y aún no se ha localizado a más de 400 padres, subrayó.

“Necesitamos que el gobierno de Biden les brinde ayuda a todos ellos, incluyendo un recurso permanente para naturalizarse y cuidados”, dijo Gelernt.

En tanto, el gobierno de Biden enfrenta el tercer aumento importante en siete años en la cantidad de niños que llegan solos a la frontera. Se ha avanzado mucho en el traslado de menores de las instalaciones atestadas de la Patrulla Fronteriza a refugios del Departamento de Salud, que son más adecuados para estadías más prolongadas hasta que los niños sean colocados con tutores en Estados Unidos, generalmente padres o parientes cercanos.

La estadía promedio para menores sin compañía de un adulto bajo custodia de la Patrulla Fronteriza ha disminuido en unas 20 horas, por debajo del límite legal de 72 horas y lejos de las 133 horas en promedio que se tenían registradas a finales de marzo, dijo Mayorkas. Actualmente hay 677 menores no acompañados en custodia de la Patrulla Fronteriza, luego de que la cifra superó los 5.700 a finales de marzo.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS por sus iniciales en inglés) abrió 14 albergues de emergencia que elevaron la capacidad a casi 20.000 camas, en comparación con las 952 de las que se disponían antes de recurrir a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias el pasado 13 de marzo, dijo Mayorkas. Unos 400 agentes de asilo del Servicio de Ciudadanía e Inmigración han sido asignados como administradores de casos con el fin de acelerar la liberación de menores a sus patrocinadores. Hasta el jueves, el HHS tenía 22.557 menores bajo su cuidado.

Evalúan proporcionar un cheque de estímulo destinado a familias y cuidado infantil

El gobierno que presidente Joe Biden trabaja en un  paquete de estímulo que estaría destinado a apoyar a las familias en el cuidado de sus hijos, con énfasis en las licencias pagadas por maternidad o la educación preescolar.

En un comunicado el portavoz de la Casa Blanca Michael J. Gwin, dijo que “Biden en los próximos días detallará los elementos conformarán esta propuesta”.

De acuerdos con The Washington Post el proyecto de ley, conocido como Plan para las Familias Americanas, asciende a $1 billón de dólares, al que se suman $500,000 millones de dólares destinados a nuevos créditos fiscales.

La propuesta se uniría al plan de inversión de dos billones de dólares en infraestructuras que presentó Biden el 31 de marzo y con el que el mandatario también espera sumar millones de empleos para las familias.

Se espera que el paquete se dé a conocer antes del discurso del presidente en la sesión conjunta del Congreso del 28 de abril y se pagará con los nuevos aumentos de los impuestos a empresas y personas con altos ingresos.

Por cómo la cifra destinada para este apoyo, se espera que se destinen $225,000 millones de dólares para ayudas al cuidado de los niños. Otros $225,000 millones de dólares serían empleados en permisos médicos y familiar remunerados.

$200,000 millones de dólares para la educación preescolar. Cientos de miles de millones de dólares para el financiamiento de la educación, incluidos los colegios comunitarios gratuitos en todo el país y otras montos para la asistencia nutricional.

Aunado a esto existen otros apoyos existentes para la familias estadounidenses, como es el caso del crédito fiscal por hijos que puede otorgar hasta $3,600 dólares por menor de 6 años y $3,000 dólares menores de hasta 17 años.

Familias que tienen un migrante indocumentado podrán recibir el segundo cheque de estímulo

Como parte del paquete de estímulo económico de $900 billones de dólares que aprobó el lunes por la noche, el Congreso permitirá que los hogares de estatus mixto, con familiares indocumentados, reciban los cheques de estímulo que se les negaron en la Ley CARES.

Según el acuerdo bipartidista, los ciudadanos estadounidenses y los titulares de la tarjeta verde recibirán $600 dólares en ayuda directa, incluso si presentaron una declaración de impuestos conjunta con un cónyuge indocumentado, así como cheques adicionales de $600 por hijo dependiente, según el texto de la legislación, informó CBS News.

El nuevo compromiso también se haría retroactivo a las familias de estatus mixto con un titular de número de Seguro Social elegibles para el cheque de estímulo de $1,200 dólares por hogar y $500 por niño asignados por la Ley CARES, que se promulgó a fines de marzo.

Los cheques de $600 se eliminan gradualmente para las personas con un ingreso bruto ajustado superior a $75000 dólares en 2019, los jefes de familia que ganaron más de $112,500 y para las parejas que ganaron $150,000 dólares o más.

Los inmigrantes indocumentados u otros no ciudadanos que no tengan número de Seguro Social y presenten declaraciones de impuestos individuales todavía no tendrían derecho a recibir cheques de estímulo según el acuerdo. Los niños estadounidenses, hijos de un padre sin número de Seguro Social, tampoco serían elegibles para la ayuda.

La Ley CARES, aprobada en la primavera, excluyó a las parejas de estatus mixto del cheque de estímulo porque requería que ambos contribuyentes de una declaración de impuestos conjunta tuvieran números de Seguro Social.

Los inmigrantes indocumentados y otros no ciudadanos que no son elegibles para los números de Seguro Social utilizan los números de identificación individual del contribuyente (ITIN) emitidos por el gobierno para pagar impuestos. Los beneficiarios de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA) y Estatus de Protección Temporal (TPS) tienen acceso a números de Seguro Social.

Juez Federal pide hallar a padres deportados sin sus hijos

Un juez federal instó el jueves al gobierno del presidente Donald Trump a hacer más para ayudar a los investigadores designados por la corte para encontrar a los cientos de padres que aún están separados de sus hijos, tres años después de que cruzaron la frontera entre México y Estados Unidos.

Un documento de la corte reveló esta semana que los investigadores no han podido rastrear a los padres de 545 menores de edad, una cifra mucho mayor a las conocidas previamente y que generó indignación. La mayoría de los padres fueron deportados a sus países de origen en Centroamérica, y sus hijos fueron colocados con tutores en Estados Unidos, por lo general familiares.

El juez federal Dana Sabraw se abstuvo de emitir una orden durante una audiencia en San Diego, y en su lugar solicitó a los abogados del Departamento de Justicia que exploraran la forma en que el gobierno pueda facilitar la localización de los padres.

Los intentos por encontrar a las familias separadas de sus hijos se han llevado a cabo desde que Sabraw ordenó al gobierno en 2018 poner fin a la criticada práctica derivada de su política de “tolerancia cero” para las personas que cruzaban ilegalmente la frontera.

Inicialmente, Sabraw le ordenó al gobierno reunir a más de 2.700 menores con sus familiares, creyendo que se trataba de la cifra total de familias separadas. Sin embargo, posteriormente fueron descubiertos otros 1.556 menores que fueron separados de sus padres desde el verano de 2017, entre ellos los 545 niños que siguen sin reunirse con sus padres.

El abogado de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU por sus iniciales en inglés) Lee Gerent, que presentó una demanda en contra de esa práctica, dijo que el gobierno podría proporcionar fondos para la búsqueda, que actualmente llevan a cabo unos cuantos defensores de los derechos humanos en Centroamérica.

El moderador podrá apagar el micrófono en cualquier momento.

“Después de las críticas, el gobierno ahora asegura que quiere ayudar a encontrar a estas familias”, comentó el abogado.

La actitud reticente del gobierno ha complicado todavía más la localización de los padres, debido a todo el tiempo que ha transcurrido, puntualizó.

Las restricciones relacionadas con el coronavirus impidieron que los investigadores visitaran muchas áreas entre marzo y agosto, pero a medida que esas restricciones se relajen, los investigadores esperan progresar en las próximas semanas.

Las autoridades federales han proporcionado números telefónicos de 1.030 menores a una comisión rectora designada por la corte, que localizó a los padres de 485 de esos niños.

La comisión ha contratado vallas publicitarios para informar de números telefónicos gratuitos y anuncios en otros medios en Centroamérica con el objetivo de localizar a las familias.

Voluntarios han buscado a los padres en Guatemala y Honduras, sea yendo puerta por puerta o a través de registros públicos, indicó la ACLU en un documento presentado ante el tribunal.

El juez solicitó una actualización el 2 de diciembre y fijó una nueva audiencia dos días después para discutir sobre el progreso.

“Esta, desde luego, es la pieza faltante más importante” en cuanto a la separación de familias, recalcó Sabraw.

El representante federal Joaquin Castro, demócrata por Texas y presidente de la bancada hispana del Congreso, dijo que el gobierno necesita permitir que los padres que fueron deportados sin sus hijos vuelvan a Estados Unidos y se les brinde la oportunidad de convertirse en residentes legales permanentes y, eventualmente, en ciudadanos estadounidenses.

Únicamente nueve padres que fueron separados de sus hijos recibieron autorización para regresar al país en enero pasado.

Castro también pidió la creación de una comisión especial, tal vez en forma de una comisión de derechos humanos, para investigar el daño causado por la separación masiva de familias entre 2017 y 2018.

“Esta fue una crueldad coordinada, un maltrato coordinado, a los niveles más altos y más bajos del gobierno de Estados Unidos”, comentó Castro.

Proponen ley para dar cheques de estímulo a ciudadanos de familias con estatus migratorio mixto

El senador Marco Rubio, republicano de Florida, presentó un proyecto de ley para que tanto los ciudadanos estadounidenses casados con una persona indocumentada como los menores hijos de un padre o madre ciudadana (y otro indocumentado) aún puedan recibir el cheque de estímulo de $1,200 dólares que recoge la ley Cares, según una exclusiva de Newsweek.

La Ley de Alivio del Coronavirus para Ciudadanos Estadounidenses, que presenta con el senador de Carolina del Norte Thom Tillis, enmendaría la Ley Cares de forma que en declaraciones conjuntas de familias de estatus migratorio mixto, el cónyuge que es ciudadano pueda recibir su cheque de estímulo.

El cambio propuesto eliminaría el requisito de que ambos estén obligados a tener un número de seguridad social (SSN, por sus siglas en inglés), aunque el dinero solo llegaría al que sí lo tiene. Es decir, el ciudadano estadounidense de la pareja cobraría como si hubiera presentado una declaración individual.

Este tipo de familia también recibiría los $500 dólares adicionales por cada menor dependiente que sea ciudadano y que tenga al menos un progenitor que también lo sea.

Por tanto, con la propuesta de Rubio seguirían quedando fuera las familias con dos padres indocumentados, aunque sus hijos sean ciudadanos estadounidenses.

A ningún estadounidense se le debe negar un cheque de estímulo federal porque está casado con una persona extranjera que no es ciudadana“, dijo Rubio a Newsweek. “En medio de una pandemia global, debemos asegurar que los estadounidenses están recibiendo los fondos federales que le corresponden para sacar a sus familias a flote durante esta crisis nacional”, añadió.

Marco Rubio se enteró del problema el mes pasado durante una entrevista en Telemundo. El republicano latino dejó claro que la ley no se había escrito para excluir a los ciudadanos estadounidenses en función de con quien se casan. Por ello, solicitó ejemplos a la cadena hispana y se comprometió a tomar cartas en el asunto.

window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag(‘js’, new Date()); gtag(‘config’, ‘UA-80000477-2’);