Tag: FMI

El FMI advierte de una dura contracción global y una catástrofe en el empleo

El FMI ha revisado y actualizado sus cuentas y el mensaje  que destilan las cifras es malo. Muy malo. La recesión abierta por el coronavirus será más aguda de lo esperado apenas hace dos meses y la salida de la crisis a partir de 2021 será lenta. Será la peor recesión desde la Gran Depresión de los años treinta.

Estas son algunas de las cifras que maneja este organismo internacional.

  • Se acumularán $12 billones (trillion en inglés, es decir una docena de ceros tras el 12) de pérdidas entre 2020 y 2021.
  • La contracción del PIB mundial este año será del 4.9% frente al 3% estimado en abril. Es el nivel más bajo dese la Gran Depresión.
  • El año se abrió con una perspectiva de crecimiento de +3.3% lo que evidencia el fuerte y rápido deterioro. En 2021 se espera una recuperación del 5.4% sobre ese retroceso.
  • En EEUU la contracción será del 8% en 2020 y se espera una recuperación del 4.5% en 2021 sobre ese descalabro.
  • En America Latina y el Caribe el retroceso será del 9.4% para tener una recuperación el año que viene de apenas el 3.7%.
  • En México la contracción será del 10.5% este año y el crecimiento de 2021 sobre esa rebaja será del 3.3%.
  • En la UE se registrará semejante paso atrás con una caída del 10.2% para recuperar en 2021 un 6%.

Es una crisis sincronizada que afecta a economías desarrolladas y en desarrollo y que además depende de factores inciertos para su resolución porque lo primero que hay que resolver es la situación de la salud para operar en términos normalizados.

La economista jefe del FMI, Gita Gopinath, señaló que el Gran Confinamiento y la salida de este sea desequilibrada e incierta. “La fortaleza de la recuperación es muy incierta y el impacto en los sectores y los países desigual”.

El organismo internacional no espera salir de la crisis tan pronto como se entró en ella. La gráfica económica de este periodo no será en forma de V (con una caída rápida, una crisis corta y una recuperación igual de rápida) ni se parecerá a una U que implica una permanencia mayor en la crisis. Las perspectivas apuntan más un modelo que se parece al logo de Nike, fuerte caída y larga crisis con larga y lenta recuperación.

La situación en el empleo se considera “catastrófica” según el WEO. Aunque algunos países, sobre todo en Europa, han podido contener el aumento del desempleo con esquemas de contención fuertemente apoyados por políticas fiscales, la Organización Internacional del Trabajo cree que en la caída de horas de trabajo desde el último trimestre de 2019 al primero de 2020 equivale a la pérdida mundial de 130 millones de trabajos a tiempo completo. En el segundo trimestre esta pérdida se espera que equivalga a 300 millones de empleos en todo el mundo.

window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag(‘js’, new Date()); gtag(‘config’, ‘UA-80000477-2’);

El FMI pronostica para este año la mayor recesión desde la Gran Depresión de 1929

El mundo se enfrenta a “una crisis como ninguna otra”. La pandemia del coronavirus “ha alterado el orden económico y social a la velocidad de un rayo”, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), y provocará un impacto en la economía global que será el mayor desde la Gran Depresión de los años treinta. La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, ha dibujado un escenario aún más sombrío que el que pintó hace apenas dos semanas.

Hace solo unos meses, ha recordado Georgieva en un mensaje difundido por Internet, el FMI esperaba para este año un crecimiento positivo en la renta per cápita en 160 de los 189 países miembros. “Hoy, ese número se ha dado la vuelta: ahora proyectamos que más de 170 países experimentarán crecimiento negativo este año”, asegura. Sigue habiendo “una extraordinaria incertidumbre” sobre la profundidad y duración de la crisis, ha advertido Georgieva, pero ya hay algo claro: “El crecimiento global se volverá bruscamente negativo en 2020 y anticipamos las peores consecuencias económicas desde la Gran Depresión”.

La “previsión lúgubre”, ha asegurado la economista, se aplica tanto a las economías en desarrollo como a las avanzadas. “Pero igual que la crisis sanitaria golpea más duro a los más vulnerables, la crisis económica golpeará también más fuerte a los países vulnerables”, ha señalado.

“Los mercados emergentes y las naciones de rentas bajas, por toda África, América Latina y buena parte de Asia, están en alto riesgo”, ha advertido Georgieva. “Estimamos que las necesidades brutas de financiación externa para mercados emergentes y países en desarrollo estará en los billones de dólares, y solo pueden cubrir una porción de eso por sí mismos. Necesitan ayuda urgentemente”.

La directora del Fondo califica de “alentador” que los Gobiernos hayan pasado a la acción, inyectando estímulos fiscales por un valor aproximado de ocho billones de dólares, y considera que ha habido una “coordinación significativa”. Georgieva ha resumido las prioridades a partir de ahora en cuatro puntos: primero, continuar con las medidas de contención y el apoyo a los sistemas de sanidad; segundo, proteger a las personas y compañías afectadas con medidas fiscales y financieras; tercero, reducir el estrés en el sistema financiero y evitar el contagio; y cuarto, mientras se avanza en la fase de contención, planear para la recuperación.

Así, ha explicado la economista, si la pandemia se disipa en la segunda mitad del año, el “supuesto de referencia” del Fondo es de “una recuperación parcial en 2021”. Pero ha subrayado que sigue habiendo “una tremenda incertidumbre” y hay muchos factores, incluida la duración de la pandemia, que podrían hacer que empeoren las proyecciones.

“Estos son los tiempos para los que el FMI fue creado”, ha recordado Georgieva. El Fondo, ha asegurado, coloca al servicio de sus miembros el billón de dólares de que dispone en capacidad de préstamos. Además, ha duplicado sus fondos de financiación de emergencia hasta los 100.000 millones de dólares para atender las solicitudes que han formulado más de 90 países. La semana que viene el Fondo y el Banco Mundial celebrarán, de manera virtual debido a la pandemia, sus reuniones de primavera, en las que se tratarán las acciones a llevar a cabo de inmediato. Estas determinarán, ha concluido Georgieva, “la velocidad y la fortaleza de la recuperación”.

Fuente: El Pais.es