FRACASO

Canciller opositor venezolano: la continuidad del gobierno de Guaidó “está en discusión”

El encargado de relaciones exteriores de la oposición venezolana, Julio Borges, llamó a “despartidizar” el manejo de activos de su país en el extranjero y opinó que es necesario “relanzar la unidad” entre los movimientos que detractan al gobierno de Nicolás Maduro antes de definir si se renovará la continuidad del gobierno interino de Juan Guaidó en 2022.

Borges, coordinador nacional del partido Primero Justicia, afirmó este martes que aún no existe consenso entre la oposición para la continuidad del gobierno interino de Juan Guaidó a partir del 4 de enero de 2022, cuando vence la vigencia del Estatuto para la Transición aprobado por el Parlamento.El gobierno interino no es un fin en sí mismo. Es un medio para ver si nosotros logramos el cambio”Julio Borges, coordinador nacional de Primero Justicia

“Es algo que está en discusión, no se sabe qué va a pasar (…) el gobierno interino no es un fin en sí mismo. Es un medio para ver si nosotros logramos el cambio. Hay que ver qué cosas hay que hacer para relanzar la unidad y retomar el foco. El dilema no es si renovar o no [al gobierno interino], es cómo relanzar, rediseñar el foco. Este camino en el que estamos no es”, dijo desde Bogotá durante un foro sobre el manejo de activos de Venezuela en el exterior.

Los diputados opositores venezolanos aprobaron en diciembre de 2020 una reforma al llamado Estatuto para la Transición y, con ella, extendieron la vigencia del gobierno interino de Guaidó hasta el 4 de enero de 2022.

Facebook explica: caída de sus servidores se debió a un error de configuración

Luego de haber estado fuera de línea por cerca de seis horas, Facebook Inc, propietaria de Facebook, Instagram y WhatsApp, informó este martes 5 de octubre que la caída global de sus operaciones se debió a un error de configuración en uno de los enrutadores de tráfico de la red.

“Nuestros equipos de ingeniería han conocido que los cambios de configuración en los enrutadores troncales que coordinan el tráfico de red entre nuestros centros de datos causaron problemas que interrumpieron la comunicación”, dijo Santosh Janardhan, el vicepresidente de infraestructura de la compañía, en un comunicado que reseña el portal Anadolu Agency.

El documento señala, además, que esta interrupción en la red creó un efecto en cascada que afectó la comunicación entre todos sus centros de datos, lo que llevó a la caída de los servicios y complicó la posibilidad diagnosticar y resolver el problema rápidamente.

“Pedimos disculpas a todos los afectados y estamos trabajando para comprender más sobre lo que sucedió para que podamos continuar haciendo que nuestra infraestructura sea más resistente”, señala el escrito.

Desde el mediodía de ayer (hora de Venezuela) el acceso vía web o aplicaciones móviles a los servicios asociados a Facebook Inc no fue posible por al menos seis horas. El uso de aplicaciones y juegos que requieren inicio de sesión en alguna de las plataformas Facebook, Instagram o WhatsApp también se vio afectado, como Pokemon Go y Oculus, según reseña BBC.

Por otra parte, hubo muchas denuncias que aseguraron que hubo robo de datos a usuarios durante la caída de sus servicios, sin embargo, Facebook asegura que no hay evidencia de que los datos de los usuarios se hayan visto comprometidos.

Facebook en la mira

Esta caída se dio un día después de que Frances Haugen, una ex empleada del gigante informático, concediera una entrevista a la cadena CBS News donde filtró documentos de la empresa, pero también mencionó que la compañía “había priorizado el crecimiento sobre la seguridad de sus usuarios”, según recoge BBC.

Haugen debe comparecer este martes ante un subcomité del Senado de Estados Unidos para testificar en una investigación sobre el efecto que tiene la red social Instagram en la salud de los jóvenes.

Por su parte, Facebook ha señalado que la filtración hecha por Haugen es engañosa, y sostienen que constituye una interpretación sesgada de datos, ignorando una investigación positiva hecha por la misma empresa.

Con información de El Pitazo.net, Anadolu Agency y BBC.

Las acciones de Facebook se desploman por la caída de WhatsApp e Instagram durante horas

Luego de que hace unas horas el servicio de WhatsApp e Instagram a nivel global colapsara, las consecuencias financieras para Facebook ya se están haciendo presentes, sus acciones se cayeron en 5% en la Bolsa de Valores en Wall Street hasta el cierre de actividades bursátiles.

Esta mañana antes de que ocurriera el desperfecto en el servicio, las acciones de la firma fundada por Mark Zuckerberg representaban $345 dólares por unidad y con la caída del servicio han disminuido hasta los $323 dólares, es decir esto representa una pérdida neta de $22 dólares para la compañía.

Hasta ahora, Facebook, propietaria de Instagram y WhatsApp, no ha dado ninguna explicación de lo ocurrido ni ha dado un motivo del fallo. Además, tampoco se ha posicionado de la caída de sus acciones en la bolsa.

Lo ocurrido también tuvo una consecuencia en otras firmas tecnológicas, que poco tienen que ver con el tema, pero aún así resultaron afectadas, por lo que Apple, Amazon, Google y Microsoft cerraron con una baja de más de un 2%mientras que Facebook bajó 5%.

Si bien es común que los sitios web se caigan brevemente, una interrupción del tamaño y alcance de la del lunes es poco común y, por ello, tuvo consecuencias en el mercado bursátil.

Las plataformas de redes sociales de WhatsApp, Facebook e Instagram cayeron desde las 8:40 de la mañana, hora de Los Ángeles. El servicio no se ha reactivado en ninguna de las plataformas hasta el momento. Entre los países afectados con la caída del servicio, además de Estados Unidos, se encuentran México, Brasil, Inglaterra y varios más de Europa.

Por otra parte diversos usuarios de otras plataformas sociales y de mensajería reportaron fallas también en Telegram Tik Tok, Telegram y otros servicios como bancos y gaming. Hasta el momento se desconoce el motivo que está ocasionando las fallas en el servicio tanto en Facebook, WhatsApp, como Instagram.

Régimen venezolano lanza el “Bolívar digital” pero no evita el avance de la hiperinflación

El Banco Central de Venezuela anunció el uso del “bolívar digital” que circulará a partir del primero de octubre y al cual le serán eliminados 6 ceros con respecto a la moneda que circula actualmente, en lo que el organismo denomina “una nueva expresión monetaria”.

El ente emisor explicó en un comunicado que cualquier importe que esté expresado en la moneda nacional tendrá que ser dividido entre un millón para la nueva nomenclatura.

Esta es la tercera reconversión desde 2008, cuando se eliminaron otros 3 ceros de la moneda venezolana. En los últimos 13 años se han suprimido 14 ceros en total durante la llamada revolución bolivariana.

El billete de mayor denominación del cono monetario actual es el de un millón de bolívares que equivale a un cuarto de dólar aproximadamente y alcanza para pagar un trayecto en autobús en ruta urbana. Para pagar un café se requieren tres o cuatro de esos billetes.

A la pérdida del poder adquisitivo de la moneda se suma la escasa circulación de billetes que el gobierno atribuye al contrabando de extracción del papel moneda y la supuesta guerra económica contra el bolívar. Una situación que derivó en una dolarización transaccional en la cual la moneda estadounidense, así como el euro ahora forman parte de las transacciones cotidianas tanto en efectivo como vía digital.

El pago en bolívares se realiza mayoritariamente vía digital, sorteando las constantes fallas de internet y conectividad, con tarjetas de débito y transferencias.

Impacto económico “nulo”, según experto

Por su parte, el director de Econométrica Henkel García señaló a CNN que esta sería la tercera reconversión monetaria desde 2008 y precisa que “ya entendemos que el impacto en lo económico es prácticamente nulo pues esto no tienen incidencia en la inflación ni para acelerarla, ni para desacelerarla. No tiene impacto alguno en el comportamiento económico para crecer más o decrecer más”.Ingrese su correo electrónico para suscribirse al boletín informativo de cinco cosas de CNN.close dialog

Ponte al día cada mañana recibiendo las noticias de CNN en Español.SuscríbeteAl suscribirte, aceptas nuestrapolítica de privacidad.

Aclara que la incidencia tiene que ver con la facilidad de manejar más la parte de bolívares, la cual por cierto es “aliviada por el extenso uso del dólar”. A su juicio, la gente no requiere o no necesita la reconversión como lo hacía en el pasado pues ya resolvían buena parte de las transacciones en dólares. Explica que, en el caso de las transacciones en bolívares, se estaba haciendo muy incómoda con cifras muy altas y que los sistemas de contabilidad y administración ya estaban colapsando y la medida en ese sentido era necesaria.

García considera que para que este anuncio tenga mejores resultados debe ir acompañado de otras medidas económicas amplias, serias y con gran credibilidad como el elevar la producción de manera significativa.

Fuente: CNN en Español

Jefe del ejército estadounidense admite la guerra afgana como un “fracaso estratégico”

Veinte años de sangre y tesoro estadounidenses gastados en Afganistán se redujeron el martes a unas seis horas de testimonio en el Senado de Estados Unidos, y el máximo oficial militar de la nación admitió que la guerra equivalía a un “fracaso estratégico” que al final, tal vez, nunca podría haber sido ganada.

La audiencia ante la Comisión de Servicios Armados del Senado con los principales oficiales militares del presidente estadounidense Joe Biden vio una firme defensa de los esfuerzos y sacrificios de las tropas estadounidenses en Afganistán, y los legisladores elogiaron la decisión de poner fin a la guerra más larga del país y condenaron sus últimos días como una debacle.

En el medio, presentó evaluaciones aleccionadoras de lo que, en todo caso, podría haberse hecho de manera diferente.

“Fue un éxito logístico, pero un fracaso estratégico”, dijo a los legisladores el general Mark Milley, jefe del Estado Mayor Conjunto y el oficial militar de mayor rango de la nación, sobre los últimos días de Estados Unidos en Kabul, que vieron la evacuación de 124.000 personas. incluidos unos 6.000 estadounidenses.

“Los resultados en una guerra como esta, un resultado que es un fracaso estratégico – el enemigo está a cargo en Kabul; no hay otra forma de describir eso – ese resultado es un efecto acumulativo de 20 años, no de 20 días”, agregó Milley.

Presionado sobre si Washington podría haber hecho algo diferente para evitar que el gobierno respaldado por Estados Unidos en Afganistán se derrumbe y detenga la toma de poder de los talibanes, Milley fue franco.

“Si mantuviéramos asesores allí, seguieramos enviando dinero, etc., entonces probablemente podríamos haberlos mantenido durante un período de tiempo prolongado o indefinido”, dijo sobre el gobierno afgano y las fuerzas de seguridad afganas.

“Si hubieras tenido un resultado diferente al final del día, esa es una pregunta diferente”, agregó Milley. “Creo que el estado final probablemente habría sido el mismo sin importar cuándo lo hiciste”.

Realizan primera evacuación de Kabul tras retirada de Estados Unidos

Un vuelo de evacuación despegó de Kabul el jueves (09.09.2021) por primera vez desde la retirada a finales de agosto de las tropas estadounidenses de Afganistán, ahora controlado por los talibanes, con quienes el secretario general de la ONU pidió mantener “un diálogo” para evitar millones de muertos.

El vuelo de Qatar Airways, que aterrizó en Doha con un centenar de pasajeros, se lleva a cabo cuando los talibanes intentan afianzar su régimen, a menos de un mes tomar Kabul.

Se trata del primero de este tipo desde que el 30 de agosto finalizara la caótica evacuación de más de 123.000 personas, una prueba de cierta cooperación de las potencias occidentales con el nuevo régimen.

En una entrevista a la agencia AFP, el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, apostó por “mantener un diálogo con los talibanes” para evitar la muerte de millones por hambruna. “Nuestro deber es extender nuestra solidaridad a un pueblo que sufre mucho, y en el que millones y millones corren el riesgo de morir de hambre”, afirmó.

Entre los pasajeros del avión, que otras fuentes habían cifrado erróneamente en unos 200, iban 43 canadienses, 13 holandeses y un número indeterminado de estadounidenses.

Estados Unidos había indicado que quedaban por evacuar muchos afganos potencialmente en riesgo y los talibanes se habían comprometido a permitir la salida de quienes tuvieran los papeles en regla. En un comunicado, la Casa Blanca elogió la “cooperación” y “flexibilidad” del nuevo régimen. “Es un primer paso positivo”, opinó.

ONU denuncia crímenes de talibanes

Sin embargo, la emisaria de la ONU en Afganistán, Deborah Lyons, dijo este jueves en el Consejo de Seguridad que los talibanes habían perpetrado asesinatos tras tomar el poder.

“Hay acusaciones creíbles de muertes por represalias contra miembros de las fuerzas de seguridad y de detenciones de responsables que trabajaron para gobiernos precedentes”, afirmó. Aun así, pidió mantener el envío de ayuda al país para evitar una “grave recesión económica que podría llevar a millones de personas a la pobreza y la hambruna”.

En Kabul, los islamistas trabajan para consolidar su poder, a días del vigésimo aniversario de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, punto de partida de la invasión occidental que expulsó a los talibanes del poder.

Aunque los talibanes insisten en que ya no son aquel régimen represivo, especialmente con las mujeres, que gobernó entre 1996 y 2001, sus primeras semanas envían señales en sentido contrario. Este jueves, varias protestas en favor de la libertad fueron anuladas en Kabul, luego de que el nuevo gobierno prohibiera el miércoles este tipo de actos si no eran permitidos por el ministerio de Justicia.

Oposición de Venezuela anuncia plataforma electoral unitaria tras años de boicot

Los principales partidos de oposición de Venezuela anunciaron el martes (31.08.2021) su participación en las elecciones de alcaldes y gobernadores de noviembre, rompiendo tres años de boicot y llamados a la abstención por falta de garantías.

“Anunciamos a la comunidad nacional e internacional nuestra participación en el proceso de regionales y municipales del 21 de noviembre de 2021, con la tarjeta de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD)”, que agrupa a los principales partidos de la oposición, según un comunicado leído en una rueda de prensa.

La oposición se marginó de las elecciones de 2018, cuando se reeligió el mandatario Nicolás Maduro en unos comicios tachados de fraudulentos y que dieron pie al reconocimiento del líder opositor Juan Guaidó como presidente encargado por medio centenar de países, incluido Estados Unidos.

Guaidó insiste en que no hay condiciones para elecciones, pero hasta hoy no ha llamado a la abstención como lo hizo en 2020 cuando perdió el Parlamento, que volvió a manos del chavismo.

El anuncio se produce en momentos en los que el gobierno de Maduro y la oposición participan en México en un proceso de negociación, que incluye la elaboración de un cronograma electoral, que incluya comicios presidenciales, y el establecimiento de condiciones para “elecciones transparentes”.

Culminó la guerra en Afganistán pero no los retos para EEUU

Con los últimos aviones de carga estadounidenses sobrevolando lo picos del Hindú Kush, el presidente Joe Biden cumplía su promesa electoral de poner fin a la guerra más larga librada nunca por Estados Unidos, una que no pudo ganar.

Pero mientras la guerra terminaba con una caótica y sangrienta evacuación que dejó varados a cientos de ciudadanos estadounidenses y a miles de afganos que habían colaborado con su ejército, el presidente estuvo visiblemente al margen. Delegó en un comandante de alto rango y en su secretario de Estado la tarea de informar a los estadounidenses de los últimos momentos de un conflicto que acabó con una rotunda derrota estadounidense.

Biden, por su parte, elogió en una declaración escrita a los soldados que supervisaron la evacuación aérea de más de 120 mil afganos, ciudadanos estadounidenses y aliados por su “incomparable valor, profesionalidad y determinación”. Y apuntó que tendrá más que decir el martes.

“Ahora, nuestra presencia militar de 20 años en Afganistán ha terminado”, afirmó el dirigente.

La discreta reacción se basa en una dura realidad: la guerra puede haber acabado, pero el problema que supone Afganistán para Biden no.

El presidente sigue enfrentando los abrumadores retos derivados del abrupto final de la guerra, incluyendo cómo ayudar a salir a hasta 200 estadounidenses y miles de afganos que se han quedado atrás, la reubicación de miles de refugiados que sí pudieron ser evacuados y el próximo escrutinio del Congreso sobre cómo, a pesar de las crecientes advertencias, su gobierno se vio sorprendido por el rápido colapso del liderazgo afgano.

Durante la retirada, Biden se ha mostrado dispuesto a soportar lo que sus asesores esperan que sean problemas a corto plazo por resistir a la presión bipartidista e internacional para ampliar el plazo del 31 de agosto para poner fin a la evacuación militar estadounidense. Durante más de una década, Biden ha creído en la inutilidad del conflicto y ha sostenido que la derrota de las fuerzas afganas por parte del Talibán era una reivindicación tardía, aunque no deseada.

Jefe de OTAN promete “no olvidar” a quienes no pudieron ser evacuados de Afganistán

“Mantener el aeropuerto de Kabul abierto y en condiciones de operar es esencial tanto para hacer llegar ayuda humanitaria como para que salgan las personas, aquellas que así lo desean pero que no han podido formar parte de la evacuación militar”, dijo Stoltenberg. “Nos comprometemos todos a seguir trabajando duro para hacerlas salir. No las olvidaremos”, agregó.

El último vuelo militar estadounidense partió del aeropuerto de Kabul el lunes por la noche después de operaciones de emergencia para rescatar a más de 123.000 aliados y afganos que trabajaron junto a ellos durante el conflicto.

Pero mientras los talibanes celebran su victoria, la OTAN debe analizar qué salió mal en su misión militar más importante desde la Guerra Fría. Stoltenberg aseguró que los aliados mantendrían la presión diplomática sobre los talibanes para permitir que los afganos restantes y sus familias, que trabajaron para ayudar al esfuerzo occidental y ahora se sienten en riesgo, abandonen el país.

Turquía operará el aeropuerto de Kabul

En diálogo con AFP, el funcionario elogió a Turquía, un miembro de la OTAN, por ofrecerse a asumir un papel en la gestión del aeropuerto mientras los talibanes intentan abrirlo, y agradeció a aproximadamente 800 miembros del personal civil de la OTAN por su ayuda en la gestión del puente aéreo.

“Continuaremos trabajando con los aliados de la OTAN, con otros países para ayudar a la gente a salir. Juzgaremos a los talibanes no por lo que digan, sino por lo que hagan”, dijo. Al mismo tiempo, la OTAN utilizará su “influencia política, diplomática y económica para asegurarnos de que la gente pueda irse. Esto es importante porque los aliados de la OTAN han estado allí durante tantos años”.

Con relación al futuro, Stoltenberg dijo que la alianza occidental tendría que analizar cuidadosamente qué salió mal en su misión de construir un gobierno y un ejército afgano capaces de detener el avance de los talibanes. “Estas son algunas de las preguntas difíciles que tenemos que hacernos. Ahora tendremos un proceso en el que vamos a evaluar, analizar y tener nuestro proceso de lecciones aprendidas en la OTAN”.

Talibanes declaran “completa independencia” de Afganistán

Kabul reanudará vuelos cuando resuelva “aspectos técnicos”, aseguran los talibanes, mientras se conoció que el Ejército de EE. UU. destruyó recursos militares y habría causado la muerte a 10 civiles por error.

Afganistán logró al fin “obtener su independencia de las fuerzas extranjeras”, celebró en una rueda de prensa en el aeropuerto del Kabul el principal portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid, este martes 31 de agosto de 2021.

La declaración del portavoz ocurrió solo unas horas después de que despegara, desde esa misma base aérea, el último grupo de soldados estadounidenses en el país tras casi 20 años de conflicto. Mujahid felicitó a sus combatientes por la toma en algo más de dos semanas de casi todo el territorio afgano, coronada el 15 de agosto con la conquista incruenta de Kabul, y, ahora, con la total retirada estadounidense.

Promesa de un Gobierno islámico “inclusivo”

“Esperamos que Afganistán nunca vuelva a ser ocupado y siga siendo independiente, próspero y el hogar de los afganos bajo un sistema islámico”, dijo. La retirada de las tropas internacionales vino acompañado de festejos del grupo fundamentalista, que celebró en las calles con disparos al aire. “Los invasores deben saber que Afganistán no es lugar para ellos, cometieron un error al venir aquí, estamos felices de que ya no estén”, añadió Mujahid.

Los líderes talibanes aseguran que anunciarán pronto un nuevo Gobierno islámico “inclusivo”. Los talibanes tienen ahora el derecho de “asumir el liderazgo del país y garantizar su futuro” tras casi veinte años de yihad, señaló el portavoz. “Prometemos construir un sistema que representará los valores afganos e islámicos”, aseguró.

Infografik Wer kontrolliert Afghanistan 27.8.2021 ES

El vocero talibán también hizo un llamamiento a los miembros de sus fuerzas para que sean “educados y tengan un buen comportamiento” con los ciudadanos, ya que tras 20 años de guerra “la nación tiene el derecho a una vida pacífica, a respirar en calma”: “Nosotros debemos ser los sirvientes de la nación, no su dinastía”, remarcó.

Aspiración de “buenas relaciones con Estados Unidos”

El próximo Gobierno de los talibanes tendrá un futuro incierto en sus relaciones con la comunidad internacional, que no ha fijado una posición clara sobre el reconocimiento de su régimen, a la espera de comprobar el respeto a los derechos humanos de los islamistas. Esta mañana, tras la retirada del último soldado estadounidense, Mujahid insistió no obstante en que los talibanes quieren en el futuro “buenas relaciones con Estados Unidos”.

Los talibanes reanudarán los vuelos desde el aeropuerto de Kabul en cuanto resuelvan algunos “aspectos técnicos”, para lo cual se plantean pedir ayuda a “países amigos” como Turquía y Catar, afirmó también este martes el propio portavoz, Zabihullah Mujahid, al canal de televisión catarí Al Jazeera.

Entretanto, el jefe del comando central del Ejército estadounidense, general Kenneth McKenzie, aseguró a la prensa que sus soldados “desmilitarizaron” aviones, vehículos blindados y un sistema de defensa antimisiles antes de dejar el aeropuerto de Kabul.

El Pentágono había desplegado 6.000 soldados para ocupar, asegurar y hacer funcionar el aeropuerto de Kabul a partir del 14 de agosto. Pero dejó en el lugar 70 vehículos blindados MRAP resistentes a las minas antipersonas, de un costo de un millón de dólares cada uno, y 27 vehículos Humvee. Además del sistema de defensa antimisiles C-RAM que detuvo la víspera cinco cohetes disparados contra el aeropuerto por el grupo Estado Islámici. Pero, según McKenzie, todos esos aparatos fueron inhabilitados, “no podrán ser usados”, insistió.

En un eco de las tragedias con muertes de civiles que plagaron la guerra y le costaron el apoyo local a los estadounidenses, un ataque aéreo de EE. UU. contra un supuesto coche bomba del Estado Islámico parece haber matado a diez personas, la mayoría niños, este fin de semana en Kabul.

Talibanes festejan que EEUU ponga fin al conflicto de Afganistán, el más largo de su historia

Estados Unidos puso punto y final a la guerra en Afganistán este 30 de agosto, la más larga de su historia, con el despegue del último avión con personal militar de la ciudad de Kabul, así lo informó Kenneth McKenzie, jefe del Comando Central (CENTCOM) en rueda de prensa virtual. La nación cierra un capítulo de su historia con un final frenético y manchado de sangre que quedará por siempre en la memoria de sus ciudadanos.

Estoy aquí para anunciar la culminación de nuestra retirada de Afganistán y el fin de la misión para evacuar a ciudadanos estadounidenses, nacionales de terceros países y afganos vulnerables”, dijo el general en una rueda de prensa en el Pentágono.

El último avión C-17 salió de Aeropuerto Internacional Hamid Karzai este lunes un minuto antes de la media noche de Kabul. El aeródromo se había convertido en el último bastión de los Estados Unidos en ese país, luego de más de 20 años de guerra y 2,400 norteamericanos fallecidos en un conflicto que comenzó luego de los atentados del 11-S por Al-Qaeda, liderado por Osama bin Laden.

Este mismo lunes, en horas de la mañana de Afganistán, cinco misiles fueron disparados hacia el aeropuerto de Kabul, pero fueron interceptados por el sistema antimisiles C-RAM, siendo este el último ataque hacia las tropas norteamericanas en 20 años de conflicto.

No ha sido una misión barata. El costo han sido 2,461 soldados estadounidenses y civiles muertos y más de 20,000 heridos”, remarcó McKenzie.

MacKenzie explicó que desde el pasado 14 de agosto, un día antes de que los talibanes tomaran Kabul, más de 79,000 civiles han sido evacuados en vuelos militares de EE.UU. desde el Hamid Karzai, entre los que hay 6,000 estadounidenses.

“Hay mucha angustia asociada con esta salida. No sacamos a todos los que queríamos evacuar“, dijo McKenzie. “Pero creo que si nos quedáramos otros 10 días, tampoco habríamos sacado a todos los que queríamos”.

Antony Blinken, secretario de Estado, informó además que hay cerca de 100 ciudadanos estadounidenses que aún se encuentran en Afganistán y que se espera sean evacuados pronto.

Por su parte, el presidente Joe Biden publicó una declaración acerca del fin de la ocupación norteamericana en Afganistán. Sin embargo, se espera que mediante una rueda de prensa el martes 31 de agosto, el mandatario se dirija a la nación para justificar la retirada de las tropas de ese país.

Sistema de Salud de Afganistán, al borde del colapso por retiro de aliados

El ministro Wahid Majrooh es el único funcionario del gabinete que no ha huido del país y que sigue en funciones pese a la caída del Gobierno. En entrevistas con la agencia de noticias efe y otros medios internacionales advierte que con las escasas reservas y la falta de medicinas, oxígeno o comida, además del impago de los salarios, es cuestión de semanas, quizá un mes, hasta que el sistema empiece a colapsar.

Sin fondos: ¿un mes más?

“Es difícil decir por cuántos días el personal estará dispuesto a venir a trabajar, pero en la mayoría de las provincias ya nos estamos quedando sin alimentos, combustible, oxígeno, (el colapso) será gradual, no sucederá de repente, espero que el sistema permanezca activo un mes más”, dijo a Efe.

Devastado por décadas de conflicto, Afganistán es uno de los países que más depende de la ayuda internacional, sin embargo los fondos de los donantes comenzaron a detenerse inmediatamente después de la victoria talibán el pasado 15 de agosto, con la toma de Kabul, para impedir el acceso de los fundamentalistas a los depósitos.

La pasada medianoche, además, Estados Unidos dio por concluida su presencia en Afganistán tras veinte años de ocupación, con la retirada del país de las últimas tropas estadounidenses.

Según el ministro, en Afganistán, alrededor de 2.400 de los 3.700 centros sanitarios están administrados con presupuestos canalizados a través del Banco Mundial, y cuando se “congelaron los recursos estos establecimientos de salud estaban (ya) muy afectados”. Sin fondos, los insumos, sueldos del personal, medicinas, “todo se ha paralizado, se ha creado un ambiente de desilusión”, añade.

Según el Banco Mundial, los fondos de asistencia representaron el 42,9 % del producto interior bruto (PIB) de ese país en 2020. A la crisis financiera que limita al sistema de salud el acceso a los fondos extranjeros, se suma la incapacidad de disponer de las reservas internacionales del país, gran parte de ellas almacenadas en Estados Unidos.