Tag: fraude

La UE aprueba nuevas sanciones contra régimen de Maduro tras comicios fraudulentos de diciembre

La Unión Europea (UE) aprobó este lunes nuevas sanciones contra Venezuela tras las elecciones del pasado 6 de diciembre que los países de la UE no reconocen, ya que consideran que no cumplieron los estándares democráticos.

En total, la lista incluye a 55 personas, entre ellas a la vicepresidenta, Delcy Rodríguez, y a Diosdado Cabello, número dos del presidente Nicolás Maduro.

Los ministros de Asuntos Exteriores de la UE ampliaron hoy la lista, añadiendo a 19 personas entre las que se encuentra la presidenta y el vicepresidente del Consejo Nacional Electoral de Venezuela, Indira Maira Alfonzo Izaguirre y Leonardo Enrique Morales Poleo, respectivamente.

También incluyen a varios diputados de la Asamblea Nacional constituida el 5 de enero, que la UE tampoco reconoce, así como a magistrados del Tribunal Supremo y el Tribunal Constitucional de Venezuela.

“Los individuos añadidos a la lista son responsables, en particular, de menoscabar los derechos electorales de la oposición y el funcionamiento democrático de la Asamblea Nacional, y por serias violaciones de los derechos humanos y restricciones de libertades fundamentales”, dijeron los Veintisiete en un comunicado.

Las sanciones implican la prohibición de entrar al territorio comunitario y la congelación de los activos y bienes que tengan en la UE.

La UE reiteró hoy su disposición a continuar “trabajando y colaborando con todos los actores en Venezuela” para promover un “una diálogo pacífico y democrático”, así como “una solución sostenible a la crisis en el país”.

Tras la constitución de la nueva Asamblea Nacional, controlada ahora por los partidarios del régimen de Nicolás Maduro, la UE ya expresó que no reconoce al actual parlamento y se mostró partidaria de trabajar con el líder opositor Juan Guaidó para poder celebrar nuevos comicios en el país, aunque desde entonces ha evitado tratarle de presidente.

“La UE mantendrá su compromiso con todos los actores políticos y de la sociedad civil que luchan por devolver la democracia a Venezuela, incluido en particular Juan Guaidó y otros representantes de la Asamblea Nacional saliente, elegida en 2015, que fue la última expresión libre de los venezolanos”, dijeron entonces los Veintisiete.

Maduro señala que las sanciones internacionales, que incluyen el bloqueo en el exterior de activos pertenecientes a su país, están impidiendo que su país ofrezca una mejor respuesta a la crisis social y sanitaria causada por la pandemia de la COVID-19.

En una intervención virtual durante la inauguración de las sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, Maduro dijo que su país afronta más de 47wQbNPTDJp9hMYdvogK2hAUiHsGeiybwaWe36bwtRQ3UTpYV7YuZ8FV5j9nauFCWwcjM6dTzpL5s2N79Rp5unwdMvc8ZKU, con el fin último de provocar un cambio de gobierno.

El Gobierno de Maduro cifra en al menos 30.000 millones de dólares los activos a los que no puede acceder por las restricciones impuestas por Estados Unidos y la UE y que –según el mandatario- servirían para cubrir necesidades básicas de la población.

“Los secuestradores de los activos y recursos del Estado venezolano han demostrado una gran crueldad, incluso en circunstancias de pandemia, desacatando los llamados de la comunidad internacional”, dijo Maduro al Consejo de Derechos Humanos (CDH), el foro internacional más importante en este ámbito y que se celebra desde Ginebra en formato esencialmente virtual.

La Oficina de la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, consideró en el pasado que las sanciones financieras contra Venezuela no son la forma más eficaz de propiciar la colaboración del gobierno de Maduro.

Una misión de investigación creada por mandato del CDH y que trabaja bajo el amparo de la Oficina de Bachelet corroboró graves violaciones de los derechos humanos en Venezuela, incluyendo eventos que pueden representar crímenes contra la humanidad y de los que altos responsables del gobierno habrían sido cómplices.

Elecciones legislativas en Venezuela, entre apatía y legitimidad cuestionada

Las elecciones parlamentarias en Venezuela han sido cuestionadas por gran parte de la comunidad internacional.

Indira Alfonzo, la nueva presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela, anunció con entusiasmo que todo está listo para las elecciones: “Queremos decirles que todo está dispuesto; solo faltas tú, con tu voto, con tu decisión, para que el 6 de diciembre elijamos a los parlamentarios y parlamentarias de la Asamblea Nacional”, dijo.

Pero en las calles no se vio el entusiasmo electoral de otros años en el cierre de campañas. Sin duda, la pandemia ha sido un factor que contribuye a la falta de interés del electorado. Pero un factor más relevante es la posición de los diputados opositores que continúan apoyando a Juan Guaidó y cuyos partidos no van a participar en las elecciones parlamentarias por tildarlas de fraude. Los países que apoyan a la oposición tampoco reconocerán los resultados de estas elecciones, asignando poca credibilidad al proceso, por lo que se estima que la abstención podría alcanzar un 70 por ciento. Las pasadas elecciones parlamentarias de 2015 registraron una alta participación, de un 73,62 por ciento.

Las elecciones parlamentarias no solo están enmarcadas en tiempo de pandemia, sino que en Venezuela también hay una severa crisis humanitaria compleja, además de 3 años de hiperinflación, colapso de los servicios públicos y una aguda escasez de gasolina que mantiene a miles de personas haciendo filas de horas y días para poder cargar combustible.

Ausencia del sector más importante de la oposición

Son varias las irregularidades que enmarcan estas elecciones que se realizan con el propósito de recuperar el parlamento en nombre del chavismo y legitimar los procesos electorales que desde el 2018 están siendo cuestionados por evidencias de fraude. El periodista político Pedro Pablo Peñaloza indica que “la oposición venezolana encabezada por Juan Guaidó decide no participar porque precisamente cuestiona el desempeño del CNE y su nombramiento. Hay que recordar que este CNE no se escogió según lo establecido en la Constitución, sino que se pasó por encima al parlamento y el chavismo lleva este proceso de designación al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), de manera que termina imponiendo un CNE a su medida. Claramente  uno de los problemas que tiene esta elección viene de ese CNE, que no es considerado un árbitro imparcial”.

Peñaloza considera claro que “no están dadas las condiciones para una elección transparente”, comenzando por la ausencia del sector más importante de la oposición, encabezada por Juan Guaidó. “Hay que recordar que participan partidos que han sido intervenidos judicialmente por el mismo TSJ del chavismo, por lo que no puede considerarse que sean representativos de la oposición”. En consecuencia, afirma que Maduro “marcha sin enemigos en este proceso. Lo que se espera es que tenga una mayoría de los dos tercios, dado que prácticamente corre solo”. A su juicio, “esta elección ha sido diseñada para desplazar a la oposición, para liquidar a Juan Guaidó, a los principales partidos de la oposición venezolana. Ese es el plan del chavismo: arrasar con esa oposición. No por casualidad se está anunciando persecución judicial”. 

El factor internacional 

La convocatoria a las elecciones parlamentarias ha sido cuestionada por gran parte de la comunidad internacional. La Unión Europea, la OEA, el Grupo Internacional de Contacto, el Grupo de Lima, han manifestado su rechazo.

En un intento por legitimar el proceso, Nicolás Maduro, ha anunciado que habrá más de 300 expertos internacionales quienes observarán el proceso electoral. Sin ofrecer mayores detalles, dijo que los expertos provienen “de los más importantes institutos de desarrollo de técnica electoral de América Latina y el Caribe. Vienen observadores internacionales de Europa, Asia, África, América Latina, el Caribe y de Estados Unidos inclusive”, según reseña el portal de Telesur.

Extraoficialmente se conoció que entre los observadores se encuentran miembros de la CEPAL, representantes de Rusia, Turquía y el Grupo de Puebla. Eloy Torres, internacionalista, diplomático, profesor de la UCV, considera que “es significativo que justamente Rusia y Turquía, cuyos gobiernos han sido acusados de violentar las reglas de juego electoral en sus países, sean los que vengan a pontificar y a darle su buena pro a un proceso que está plagado de acusaciones”.

Torres agrega que la sociedad venezolana es una sociedad dividida: “Hay unos que plantean la urgencia de participar, porque creen en la buena fe de los representantes de gobierno, mientras otro sector de la oposición rechaza abiertamente la participación, porque considera es un proceso amañado, manipulado. Esto multiplica la tensión interna que vive Venezuela y que se ha expandido a nivel internacional por cuanto el gobierno, en efecto, busca un proceso de legitimación internacional y quizá estas elecciones le caerían como anillo al dedo”.

A juicio del internacionalista, el hecho de que la Unión Europea, Estados Unidos y la OEA no reconozcan el proceso electoral, “genera una mayor tensión. Hay varios actores internacionales que se mueven en Venezuela, unos intentan legitimar el gobierno de Maduro y otros al gobierno interino de Juan Guidó, pero en la perspectiva de que sirva a los intereses de múltiples actores que se mueven a nivel global”.

Bolsonaro dice que en elecciones presidenciales de EEUU hubo fraude

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro afirmó que “fuentes” le confirmaron que hubo fraude en la elección presidencial de Estados Unidos, donde Joe Biden se perfila como vencedor sobre Donald Trump.

“Tengo fuentes” de que “allí hubo fraude” en las elecciones estadounidenses, indicó el mandatario sudamericano.

Hasta el momento ningún mandatario había coincidido con Donald Trump en el tema del fraude e incluso la mayoría ya ha felicitado al virtual presidente electo Joe Biden.

Como te informamos, apenas el jueves pasado, Donald Trump insinuó, por primera vez, que dejará su cargo, pero con una condición: si el colegio electoral vota por el demócrata Joe Biden, aunque mantuvo su teoría de que hubo fraude en el proceso electoral del pasado 3 de noviembre.

Según informaron medios estadounidenses, Trump realizó estas insinuaciones durante una reunión con periodistas con motivo de la celebración del Día de Acción de Gracias.

“Ciertamente lo haré y ustedes lo saben”, dijo Trump cuando uno de los reporteros le preguntó si dejará la Casa Blanca en el caso de que Biden sea declarado ganador el 14 de diciembre por el colegio electoral, según medios locales.

“Lo haré y ustedes lo saben”, agregó el mandatario, antes de precisar que será para él “algo muy difícil de admitir porque sabemos que hubo un fraude masivo” en los comicios presidenciales.

No obstante, el presidente estadounidense insistió en que, si Biden es declarado ganador de los comicios, este hecho se convertirá en “un error” por parte del colegio electoral, que es quien tiene que proclamar al nuevo mandatario salido de las urnas.

Asesor de Trump se declara inocente de fraude con dinero del muro fronterizo, paga fianza y queda libre

Steven Bannon, considerado el gran artífice de la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca y que fue detenido este jueves acusado de defraudar cientos de miles de dólares a personas que donaron fondos para la construcción del muro en la frontera con México, fue puesto en libertad poco después de aprobar un juez de Manhattan el pago de una fianza de 5 millones de dólares.

Bannon, que se declaró no culpable, salió de los tribunales del distrito sur de Nueva York, en Manhattan, sobre las 18.30 de la tarde y fue recibido por una nube de periodistas, así como por ciudadanos que gritaban “¿Dónde está el dinero?” y “¿Cómo está yendo ese muro?”.

El antiguo consejero de Trump, arrestado en Connecticut mientras se encontraba en un yate del millonario chino Guo Wengui, fue puesto en libertad después de aprobar el juez Stewart Aaron una fianza de 5 millones de dólares. El juez también impuso restricciones de viaje que significan que Bannon no podrá trasladarse al extranjero ni usar aviones privados o barcos sin el expreso permiso del magistrado.

Bannon, cuya próxima comparecencia ha sido fijada para el 31 de agosto, deberá suspender también la recaudación de fondos que había emprendido con tres socios, Brian Kolfage, Andrew Badolato y Timothy Shea, que también han sido imputados bajo las acusaciones de fraude y blanqueo de dinero.

La fianza estará garantizada por el pago de 1.7 millones de dólares en efectivo o en propiedades por parte del afectado y otros avales.

Según los fiscales, Bannon y otros tres acusados orquestaron una trama para desviar dinero recaudado en el marco de la campaña “We Build the Wall” (Nosotros construimos el muro), que recaudó más de 25 millones de dólares.

La iniciativa prometió que todos esos fondos se destinarían a financiar la gran promesa electoral de Trump, pero esas afirmaciones eran “falsas”, apunta el documento de acusación presentado ante un tribunal federal de Nueva York.