El expresidente republicano George W. Bush llamó este martes a Estados Unidos a examinar sus “trágicos fracasos” para poner fin al “racismo sistémico”, en un momento de inéditas movilizaciones por la muerte de un ciudadano negro a manos de la policía.

“Esta tragedia -que se inscribe en una larga lista de tragedias similares- plantea una pregunta que debería haberse planteado antes de cómo poner fin al racismo sistémico en nuestra sociedad”, se interrogó el exmandatario en un comunicado.

Este martes, las movilizaciones por la muerte hace ocho días de George Floyd a manos de un policía blanco se intensificaron después de que el lunes el presidente estadounidense, Donald Trump, amenazara con movilizar al ejército. 

El expresidente (2001-2009) afirmó que es un “fracaso estremecedor” que numerosos afroamericanos, especialmente hombres jóvenes, sean “acosados y amenazados en su país”.

“Es hora que Estados Unidos examine sus trágicos fracasos”, indicó el exmandatario, en un momento en que Estados Unidos vive las movilizaciones más importantes desde la década de 1960, durante la lucha por los derechos civiles. 

Sin citar al actual presidente Donald Trump, Bush insistió en la necesidad de escuchar a quienes sufren. 

“Los que se proponen silenciar no comprenden el significado de lo que es Estados Unidos”, afirmó insistiendo en la necesidad de mostrar “empatía”