Tag: GOBIERNO EEUU

Joe Biden y Kamala Harris hacen pública su declaración de impuestos

El presidente, Joe Biden, revivió ayer lunes la vieja tradición de los mandatarios de Estados Unidos de publicar sus declaraciones de impuestos. Según los documentos revelados esta tarde, el mandatario y su esposa, la primera dama Jill, ganaron $607,336 en 2020, cuando el demócrata solo era candidato a ocupar la Oficina Oval. 

Esa cantidad es menor que los $985,223 que ambos ganaron en 2019, cuando tuvieron ingresos por concepto de venta de libros, discursos y horas de trabajo en la Universidad de Pennsylvania y el Northern Virginia Community College.

Los Biden pagaron $157,414 en impuestos federales sobre la renta y su tasa de impuesto para 2020 fue del 25.9%, dijo la Casa Blanca en un comunicado.

Por su parte, la vicepresidenta, Kamala Harris, y su esposo, Douglas Emhoff, tuvieron en 2020 un ingreso bruto ajustado de $1,695,225. Pagaron $621,893 en impuestos federales sobre la renta, lo que equivale a una tasa del 36.7%. 

“Espero que sigamos publicando las declaraciones de impuestos de los presidentes, como se debe esperar también de todos los presidentes de Estados Unidos”, dijo en un comunicado este lunes la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki. 

La publicación de la declaración de impuestos de Biden llega mientras el mandatario está presionando al Congreso para que apruebe su plan de incrementar los impuestos a las corporaciones y los más ricos, para financiar sus programas de infraestructura, salud y educación.

Durante su campaña a la presidencia, Biden alardeó sobre la transparencia respecto a sus finanzas personales, en una clara crítica a quien era su principal oponente, el expresidente Donald Trump, quien fue arrastrado a las cortes federales en más de una ocasión tras su negativa a hacer públicas sus finanzas. Biden publicó 22 años de declaraciones de impuestos antes de las elecciones de 2020.

En septiembre del año pasado, The New York Times obtuvo los registros fiscales del magnate de bienes raíces e informó que solo pagó $750 en impuestos federales sobre la renta durante su primer año en la Casa Blanca, una cifra aproximadamente 16 veces menor a los impuestos de un ciudadano promedio. 

Trump aseguró que la información del periódico era “falsa”.

“De hecho, pago impuestos. Pago mucho”, se defendió. “El IRS no me trata bien, me trata muy, muy mal”.

Recuerda Biden el asesinato de Osama Bin Laden hace 10 años

El presidente estadunidense, Joe Biden, aprovechó ayer domingo el décimo aniversario de la operación que mató al líder yihadista Osama bin Laden para reafirmar su decisión de retirar todas las tropas estadunidenses de Afganistán.

“Seguimos a Bin Laden hasta las puertas del infierno y lo atrapamos”, dijo Biden en un comunicado difundido por la Casa Blanca. “Mantuvimos la promesa a todos los que perdieron a sus seres queridos el 11-S: que nunca olvidaríamos a los que habíamos perdido, y que Estados Unidos nunca vacilaría en su compromiso de impedir otro ataque contra nuestra patria”.

Biden, que anunció el mes pasado que pondría fin a la guerra más larga de Estados Unidos antes del 11 de septiembre, elogió al entonces presidente Barack Obama por su decisión de 2011 de aprobar la operación secreta contra el líder de Al Qaida, y alabó a las fuerzas especiales que la llevaron a cabo en Pakistán.

Ver la operación a distancia desde una abarrotada sala de crisis de la Casa Blanca, dijo Biden, fue “un momento que nunca olvidaré: los profesionales de la inteligencia que lo habían localizado minuciosamente; la claridad y la convicción del presidente Obama al tomar la decisión; el valor y la habilidad de nuestro equipo sobre el terreno”.

Ahora, cuando Estados Unidos comienza a retirar las últimas tropas de Afganistán, Biden dijo: “Al Qaida está muy degradada allí. Pero Estados Unidos seguirá atento a la amenaza de los grupos terroristas que han hecho metástasis en todo el mundo”.

“Seguiremos vigilando y desbaratando cualquier amenaza que surja en Afganistán. Y trabajaremos para contrarrestar las amenazas terroristas a nuestra patria y nuestros intereses en cooperación con aliados y socios de todo el mundo.”

Evalúan proporcionar un cheque de estímulo destinado a familias y cuidado infantil

El gobierno que presidente Joe Biden trabaja en un  paquete de estímulo que estaría destinado a apoyar a las familias en el cuidado de sus hijos, con énfasis en las licencias pagadas por maternidad o la educación preescolar.

En un comunicado el portavoz de la Casa Blanca Michael J. Gwin, dijo que “Biden en los próximos días detallará los elementos conformarán esta propuesta”.

De acuerdos con The Washington Post el proyecto de ley, conocido como Plan para las Familias Americanas, asciende a $1 billón de dólares, al que se suman $500,000 millones de dólares destinados a nuevos créditos fiscales.

La propuesta se uniría al plan de inversión de dos billones de dólares en infraestructuras que presentó Biden el 31 de marzo y con el que el mandatario también espera sumar millones de empleos para las familias.

Se espera que el paquete se dé a conocer antes del discurso del presidente en la sesión conjunta del Congreso del 28 de abril y se pagará con los nuevos aumentos de los impuestos a empresas y personas con altos ingresos.

Por cómo la cifra destinada para este apoyo, se espera que se destinen $225,000 millones de dólares para ayudas al cuidado de los niños. Otros $225,000 millones de dólares serían empleados en permisos médicos y familiar remunerados.

$200,000 millones de dólares para la educación preescolar. Cientos de miles de millones de dólares para el financiamiento de la educación, incluidos los colegios comunitarios gratuitos en todo el país y otras montos para la asistencia nutricional.

Aunado a esto existen otros apoyos existentes para la familias estadounidenses, como es el caso del crédito fiscal por hijos que puede otorgar hasta $3,600 dólares por menor de 6 años y $3,000 dólares menores de hasta 17 años.

Biden anunciará acciones para prevenir la violencia por uso descontrolado de armas en EEUU

Se espera que el presidente Biden anuncie hoy jueves un plan de acciones del gobierno para abordar los perjuicios a la salud pública causados por la violencia por las armas y para ayudar al control de la violencia en el país.

Los recientes tiroteos masivos ocurridos en Boulder, que se cobraron la vida de 10 personas, y Atlanta, que se cobraron la vida de ocho personas, incluidas seis mujeres asiático-americanas, subrayaron la gravedad de esta violencia en el país.

Estados Unidos tiene también un alza histórica de homicidios, y la violencia también afecta de manera desproporcionada a las minorías.

El presidente Biden se comprometió durante su campaña electoral a tomar medidas para reducir todas las formas de violencia armada: violencia comunitaria, tiroteos masivos, violencia doméstica y suicidio con armas de fuego.

Y mientras Biden continúa exhortando al Congreso a que apruebe una legislación que ayude a controlar la violencia por las armas, su Administración se dispone a ejecutar acciones que conlleven al control y la prevención de la violencia con armas:

Entre las acciones que tomará Biden estarán ordenar al Departamento de Justicia que comience a redactar:

1- Una regla para ayudar a detener la proliferación de “armas fantasma”, que son las que los criminales pueden armar fácilmente a partir de componentes de armas y no están registradas.

2- Una regla que aclare cuándo un dispositivo comercializado como soporte estabilizador convierte efectivamente una pistola en un rifle de cañón corto, sujeto a los requisitos de la Ley Nacional de Armas de Fuego

El presunto tirador en la tragedia de Boulder el mes pasado parece haber usado una pistola con un brazo ortopédico, que puede hacer que un arma de fuego sea más estable y precisa sin dejar de ser ocultable.

3- El Departamento de Justicia ofrecerá una legislación modelo de “bandera roja” para los estados

Las leyes de bandera roja permiten que los miembros de la familia o las fuerzas del orden público soliciten una orden judicial que prohíba temporalmente a las personas en crisis acceder a armas de fuego si representan un peligro para ellos mismos o para los demás.

El presidente ha pedido al Congreso que apruebe una ley nacional apropiada de “bandera roja”, así como una legislación que incentive a los estados a aprobar sus propias leyes de “bandera roja”. Mientras tanto, la legislación modelo publicada por el Departamento de Justicia facilitará que los estados que quieran adoptar leyes de bandera roja lo hagan.

4- La Administración dirigirá a agencias federales a trabajar en intervenciones de violencia comunitaria

Las intervenciones de violencia comunitaria son estrategias comprobadas para reducir la violencia armada en comunidades urbanas. Biden dirigirá a cinco agencias federales a redirigir fondos para ayudar a prevenir la violencia comunitaria. El Departamento de Salud y Servicios Humanos también ayudará a enseñar a los estados cómo pueden usar el dinero de Medicaid para prevenir la violencia armada.

Con información de María Ortiz, La Opinión.com

Inmigrantes que soliciten la residencia americana aún deben demostrar que no serán una carga pública

A pesar de el gobierno del presidente Joe Biden eliminó la nueva regla de carga pública, los inmigrantes que solicitan la Residencia Permanente todavía deben demostrar que tienen capacidad financiera para mantenerse sin ayudas sociales del gobierno.

La razón es que las disposiciones siguen en la Ley de Inmigración y Ciudadanía (INA), aunque se detuvo el endurecimiento impulsado por el expresidente Donald Trump para castigar a los inmigrantes más pobres.

Los oficiales de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) y a los consulares que evalúan las peticiones de cualquier tipo de visa.

“Cualquier extranjero que, en opinión del funcionario consular en el momento de la solicitud de visa, o en opinión del Fiscal General en el momento de la solicitud de admisión o ajuste de estatus, es probable que en cualquier momento se convierta en una carga pública sea excluible”, dice la INA.

El abogado Allan Wernick, director del proyecto Citizenship Now! de la Universidad de la Ciudad de Nueva York, indica que esa regla es más laxa o generosa.

“Los solicitantes de residencia permanente todavía tienen que demostrar que no se convertirán en una carga pública, pero bajo las reglas de antes del gobierno de Trump, más sencillas y generosas”, dijo en un artículo del Dallas News.

Aclara que la actual regla no castiga a las personas por recibir ayuda de programas sociales, como cupones de alimentos o fondos para vivienda, pero explica que los inmigrantes son calificados en forma negativa para una visa si la evaluación económica revela que podrían mantener el uso constante de programas sociales.

“Las excepciones son si la persona depende principalmente de asistencia en dinero en efectivo o si recibe atención institucional de largo plazo del Medicaid”, señala.

Los oficiales de USCIS que revisan las peticiones aplican la regla de 1999 sobre carga pública.

“Si USCIS requiere información o evidencia adicional para hacer una determinación de inadmisibilidad de carga pública bajo el estatuto y de acuerdo con la Guía de Aplicación Provisional de 1999, le enviaremos otro RFE o NOID”, explica la agencia.

El RFE (en inglés) es un Requerimiento de Evidencia y un NOID (en inglés) es una Notificación de Intento de Negación.

Con información de La Opinión.com

Confirman a Deb Haaland como la primera Secretaria de Gabinete de nativos americanos

Deb Haaland ha sido confirmada como la primera secretaria de gabinete de nativos americanos, una victoria histórica para quienes hacen campaña por un gobierno más diverso y representativo.

La congresista demócrata de 60 años, que representa el primer distrito congresional de Nuevo México, fue confirmada como secretaria del interior de Joe Biden, en una votación de 51 a 40 en el Senado.

“La confirmación de la Representante Haaland representa un paso gigantesco hacia la creación de un gobierno que representa la riqueza y diversidad total de este país”, dijo el líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer.

“Los nativos americanos durante demasiado tiempo han sido descuidados a nivel del gabinete y en muchos otros lugares”.

Deb Haaland, cuyo distrito incluye gran parte de Albuquerque, la ciudad más grande de Nuevo México, agregó anteriormente su nombre al libro de registro político en 2018, cuando ella y Sharice Davids fueron elegidas como las primeras mujeres nativas americanas electas al Congreso.

En 2020, una tercera nativa americana, Yvette Herrell, que es republicana, fue elegida. Ella representa el segundo distrito del Congreso de Nuevo México.

Biden firma nuevas órdenes ejecutivas en materia migratoria

El presidente Joe Biden firmó ayer una segunda serie de órdenes ejecutivas para revertir las políticas migratorias de su predecesor, poniendo de relieve tanto los poderes de la Casa Blanca como sus limitaciones sin el respaldo del Congreso.

Los decretos del martes, relativos a la separación de familias, seguridad fronteriza e inmigración legal, elevan a nueve el número de acciones ejecutivas de Biden en materia migratoria en sus primeras dos semanas en la presidencia.

Con una propuesta de ley para otorgarles estatus legal y una vía a la naturalización a cerca de 11 millones de personas, Biden apunta a muchos cambios radicales que implementó el presidente Donald Trump para desalentar la inmigración, y ha establecido un proyecto que posiblemente permanezca después que haya dejado el cargo, si obtiene apoyo en un Congreso sumamente dividido.

Biden revirtió algunas de las medidas de Trump y estableció las bases para derogaciones de mayor alcance, dependiendo del resultado de las revisiones que se llevarán a cabo en los próximos meses.

“No estoy creando nuevas leyes. Estoy eliminando las malas políticas”, dijo Biden durante la ceremonia de firma de las órdenes, en la que no respondió a preguntas de la prensa.

La difícil reunificación familiar

Alejandro Mayorkas, cuya nominación como secretario de Seguridad Nacional fue confirmada en el Senado el martes, encabezará a un equipo que abordará la separación de familias migrantes, enfocado en gran parte en reunir a padres y menores que siguen separados.

No está claro cuántos, pero en documentos oficiales se ha identificado a casi 5.500 menores que fueron separados de sus padres en la frontera durante la presidencia de Trump, incluidos unos 600 que no han sido localizados por una comisión designada por un tribunal.Volume 90%Ver el video42:36

A fondo – El legado tóxico de Trump: ¿logrará Biden el cambio?

“Vamos a trabajar para enmendar la vergüenza moral y nacional del gobierno anterior”, dijo Biden.

La revisión examinará la posibilidad de otorgar estatus legal en el país a los miembros de las familias que fueron separadas y brindarles servicios de salud mental.

Biden pidió una “estrategia gradual para el ingreso seguro y ordenado a Estados Unidos” de aquellos que ya se inscribieron pero continúan esperando en México a que un juez decida sus casos.

Roberta Jacobson, asesora de Biden en materia fronteriza, pidió el viernes a la prensa de habla hispana que desalentaran a sus audiencias de presentarse en la frontera de EE.UU. “Ahora no es el momento”, dijo en español, y añadió que el viaje “es especialmente peligroso ahora en medio de una pandemia.

¿Cómo ha sido la primera semana de Biden en la Casa Blanca?

El demócrata Joe Biden cumplió este miércoles su primera y frenética semana como presidente, en la que ha emitido más de dos docenas de decretos para remodelar la política del país en asuntos clave de inmigración, derechos de las minorías, medio ambiente y asuntos exteriores.

Biden retomó la tradición en política exterior de Washington y fijó un nuevo rumbo para encarar la pandemia del coronavirus, que ha causado más de 400,000 muertes en el país y ha dejado sentir sus efectos en la primera economía del mundo.

Estas son las principales medidas que ha tomado:

Para frenar la pandemia

  • 100 días de mascarilla. Biden dedicó su primera orden ejecutiva al coronavirus. La decisión urge a los estadounidenses a que usen mascarilla -que solo es obligatoria en algunos estados- durante los primeros 100 días de su Presidencia para hacer frente a la pandemia. Se requiere el uso de la mascarilla en las instalaciones federales.
  • Coordinador contra COVID-19. El gobernante creó la figura del coordinador contra la COVID-19, puesto para el que ha nombrado a Jeff Zients, que supervisará el suministro, distribución y administración de vacunas, así como la producción de equipos y las pruebas de coronavirus.
  • Seguridad en viajes nacionales e internacionales. Biden ordenó que se exija llevar mascarilla en medios de transporte público como aviones, trenes y autobuses. Los viajeros que lleguen desde un país extranjero deben presentar la prueba de la COVID-19 negativa.
  • Accceso a la atención y tratamientos para COVID-19. El gobernante aprobó se acelere el desarrollo de terapias contra el coronavirus y ordenó brindar asistencia a las instalaciones de cuidado crítico y las de atención a largo plazo.
  • Reapertura de escuelas. Biden ordenó a la secretaria de Educación que coordine con los estados si requieren ayuda para la reapertura de los centros escolares para impartir clases en persona y para recopilar datos sobre la reapertura segura de las instalaciones educativas.
  • Restricciones a viajeros. El mandatario reimpuso las restricciones a los viajes a EE.UU. desde los países europeos de la zona Schengen, el Reino Unido, Irlanda y Brasil. La orden incluye a Sudáfrica en esta lista de naciones.

Inmigración

  • Apoyo a los “soñadores”. Otra de las órdenes firmadas por Biden salvaguarda el programa Acción Diferida (DACA), que protege de la deportación a unos 650,000 indocumentados que llegaron a Estados Unidos cuando eran niños.
  • Congelar la construcción del muro fronterizo. El presidente canceló la emergencia nacional que Trump había decretado para desviar fondos y financiar así la construcción del muro fronterizo con México, que por el momento queda en el aire.
  • Revocación de la política de “tolerancia cero. Instruyó al Departamento de Justicia para revocar el programa de “tolerancia cero” de la administración Trump, que en su día llevó a la separación de más de 3,000 familias de inmigrantes indocumentados.
  • Detención de indocumentados. El nuevo mandatario ordenó la revisión de las prioridades del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés) a la hora de arrestar a inmigrantes indocumentados, que Trump había instruido ampliar.
  • El censo incluirá a indocumentados. Además, Biden ordenó que los inmigrantes indocumentados estén incluidos en el censo de población, que se lleva a cabo cada 10 años y que sirve para asignar fondos y representación política, después de que Trump intentase dejarlos fuera.

Medio ambiente

  • Regreso al acuerdo de París. Biden anunció el reingreso de Estados Unidos al Acuerdo de París sobre cambio climático, un proceso que tardará 30 días en hacerse efectivo después de que Trump aprobase su salida en 2017.
  • Cancelación del oleoducto Keystone XL. El jefe de Estado canceló el proyecto del oleoducto Keystone XL, convertido en un símbolo de la lucha contra la crisis climática, y ha ordenado revisar más de un centenar de decisiones medioambientales de Trump.
  • Freno a las concesiones. Biden ordenó la suspensión “en la medida de lo posible”, de nuevas concesiones de petróleo y gas natural en áreas federales y aguas territoriales estadounidenses.
  • Protección de los espacios naturales. También se comprometió a conservar al menos el 30 por ciento de los espacios naturales en tierras y océanos para 2030.
  • Establecimiento del consejo asesor en ciencia y tecnología. El Gobierno buscará el mejor asesoramiento posible en materia de ciencia y tecnológica con expertos en cada área.

Derechos de las minorías y otros asuntos

  • Fin de la comisión 1776. Biden puso fin a la Comisión 1776 creada por Trump, que había publicado un informe que, según historiadores, distorsionaba la historia de la esclavitud en Estados Unidos.
  • Protección laboral LGTBQ. La orden firmada por Biden previene de discriminación en el puesto de trabajo por motivo de orientación sexual o identidad de género en el Gobierno federal.
  • Compromiso ético. El presidente ha aprobado una orden que obligará a los cargos de confianza en el Gobierno federal a firmar un compromiso ético prohibiéndoles actual bajo interés personal.
  • Ampliación de la moratoria de alquileres e hipotecas. Biden extendió hasta el 31 de marzo de los desalojos a quienes no puedan pagar su alquiler y de las ejecuciones hipotecarias debido a la crisis económica.
  • Extensión de la pausa al pago de deudas estudiantiles. Por el mismo motivo, el presidente también ha ampliado hasta el 30 de septiembre la pausa al pago de deuda estudiantil en manos del Gobierno federal y de sus intereses.
  • No a cárceles privadas. Biden decidió no renovar los contratos de su Gobierno con las empresas que gestionan cárceles privadas.
  • Revoca el veto a transgéneros. Biden revocó la prohibición impuesta por su predecesor en el cargo a la admisión de personas transgénero en las Fuerzas Armadas del país.
  • Congelar medidas de última hora de Trump. Biden ha congelado la implementación de medidas reguladoras aprobadas por Trump en las últimas horas de su Gobierno para revisarlas con detenimiento.

Política exterior

  • Suspender la salida de la OMS. El presidente suspendió la salida del país de la Organización Mundial de la Salud (OMS), una medida impulsada por su antecesor, Donald Trump.
  • Fin al “veto musulmán”. Biden anuló el veto que impuso Trump a los viajeros de 11 países de mayoría musulmana (Eritrea, Irán, Kirguistán, Libia, Myanmar, Nigeria, Somalia, Sudán, Siria, Tanzania y Yemen), conocido popularmente como el “veto a los musulmanes”.
  • Suspensión de la venta de armas al extranjero. El gobernante suspendió temporalmente todos los acuerdos de comercio de armas con otros países iniciados por Trump, lo que incluye el compromiso de vender aviones de combate F-35 a los Emiratos Árabes Unidos (EAU).
  • Con información de la agencia EFE

Nuevo Secretario de Estado de EEUU llama “brutal dictador” a Maduro y apoya sanciones a su régimen

El nominado por el presidente electo Joe Biden para encabezar la diplomacia de Estados Unidos apoyó el martes, con matices, la política hacia Venezuela del saliente mandatario Donald Trump, que en su último día de gobierno impuso nuevas sanciones contra Caracas.

Antony Blinken llamó “brutal dictador” al mandatario venezolano Nicolás Maduro, y dijo que respaldaba seguir reconociendo a Juan Guaidó como presidente interino, así como a la Asamblea Nacional elegida en 2015 como única institución elegida democráticamente en el país, un anuncio aplaudido por el equipo del líder opositor.

Durante su audiencia de confirmación en el Senado, el demócrata dijo estar “muy de acuerdo” con el senador republicano de Florida Marco Rubio, uno de los arquitectos del enfoque de Trump hacia el país sudamericano.

También dijo coincidir con “aumentar la presión sobre el régimen liderado por un brutal dictador, Maduro, así como con tratar de trabajar con algunos de nuestros aliados y socios”.

“La parte difícil es que a pesar de todos esos esfuerzos, que apoyo, obviamente no hemos obtenido los resultados que necesitamos”, afirmó Blinken.

El gobierno de Trump incrementó las sanciones económicas y la presión diplomática contra Caracas en enero de 2019, cuando Maduro asumió un segundo mandato tras elecciones fraudulentas para buena parte de la comunidad internacional.

Pero a pesar de la decidida campaña de Washington para forzar la salida de Maduro, éste se ha mantenido en el poder con el apoyo de los militares, así como de Rusia, China, Cuba y, recientemente, Irán.

Blinken dijo que, de ser confirmado, quiere definir con Rubio y otros senadores los pasos futuros hacia Caracas.

“Necesitamos una política efectiva que pueda restaurar la democracia a Venezuela, comenzando por elecciones libres y justas”, dijo.

Además, propuso una mayor coordinación con países “afines”, más asistencia internacional para paliar la crisis humanitaria, y un enfoque “más efectivo” hacia las sanciones, “para que los facilitadores del régimen realmente sientan el dolor”, dijo.

Venezuela, otrora una potencia petrolera, vive una debacle económica agudizada desde la llegada al poder de Maduro en 2013, una situación que ha provocado la salida del país de más de 5,4 millones de personas, según la ONU.

– Últimas sanciones de Trump –

El gobierno de Trump asestó un último golpe a la Venezuela de Maduro, al sancionar a tres individuos, 14 entidades y seis embarcaciones acusadas de vínculos con “una red” destinada a eludir el embargo estadounidense al crudo venezolano.

El “régimen ilegítimo” de Maduro “sigue utilizando a (la empresa estatal) Petróleos de Venezuela SA (PDVSA) como su principal canal de corrupción para explotar y lucrar con los recursos naturales venezolanos”, indicó el Tesoro.

Las nuevas sanciones, que suponen prohibición de acceso al sistema financiero estadounidense y bloqueo de eventuales activos, amplían las impuestas en junio pasado a personas y empresas en México.

“La medida de hoy está dirigida contra orquestadores y facilitadores adicionales con vínculos con la red de México que ha conspirado con el ministro de petróleo de Maduro, Tareck El Aissami, y el (empresario colombiano) inculpado de lavado de dinero Alex Saab, para negociar la venta de cientos de millones de dólares de petróleo venezolano”, indicó el Tesoro.

Entre los principales sancionados figuran el italiano Alessandro Bazzoni, el hispano-venezolano Francisco D’Agostino, el suizo Philipp Paul Vartan Apikian, y las empresas Elemento Ltd, con sede en Malta, y Swissoil Trading SA, con sede en Suiza.

Buques y navieras en Ucrania, Rusia y Venezuela, que han transportado petróleo venezolano recientemente, también fueron incluidos en la lista negra del Tesoro.

Desde Caracas, el canciller de Maduro, Jorge Arreaza, denunció ante la comunidad internacional “una nueva agresión desesperada contra el pueblo venezolano por parte del saliente y agónico gobierno de Donald Trump”.

– “Condena bipartidista” –

El secretario de Estado saliente, Mike Pompeo, señaló que estas medidas buscan “limitar aún más las opciones del régimen ilegítimo de Maduro para vender petróleo”.

“Continuaremos usando todo el peso del poder económico y diplomático de los Estados Unidos para promover la transición pacífica hacia una Venezuela nuevamente libre, próspera y estable”, declaró.

La portavoz del Departamento de Estado, Morgan Ortagus, dijo que Pompeo habló el lunes con Guaidó, a quien transmitió “el apoyo inquebrantable de Estados Unidos a su liderazgo”.

Carlos Vecchio, representante diplomático de Guaidó ante Washington, destacó la “condena bipartidista a la dictadura de Maduro” que existe en Estados Unidos.

“Agradecemos la contundente posición del próximo secretario de Estado”, tuiteó tras la audiencia de Blinken.

Biden nominará al ex aspirante presidencial Pete Buttigieg como secretario de Transporte

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, nominará al exalcalde de South Bend, Indiana, Pete Buttigieg, para dirigir el Departamento de Transporte, dijeron tres fuentes a NBC News, la cadena hermana de Noticias Telemundo.

Buttigieg es uno de los antiguos rivales de Biden en la carrera por la Casa Blanca y el único exaspirante a la presidencia en 2020 en ser abiertamente gay. Durante mucho tiempo se especuló que el político de 38 años se uniría a la Administración Biden. La nominación tendrá que ser confirmada por el Senado. 

El exalcalde puso fin a su candidatura presidencial justo antes de las cruciales elecciones del Súper Martes, a principios de marzo. Inmediatamente después respaldó al exvicepresidente.

Buttigieg tuvo un arranque prometedor durante las primarias, compartiendo la victoria en el caucus de Iowa con el senador Bernie Sanders.

Es el exalcalde de la cuarta ciudad más grande de Indiana, sirviendo desde 2012 hasta 2020. También trabajó durante siete meses como oficial de inteligencia en Afganistán.

Trump propone un nuevo cheque de estímulo de $600

La Administración Trump volvió a intervenir ayer martes en las negociaciones del paquete de estímulos con la propuesta de destinar $916,000 millones de dólares a tal fin. Con este monto, el Gobierno contempla enviar un pago directo de $600 dólares a la mayoría de los estadounidenses frente a los $1,200 de otras propuestas y de la primera ayuda económica.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, le hizo la oferta a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, la tarde de este martes, según él mismo dijo en una declaración. El secretario dio pocos detalles y fue el líder republicano de la Cámara Baja, Kevin McCarthy, quien dijo que la Casa Blanca apuesta por incluir pagos directos de $600 dólares ($1,200 dólares para parejas).

La postura de Nancy Pelosi ante la oferta de la Casa Blanca

El mismo martes, la presidenta Pelosi volvió a mostrar su respaldo a los cheques de estímulo de $1,200 dólares y aseguró a los periodistas que “todos estamos de acuerdo” con una segunda ronda de pagos directos. La demócrata dijo que espera que el presidente Donald Trump también la respaldara. Pero buena parte de los legisladores republicanos se muestran reticentes a destinar más dinero para ayudar a las personas.

Pelosi y Chuck Schumer, el líder de la minoría demócrata en el Senado, respondieron a la propuesta de Mnunchin con un comunicado en el que dejaban claro que preferían que un grupo bipartidista tomara la iniciativa. El secretario habría mantenido una llamada con los líderes republicanos en el Congreso antes de presentar la oferta a la demócrata californiana.

La propuesta bipartidista para el paquete de estímulos

El senador demócrata Joe Manchin (de West Virginia) y las senadoras republicanas Susan Collins (de Maine) y Lisa Murkowski de Alaska lideran el grupo bipartidista al que se refiere Pelosi y cuyo objetivo es reunir a legisladores de ambos partidos para aprobar un nuevo plan de recuperación de $908,000 millones de dólares que incluya la prestación federal por desempleo de $300 dólares semanales y una partida de $160,000 dólares para gobiernos locales y estatales.

Este plan es más generoso que el de $500,000 dólares que los republicanos han presentado varias veces (sin éxito) pero mucho más pequeño que el de 2.2 billones de dólares que los demócratas aprobaron en la Cámara de Representantes.

Biden dice que el Gobierno de Trump está actuando “de buena fe” ahora que comenzó la transición

El presidente electo, Joe Biden, dijo ayer martes que la Administración Trump ya ha comenzado a comunicarse con su equipo de transición y describió el esfuerzo como “de buena fe”, un día después de que una agencia federal publicara una carta para comenzar formalmente la transición de poder.

“Inmediatamente, hubo un acercamiento, desde el equipo de seguridad nacional hasta el resto de departamentos”, dijo Biden en una entrevista exclusiva con Lester Holt de NBC News, nuestra cadena hermana.

“Y ya están trabajando en mi capacidad para obtener los informes presidenciales diarios”, dijo Biden, “ya estamos trabajando en una reunión con el equipo de COVID-19 en la Casa Blanca y en cómo no solo distribuir, sino lograr que la gente pueda ser vacunada, así que creo que no vamos a estar tan atrasados como pensábamos que ibamos a estar”.

Biden añadió: “Y debo decir que el acercamiento ha sido de buena fe, no ha sido de mala gana hasta ahora, ni esperaba que lo fuera”.

El presidente electo aclaró que su Administración no será “un tercer mandato de Obama” [en referencia al expresidente Barack Obama; Biden fue su vicepresidente] porque el mundo ha cambiado mucho durante los años de Trump.

“Este no es un tercer mandato de Obama porque … enfrentamos un mundo totalmente diferente al que enfrentamos en la Administración Obama – Biden”, dijo. “El presidente Trump ha cambiado el panorama. Se ha convertido en Estados Unidos primero, ha sido Estados Unidos solo”.

Esta es la primera entrevista que ofrece Biden desde la elección.