Tag: golpe

Sepa por qué el ejército de Myanmar dio un golpe de Estado y qué puede suceder ahora

Una década después de haberle entregado el poder a un gobierno civil, el ejército de Myanmar anunció este lunes que había tomado nuevamente las riendas del país. Se trata de un nuevo golpe de Estado que ha traído recuerdos, además de causar temor en un país que, antes de iniciar su transición democrática hace una década, soportó casi 50 años de gobiernos liderados por regímenes militares opresivos. La detención de Aung San Suu Kyi y otros políticos hicieron pensar en aquellos días que muchos birmanos creían haber dejado atrás. Suu Kyi y su partido, la Liga Nacional de la Democracia (LND), lideraron el país en los últimos cinco años tras ser elegidos en 2015, en la elección más libre y justa que el país había vivido en 25 años.

Aung San Suu Kyi: la nobel de la Paz y heroína caída en desgracia que ahora enfrenta un golpe de Estado

Este lunes, militares en Myanmar realizaron un golpe de Estado y pusieron bajo arresto al presidente Win Myint, y a la premio nobel de paz y líder de facto del país, Aung San Suu Kyi.

De esta manera da otra vuelta de tuerca la vida que quien alguna vez fuera considerada un faro en la lucha por los derechos humanos en todo el mundo, la activista que eligió perder su libertad para enfrentar a los militares que gobernaban con mano dura a su país, pero que en los últimos años ha caído en desgracia ante la comunidad internacional.

En 1991, “La dama”, como se la apodó, recibió el premio Nobel de la Paz y el comité que le dio el galardón señaló que ella era “un ejemplo extraordinario del poder de los que no tienen poder“.

Pero desde que se convirtió en la líder de facto de su país, en 2016 y tras la apertura democrática del mismo, Suu Kyi se ha visto condenada por los mismos líderes internacionales y activistas que alguna vez le dieron su apoyo, indignados por su silencio ante el éxodo de cientos de miles de musulmanes rohingya de Myanmar hacia el país vecino, Bangladesh, debido a una persecución militar,

Los mismo activistas que alguna vez la ensalzaron la acusan ahora de no hacer nada para detener las violaciones, los asesinatos y el posible genocidio contra esa minoría.

La comunidad internacional la señala por no condenar a los militares que perpetran estas acciones y dice que conoce las atrocidades que se están cometiendo pero se niega a denunciarlas en voz alta.

Las pocas personas que la respaldan en el ámbito internacional señalan que ella es una política pragmática que está tratando de gobernar un país multiétnico con una compleja historia y una mayoría budista que tiene poca simpatía por los rohingya.