Tag: GUERRA

EEUU habría frenado declaración de la ONU mientras aumentan los bombardeos entre Israel y Hamas

Según fuentes diplomáticas, la reunión de emergencia entre 15 miembros del Consejo de Seguridad de la ONU terminó sin una declaración final debido a la oposición de Estados Unidos. Washington habría frenado la propuesta presentada por otros países sobre la nueva tensión violenta entre israelíes y palestinos al considerar que no sería útil para rebajar la escalada del conflicto. Los ataques aéreos que comenzaron el 10 de mayo dejan más de 60 personas muertas.

El Consejo de Seguridad de la ONU sigue hasta el momento guardando silencio sobre el intercambio de ataques aéreos entre el Ejército Israelí y el grupo Hamas, que controla la Franja de Gaza.

Tras una reunión de emergencia en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, en la que participaron los 15 países que actualmente son miembros, fuentes diplomáticas indicaron que el Gobierno de Estados Unidos frenó este miércoles una declaración. Según AFP, ese fue el único de los 15 países que no votó a favor y esto ocasionó que la reunión terminara sin una propuesta sobre el nuevo capítulo del conflicto israelí – palestino. Washington habría considerado lo sugerido por las partes reunidas como insuficiente para mitigar las acciones de contraataque entre los involucrados.

“Obama permitió que se adoptara una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU sobre los asentamientos ilegales de Israel, pero ahora con nuevos abusos y violencia, la Administración Biden ‘ha ralentizado una declaración del Consejo de Seguridad de la ONU que considera demasiado desfavorable para Israel'”, reprochó el director de Human Rights Watch, Kenneth Roth.

Joe Biden anunciará la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán

El presidente Joe Biden planea anunciar este miércoles la retirada de las tropas de Estados Unidos de Afganistán antes del próximo vigésimo aniversario de los ataques terroristas del 11 de septiembre, según tres personas familiarizadas con los planes.

La retirada amplía la presencia de las tropas estadounidenses más allá de la fecha límite del 1 de mayo fijada por la administración de Trump en un acuerdo con los talibanes, pero solo por una cuestión de meses.

Biden ha estado sopesando la decisión durante meses con sus asesores y señaló que no creía que las tropas estadounidenses debían permanecer en el país mucho más allá de la fecha límite.

Se espera que los funcionarios expliquen la decisión más tarde el martes.

El diario The Washington Post fue el primero en comunicar la noticia.

Los funcionarios estadounidenses dicen que hay unos 2.500 soldados en Afganistán. Además, no está claro qué ocurrirá con varios centenares de fuerzas de operaciones especiales estadounidenses que colaboran con la CIA en misiones antiterroristas. Esas tropas no están reconocidas públicamente y no forman parte del cálculo formal de 2.500 efectivos en el país.

La decisión pondría fin a la guerra más larga en la historia de Estados Unidos

El nuevo plazo de Biden para retirar las tropas estadounidenses el 11 de septiembre marcaría el fin simbólico de la guerra más larga de la historia de Estados Unidos: exactamente 20 años después de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 que dieron impulso a la invasión inicial de Afganistán por parte de Estados Unidos.

La retirada de las tropas de Afganistán es la primera decisión importante de la presidencia de Biden con respecto a las tropas estadounidenses en el extranjero, y Biden se debatió con lo que debía hacer durante meses antes de la fecha límite del 1 de mayo fijada por su predecesor.

El mes pasado, Biden señaló que era poco probable que se cumpliera el plazo del 1 de mayo, pero dijo en su primera conferencia de prensa como presidente que no preveía que las tropas estadounidenses permanecieran en Afganistán el año que viene.

«No nos quedaremos durante mucho tiempo. Nos iremos», dijo Biden. «La cuestión es cuándo nos vamos». Añadió que «será difícil cumplir el plazo del 1 de mayo, simplemente por razones tácticas».

El secretario de Estado de EE.UU., Tony Blinken, sentó las bases para que Biden anunciara la retirada en una llamada telefónica con el presidente Ashraf Ghani el martes, según dos fuentes familiarizadas con la llamada.

Casi 4.000 desplazados por choques entre el Ejército venezolano y grupos armados colombianos

Los enfrentamientos entre disidencias de la extinta guerrilla de las FARC y las Fuerzas Armadas de Venezuela provocaron la huída de miles de personas en la frontera entre ambos países durante la última semana. El Gobierno colombiano pidió ayuda a la comunidad internacional para hacer frente a la emergencia humanitaria.

Son casi 4.000 personas, la mayoría venezolanas, las que huyen desde hace días de los choques entre la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y un grupo armado colombiano disidente de la que fue la guerrilla de las FARC. 

Los enfrentamientos suceden desde el pasado fin de semana en el estado venezolano de Apure, limítrofe con el departamento colombiano de Arauca. La mayoría de desplazados se concentran en la localidad colombiana de Arauquita.

El director de Migración Colombia, Juan Francisco Espinosa, emitió una declaración el jueves 25 de marzo donde aseguró que “3.961 personas, de las cuales 2.536 son venezolanas”, atraviesan esta emergencia humanitaria. “Este es el resultado de esta incursión terrorista en territorio venezolano”, agregó. 

Por su parte, la FANB confirmó los enfrentamientos en Apure, donde han perdido la vida al menos dos militares venezolanos. 

La Alcaldía de Arauquita aseguró que la localidad cuenta con quince albergues donde se alojan las personas desplazadas, que actualmente reciben atención de varias organizaciones humanitarias, como la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Los desplazados denuncian abuso de poder del Ejército venezolano

“Cuando cayeron las bombas me sentí tan nervioso”, explicó a la agencia Reuters Niomar Díaz, un joven desplazado. “En una casa murió un abuelo, un niño de ocho años, un niño de nueve años y su madre. La situación era terrible”, añadió. 

Tanto Díaz como otros de los venezolanos que huyeron denunciaron casos de abuso de poder y de detenciones arbitrarias por parte de la FANB. Human Rights Watch (HRW) también aseguró haber “recibido denuncias creíbles de abusos por parte de las fuerzas de seguridad venezolana”, informó el director de la ONG para las Américas, José Miguel Vivanco. 

La situación parece insostenible sin más ayuda. La directora del Consejo Noruego para los Refugiados en Colombia, Dominika Arseniuk, denunció que las personas “están aterrorizadas y temen por sus vidas” y pidió a los dos gobiernos implicados que “garanticen la protección de la población”.

Estalló la guerra entre Armenia y Azerbaiyán

La posibilidad de una nueva guerra entre naciones tiene en vilo al mundo.

El hasta ahora latente conflicto de Nagorno Karabaj, el más antiguo en el espacio postsoviético, escaló este fin de semana con violentos choques en el territorio separatista disputado por Armenia y Azerbaiyán que amenazan con una nueva guerra a gran escala en el Cáucaso Sur.

“Estamos al borde de una guerra a gran escala en el Cáucaso Sur, que puede tener consecuencias impredecibles. La guerra puede ir más allá de las fronteras de la región y extenderse“, dijo el primer ministro armenio, Nikol Pashinián, en un mensaje televisado a la nación.

Armenia y Azerbaiyán se encuentran en estado de guerra desde 1991, si bien tres años después firmaron un alto el fuego, vigente hasta hoy día aunque con violaciones denunciadas por ambas partes.

En su discurso de algo más de siete minutos, Pashinián afirmó “desde esta mañana Nagorno Karabaj es víctima de una agresión del Ejército azerbaiyano. Los bombardeos afectan a la población civil y la capital (de Nagorno Karabaj), Stepanakert”.

El gobierno de Bakú (capital de Azerbaiyán) afirma haber lanzado una “contraofensiva” tras haber registrado ataques a gran escala por parte del Ejército armenio contra sus posiciones y asentamientos civiles ubicadas en primera línea de la zona de conflicto.