Tag: GUILLERMO LASSO

Ecuador deja en suspenso recuento de votación de las presidenciales

El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Ecuador dejó este martes en suspenso el recuento de la votación de la primera vuelta de las presidenciales planteado por el líder indígena de izquierda Yaku Pérez, quien sostiene que hubo fraude para marginarlo del balojate del 11 de abril.

“Este pleno del Consejo Nacional Electoral, lamentablemente, no da respuesta al pedido, ni aprueba ni niega el informe presentado por el área técnica” sobre la solicitud de recuento, anunció la presidenta del organismo, Diana Atamaint.

El pedido quedó en suspenso al no lograrse mayoría en la votación del pleno del CNE, que sesionó durante la noche. De los cinco miembros, hubo dos a favor del pedido de Pérez, uno en contra, otro se abstuvo y otro estuvo ausente.

El consejero José Cabrera, quien votó en contra, señaló que primero se debe “terminar con el escrutinio, proclamar resultados y que allí se interpongan los recursos de impugnación” previstos en la ley.

Pérez, un abogado ambientalista de 51 años, había presentado formalmente la solicitud de recuento de votos en 17 de las 24 provincias del país. La revisión de la votación alcanzaba a unos seis millones de votos, que representan un 45% de los 13,1 millones de electores inscritos en el padrón oficial del país andino de 17,4 millones de habitantes.

Sigue conflicto electoral en Ecuador por el segundo lugar en las elecciones presidenciales

El conflicto electoral que mantienen el candidato indígena Yaku Pérez y el conservador Guillermo Lasso por la disputa del segundo lugar de las elecciones presidenciales del pasado 7 de febrero en Ecuador amenaza con recrudecer la pugna si se rompe un acuerdo entre ambos para el recuento de votos.

La confederación de la nacionalidad kichwa de la sierra andina del país Ecuarunari anunció una movilización inmediata de su bases para “defender la democracia” y contra el “fraude” que dicen se ha cometido contra Yaku, su candidato.

La movilización, según señaló el presidente de Ecuarunari, Carlos Sucozhañay, incluirá una “avanzada” a Quito, donde se encuentra la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE).

“Anuncio que, a partir de las doce de la noche (de este lunes), habrán movilizaciones territoriales y una avanzada a la ciudad de Quito”, precisó Sucozhañay al reiterar que el movimiento indígena no permitirá un “fraude electoral” ni que “jueguen con la voluntad popular”.

A la Ecuarunari se sumó la Confederación de Organizaciones Indígenas de la Costa Ecuatoriana (Conaice), varias asociaciones de la Amazonía y el movimiento Pachakutik, el brazo electoral del movimiento indígena.

El anuncio de la movilización indígena, respaldada por otros sectores sociales, despertó la sensación de una reedición de los levantamientos de años pasados encabezados por las organizaciones campesinas.

En octubre de 2019, el Gobierno del presidente Lenín Moreno tuvo que recular en la aplicación de unos ajustes económicos comprometidos con el Fondo Monetario Internacional (FMI), tras una de esas potentes movilizaciones indígenas.

Y tras el anuncio indígena, se conoció que el Consejo Nacional Electoral, que este lunes debía tener una reunión de su pleno para dar paso al recuento de votos, aplazó la cita para ultimar detalles del proceso.

El conflicto electoral comenzó el mismo 7 de febrero, cuando el CNE anunció de forma extraoficial que el candidato progresista Andrés Arauz, afín al expresidente Rafael Corra, había ganado la votación, con 13 puntos porcentuales de diferencia sobre Yaku que, a su vez, tenía una ligera ventaja sobre el conservador Lasso.  https://platform.twitter.com/embed/Tweet.html?dnt=false&embedId=twitter-widget-0&frame=false&hideCard=false&hideThread=false&id=1360365748057702403&lang=en&origin=https%3A%2F%2Fwww.dw.com%2Fes%2Fsigue-conflicto-electoral-en-ecuador-por-segundo-lugar%2Fa-56581549&siteScreenName=dw_espanol&theme=light&widgetsVersion=889aa01%3A1612811843556&width=550px

Pruebas y evidencias de fraude

El escrutinio inicial, sin embargo, puso ligeramente a Lasso por delante de Yaku, que reclamó el recuento y denunció un supuesto fraude en su contra.

Para zanjar las discrepancias, el CNE y un grupo de observadores internacionales auspiciaron un encuentro entre Lasso y Yaku, que terminó con un acuerdo para que se permitiera el recuento de la mitad de votos en 16 provincias y de la totalidad del sufragio en la de Guayas, cuya capital es Guayaquil, un tradicional bastión del conservadurismo.

El pasado sábado, Yaku presentó “pruebas” y “evidencias” del supuesto fraude, como se había comprometido con Lasso.

Sin embargo, a día seguido, Lasso puso reparos al acuerdo y en una carta enviada al CNE consideró que en el pacto deberían intervenir, además de los dos, los otros catorce candidatos que participaron en las elecciones del pasado 7 de febrero.

Arauz, primero de esa elección, reaccionó este lunes y por intermedio de la portavoz de su grupo político, Jhajaira Urresta, aseguró que apoyará todo lo que permita garantizar la transparencia del proceso electoral, pues remarcó que la voluntad popular debe ser “respetada hasta las últimas consecuencias”.

Urresta también pidió que todos los partidos y movimientos políticos que participaron en la elección presidencial tengan la posibilidad de estar presentes en el recuento de votos, y no descartó la posibilidad de que con la revisión la votación de Arauz y su coalición electoral puedan aumentar la ventaja.

Pelea por el segundo puesto en elecciones de Ecuador abre la incertidumbre política

La puja por el segundo puesto en los comicios presidenciales del domingo pasado en Ecuador mantenía este martes en vilo al país y abre interrogantes entre los líderes políticos sobre qué estrategias les pueden favorecer en el balotaje del próximo 11 de abril.

Con el 99,44 % de las actas escrutadas, el aspirante del correísmo, Andrés Arauz, se mantiene como ganador de las elecciones con el 32,09%, seguido por el dirigente indígena y ambientalista Yaku Pérez, con el 20,06 %, y el conservador Guillermo Lasso, con el 19,50 % de los sufragios.

Quienes terminen como los dos primeros deberán competir en una segunda vuelta el 11 de abril, pero aún quedan 223 urnas por contar y 3.080 por revisar, dado que se han presentado en ellas algún tipo de incidencias.

La tensión generada motivó al Consejo Nacional Electoral (CNE) a convocar a los tres candidatos a una reunión en la que estuvieron presentes representantes de la Misión de Observación Electoral (MOE) de la OEA, para analizar inquietudes y ofrecer información acerca de cómo se desenvuelve el recuento de votos en los recintos en los que se produjeron inconsistencias.

PÉREZ, MÁS TRANQUILO

“Nos han informado cuál es el procedimiento que van a seguir en estos próximos días, que es, básicamente, el reconteo en aquellas mesas con novedades”, manifestó Pérez, el primero en asistir por la mañana a la cita en la sede del CNE en Quito.

El dirigente indígena había señalado desde el domingo incongruencias en los porcentajes adjudicados en algunas provincias a su candidatura y apuntó a una “confabulación”.

Sin embargo, hoy matizó ese discurso y aseguró que el CNE les facilitó una clave para que su movimiento pudiera revisar los datos de las actas publicadas en la nube del sistema electoral, lo que, dijo, garantizaba la transparencia.

Puso como ejemplo de inconsistencias una ocurrida en una junta del cantón Cayambe, en la provincia andina de Pichincha, donde según sus observadores habían alcanzado 62 votos y “se nos adjudicaron solamente 2”.

También refirió que se han registrado incidencias similares en otras provincias como la costera de Manabí, tradicional feudo del correísmo.

A la expectativa de ver si pasa a la segunda vuelta, Pérez se desmarcó de los señalamientos previos sobre que Lasso formaría parte del intento de complot en su contra y dijo haber escuchado a numerosos electores asegurándole su voto en el balotaje, así como el interés de empresarios en dialogar con él.

En esta ocasión sí acusó directamente al expresidente Rafael Correa (2007-2017) de “meter la mano” en el recuento electoral y aconsejó a su pupilo, Arauz, que “en vez de escuchar tantos consejos desde Bélgica (donde vive el exmandatario), (que) escuche consejos de los ecuatorianos”.

ARAUZ PIDE PROPUESTAS

El candidato del correísmo fue el segundo en acudir a la convocatoria con el órgano electoral, encuentro tras el cual no dio declaraciones.

Poco antes, en una comparecencia reiteraba que se enfrentará en el balotaje con quien el pueblo haya decidido, a la vez que pidió que la campaña sea pacífica y se base en propuestas.

A su juicio, el resultado electoral del domingo refleja que aproximadamente el 70 % de la población optó por opciones vinculadas a la justicia social, “un gran bloque histórico que representan el progresismo, la unidad plurinacional y la socialdemocracia”.

La mayoría de los ecuatorianos “no quiere seguir por la ruta del neoliberalismo”, consideró Arauz.

Mucho más crítico fue su mentor político, Correa, que indicó que se están manipulando las actas para dar la impresión de que Pérez marcha en segundo lugar, aunque se mostró convencido de que acabará en tercero.

“Están inflando artificialmente a Pérez, están manipulando las actas porque meten primero las actas de la sierra y dan una impresión que no existe”, valoró en entrevista con Efe en México.

Ante la posible llegada de un indígena a la competencia presidencial, Correa dijo que “ojalá pudiera llegar a la segunda vuelta un indígena, (pero) Yaku Pérez no es indígena”.

¿RACISMO SOLAPADO?

Precisamente desde sectores afines al correísmo se está abriendo un debate en redes y medios de comunicación en torno a la identidad del dirigente del movimiento indígena Pachakutik, lo que está provocando airadas réplicas acerca de cómo se define ese concepto y si la misma discusión encierra un racismo solapado.

Correa aseguró que él sería el primero en “desear que algún día Ecuador tuviese un presidente indígena, pero un presidente indígena de verdad, eso es deseable, pero lo sustancial es que sea honrado capaz y patriota y nada de eso es (Pérez)”.

El último candidato en reunirse con observadores de la OEA y representantes del CNE, en horas de la tarde y en su caso de forma telemática desde Guayaquil, era Lasso.

El dirigente del movimiento liberal cristiano CREO mantiene desde las elecciones un perfil discreto y ha pedido a sus seguidores esperar a que se conozcan los resultados definitivos del escrutinio.

Pero ya antes de la votación había adelantado públicamente que si Pérez pasaba al balotaje, le daría su apoyo.