Tag: haiti

Ariel Henry, líder con respaldo internacional, asumirá gobierno de Haití

Un nuevo primer ministro que cuenta con el respaldo de importantes diplomáticos internacionales tomará las riendas del gobierno de Haití, informó un funcionario el lunes, medida que aparentemente pretende evitar una lucha por el poder tras el asesinato del presidente Jovenel Moïse.

Ariel Henry, a quien Moïse designó primer ministro antes de su asesinato, pero que nunca rindió juramento, reemplazará al primer ministro interino Claude Joseph, le dijo el ministro de Asuntos Electorales, Mathias Pierre, a The Associated Press.

De momento se desconoce qué tan pronto dejará el cargo Joseph, quien ha estado al frente del gobierno haitiano con el apoyo de la policía y el ejército desde el asesinato de Moïse el 7 de julio.

“Las negociaciones continúan”, comentó Pierre, y añadió que Joseph regresaría a ocupar el cargo de ministro de Asuntos Internacionales. Joseph no comentó de inmediato.

En una grabación de audio, Henry se refirió a sí mismo como primer ministro e hizo un llamado a la unidad, señalando que pronto anunciaría a los miembros de lo que dijo será un gobierno provisional consensuado para dirigir al país hasta que se realicen nuevas elecciones.

“Quiero felicitar al pueblo haitiano que ha demostrado madurez política ante lo que puede considerarse un golpe de Estado… Nuestros hermanos haitianos le dieron una oportunidad a la paz y dejaron abierta la posibilidad de que algún día se reinstituya la verdad”, comentó Henry.

“Ahora depende de los líderes nacionales caminar juntos en unidad, hacia el mismo objetivo, de demostrar que son responsables”, añadió.

El cambio político siguió a un comunicado el sábado de un grupo de diplomáticos internacionales en el que parecían desairar a Joseph y pedir la creación de “un gobierno por consenso e inclusivo”.

“Con este fin, alienta firmemente al primer ministro designado Ariel Henry a continuar la misión que se le confió para formar ese gobierno”, indicó el comunicado del llamado Core Group.

El grupo está compuesto por embajadores de Alemania, Brasil, Canadá, España, Estados Unidos, Francia y la Unión Europea, así como por representantes de las Naciones Unidas y de la Organización de los Estados Americanos.

La ONU difundió un comunicado el lunes en el que llama a Joseph, a Henry y a otros participantes nacionales a “dejar de lado sus diferencias y entablar un diálogo constructivo con el objetivo de poner fin al estancamiento actual”.

La ONU añadió que Joseph y Henry lograron avances significativos en la última semana y que apoya un diálogo para encontrar “un mínimo de consenso” para la celebración de elecciones presidenciales y legislativas imparciales.

Monique Clesca, escritora, activista y exfuncionaria de la ONU, señaló que no anticipa grandes cambios con Henry, de quien espera que continúe con el legado de Moïse. Advirtió, sin embargo, que podría haber la percepción de que Henry está parcializado debido al respaldo internacional que ha recibido antes de que asuma el poder.

“No hay sólo una percepción, sino la realidad de que la comunidad internacional lo puso allí, y creo que eso será una carga que él tendrá que sobrellevar”, declaró.

“Lo que queremos es que los haitianos realmente digan que esto es inaceptable. No queremos que la comunidad internacional diga quién debería estar en el poder y qué debería hacerse. Eso nos corresponde a nosotros”, agregó.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo el lunes que el gobierno del presidente Joe Biden “recibe con beneplácito los reportes de que los actores políticos en Haití trabajan juntos para determinar el camino del país hacia adelante”.

La primera dama de Haití regresó a la isla para participar en el funeral del presidente Moïse

El futuro político de Haití se enturbió aún más ayer domingo después del sorpresivo regreso de la primera dama Martine Moïse, quien fue dada de alta de un hospital en Miami tras ser atendida de las heridas que sufrió durante un ataque en el que fue asesinado el presidente Jovenel Moïse.

Martine Moïse no hizo ninguna declaración pública después de que descendió de un jet privado. Portaba un vestido negro, un chaleco antibalas del mismo color, una mascarilla negra y un cabestrillo negro en el brazo derecho en señal de luto por el mandatario, al que asesinaron el 7 de julio en su residencia privada.

Algunos expertos, al igual que muchas personas en este país de más de 11 millones de habitantes, se sorprendieron de la rapidez de su reaparición en Haití y se preguntan si tendrá planeado participar en la política del país.

“El hecho de que ella regresó podría dejar entrever que pretende desempeñar algún papel”, dijo Laurent Dubois, experto sobre Haití y profesor de la Universidad Duke. “Podría intervenir de una forma u otra”.

Martine Moïse llegó apenas horas después de que un destacado grupo de diplomáticos internacionales emitieran una declaración en la que aparentemente hicieron a un lado al primer ministro interino Claude Joseph, quien gobierna actualmente el país con apoyo de la policía y el ejército.

El nombre de Joseph jamás fue mencionado en la declaración del llamado Core Group, integrado por embajadores de Alemania, Brasil, Canadá, España, Estados Unidos, Francia y la Unión Europea, así como representantes de las Naciones Unidas y la Organización de los Estados Americanos.

El grupo propuso la creación de “un gobierno consensuado e inclusivo”, y agregó: “Para este propósito, alienta firmemente al primer ministro designado Ariel Henry a que continúe la misión que le fue encomendada para formar un gobierno de ese tipo”.

Henri fue designado primer ministro el día anterior al asesinato de Jovenel Moïse. No respondió a las solicitudes para que hiciera declaraciones.

La ONU, la OEA y el Departamento de Estado norteamericano no brindaron mayores explicaciones cuando les fue solicitado.

Debido al estado actual de la política haitiana, Dubois dijo creer que la llegada de Martine Moïse podría tener alguna repercusión.

“Obviamente está en posición de desempeñar algún papel… dado lo abiertas que están las cosas”, afirmó, y consideró sorprendente la declaración del Core Group porque no hace referencia a Joseph. “Uno tiene que preguntarse si los avances en la investigación tienen algo que ver con esto. Todas son piezas del rompecabezas que están cambiando de un momento a otro. Ahora se ve muy difícil dilucidar cómo armarlas”.

Las autoridades de Haití y Colombia dicen que al menos 18 sospechosos directamente vinculados al asesinato fueron arrestados, la mayoría exsoldados colombianos. Al menos tres sospechosos fueron abatidos y la policía señaló que busca a varios más. Las autoridades colombianas han dicho que la mayoría de exsoldados fueron engañados y no tenían conocimiento del complot para asesinar al mandatario.

La policía de Haití identificó el domingo a otro sospechoso en el caso: Pierre Joseph Ashkard. Registros en internet muestran que es un empresario que reside en Canadá y dirige un negocio relacionado con la salud en Texas junto con Christian Emmanuel Sanon, un médico y pastor haitiano a quien las autoridades locales arrestaron recientemente y lo consideran un sospechoso clave.

EEUU advierte a haitianos y cubanos que no intenten huir a su territorio

Washington advirtió el martes a haitianos y cubanos, cuyos países se encuentran sumidos en graves crisis, que serán repatriados si intentan huir a Estados Unidos, en tanto hizo hincapié en los peligros del viaje.

Cuba, en tanto, registró el fin de semana manifestaciones sin precedentes contra las condiciones de vida y el gobierno comunista / Foto de referencia (YAMIL LAGE/)

“Nunca es el momento adecuado para intentar migrar por mar”, dijo el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas. “No vale la pena correr el riesgo (…) Permítame ser claro: si se lanza al mar, no será para venir a Estados Unidos” subrayó.

Las declaraciones de Mayorkas se producen en momentos de agitación en ambos países caribeños. En Haití, agobiado ya por una profunda crisis política, económica y de seguridad, el presidente Jovenel Moise fue asesinado la semana pasada, sumiendo al país en el desconcierto.

Mayorkas dijo que aún no hay evidencias de un aumento en los intentos de ingresar a territorio estadounidense por mar desde esos dos países ubicados al sur de la península de Florida.

No obstante, indicó que la Guardia Costera, que patrulla con asistencia aérea las aguas de ese estado ubicado en el sureste de Estados Unidos, interceptará cualquier embarcación con migrantes. “Todo migrante interceptado en el mar, independientemente de su nacionalidad, se le impedirá ingresar a Estados Unidos”, dijo Mayorkas, agregando que el cruce del estrecho de Florida es muy peligroso durante la temporada de huracanes. También dijo que 20 personas murieron en las últimas semanas en su intento por llegar a territorio estadounidense.

Estados Unidos colabora con Haití en la investigación del asesinato de Moise y apostó buques de la Guardia Costera frente a las costas del atribulado país. “Estamos comprometidos a apoyar al gobierno haitiano, mientras busca justicia en este caso, y afirmamos el apoyo de Estados Unidos al pueblo de Haití”, dijo.

“También nos solidarizamos con el pueblo cubano y su llamado a liberarse de la represión y el sufrimiento económico que causa el régimen autoritario de Cuba”, agregó

Asesinato de Moïse traerá más inestabilidad a Haití

Tras décadas estudiando la política, la historia y la sociedad de su país, el académico haitiano Robert Fatton asegura que este miércoles ocurrió uno de los hechos más inquietantes que han tenido lugar en una nación marcada por la pobreza y las tragedias, las dictaduras y las conjuras políticas, los desastres naturales y las plagas.

“Incluso para un país inestable como Haití, un magnicidio de este tipo es un hecho insólito y preocupante”, dice Fatton en entrevista con BBC Mundo.

Y es que, en hechos aún no esclarecidos, el presidente del país, Jovenel Moïse, fue asesinado a tiros mientras dormía en su residencia de Puerto Príncipe.

Según dijo en un comunicado el primer ministro interino, Claude Joseph, un grupo de hombres armados, al parecer “hablando inglés y español” logró evadir la seguridad presidencial y colarse hasta donde dormía el mandatario junto a su esposa, que también fue herida de gravedad.

Se desconocen de momento las posibles motivaciones o autores detrás del atentado, aunque las autoridades informaron que cuatro sospechosos murieron y otros dos fueron capturados en un cruce a tiros con la policía.

“Cuando se analiza desde un punto de vista político, no es fácil pensar quién lo hizo o por qué. Ciertamente no sabemos quién se puede beneficiar de algo así. Es realmente uno de los hechos más intrigantes que han tenido lugar en la historia de Haití“, dice Fatton, quien es profesor de Gobierno y Relaciones Internacionales en la Universidad de Virginia, EE.UU.

El también autor de Haiti’s Predatory Republic: The Unending Transition to Democracy (“La República depredadora de Haití: la interminable transición a la democracia”, 2002) cree que un hecho de este tipo -y la forma en la que se resuelva- puede tener consecuencias no solo para la empobrecida nación caribeña.

“El asesinato del presidente Moïse pone a Haití a la puerta del caos y, como ha pasado en otras ocasiones, esa inestabilidad política y social puede tener implicaciones para toda la región”, dice.

“Otras situaciones como golpes de Estado o desastres naturales que han ocurrido a lo largo de los años no solo han llevado a consecuencias como oleadas de migrantes, sino que también han llevado a que muchos gobiernos o la propia ONU tengan que dar una respuesta”, agrega.

Con informacón de BBC Mundo

Ordenan cierre de frontera de República Dominicana con Haití por atentado

El presidente Luis Abinader ordenó este miércoles el cierre inmediato de la frontera dominicana con Haití, luego del asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse.
Según las informaciones, el mandatario convocó de urgencia, en el Palacio Nacional, a sus principales mandos militares con la finalidad de definir las estrategias a tomar, para prevenir hechos que vulneren la seguridad nacional.
El presidente Abinader dispuso el urgente reforzamiento de la vigilancia militar y de las acciones de seguridad en la línea fronteriza.

El presidente de Haití, Jovenel Moïse, fue asesinado este miércoles por hombres armados que perpetraron un asalto a su residencia de madrugada en el barrio de Pelerin de Puerto Príncipe, informó el primer ministro interino, Claude Joseph.
En el asalto resultó herida de bala la primera dama, Martine Moise, que está recibiendo cuidados médicos, según un comunicado leído por Joseph en la radio.

Milicias armadas asesinan a presidente de Haiti

El presidente de Haití, Jovenel Moïse, ha sido asesinado anoche en un ataque armado, ha confirmado en un comunicado el primer ministro del país, Claude Joseph.
Alrededor de la una de la madrugada, un grupo de individuos aún desconocidos, “algunos de los cuales hablaban español”, atacaron la residencia privada del mandatario y lo hirieron de muerte, indica el documento.
La primera dama, Martine Moïse, ha resultado herida de bala durante el ataque y está siendo tratada en un hospital.
Mientras tanto, el primer ministro y la Policía Nacional han condenado “este acto odioso, inhumano y bárbaro”, al tiempo que han llamado a la población a la calma, afirmando que la situación de seguridad en el país “está bajo el control” de la Policía y de las Fuerzas Armadas.
“Se toman todas las medidas para garantizar la continuidad del Estado y para proteger a la Nación”, asegura el comunicado, para concluir que “la democracia y la República ganarán”.