El alcalde de Miami, Francis Suárez, dijo que estaba negociando con el gobernador de Florida, Ron DeSantis, para que suspendiera rentas e hipotecas por al menos dos meses, ante la crisis generada por la pandemia del coronavirus.

Suárez afirmó estar preocupado porque este miércoles, 1 de abril, muchos residentes no contaran con los fondos para pagar sus rentas al no haber cobrado su salario debido a las afectaciones por el brote, que ha forzado el cierre de establecimientos y actividades, a la vez que se ha visto reducido el número de trabajadores en varios centros a causa de las medidas adoptadas, reportó Cibercuba.

El alcalde aseguró que otra de sus prioridades eran los residentes de edad avanzada que viven en asilos y edificios de bajos recursos.

Este miércoles Florida declaró una orden obligatoria de confinamiento, cuando el número de casos positivos se acercaba a los 7.000 en el estado, mientras que la cantidad de muertes ascendía a 87.

Ron DeSantis, especificó que la orden ejecutiva entraría en vigor a partir de la medianoche del jueves, quedando excluidas las actividades esenciales.

“Dada la situación única en Florida, hoy voy a hacer una orden ejecutiva que indique a todos los floridanos que limiten los movimientos e interacciones personales fuera del hogar solo a aquellos necesarios para obtener o proporcionar servicios esenciales o realizar actividades esenciales”, dijo el gobernador en conferencia de prensa.

El total de casos positivos en el estado alcanzó la cifra de 6.955, de los cuales, un total de 6.694 son residentes en el territorio.

Fuente: Agencias