HONDURAS

Guatemala y Honduras niegan acuerdo con Estados Unidos sobre fronteras

Los Gobiernos de Guatemala y Honduras negaron el martes (13.04.2021) haber firmado un acuerdo con Estados Unidos para blindar sus fronteras y contener a la migración irregular, como aseguraron altas funcionarias de Washington, que también involucraron a México.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, anunció el 12 de abril un acuerdo con México, Honduras y Guatemala para que movilicen a miles de militares y policías en sus fronteras para frenar la migración hacia Estados Unidos, que alcanzó cifras récord en marzo. Asimismo, la asistente especial sobre inmigración en el Consejo de Política Nacional de la Casa Blanca, Tyler Moran, declaró que los tres países habían convenido aumentar el patrullaje en zonas limítrofes.

De acuerdo con Psaki, México decidió mantener 10.000 soldados en su frontera sur, lo cual “resultó en el doble de interdicciones diarias de migrantes”; en tanto Guatemala envió 1.500 policías y militares a su frontera con Honduras, y Honduras desplegó 7.000 elementos.

¿Qué dice Guatemala?

“Con relación a las declaraciones vertidas recientemente por la vocera de la Casa Blanca, en donde se afirma que Guatemala llegó a un acuerdo con Estados Unidos para la protección de fronteras, aclaramos que no existe ningún documento firmado en torno a esta materia”, indicó el Gobierno de Alejandro Giammattei en un comunicado

“Los 1.500 elementos de las fuerzas de seguridad a los que se hace referencia en las declaraciones [de Psaki], corresponden al despliegue específico que Guatemala anunció ante la llegada de flujos masivos de personas con características migrantes, en enero de este año”, respondió el Gobierno guatemalteco. “Desde el año pasado se coordinan también acciones conjuntas con gobiernos de países vecinos, que incluyen despliegue institucional simultáneo en frontera”, añadió.

¿Qué dice Honduras?

En mismo sentido, Honduras dijo que no existe tal pacto: “no ha habido ningún tipo de acuerdo sobre militarizar las fronteras”, aseguró a medios locales de prensa, vía teléfono, el embajador de Honduras en Washington, Luis Suazo. Los supuestos acuerdos entre EE.UU., México, Honduras y Guatemala para movilizar militares y policías en sus fronteras “son incorrectos y no existen”, enfatizó el funcionario, quien dijo que el Departamento de Estado de EE.UU. tiene previsto emitir una aclaración sobre el tema.

Una delegación oficial de Honduras viajó la semana anterior a Washington para dialogar con autoridades estadounidenses sobre las redes de tráfico de personas y las caravanas migrantes, una modalidad que inició en octubre de 2018 en el país centroamericano, con la idea de llegar a Estados Unidos.

“Hemos hablado sobre hacer un esfuerzo muy grande sobre las personas que están ejerciendo acciones criminales alrededor de las caravanas y que están aprovechándose de la necesidad de la gente, le están dando información que no es correcta, incentivando la migración bajo información incorrecta”, explicó Suazo.

México, Guatemala y Honduras desplegarán mayor vigilancia contra inmigrantes que aspiren ir a EEUU

Los esfuerzos del gobierno del presidente Joe Biden para detener la inmigración hacia los Estados Unidos están dando los primeros resultados, aunque se trata de estrategias de vigilancia, más que de atención a las causas de que las familias decidan dejar sus tierras de origen.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, confirmó que las negociaciones con México, Guatemala y Honduras derivaron en el despliegue de más militares y policías en las distintas fronteras, a fin de evitar movilizaciones masivas de inmigrantes, conocidas como caravanas.

“Ha habido una serie de discusiones bilaterales entre nuestro liderazgo y los gobiernos regionales de México, Honduras y Guatemala. A través de esas discusiones, hubo un compromiso… de aumentar la seguridad fronteriza”, confirmó Psaki en conferencia de prensa.

La portavoz no precisó cuándo se hicieron esos acuerdos y si la vicepresidenta Kamala Harris, responsable de atender las causas que originan la migración de los países del Triángulo Norte, fue quien logró esos compromisos.

“México tomó la decisión de mantener 10,000 soldados en su frontera sur, lo que resultó en el doble de interdicciones diarias de migrantes”, indicó. “Guatemala envió a 1,500 policías y militares a su frontera sur con Honduras y acordó establecer 12 puestos de control a lo largo de la ruta migratoria. Honduras incrementó a 7,000 policías y militares para dispersar un gran contingente de migrantes”.

Psaki justificó que las negociaciones “ocurren a varios niveles” y mencionó a la asesora de la Casa Blanca para atender la frontera, Roberta Jacobson, como parte de esos esfuerzos.

“Hemos tenido a Roberta Jacobson trabajando… para ayudar a tener estas discusiones con la región sobre los pasos que se pueden tomar para ayudar a reducir la cantidad de migrantes que llegan a la frontera entre Estados Unidos y México”, precisó.

A Psaki se le insistió si los acuerdos sobre el despliegue de mayor vigilancia en las fronteras son recientes. Ella confirmó que sí.

“Creo que es, es justo decirlo, pero también diría que a menudo estas discusiones están en curso durante un período de tiempo y tienen lugar en varios niveles del gobierno”, insistió.

Aunque dio cifras precisas sobre el despliegue de militares y policías, la portavoz dudó sobre cómo los gobiernos aliados de EE.UU. implementarán sus planes.

“Tendría que hablar con estos países sobre cómo se implementarán. Creo que el objetivo es hacer más difícil el viaje y hacer más difícil cruzar las fronteras”, justificó.

Caravana de 6,000 inmigrantes rumbo a EEUU es bloqueada por ejército de Guatemala

Una nueva crisis migratoria surgió en Centroamérica con la caravana migrante procedente de Honduras, con unos 9,000 personas en camino a los Estados Unidos; 6,000 están varadas en Guatemala y otras 3,000 avanzan hacia México.

Las autoridades de Guatemala desplegaron cientos de militares para bloquearles el paso y en un video publicado en Twitter se puede ver cómo la valla del ejército fue vencida.

A pesar de ello, los inmigrantes permanecen varados en una carretera del este de Guatemala, donde las fuerzas de seguridad han bloqueado su paso, reportó la agencia Efe.

“Biden déjanos entrar”, dicen algunos de los anuncios que portan los hondureños.

Hasta el momento, el equipo del presidente electo Joe Biden no se ha pronunciado.

Mientras los migrantes hondureños se encuentran detenidos desde el sábado en el mismo punto del departamento de Chiquimula, a unos 200 kilómetros al este de la capital guatemalteca, el Instituto para las Mujeres en la Inmigración lanzó una postura para asegurar que tanto ese gobierno como el de México atiendan la movilización sin represión.

El grupo recordó que en enero del 2020, la Guardia Nacional mexicana desplegó cientos de elementos para reprimir y detener a inmigrantes centroamericanos camino a los EE.UU.