Tag: HOSPITALES

California corre peligro de colapso en hospitales por rebrote del Covid-19

 Las autoridades de California advirtieron a sus residentes que es demasiado arriesgado celebrar las vacaciones de invierno como antes y que, si no cambian de planes, podría sobrevenir un desastre de salud después de los feriados: una explosión mortal de casos de coronavirus.

El estado ha registrado medio millón de casos de coronavirus en las últimas dos semanas. El gobernador Gavin Newsom dijo el lunes que un modelo de proyección muestra que California podría enfrentar casi 100,000 hospitalizaciones en un mes.

Las autoridades rogaron a las personas que se queden en casa, eviten convivir con personas que no sean con las que conviven normalmente y que usen mascarillas y caretas para evitar un aumento repentino.

“Otro repunte de casos en las vacaciones de invierno será desastroso para nuestro sistema hospitalario y, en última instancia, significará que muchas más personas simplemente no estarán con nosotros en 2021”, afirmó sin rodeos la directora de Salud Pública del condado de Los Ángeles, Barbara Ferrer, en una sesión informativa.

El aumento actual está abrumando las salas de emergencia en los centros urbanos y en las zonas rurales, incluso la frontera con México, donde el sistema hospitalario advirtió que se está quedando sin camas para pacientes.

Las condiciones en el Centro Médico Regional El Centro, en la esquina sureste del estado, son desesperadas, incluso peores que durante una oleada de verano, indicaron funcionarios hospitalarios.

“No tenemos espacio para nadie. Hemos estado reteniendo pacientes durante días porque no podemos trasladarlos, no podemos conseguirles camas”, dijo el doctor Alexis Lenz, médico de la sala de emergencias del centro médico en el condado de Imperial, donde residen unas 180,000 personas.

De los 175 pacientes en el hospital el lunes, 131 tenían Covid-19. El centro, con licencia para 161 camas, debió erigir una carpa de 50 camas en su estacionamiento y estaba convirtiendo tres quirófanos para atención de enfermos del virus.

INSÓLITO| Hospitales de EEUU despiden personal debido a la pandemia

Casi un millón y medio de personas han perdido sus empleos en el sector de la salud en Estados Unidos desde marzo, entre ellas 135.000 que trabajaban en hospitales, cuyos ingresos se han reducido por la caída en el número de pacientes con afecciones distintas de la COVID-19.

Desde marzo, las operaciones y los exámenes no urgentes se han cancelado en la mayoría de los hospitales de todo el país. El confinamiento ha disminuido el número de accidentes, y muchos pacientes con enfermedades crónicas evitan acudir a estos centros de atención de salud por temor a contagiarse con el nuevo coronavirus.Nuestra cobertura sobre el Coronavirus.
Haz clic para ver las últimas noticias y consejos para evitarlo.

Personal sanitario de todas las especialidades se alistó al batallón que le ha hecho frente a la pandemia en Nueva York, el principal foco en Estados Unidos. Incluso llegaron médicos desde otros lugares del país.  

Pero en otras regiones menos afectadas por el virus, los hospitales terminaron con camas vacías. 

En Miami, las salas de emergencia del hospital infantil reciben solo un centenar de personas cada 24 horas, la mitad de los que atendía antes. 

A principios de abril se redujeron las vacantes para enfermeras que laboran a destajo, como Dayna James, de 40 años, que solía trabajar en la sala de emergencias dos días a la semana. 

“En el sur de Florida no hay suficientes pacientes, el hospital no puede pagar a todo el personal que no tiene nada que hacer”, cuenta James a la AFP. “Es triste, es mi vocación, ha sido mi carrera durante 17 años”. 

Ella permanece “de guardia”: el hospital la llamó el domingo, cuando se celebraba el Día de la Madre. “Nadie quería trabajar, pero yo estaba desesperada, por supuesto que fui”. 

En Washington, en marzo las operaciones de cadera o rodilla, las extracciones de apéndice y de vesícula no urgentes y exámenes de imagen médica como tomografías y resonancias magnéticas se pospusieron indefinidamente. Pero no hubo un pico de COVID-19 que ameritara una movilización general del personal.

“La covid ha hecho obsoleto mi trabajo”, dice una enfermera de 34 años que prefiere permanecer en el anonimato y que se ocupaba de cuidados pre y postoperatorios. “No hemos hecho cirugías no urgentes durante dos meses, que eran la principal fuente de ingresos para nuestro servicio”. 

En el sistema estadounidense, muchas enfermeras trabajan por cuenta propia y cobran “por día”, lo que permite al hospital reducir los costos de personal de un día a otro. La enfermera de Washington solo trabaja nueve horas por semana, en comparación con las 36 horas anteriores a la pandemia. 

– La COVID no es rentable – 

“El sistema de salud estadounidense se financia proporcionando exámenes y operaciones no urgentes que son muy costosos, y construyendo hospitales gigantes basados en este modelo económico”, dice a AFP el profesor Howard Markel, director del Centro de Historia de la Medicina de la Universidad de Michigan. Él mismo tuvo que decidir que no pagaría los aportes jubilatorios de sus empleados para el próximo año debido a la caída de ingresos de su centro médico.