Tag: ICE

Estados Unidos alcanza en abril la cifra más baja de deportaciones desde que hay registro

El número de deportaciones llevadas a cabo por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) durante el mes pasado cayó al nivel mensual más bajo registrado, una caída que se produce cuando los cruces fronterizos ilegales se mantienen en un máximo de 20 años, según datos de las autoridades migratorias divulgados por The Washington Post el miércoles.

ICE deportó a 2,962 inmigrantes en abril, según la agencia. Es la primera vez que la cifra mensual cae por debajo de 3.000, según muestran los registros. El total de abril es una disminución del 20 % respecto a marzo, cuando ICE deportó a 3,716 inmigrantes.

“El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) ha concentrado sus limitados recursos de aplicación de la ley en amenazas a la seguridad nacional, la seguridad fronteriza y la seguridad pública”, dijo la agencia en un comunicado. “Esto ha permitido que ICE se concentre en la calidad de las acciones de ejecución y en cómo promueven la seguridad de nuestras comunidades en lugar de la simple cantidad de arrestos y deportaciones”.

El presidente Joe Biden decretó una suspensión de 100 días de las deportaciones a su llegada al poder, pero un fallo en una demanda encabezada por el estado de Texas bloqueó esta medida a los pocos días.

Las deportaciones, sin embargo, han bajado igualmente coincidiendo además con un gran incremento de la llegada de inmigrantes procedentes, sobre todo, de Centroamérica, muchos de ellos en familia o menores no acompañados.

La crisis en la frontera con México se ha convertido, de hecho, en uno de los mayores dolores de cabeza del gobierno de Biden durante sus primeros 100 días en el poder.

La cifra de 2,962 personas no incluye las expulsiones realizadas por la Oficina de Control de Inmigración y Aduanas (CBP) realizadas en la frontera, que en marzo pasado superaron las cien mil.

Las deportaciones de abril publicadas por The Washington Post y que aún no ha difundido el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés) se suman a las de un año con cifras inusualmente bajas.

En los siete meses que van del presente año fiscal, que empieza en octubre, Estados Unidos ha deportado a unas 37,000 personas. De seguir a este ritmo sería la primera vez que baja de 100.000 en un solo año.

Con el expresidente Donald Trump (2017-2021) en la Casa Blanca, Estados Unidos deportó a unas 240,000 personas al año de media, menos que durante el gobierno de Barack Obama (2009-2017).

Se estima que hay 11 millones de inmigrantes que viven en los Estados Unidos sin estatus legal, incluidos 1,2 millones a los que un juez les ordenó salir del país, según estadísticas de ICE.

Sheriff hispano de Houston será nominado por Biden para ser jefe de ICE

El sheriff del Condado Harris Ed González ha dedicado gran parte de su vida al servicio público en el área de Houston, por muchos años fue oficial de la Policía de Houston antes de convertirse en concejal del Distrito H para representar uno de los sectores más hispanos de la cuarta ciudad más grande del país.

La trayectoria de González sin duda fue determinante para que el presidente Joe Biden anunciara este martes que nominará a González para ser el jefe de la Oficina y de Inmigración y Control de Aduanas (ICE por sus siglas en inglés).

González será nominado por Biden para tomar las riendas de ICE, según informó la Casa Blanca, actualmente el funcionario se desempeña como sheriff del tercer condado más grande del país, cargo que ha ejercido desde enero de 2017.

González tiene un título profesional en Justicia Criminal de la Universidad de Houston Downtown y previamente ejerció como oficial de la Policía de Houston por más de 18 años.

Tras retirarse del Departamento de Policía en el año 2009, González se postuló para ser concejal del Distrito H y fue elegido como en el 2010, en este cargo estuvo al frente por seis años.

Durante su campaña para el puesto de sheriff de Harris González prometió revocóar el acuerdo que el condado había logrado con ICE para hacer cumplir el programa 287g, que entrega con mayor celeridad a las autoridades de inmigración a las personas detenidas por esa autoridad local y que se encuentran ilegalmente en el país, y lo cumplió.

González, además, se mostró en clara oposición a las redadas indiscriminadas hechas por la administración Trump y lideradas por la agencia que ahora podría dirigir.

La juez del Condado Harris Lina Hidalgo felicitó a González por su nominación y dijo que “me entristecerá que nos deje, pero el presidente Biden ganará un líder compasivo, reflexivo y valiente”.

ICE anuncia sus nuevas prioridades para detener y deportar a inmigrantes

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE) está implementando hoy una guía operativa interina que regirá temporalmente sus operaciones civiles de cumplimiento y remoción de inmigración, hasta que el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, emita nuevas pautas de cumplimiento para esta agencia.

Se espera que Mayorkas emita nuevas pautas de aplicación en menos de 90 días, después de consultar con el personal del Departamento de Seguridad Nacional y las partes interesadas externas.

El cambio fundamental de las prioridades de detención por parte del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE), es que deberá concentrarse en detener y deportar a inmigrantes que supongan una amenaza para la seguridad nacional.

El ICE dijo en un comunicado que esas prioridades son:  deberá enfocar sus recursos de ejecución y remoción de inmigrantes en amenazas a la seguridad nacional, la seguridad fronteriza y la seguridad pública.

La guía define en qué casos se presume que presentan tales amenazas y no requieren aprobación previa.

La guía también establece un proceso de aprobación previa para cualquier acción civil de cumplimiento de la ley de inmigración que no cumpla con los criterios de presunción.

Además, la guía establece los requisitos de presentación de informes semanales para asegurar la coordinación y coherencia y para informar el desarrollo de las pautas finales de aplicación del secretario de Seguridad Nacional.

Según el memorando del DHS, en la primera categoría de deportaciones están los extranjeros que hayan participado en alguna actividad de espionaje o terrorismo, de forma que su expulsión sea necesaria para la protección de la seguridad nacional de Estados Unidos.

La segunda categoría comprende a los extranjeros que presenten un peligro para la sociedad o que hayan sido condenados por delitos graves o vinculación con pandillas criminales.

En la tercera categoría caben los extranjeros detenidos al cruzar la frontera ilegalmente después del 1 de noviembre de 2020 o si no han estado dentro del país antes de esa fecha.

En este sentido, el gobierno de Estados Unidos quiere reiterar a los migrantes que la frontera no está abierta con el objetivo de evitar nuevas oleadas de inmigrantes llegando a la frontera con México.

Este documento llega después de que la moratoria de 100 días a las deportaciones impuesta por la Administración Biden fuera bloqueada temporalmente por un juez texano, aunque la estrategia ahora será reducir las detenciones con fines de deportación a los inmigrantes peligrosos y los recién llegados.

Un gran cambio, aunque sea temporal

Con este memorando cambian radicalmente las prioridades recientes de ICE, cuando la Administración del hoy expresidente Donald Trump pidió a las autoridades migratorias que apuntaran a todos los indocumentados que viven en el país.

Este nuevo modelo se asemeja, en cambio, al mantenido durante el mandato de Barack Obama (2009-2017), aunque eso no significó un menor número de deportaciones, ya que el demócrata expulsó del país o devolvió a sus países de origen a millones de inmigrantes, muchos de ellos en la misma frontera.

Trump deportó a unas 935,000 personas durante su mandato de cuatro años (2017-2021), en comparación con casi 1.6 millones durante el primer mandato de Obama, según cifras del Migration Policy Institute (MPI).

Para detener a un inmigrante que no entre en estas categorías los agentes deberán pedir autorización y justificar los motivos que llevarían a este arresto con vistas a la deportación.

Se restringen además los arrestos de los indocumentados que se encuentren con una persona que sea objetivo de una operación del ICE en el momento de la detención de esta, si no forman parte de los tres grupos de prioridad ya indicados.

Conozca a Alejandro Mayorkas, el inmigrante que estará al frente de la seguridad de Estados Unidos

Hijo de inmigrantes y llegado a Estados Unidos siendo un niño, Alejandro Mayorkas se convirtió este martes en el primer hispano en ser confirmado secretario de Seguridad Nacional, un cargo desde el que deberá resguardar al país de cualquier amenaza, proteger sus fronteras y hacer cumplir las leyes de inmigración.

El nombramiento de Alejandro Mayorkas, de 61 años y quien abandonó Cuba junto a sus padres en 1960 tras el triunfo de la revolución encabezada por Fidel Castro, recibió el visto bueno en el Senado en una estrecha votación 56-43.

“Ali”, como lo llaman sus allegados, y su hermana, Cathy, dejaron atrás la cálida isla a la que su padre, Charles R. “Nicky” Mayorkas, no pudo volver jamás. Para su madre, Anita Gabor, una judía que huyó de Rumanía a Francia y de allí a Cuba, sería la segunda vez que buscaba refugio.

Un funcionario con experiencia

El nuevo secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) es un hombre que ya se fogueó en la administración pública durante la era de Barack Obama (2009-2017) y llega al frente del Departamento de Seguridad Nacional, una agencia con cerca de 300,000 empleados y un presupuesto de $49,800 millones de dólares al año, con una amplia experiencia en el ámbito legal.

Entre 2009 y 2013 dirigió el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS, en inglés) y posteriormente se convirtió en subsecretario adjunto de esa dependencia entre 2013 y 2016.

Sobre su experiencia como subsecretario del DHS, el diario The Washington Post recordó una reunión que Mayorkas convocó en 2015 cuando se preparaban para una nueva crisis en la frontera con México, debido a la masiva llegada de inmigrantes acompañados de menores de edad que, por orden de un juez, no podrían permanecer retenidos períodos prolongados en las cárceles de inmigración.

“Un funcionario en la mesa, Tom Homan, propuso una ‘separación administrativa’, según dos de los asistentes a la reunión. El gobierno encarcelaría a los padres y enviaría a sus hijos a refugios”, relató el Post, que indicó que la respuesta de Mayorkas fue rotunda: “No vamos a hacer eso”.

La propuesta tomaría vida durante la pasada Administración de Donald Trump, que llegó a separar a cerca de 3,000 pequeños de sus padres indocumentados detenidos en la frontera, y será uno de los retos que Mayorkas deberá encarar como secretario, pues deberá reunir a unos 545 menores que aún no han sido devueltos a sus familias.

Ya convertido en subsecretario del DHS Mayorkas pudo volver a La Habana, como parte de los acercamientos que Obama lideró para normalizar las relaciones con Cuba.

“Fui con el corazón nervioso”, admitió, según una nota publicada en noviembre de 2015 por el Post.

De su paso por la isla -algo que soñó hacer junto a su padre-, la publicación rescató que, cumplida la agenda oficial, el funcionario visitó el cementerio donde reposan los restos de sus parientes, así como la escuela primaria y la fábrica de su padre.

Deportan a más de 150 extranjeros que se negaron a salir voluntariamente de EEUU

El gobierno de Estados Unidos informó ayer que más de 150 extranjeros que se negaron a salir voluntariamente del país, luego de una orden de deportación, fueron arrestados y sacados del territorio nacional en lo que va del mes de noviembre.

El Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) explicó en un comunicado de prensa -sin detallar la procedencia de los encartados- que el anuncio fue hecho por un alto funcionario estadounidense en McAllen, estado de Texas.

“El ICE se toma en serio su obligación de hacer cumplir las leyes de inmigración de nuestra nación”, dijo el alto funcionario, en cumplimiento de las funciones del director Tony H. Pham.

ICE retoma las deportaciones aceleradas en todo el paísEl proceso de había detenido el 27 de julio de 2019 y ahora se implementa con el objetivo de “evitar que los delincuentes peligrosos ingresen a las comunidades” en EE. UU., anunció Inmigración.

Las detenciones y posterior deportación de los individuos se enmarcan en la denominada ‘Operación Promesa Rota’.

El ICE asegura que “aproximadamente el 86% de los arrestados también tenían condenas penales o cargos pendientes”.

La entidad señala que de modo general la persona solicita la salida voluntaria, que es después concedida por un juez migratorio. Al solicitante se le conceden entre 60 y 120 días para organizar su salida, en lugar de enfrentar una deportación formal.

Además de las barreras a una posible readmisión, un reingreso ilegal después de una deportación formal es un delito grave punible con hasta 20 años de prisión, recordaban las autoridades migratorias.

ICE buscará a indocumentados que incumplen con salida voluntaria del país

De acuerdo con un documento obtenido por CNN, la agencia pondrá en marcha la “Operación Promesa Rota” para detener y deportar a los indocumentados que “rompen su promesa de salir voluntariamente del país”.

Las personas que residen en Estados Unidos de manera ilegal pueden optar por salida voluntaria en una fecha específica. Con esto evitan arresto, deportación y la prohibición de volver a ingresar al país de manera legal.

“Desafortunadamente, a lo largo de los años, miles de inmigrantes han aceptado el beneficio de salida voluntaria sin cumplir su promesa al gobierno, no salen a tiempo de los Estados Unidos”, dice el memo.

Cerca de 16,451 inmigrantes recibieron ese beneficio en 2020, según datos de la Universidad de Syracuse. Las operaciones contra inmigrantes que incumplían con el retiro voluntario fueron suspendidas durante el gobierno de Barack Obama para enfocarse en indocumentados involucrados en acciones criminales.

La nueva operación se conoce días después de que ICE anunciara un plan de deportaciones rápidas.

Un juez federal bloquea alza de tarifas para trámites de la ciudadanía americana

Un juez federal en el norte de California bloqueó este martes el alza de tarifas a algunos trámites del Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS), que entraría en vigencia el próximo 2 de octubre y que afectaba gestiones como el de la naturalización.

El juez federal Jeffrey S. White en Oakland, California, falló en favor de una demanda presentada el pasado 21 de agosto por una coalición de ocho organizaciones encabezada por el Centro de Recursos Legales para Inmigrantes (ILRC), con sede en San Francisco.

El pasado 31 de julio USCIS anunció que aplicará a partir del 2 de octubre un incremento promedio de 30 % en sus tarifas, pero que en algunos casos llega a 535 %. La agencia justificó las alzas para financiar sus operaciones.

Uno de los procesos más afectados con el nuevo incremento es el proceso de naturalización, que pasará de $640 a $1,170 dólares, cifra a la que se le debe sumar el pago del proceso de los datos biométricos, y que tenía en una contrarreloj a muchos migrantes para someter sus solicitudes antes del próximo viernes.

En su demanda, la coalición señaló que la nueva Regla de Tarifas viola la Ley de Procedimiento Administrativo y constituye una acción de agencia “arbitraria y caprichosa”.

La querella legal también argumenta que la Ley de Inmigración y Nacionalidad prioriza la unidad y diversidad familiar, sin embargo, “al hacer deliberadamente imposible el costo de asegurar los beneficios de inmigración esenciales para millones de familias inmigrantes, la política de la Administración Trump hace que la separación familiar sea inevitable y viola las leyes estatutarias y constitucionales”.

“Con la nueva regla de tarifas, la Administración Trump ha demostrado su voluntad de ignorar el estado de derecho en la búsqueda de su agenda antiinmigrante y xenófoba”, advirtió Melissa Rodgers, directora de programas de ILRC.

Designan en el ICE a un inmigrante acusado de persecución a asiáticos

El nuevo director interino de la oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) es un inmigrante y ha provocado duras críticas, especialmente entre los defensores de los estadounidenses de origen asiático.

Tony Pham es un refugiado de Vietnam, quien llegó al país con su familia en 1975.

Ahora, el inmigrante naturalizado fue seleccionado para suceder a Matt Albence como nuevo director interino, pero además de calificar la decisión como “hipócrita”, los defensores de inmigrantes advierten que la carrera de Pham está enfocada a la persecución.

Los activistas indican que las deportaciones de asiáticos aumentaron drásticamente durante el Gobierno del presidente Donald Trump, incluyendo personas protegidas por acuerdos del 2008.

“Al nombrar a un refugiado como jefe de una agencia que constantemente viola los derechos de los refugiados es una táctica comúnmente utilizada por Trump para dividir nuestras comunidades”, dijo a NBC News Tracy La, directora ejecutiva de la organización VietRISE.

Antes de unirse al Departamento de Seguridad Nacional (DHS), trabajó como fiscal en Richmond, Virginia, y como superintendente en la Cárcel Regional Península de Virginia, indicaron defensores.

“No nos sentimos optimistas de que habrá un cambio en la forma en que se administra ICE”, dijo Phi Nguyen, la director de litigios en Asian Americans Advancing Justice (AAAJ).

Los activistas consideran que el nombramiento de Pham y la forma en que ha llevado su carrera ayudará a soportar la teoría del “buen inmigrante contra el mal inmigrante”.

ICE defendió su decisión y dijo que Pham y su familia se hicieron ciudadanos una década después de llegar a los EE.UU y lo hicieron “por el camino legal”.

Denuncian que hay más de 3,000 inmigrantes en centros de detención del ICE que tienen Coronavirus

ICE asegura que ha hecho pruebas a la mitad de los indocumentados que están bajo su custodia

El número de casos del coronavirus SARS-Cov-2 en los centros de detención para indocumentados del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) ya superó la cifra de 3,000, de acuerdo a la agencia federal.

Según datos difundidos este jueves por el ICE, el total de casos confirmados de la COVID-19 en los centros de detención del país asciende a 3,077, de los cuales actualmente 871 son vigilados y aislados al interior de las instalaciones.

De esa cifra, al menos dos de ellos fueron letales.

La población total de inmigrantes en sus centros asciende actualmente a 22,579, mientras que el número total de pruebas efectuadas es de 11,828, según la contabilidad difundida este jueves.

Los mayores brotes se registran en el centro de detención Bluebonnet, en Dallas (Texas), con 286 casos, seguido del centro de Eloy, en Phoenix (Arizona), con 250 positivos.

El Centro de Procesamiento de Montgomery, en Houston (Texas), con 202 casos; el californiano Centro de Detención de Otay Mesa, con 168 casos; y el Centro de Procesamiento del Condado Otero, en El Paso (Texas), con 142, siguen en la lista de los centros de ICE con mayores números de casos.

A los más de 3,000 casos entre los indocumentados retenidos en los centros de ICE hay que agregar 45 empleados de esas instalaciones o que tienen contrato con la agencia federal.

ICE expulsará de EEUU a estudiantes extranjeros que tomen clases virtuales en el otoño

La Oficina de Servicios de Inmigración y Aduanas (ICE, por su siglas en inglés) advirtió el lunes que los estudiantes extranjeros que sólo tomen clases a través de internet el próximo semestre tendrán que cambiar de universidad o abandonar el país.

La nueva política, anunciada en su página web, afectará a miles de estudiantes extranjeros inscritos en universidades estadounidenses que, en medio de la pandemia del COVID-19, aún no han finalizado planes para las clases de otoño.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por su sigla en inglés), prevé publicar “los procedimientos y responsabilidades” de los inmigrantes con visas de estudiantes en el diario oficial del Gobierno (Federal Register).

Según el documento, habrá exenciones temporales para los estudiantes con visas “F-1″ y “M-1” que asisten a universidades enteramente virtuales, porque el Departamento de Estado de todas maneras no les extenderá visas.

Algunos estudiantes con visa “F-1″ podrán tomar un curso en línea, con un máximo de tres créditos, al igual que estudiantes que asisten a universidades con planes de estudio “híbridos”: es decir, cursos presenciales y también por internet.

En todo caso, la medida ya ha sido rechazada por grupos defensores de los inmigrantes, que advierten del enorme costo económico para las universidades que tienen un alto porcentaje de estudiantes internacionales.

Conozca cuáles son los dos mayores problemas que enfrentan los inmigrantes ante ICE

Aunque los inmigrantes bajo custodia de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) tiene una mayor y mejor representación legal gratuita, muchos de ellos no logran salir del encierro, debido a que los jueces no otorgan a todos el derecho a fianza y, cuando la aprueban, ésta resulta ser demasiado alta.

Un reporte de Law360 explica que la tasa de representación para las audiencias se ha duplicado desde 2015, pasando del 35% al ​​66% en los primeros ocho meses del actual año fiscal.

En esos eventos ante jueces, los inmigrantes y sus defensores tienen oportunidad de explicar porqué no son un peligro para permanecer en EE.UU. y, por ende, podrían pelear sus casos en libertad.

El reporte cita un informe del Centro de Intercambio de Acceso a Registros Transaccionales (TRAC) de la Universidad de Syracuse, donde se apunta que tener un abogado en la corte es positivo para el inmigrante, aunque eso no se refleja en las tasas de concesión de fianza, ya que han caído del 56% en 2015 al 48% en 2018 hasta 2020.

“Podríamos tener un núcleo de jueces de inmigración en este momento que tienen menos probabilidades de otorgar fianzas que quizás en el pasado”, reconoció Aaron C. Hall, director de defensa de deportación de la firma de abogados de inmigración Joseph & Hall PC.

Eso obliga a los inmigrantes a permanecer meses o años en el encierro, pues aunque no pueden ser deportados de inmediato, no pueden avanzar con sus casos en libertad.

A eso se suma el costo de las fianzas, ya que TRAC también encontró que el monto promedio es de $8,500 dólares, un aumento del 30% sobre el monto promedio de $6,500 en 2015.

Los montos varían a nivel nacional y hay reportes de que, por ejemplo, en Tacoma, Washington, el promedio es de $15,000 dólares, lo cual es tres veces el monto de $5,000 dólares en Chicago.

La jueza de inmigración Ashley Tabaddor, hablando en su calidad de presidenta de la Asociación Nacional de Jueces de Inmigración, le dijo a Law360 que hay distintos criterios en las cortes, como si cada una tuviera su “propia cultura”.

Este reporte es desalentador para los inmigrantes, en el contexto de que ICE puede ahora realizar deportaciones acelerades desde cualquier parte del país.

window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag(‘js’, new Date()); gtag(‘config’, ‘UA-80000477-2’);

Tribunal de Washington, D.C. permite a ICE acelerar deportaciones

Un Tribunal de Apelaciones en Washington, D.C. permitió a la agencia de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) ampliar el alcance de los procedimientos de deportación acelerados.

Los jueces consideran que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), del que depende ICE, tiene la discreción “única y no revisable” para realizar cambios en las expulsiones aceleradas.

Grupos de inmigrantes han luchado por detener la expansión de tal proceso, al considerarlo injusto, algo que dividió a los jueces, que decidieron respaldar a las autoridades.

Las deportaciones aceleradas se extienden a más 100 millas de la frontera, permitiendo el arresto y expulsión de los EE.UU. de inmigrantes que no pueden documentar la residencia desde hace más de dos años.

La medida se tomó considerando los esfuerzos de la Patrulla Fronteriza a menos de 100 millas de la frontera, donde se detiene extranjeros a los que se puede expulsar más fácilmente.

La opinión de la jueza Patricia Millett apunta que este tipo de deportaciones están consideradas por el Congreso en la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA), por lo que las autoridades migratorias hacen uso de esa herramienta.

Establece que, sin embargo, aquellos inmigrantes que soliciten asilo o demuestren amenazas en sus países de origen, podrían evitar este tipo de expulsión.

Agrega que esta forma de deportación había sido aplicada en casos excepcionales, pero no es irregular su extensión.

“Debido a las preocupaciones pasadas del Poder Ejecutivo sobre administrabilidad y precisión de la expulsión acelerada… el Secretario había elegido durante mucho tiempo aplicar esos procedimientos abruptos solo para ciertas clases reducidas de individuos”, apunta la opinión.

Se destaca que el titular del DHS tiene la “discreción” de aplicar la regla de acuerdo al contexto.

window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag(‘js’, new Date()); gtag(‘config’, ‘UA-80000477-2’);