Tag: INMIGRACIÓN

Kamala Harris visitará México y Guatemala para abordar migración

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, anunció ayer miércoles que visitará tan “pronto como sea posible” Guatemala y México como parte de su misión de abordar las causas de raíz de la llegada de personas migrantes a la frontera.

Harris dijo a la prensa que no tiene previsto viajar a la frontera, pero que sí tiene planeado visitar México y Guatemala, sin especificar una fecha: “tenemos planes para ir a Guatemala tan pronto como sea posible dadas las restricciones debido al COVID-19 y a otras cosas de esta naturaleza”, indicó Harris, a quien el presidente Joe Biden le encargó que trabaje con El Salvador, Guatemala, Honduras y México para abordar las causas de raíz de la afluencia de migrantes irregulares hacia Estados Unidos.

La funcionaria señaló también que Biden le pidió al secretario de Seguridad Interior (DHS), Alejandro Mayorkas, que se ocupe de la frontera. “A mí me encomendaron abordar las causas fundamentales” que llevan a la migración, afirmó la vicepresidenta, que este miércoles dirigió una rueda virtual con expertos como parte de su rol para encausar la diplomacia con México y los países del Triángulo Norte de América Central.

El aumento de la migración desde Centroamérica se ha convertido en uno de los principales desafíos para Biden en los primeros meses de su Gobierno. En marzo, la cantidad de personas migrantes irregulares detenidas en la frontera sur de Estados Unidos subió 71% con respecto al mes anterior, sumando 172.331. Una arista del creciente desafío que enfrenta la Administración de Biden es el aumento de la llegada de niñez no acompañada, que es admitida en el territorio estadounidense, y a quienes el Ejecutivo tiene que albergar mientras espera reunirlos con algún familiar.

Guatemala y Honduras niegan acuerdo con Estados Unidos sobre fronteras

Los Gobiernos de Guatemala y Honduras negaron el martes (13.04.2021) haber firmado un acuerdo con Estados Unidos para blindar sus fronteras y contener a la migración irregular, como aseguraron altas funcionarias de Washington, que también involucraron a México.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, anunció el 12 de abril un acuerdo con México, Honduras y Guatemala para que movilicen a miles de militares y policías en sus fronteras para frenar la migración hacia Estados Unidos, que alcanzó cifras récord en marzo. Asimismo, la asistente especial sobre inmigración en el Consejo de Política Nacional de la Casa Blanca, Tyler Moran, declaró que los tres países habían convenido aumentar el patrullaje en zonas limítrofes.

De acuerdo con Psaki, México decidió mantener 10.000 soldados en su frontera sur, lo cual “resultó en el doble de interdicciones diarias de migrantes”; en tanto Guatemala envió 1.500 policías y militares a su frontera con Honduras, y Honduras desplegó 7.000 elementos.

¿Qué dice Guatemala?

“Con relación a las declaraciones vertidas recientemente por la vocera de la Casa Blanca, en donde se afirma que Guatemala llegó a un acuerdo con Estados Unidos para la protección de fronteras, aclaramos que no existe ningún documento firmado en torno a esta materia”, indicó el Gobierno de Alejandro Giammattei en un comunicado

“Los 1.500 elementos de las fuerzas de seguridad a los que se hace referencia en las declaraciones [de Psaki], corresponden al despliegue específico que Guatemala anunció ante la llegada de flujos masivos de personas con características migrantes, en enero de este año”, respondió el Gobierno guatemalteco. “Desde el año pasado se coordinan también acciones conjuntas con gobiernos de países vecinos, que incluyen despliegue institucional simultáneo en frontera”, añadió.

¿Qué dice Honduras?

En mismo sentido, Honduras dijo que no existe tal pacto: “no ha habido ningún tipo de acuerdo sobre militarizar las fronteras”, aseguró a medios locales de prensa, vía teléfono, el embajador de Honduras en Washington, Luis Suazo. Los supuestos acuerdos entre EE.UU., México, Honduras y Guatemala para movilizar militares y policías en sus fronteras “son incorrectos y no existen”, enfatizó el funcionario, quien dijo que el Departamento de Estado de EE.UU. tiene previsto emitir una aclaración sobre el tema.

Una delegación oficial de Honduras viajó la semana anterior a Washington para dialogar con autoridades estadounidenses sobre las redes de tráfico de personas y las caravanas migrantes, una modalidad que inició en octubre de 2018 en el país centroamericano, con la idea de llegar a Estados Unidos.

“Hemos hablado sobre hacer un esfuerzo muy grande sobre las personas que están ejerciendo acciones criminales alrededor de las caravanas y que están aprovechándose de la necesidad de la gente, le están dando información que no es correcta, incentivando la migración bajo información incorrecta”, explicó Suazo.

México, Guatemala y Honduras desplegarán mayor vigilancia contra inmigrantes que aspiren ir a EEUU

Los esfuerzos del gobierno del presidente Joe Biden para detener la inmigración hacia los Estados Unidos están dando los primeros resultados, aunque se trata de estrategias de vigilancia, más que de atención a las causas de que las familias decidan dejar sus tierras de origen.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, confirmó que las negociaciones con México, Guatemala y Honduras derivaron en el despliegue de más militares y policías en las distintas fronteras, a fin de evitar movilizaciones masivas de inmigrantes, conocidas como caravanas.

“Ha habido una serie de discusiones bilaterales entre nuestro liderazgo y los gobiernos regionales de México, Honduras y Guatemala. A través de esas discusiones, hubo un compromiso… de aumentar la seguridad fronteriza”, confirmó Psaki en conferencia de prensa.

La portavoz no precisó cuándo se hicieron esos acuerdos y si la vicepresidenta Kamala Harris, responsable de atender las causas que originan la migración de los países del Triángulo Norte, fue quien logró esos compromisos.

“México tomó la decisión de mantener 10,000 soldados en su frontera sur, lo que resultó en el doble de interdicciones diarias de migrantes”, indicó. “Guatemala envió a 1,500 policías y militares a su frontera sur con Honduras y acordó establecer 12 puestos de control a lo largo de la ruta migratoria. Honduras incrementó a 7,000 policías y militares para dispersar un gran contingente de migrantes”.

Psaki justificó que las negociaciones “ocurren a varios niveles” y mencionó a la asesora de la Casa Blanca para atender la frontera, Roberta Jacobson, como parte de esos esfuerzos.

“Hemos tenido a Roberta Jacobson trabajando… para ayudar a tener estas discusiones con la región sobre los pasos que se pueden tomar para ayudar a reducir la cantidad de migrantes que llegan a la frontera entre Estados Unidos y México”, precisó.

A Psaki se le insistió si los acuerdos sobre el despliegue de mayor vigilancia en las fronteras son recientes. Ella confirmó que sí.

“Creo que es, es justo decirlo, pero también diría que a menudo estas discusiones están en curso durante un período de tiempo y tienen lugar en varios niveles del gobierno”, insistió.

Aunque dio cifras precisas sobre el despliegue de militares y policías, la portavoz dudó sobre cómo los gobiernos aliados de EE.UU. implementarán sus planes.

“Tendría que hablar con estos países sobre cómo se implementarán. Creo que el objetivo es hacer más difícil el viaje y hacer más difícil cruzar las fronteras”, justificó.

Kamala Harris y López Obrador dialogaron sobre migración ilegal

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, dialogaron este miércoles (07.04.2021) sobre la creciente migración ilegal hacia Estados Unidos, informó el mandatario.

“Existe disposición de nuestra parte para sumar voluntades en el combate al tráfico de personas y protección de los derechos humanos, sobre todo de niñas y niños”, escribió López Obrador en Twitter al confirmar la plática.

Joe Biden designó a finales de marzo a Kamala Harris como su encargada para frenar la migración desde Centroamérica y coordinarse con El Salvador, Honduras y Guatemala para combatir los problemas de violencia y corrupción que provocan la huida de sus ciudadanos.

Inmigrantes piden ayuda

Mientras tanto, un grupo de unos 50 inmigrantes, entre ellos padres con sus pequeños, acudió este miércoles hasta la residencia de Kamala Harris, para pedirle que interceda por los derechos de los indocumentados y de quienes aspiran a migrar hacia este país. 

Al grito de “Kamala, escucha, estamos en la lucha”, los manifestantes clamaron por el fin de las deportaciones y la detención de los inmigrantes menores de edad, así como por un estatus legal o la nacionalidad para millones de indocumentados y a trabajadores considerados esenciales. 

“Por favor, pare las deportaciones, dé algún permiso de trabajo, una ciudadanía, algo, porque nosotros estamos en este país y yo creo que no le hacemos daño a nadie, sino que venimos a trabajar y a salir adelante por nuestros hijos”, pidió Verónica Gasca a la vicepresidenta estadounidense.

Por primera vez y tras un año de pandemia, México anunció a finales de marzo el control terrestre para actividades no esenciales en su frontera sur, alegando que se debía evitar la propagación del coronavirus.

El tema también ha sido tratado por Biden y López Obrador durante conversaciones telefónicas sostenidas en enero y febrero.

Estimulados por la expectativa de flexibilización de algunas políticas migratorias por parte de Biden, miles de centroamericanos indocumentados intentan ingresar a Estados Unidos a través de la vasta frontera con México, incluidos cientos de menores que viajan solos.

Niñas migrantes llegan a Centro de Convenciones de San Diego

El primer grupo de niñas migrantes irregulares que serán albergadas de forma temporal en el Centro de Convenciones de San Diego (California, EE.UU.) arribó la noche del 27 de marzo procedente de Texas, informan ayer domingo medios locales.

El grupo de niñas de entre 13 y 17 años, que viajaron sin compañía de familiares, llegó la noche del sábado al Centro de Convenciones, el primer albergue de emergencia que se habilita en California en medio de la llegada incesante de migrantes irregulares a la frontera sur estadounidense.

Todd Gloria, el alcalde de esta ciudad, dijo el sábado que ese día llegarían hasta unas 500 niñas y que el centro espera albergar hasta aproximadamente 1.400 niñas y niños migrantes y solicitantes de asilo en Estados Unidos. “Es lo correcto”, defendió el alcalde en una rueda de prensa, junto a congresistas y autoridades locales, en la que se refirió a las familias de la niñez migrante: “Son padres que tomaron decisiones imposibles, que tú y yo ni siquiera podríamos imaginar”.

El albergue, abierto en coordinación con el federal Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés), alojará a niñas y niños migrantes no acompañados hasta mediados de julio, es decir poco antes de la primera convención en esas instalaciones en agosto, de acuerdo al compromiso suscrito con la Administración de Joe Biden.

View Post

El consulado mexicano en San Diego confirmó que la mayoría de quienes recibirán albergue en el Centro de Convenciones no son de ese país, con lo que se presume que se trata de niñas que han hecho un largo viaje para llegar a Estados Unidos. San Diego se suma a otras localidades del suroeste del país que, a causa de la situación en la frontera sur, recientemente han abierto albergues de emergencia para alojar a niñez migrante.

Trump asegura que entregó a administración de Biden la frontera más segura de la historia

El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, nuevamente arremetió contra la política migratoria que está llevando a cabo el gobierno de Joe Biden al asegurar que cuando dejó la Casa Blanca entregó “la frontera más segura de la historia”.

Todo lo que tenían que hacer era mantener un sistema que funcionaba sin problemas en piloto automático -opinó-. En cambio, en el lapso de unas pocas semanas, la Administración de Biden ha convertido un triunfo nacional en un desastre nacional”, señaló Trump en un comunicado.

Donald Trump también calificó las intervenciones del Secretario de Seguridad Nacional (DHS, en inglés), Alejandro Mayorkas, en las televisiones de “patéticas”, “inútiles” y de “desgracia nacional”: “Su presentación autocomplaciente en medio de una crisis masiva que él mismo ha ayudado a crear es una prueba más de que es incapaz de liderar el DHS”, sentenció.

El expresidente instó a reanudar la construcción del muro en la frontera con México, una de sus propuestas estrella y que fue paralizada por Joe Biden en su primer día en la Casa Blanca, y aseguró que por la frontera están entrando drogas a Estados Unidos, además de haber tráfico sexual y de personas.

“Las políticas temerarias de esta Administración están permitiendo y alentando crímenes contra la humanidad. ¡Nuestro país está siendo destruido!”, señaló Donald Trump.

EEUU enviará vacunas contra COVID-19 a México a condición de que AMLO sirva de muro a inmigrantes

El presidente Joe Biden aceptó enviar a México 2.5 millones de vacunas de Astra-Zeneca contra COVID-19, la cual no ha sido aprobada por la FDA.

Según The Washington Post, la Administración Biden habría condicionado al gobierno del mexicano Andrés Manuel López Obrador el envío de las vacunas contra COVID-19, a su ayuda para controlar el flujo de migrantes en la frontera.

Biden aceptó enviar también 1.5 millones de vacunas a Canadá. Las dosis están almacenadas y el gobierno esperaba la aprobación de la FDA, además de afirmar que esto no afectará el suministro de la dosis en el país.

Aunque funcionarios mexicanos y estadounidenses afirman que el acuerdo no es “un quid pro quo”, la Administración Biden espera mayor ayuda de México para controlar la llegada de inmigrantes de Centroamérica.

“Más bien, Estados Unidos dejó en claro que buscó la ayuda de México para manejar una afluencia récord de adolescentes y niños centroamericanos”, indica el reporte.

Entre las acciones es que México podría recibir a miles de familias deportadas por EE.UU.

México se comprometió a recuperar a más familias centroamericanas ‘expulsadas’ en virtud de una orden de emergencia de salud de EE.UU., al tiempo que instó a Biden a compartir el suministro de vacunas de EE.UU., dijeron los funcionarios”, se indicó.

Un reporte de The New York Times confirma la presión de la Administración Biden a la de López Obrador.

“Biden le preguntó al presidente Andrés Manuel López Obrador de México en una videollamada este mes si se podía hacer más para ayudar a resolver el problema”, se indicó.

DHS anunció proceso para atender a solicitantes de asilo en México

En seguimiento a una serie de órdenes ejecutivas emitidas la semana pasada, la administración del Presidente Biden anuncia otro paso en nuestra estrategia por fases para reformar el sistema migratorio de nuestra nación. A partir del 19 de febrero, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) comenzará la fase uno de un programa para restaurar el procesamiento seguro y ordenado en nuestra frontera suroeste.

DHS comenzará a procesar a los individuos que fueron forzados a “permanecer en México” bajo los Protocolos de Protección al Migrante (MPP). Aproximadamente 25 mil individuos retornados bajo MPP mantienen sus casos abiertos.Las personas no deben tomar ninguna acción en estos momentos, y deben quedarse donde se encuentran en espera de nuevas instrucciones.

“Pronto anunciaremos un proceso de registro virtual al que se podrá acceder desde cualquier lugar. Una vez que se hayan registrado, se les dará información adicional a los individuos que califiquen sobre el lugar y la fecha en que se deben presentar. Las personas no se deben acercar a la frontera hasta que se les instruya que deben hacerlo.“Como lo ha dejado claro el Presidente Biden, el gobierno de los Estados Unidos está comprometido a reconstruir un sistema migratorio seguro, ordenado y humano”, dijo el Secretario de Seguridad Nacional Alejandro Mayorkas.

“Esta última acción es otro paso en nuestro compromiso para reformar las políticas migratorias que no están alineadas con los valores de nuestra nación. Especialmente en la frontera, sin embargo, donde las preocupaciones de capacidad continúan siendo graves, los cambios tomarán tiempo. Los individuos que no sean elegibles bajo esta fase inicial deben esperar más instrucciones y no viajar a la frontera. Debido a la pandemia, las restricciones en la frontera se mantienen y se aplicarán”, agregó.

Bajo un enfoque conjunto dl gobierno, DHS, el Departamento de Estado y el Departamento de Justicia colaborarán con socios internacionales—incluyendo el gobierno de México y organizaciones internacionales y no gubernamentales—para procesar a los individuos elegibles para que continúen sus casos en los Estados Unidos.

Este nuevo proceso aplica a individuos que fueron retornados a México bajo el programa MPP, y cuentan con casos pendientes ante la Oficina Ejecutiva para la Revisión Migratoria (EOIR por sus siglas en inglés). Individuos fuera de los Estados Unidos que no fueron retornados a México bajo MPP, o que no cuentan con casos de migración activos ante la corte, no pueden participar en este programa y deberán esperar nuevas instrucciones. De forma similar, aquellos individuos en los Estados Unidos con casos activos de MPP, recibirán instrucciones por separado en el futuro próximo.Este anuncio no debe ser interpretado como una invitación para que las personas migren de forma irregular a los Estados Unidos. Los individuos seleccionados sólo podrán entrar a través de determinados puertos de entrada y en horarios establecidos.

Brindaremos instrucciones en los próximos días sobre cómo los individuos con casos activos de MPP podrán inscribirse de forma remota para continuar su proceso. Aseguraremos el cumplimiento de las leyes de inmigración y adoptaremos las medidas de seguridad fronteriza durante todo el proceso.Los Estados Unidos y nuestros socios emplearán todas las medidas de seguridad preventivas de acuerdo con las indicaciones de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), incluyendo el uso de mascarillas y el distanciamiento social. A los individuos procesados a través de este programa se les hará la prueba de COVID-19 antes de entrar a los Estados Unidos.

El Departamento de Seguridad Nacional sólo procesará a individuos de acuerdo con su capacidad de hacerlo de forma segura y cumpliendo cabalmente con sus importantes misiones en materia de seguridad nacional, comercio, y facilitación de viajes.

¿Qué pasará con los solicitantes de asilo esperando en México?

Dentro de las órdenes ejecutivas que firmó el presidente Joe Biden sobre inmigración, se le pide al secretario del Departamento de Seguridad Nacional que revise el programa “Permanezca en México”, también conocido como el Protocolo de Protección al Migrante (MPP) para solicitantes de asilo.

Sin embargo, no está claro qué pasará con las personas que continúan esperando en México.

“Una de las acciones pide específicamente una pronta planificación con organizaciones internacionales y no gubernamentales para desarrollar políticas y procedimientos para el procesamiento seguro y ordenado,” explicó Laura Peña, abogada de inmigración.

Bajo el Título 42, todo aquel que ingrese al país de manera ilegal es expulsado de inmediato como medida de prevención debido a la pandemia del coronavirus, la cual aún continúa en efecto.

“Él (Biden) le ha dado una estrategia en fases para el proceso de entrada a los Estados Unidos ordenada y segura, coherente con las limitaciones de salud pública, seguridad y capacidad,” sostuvo Peña.

Dentro de este plan se podría considerar hacer pruebas de coronavirus antes de que se le permita el ingreso al país, algo que dice Freddy López, un solicitante de asilo, estaría dispuesto a hacer.

“Creo que sería algo bueno y lo mejor que siempre nos hagan la prueba y que igual nos pusieran en cuarentena antes de ingresar por completo, creo que lo mejor sería que hicieran al albergue dentro de Estados Unidos en la frontera como un filtro,” opinó López.

López y su pequeña de tres años llegaron al campamento migrante en Matamoros en el año 2019 y, desde entonces, están esperando a que el gobierno estadounidense procese sus solicitudes con la esperanza de que puedan esperar en los Estados Unidos.

Por su parte, abogados aclararon que esto no significa que se haya reinstalado la política de “catch and release” ni se han dado a conocer nuevas leyes o políticas bajo la administración.

Biden libra de castigo financiero a inmigrantes que piden la residencia para sus familias

El presidente Joe Biden firmará este martes tres órdenes ejecutivas, una de las cuales retira el castigo financiero impuesto por el gobierno de Donald Trump a inmigrantes que patrocinan a sus familiares para la Residencia Permanente.

“(Se) rescinde el memorándum del presidente Trump que exige que los patrocinadores familiares reembolsen al gobierno si los familiares reciben beneficios públicos”, dice la orden.

El demócrata pide también a las agencias migratorias revisar los procesos para “acelerar la naturalización”.

El castigo financiero a inmigrantes fue impuesto por la Administración Trump en mayo de 2019 a través del “Memorando sobre el cumplimiento de las responsabilidades legales de los patrocinadores de extranjeros”, para tener mayor supervisión y recopilación de datos de las personas cuyos familiares solicitaban cupones de alimentos, ayuda de vivienda, entre otras ayudas, para luego obligarlas a pagar.

Adicionalmente, la orden del presidente Biden pide a las agencias del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) revisar la regla de carga pública, la cual enfrentó problemas en tribunales, ya que defensores de inmigrantes argumentaron que castigaba la pobreza.

El lineamiento de la anterior administración impide a extranjeros obtener la “green card” si han solicitado ayuda social durante 12 meses en un periodo de tres años, aunado a “bonos de castigo”, para evitar obtener la Residencia Permanente.

“La administración anterior promulgó cientos de políticas que van en contra de nuestra historia”, indica la iniciativa.

El DHS y sus agencias deberán revisar las regulaciones, políticas y guías de los últimos cuatro años que, según algunos reportes, son más de 900.

“Esta Orden Ejecutiva eleva el papel de la Casa Blanca en la coordinación de la estrategia del gobierno federal para promover la integración e inclusión de inmigrantes, incluido el restablecimiento un grupo de trabajo sobre nuevos estadounidenses, y garantizar que nuestro sistema de inmigración legal funcione de manera justa y eficiente”, dice el plan de Biden.

Conozca a Alejandro Mayorkas, el inmigrante que estará al frente de la seguridad de Estados Unidos

Hijo de inmigrantes y llegado a Estados Unidos siendo un niño, Alejandro Mayorkas se convirtió este martes en el primer hispano en ser confirmado secretario de Seguridad Nacional, un cargo desde el que deberá resguardar al país de cualquier amenaza, proteger sus fronteras y hacer cumplir las leyes de inmigración.

El nombramiento de Alejandro Mayorkas, de 61 años y quien abandonó Cuba junto a sus padres en 1960 tras el triunfo de la revolución encabezada por Fidel Castro, recibió el visto bueno en el Senado en una estrecha votación 56-43.

“Ali”, como lo llaman sus allegados, y su hermana, Cathy, dejaron atrás la cálida isla a la que su padre, Charles R. “Nicky” Mayorkas, no pudo volver jamás. Para su madre, Anita Gabor, una judía que huyó de Rumanía a Francia y de allí a Cuba, sería la segunda vez que buscaba refugio.

Un funcionario con experiencia

El nuevo secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) es un hombre que ya se fogueó en la administración pública durante la era de Barack Obama (2009-2017) y llega al frente del Departamento de Seguridad Nacional, una agencia con cerca de 300,000 empleados y un presupuesto de $49,800 millones de dólares al año, con una amplia experiencia en el ámbito legal.

Entre 2009 y 2013 dirigió el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS, en inglés) y posteriormente se convirtió en subsecretario adjunto de esa dependencia entre 2013 y 2016.

Sobre su experiencia como subsecretario del DHS, el diario The Washington Post recordó una reunión que Mayorkas convocó en 2015 cuando se preparaban para una nueva crisis en la frontera con México, debido a la masiva llegada de inmigrantes acompañados de menores de edad que, por orden de un juez, no podrían permanecer retenidos períodos prolongados en las cárceles de inmigración.

“Un funcionario en la mesa, Tom Homan, propuso una ‘separación administrativa’, según dos de los asistentes a la reunión. El gobierno encarcelaría a los padres y enviaría a sus hijos a refugios”, relató el Post, que indicó que la respuesta de Mayorkas fue rotunda: “No vamos a hacer eso”.

La propuesta tomaría vida durante la pasada Administración de Donald Trump, que llegó a separar a cerca de 3,000 pequeños de sus padres indocumentados detenidos en la frontera, y será uno de los retos que Mayorkas deberá encarar como secretario, pues deberá reunir a unos 545 menores que aún no han sido devueltos a sus familias.

Ya convertido en subsecretario del DHS Mayorkas pudo volver a La Habana, como parte de los acercamientos que Obama lideró para normalizar las relaciones con Cuba.

“Fui con el corazón nervioso”, admitió, según una nota publicada en noviembre de 2015 por el Post.

De su paso por la isla -algo que soñó hacer junto a su padre-, la publicación rescató que, cumplida la agenda oficial, el funcionario visitó el cementerio donde reposan los restos de sus parientes, así como la escuela primaria y la fábrica de su padre.

Administración Biden anula regla de Trump que provocó la separación de miles de familias migrantes

El Departamento de Justicia anuló ayer martes un memorando de la era Trump que establecía la política de “tolerancia cero” para inmigrantes que cruzaran la frontera entre México y Estados Unidos sin autorización. Esta medida provocó la separación de miles de familias migrantes. Las organizaciones aún no han podido encontrar a los padres de más de 600 menores.

El fiscal general en funciones, Monty Wilkinson, envió un nuevo memorando a los fiscales federales de todo el país en el que explica que el departamento volvía a su política anterior y les instruía y les instruye a actuar en función de cada caso, según informó Associated Press.

“De acuerdo con este principio de larga duración de realizar evaluaciones individualizadas en casos penales, estoy rescindiendo con efecto inmediato la directiva de la política”, escribió Wilkinson.

Según el fiscal general interino, los principios del departamento han “enfatizado durante mucho tiempo que las decisiones sobre la presentación de cargos penales deben involucrar no solo la determinación de que se ha cometido un delito federal y que la evidencia admisible probablemente será suficiente para obtener y sustentar una condena, sino que también debe tener en cuenta otros factores individualizados, incluidas las circunstancias personales y los antecedentes penales, la gravedad del delito y la probable sentencia u otras consecuencias que resultarían de una condena”.

La política de “tolerancia cero” recogía que cualquier adulto que las autoridades descubrieran cruzando la frontera sin autorización sería procesado por “entrada ilegal”. Como los niños no pueden ser encarcelados, los separaban de sus familias y quedaban bajo la custodia del Departamento de Servicios Sanitarios y Humanos (HHS, por sus siglas en inglés). HHS se encarga de los niños no acompañados en la frontera. Abogados y organizaciones que ahora se encargan de reunir a esas familias dicen que no pueden encontrar a los padres de 666 de los menores afectados.

Aunque anular esta política es en parte simbólico, deshace la ampliamente criticada política de la Administración Trump, que provocó la separación de más de 5,500 niños de sus familias en la frontera sur del país.