Tag: INSÓLITO

Registran récord de calor de 130 grados Fahrenheit en parque de California

Un termómetro automático registró una temperatura de 130 grados Fahrenheit en el Parque Nacional Death Valley de California ayer, lo que de confirmarse sería una de las temperaturas más altas jamás registradas de nuestro planeta.

La cifra se registró a las 3:41 p.m. en Furnace Creek, cerca del centro de visitantes del parque, indicó en un boletín el Servicio Nacional de Meteorología, que advirtió que la lectura es preliminar y no oficial.

“De verificarse, sería la temperatura más alta verificada oficialmente desde el 13 de julio de 1913, también en Death Valley. Debido a que se trata de un fenómeno extremo, el registro deberá ser sometido a una revisión formal”, añadió.

Esa ubicación ostenta el récord de la temperatura más alta jamás registrada en el mundo: de 134 Fahrenheit, el 10 de julio de 1913. Ese récord, sin embargo, está en disputa.

La Organización Meteorológica Nacional tuiteó que también intentará verificar la medida recibida ayer.

“Será la temperatura más alta jamás registrada oficialmente desde 1931”, aseveró, en referencia a la temperatura de 131 Fahrenheit en Kebili, Túnez, el 7 de julio de 1931, aunque ese número también está en disputa.

Death Valley, una zona desértica en el sudeste de California, abarca Badwater Basin, la localidad más baja de Norteamérica estando a 85.9 metros (282 pies) por debajo del nivel del mar.

En el verano el calor es tan peligroso que las autoridades instruyen a los turistas a beber por lo menos un galón (cuatro litros) de agua por día, llevar recipientes de agua adicionales en sus vehículos, mantenerse cerca de sus vehículos y estar pendientes por si sientes náuseas, mareos u otros síntomas de insolación.

Denuncian que reserva india de Seattle pidió suministros para COVID-19 y bolsas para cadáveres

A mediados de marzo, cuando la región de Seattle en el estado de Washington lidió con un brote de coronavirus, un centro de salud comunitario que atiende a la población de nativos americanos del área hizo una solicitud urgente a las agencias de salud del condado, estatales y federales: envíen suministros médicos.

Lo que recibió casi tres semanas después dejó atónitos a los miembros del personal, informa NBC News.

“Mi equipo se quedó pálido”, dijo Esther Lucero, directora ejecutiva de la Junta de Salud de Indios de Seattle. “Pedimos pruebas y nos enviaron una caja de bolsas para cadáveres”.

El centro de la junta de salud, que atiende a unas 6,000 personas al año en Seattle y el condado de King, todavía tiene el paquete, que está lleno de bolsas blancas con cremallera y etiquetas de color beige que dicen “pegar en los pies”.

Lucero dijo que las bolsas para cadáveres fueron un envío equivocado, aunque macabro, de un distribuidor al Departamento de Salud Pública del condado de King.

Abigail Echo-Hawk, directora de investigación de la junta de salud, dijo que cree que el mensaje que envía, incluso sin querer, resuena en las comunidades de nativos americanos en todo Estados Unidos durante la pandemia: hay una falta apremiante de recursos y fondos adecuados que se les prometió.

“La Nación Navajo está en crisis con casos, y hay tribus y otras organizaciones indias en todo el país que están en crisis similares y pueden usar suministros médicos y ayuda, en lugar de ver morir a las personas”, dijo Echo-Hawk. “Esta es una metáfora de lo que está sucediendo”.