El presidente de EE.UU., Donald Trump, dijo este viernes que si alguna vez decide intervenir en Venezuela, sería con una “invasión” militar, al negar de nuevo cualquier implicación en el intento de ataque con participación de exmilitares estadounidenses contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

“Si alguna vez hiciéramos algo con Venezuela no sería de esa forma. Sería ligeramente diferente. Se llamaría una invasión”, dijo Trump durante una entrevista matutina con la cadena de televisión Fox News.

“Si quisiera entrar en Venezuela no lo mantendría en secreto, y no mandaría a un grupo pequeño, hablaríamos de un Ejército”, subrayó.

Trump describió como “un grupo que actuó en solitario” al colectivo compuesto por dos estadounidenses y “muchos venezolanos” que entre el domingo y el lunes protagonizó dos intentos de penetración desde el mar en los estados de Aragua y La Guaira, cercanos a Caracas, en los que murieron ocho personas y fueron detenidas otras 18.

“(El grupo) no estaba dirigido por el general George Washington”, dijo con sorna Trump. “El Gobierno no tiene nada en absoluto que ver con ello”.

Según las pruebas difundidas por el Gobierno venezolano, entre los arrestados se encuentran dos ciudadanos estadounidenses, Airan Berry y Luke Denman, ambos exmilitares y que contaban con una identificación de la contratista militar Silvercorp, cuyo fundador, el también estadounidense Jordan Goudreau, reconoció en un video el domingo pasado desde EE.UU. su implicación con la operación fallida.

Este miércoles, el estratega político venezolano Juan José Rendón, responsable del Comité de Estrategia del líder opositor Juan Guaidó, admitió haber firmado un contrato con Goudreau, quien también es exmilitar y es de origen canadiense, al que pagó 50.000 dólares para que planificase un ataque que terminara con la detención de varios funcionarios del Gobierno.

Esa revelación provocó que los senadores demócratas Chris Murphy, Tim Kaine y Tom Udall, enviaran este jueves una carta al Ejecutivo de Trump, por considerar que “o bien el Gobierno de EE.UU. no estaba al tanto de estas operaciones planificadas, o estaba al tanto y les permitió proceder”, y “ambas posibilidades son problemáticas”.

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, afirmó este miércoles que usará “todas las herramientas” a su disposición para repatriar a los dos estadounidenses detenidos en Venezuela por su supuesta implicación en los ataques.

La denuncias del plan contra Maduro han vuelto a tensar las relaciones entre Venezuela y EE.UU., rotas desde enero del año pasado.

Sin embargo, en los últimos días el Departamento de Estado ha anunciado su intención de reabrir su embajada en Caracas y este miércoles el Gobierno de Trump anunció de forma sorpresiva la designación de James Broward Story como su embajador “extraordinario y plenipotenciario” en Venezuela.

De ser confirmado por el Senado, y aunque no está claro que pudiera trasladarse a Caracas con Maduro en el poder, Story sería el primer representante de ese rango después de que en 2010 el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez (1999-2013) expulsara al entonces enviado de Washington, Patrick Duddy.