JEFF BEZOS

Amazon paga 8.450 millones de dólares por el estudio MGM

Amazon, el conglomerado de Jeff Bezos, ha comprado el icónico estudio Metro-Goldwyn-Mayer por 8.450 millones de dólares y consolida así la que es su segunda adquisición más importante tras hacerse con el gigante alimenticio Whole Foods por 13.000 de dólares.

Tras esta operación, James Bond, el espía más famoso del mundo, encuentra en la plataforma de Amazon Prime Video un nuevo hogar. No estará solo. Además de la franquicia de 007, MGM posee una importante biblioteca de películas, con intereses en otros títulos bien conocidos como ‘Rocky‘ o ‘La pantera rosa’. También es propietaria del canal de cable Epix y produce series de televisión, incluidos ‘El cuento de la criada’ y ‘Fargo’, que podrían dejar de emitirse en Hulu, en Estados Unidos, y pasar a la plataforma de Amazon. MGM también produce realities como ‘Shark Tank’ y ‘Supervivientes’. Esta adquisición reforzará el estudio de cine de Amazon y los servicios de ‘streaming’ de Prime Video.

Presidente de Amazon vende U$5.000 millones en acciones en una semana

El fundador de Amazon, Jeff Bezos, se ha embolsado esta semana unos 5.000 millones de dólares vendiendo una pequeña porción de sus acciones de la compañía. Esta semana se ha deshecho de casi 1,5 millones de títulos de la tecnológica, y ha anunciado que la cifra podría llegar hasta los 2 millones.

Sin embargo, la venta de estas participaciones apenas afectan a su condición de máximo accionista, al seguir manteniendo más de un 10% de la compañía. Dada la capitalización bursátil de Amazon, que supera los 1,67 billones de dólares en la actualidad, la fortuna de Bezos se sitúa en los 192.100 millones de dólares, según el índice de multimillonarios que elabora Bloomberg.

En los 15 años posteriores a la salida a bolsa de Amazon.com, en 1997, Bezos vendió alrededor de una quinta parte del minorista en línea por aproximadamente 2.000 millones de dólares. El valor de su participación se ha disparado en los últimos años hasta tal punto que ahora puede vender cantidades relativamente pequeñas por miles de millones de dólares. El año pasado liquidó acciones por un valor de más de 10.000 millones de dólares.

Amazon repuntó 76% en 2020 en medio de la pandemia de covid-19, que alentó las compras en línea. La acción ha subido 1,1% este año, aunque se ha dejado un 5% en esta semana.

El fundador de Amazon ha utilizado las ventas de acciones para financiar la compañía aeroespacial Blue Origin, mientras que ha comprometido 10.000 millones de dólares al fondo Bezos Earth Fund para ayudar a contrarrestar los efectos del cambio climático.

Bezos también recibirá un superyate que se está construyendo en los Países Bajos, que tendrá 127 metros de largo, contará con varias cubiertas y tendrá tres enormes mástiles.

Fuente: El Economista.es

Congreso de EEUU llama a declarar a jefe de Amazon por práctica monopolística

El Comité Judicial de la Cámara de Representantes de Estados Unidos llamó este viernes a declarar al fundador y consejero delegado de Amazon, Jeff Bezos, ante las denuncias aparecidas en la prensa de que la empresa utilizó datos de terceros que venden en su plataforma en beneficio propio.

“Si las acusaciones son ciertas, Amazon explotó su posición de mayor mercado en línea en Estados Unidos para apropiarse de datos comerciales críticos de vendedores particulares y luego usó esos datos para competir directamente con esos mismos vendedores”, indicaron desde el Congreso estadounidense en una misiva firmada tanto por republicanos como por demócratas.

El pasado 23 de abril, el diario The Wall Street Journal publicó los resultados de una investigación según la cual Amazon utiliza datos de las empresas que venden en la plataforma para crear y lanzar sus propios productos, en contra de lo sostenido públicamente por la compañía y lo que constituiría una violación de las leyes antimonopolio.

La investigación del rotativo, que se basó en entrevistas con 20 exempleados y en documentos internos de Amazon, halló que la firma utiliza datos sobre ventas, costes de marketing y de envío de productos que otros fabricantes venden a través de la plataforma para sus propios productos.

Así, la compañía que dirige Jeff Bezos dispone, antes de decidir si crea o no un nuevo producto, de un estudio de mercado gratuito y muy detallado con base en datos de la competencia que resultarían muy difíciles o casi imposibles de conseguir por cualquier otra empresa.

En caso de decidir sacar adelante el producto en cuestión, Amazon también se sirve de esta información para tomar decisiones críticas para el futuro éxito del lanzamiento, como cuál es el mejor precio, a qué público concreto debe dirigirse el marketing, qué elementos de diseño copiar, etc.

El Wall Street Journal puso el ejemplo real de un fabricante de cajas de tela con compartimentos para mantener ordenado el maletero del automóvil que consiguió mucho éxito en Amazon y la empresa se sirvió de información de ventas, marketing y costes de envío para crear y poner a la venta un producto muy similar.

Esta revelación saca a relucir la doble naturaleza de Amazon como plataforma de comercio electrónico abierta a terceros y como fabricante de sus propios productos, que también se venden en el portal en línea y que, por tanto, entran en competencia directa con los del resto de vendedores.

Así, la empresa es a la vez el “jefe” del mercado y uno de los tenderos, lo que levanta constantes sospechas de prácticas monopolísticas y ha hecho que múltiples reguladores tanto de Europa como de Estados Unidos hayan abierto investigaciones contra ella por presuntas violaciones de la libre competencia.

Como firma reina del comercio electrónico, Amazon está viviendo unos tiempos de enorme crecimiento a raíz de la pandemia mundial de COVID-19 y las consiguientes órdenes de confinamiento y cierres de comercios físicos, aunque a su vez se ha situado en el ojo público por no proveer de suficientes medidas de seguridad a sus trabajadores y por abusar de su situación de dominio en el mercado.