Tag: JOE BIDEN

AMLO propondrá a Joe Biden plan para “ordenar” la migración

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció ayer domingo que propondrá a su homólogo estadounidense, Joe Biden, un plan para “ordenar” la migración irregular.

López Obrador dijo, en un mensaje difundido en sus redes sociales, que las propuestas las presentará a Biden durante la cumbre virtual sobre clima a la que convocó el demócrata los próximos 22 y 23 de abril.

La iniciativa del mandatario izquierdista consiste en “ampliar” su programa social Sembrando Vida a Centroamérica, por medio del cual se otorga ayudas económicas a quienes se inscriban.

“Esto nos permitirá ordenar el flujo migratorio. En marzo se desbordó esta situación”, resaltó López Obrador. De concretarse su propuesta, añadió el presidente, representaría una “tercera etapa” del TMEC, el nuevo tratado de libre comercio de México, Estados Unidos y Canadá que reemplazó al TLCAN, el 1 de julio pasado.

Las personas centroamericanas que se inscribieran en el programa Sembrando Vida serían acreedoras de visas de trabajo temporales después de los primeros tres años, y -tras otros tres años- podrían pedir su nacionalidad estadounidense, según la propuesta de López Obrador. “Que se amplíe el programa Sembrando Vida con la siembra de cedro y ceiba que se da en la región centroamericana”, propuso el mandatario mexicano.

Ante el aumento de los flujos migratorios, el 14 de abril López Obrador urgió al Congreso de Estados Unidos a aprobar el presupuesto de 861 millones de dólares solicitado por Biden para combatir la pobreza en Centroamérica.

En junio de 2019, México lanzó su Plan de Desarrollo Integral para El Salvador, Guatemala y Honduras, mediante el cual se comprometió a hacer transferencias económicas a personas inscritas en programas sociales. Más de 172.000 migrantes irregulares fueron detenidos en marzo en la frontera de Estados Unidos con México, un alza del 71% en un mes y el nivel más alto en 15 años.

Aseguran que Biden subirá de impuestos, a tasas mayores de la esperada

Después de meses de rumores y semanas de debate dentro de la Casa Blanca, el presidente de EEUU, Joe Biden, está a punto de presentar el que será su segundo gran proyecto legislativo de su mandato. Este miércoles, en la zona industrial de Pittsburgh, en su Pensilvania natal, Biden presentará su plan de inversión e infraestructuras y una subida de impuestos para pagarlo. Un proyecto que ha ido aumentando de tamaño con las semanas y que quiere igualar en ambición al New Deal de Franklin Roosevelt o a la Gran Sociedad de Lyndon Johnson, los dos grandes referentes demócratas del Siglo XX con los que el actual presidente aspira a codearse en los libros de Historia.

El proyecto contaba con un presupuesto de unos 3 billones de dólares, pero ha ido aumentando con las semanas y se espera que finalmente alcance los 4 billones de coste. Este miércoles, lo que Biden pondrá sobre la mesa será la primera parte: grandes inversiones en infraestructuras, como carreteras, puentes o redes eléctricas, con un foco especial en la energía renovable. Por ejemplo, la senadora Elizabeth Warren ha propuesto inversiones de 500 millones para descarbonizar las flotas de autobuses locales del país, y la crisis eléctrica vivida en Texas el mes pasado anima a los que quieren aumentar la inversión en baterías eléctricas y redes de suministro.

Para más adelante queda la segunda parte: una reforma del sistema sanitario, cuidado infantil y otros programas de bienestar social, según explicó el secretario de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki. Esta parte es una de las más simbólicas para el partido, e incluiría hacer permanentes las ayudas a familias con hijos en riesgo de pobreza o el establecimiento de bajas remuneradas por maternidad, así como una mejora del ‘Obamacare’, la ley sanitaria aprobada en 2010 por el anterior Gobierno demócrata.

Un paquete mastodóntico que se une a los 1,9 billones que ya ha inyectado el nuevo Gobierno en la economía con el programa de estímulo aprobado hace unas semanas. Por ello, y para evitar disparar el déficit del país, que los recortes de impuestos de Donald Trump llevaron ya a cifras históricas, los consejeros de Biden han ido aumentando constantemente el otro lado del balance: los ingresos. Las subidas de impuestos también apuntan a ser históricas, con cifras que rondan los 3 billones de dólares.

El plan de Biden, que ha ido deslizando en las últimas semanas, es subir los impuestos a los ciudadanos que cobren más de 400.000 dólares anuales y a las grandes empresas, deshaciendo gran parte de los recortes aprobados en 2017 por Trump y aumentando otras cuantas tasas. Una reforma fiscal al alza que sería la mayor en cuatro décadas, y probablemente la mayor de la historia si se realiza de una sola tacada.

Biden tiene claro es que su escasa y frágil mayoría puede desaparecer algo menos de dos años, y quiere hacer todo lo que pueda ahora

Políticamente, aprobar una subida total sería brutal para cualquier partido en EEUU. Pero Biden cuenta con dos esperanzas a su favor: el hecho de que las encuestas muestran un enorme apoyo popular a la gestión del mandatario en la economía y el coronavirus, los temas que más preocupan a la población, lo que le da un mayor margen de maniobra; y la esperanza de que la sombra de Trump domine las elecciones legislativas de 2022 y polarice tanto al electorado que le ahorre el castigo que todo presidente suele sufrir a mitad de mandato.

Con información de El Economista.es

Biden extiende moratoria federal a desalojos de inquilinos

El gobierno del presidente estadounidense Joe Biden prorrogó el lunes una moratoria federal a los desalojos de inquilinos que se han atrasado con el pago del alquiler durante la pandemia de coronavirus.


Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades se movilizaron para extender la protección implementada durante la pandemia, la cual iba a expirar el miércoles. La moratoria ahora estará en vigor hasta finales de junio.


La prohibición, implementada el año pasado, ofrece una protección a los inquilinos ante la preocupación de que las familias que pierdan sus hogares y se muden a albergues o vivan en condiciones de hacinamiento con familiares o amigos durante la pandemia aumenten la propagación del coronavirus, que ha provocado más de 545,000 muertes en Estados Unidos.


Para calificar para la protección de vivienda, los inquilinos deben ganar 198,000 dólares o menos al año para parejas que presenten la solicitud juntas, o 99,000 dólares para los solicitantes solos. También deben demostrar que han buscado ayuda del gobierno para poder pagar la renta, declarar que no pueden pagarla por estragos causados por el COVID-19 y afirmar que es probable que se vuelvan indigentes si son desalojados.


En febrero, el presidente Biden extendió una prohibición a los embargos hipotecarios al 30 de junio para ayudar a los propietarios de viviendas que tienen problemas durante la pandemia.

Los defensores de la vivienda habían esperado que se extendiera la moratoria de desalojo y estuvieron presionando al gobierno de Biden, señalando que apenas inicia la recuperación económica del país.

EEUU sube la meta a 200 millones de vacunas durante los primeros 100 días de gobierno de Biden

El presidente Joe Biden se propuso un nuevo reto: alcanzar la aplicación de 200 millones de vacunas contra COVID-19 durante los primeros 100 días de gobierno.

“Sé que es ambicioso”, reconoció durante su primera conferencia de prensa. “(Es) el doble de nuestro objetivo original, pero ningún otro país del mundo se ha acercado, ni siquiera cerca de lo que estamos haciendo. Creo que podemos hacerlo”.

Según el rastreo de vacunas de The New York Times, Estados Unidos ya aplicado casi 130 millones y este martes, la Casa Blanca anunció una nueva inversión de $10,000 millones de dólares para ampliar la vacunación en grupos vulnerables, incluidas comunidades de color, como latinos.

“El 8 de diciembre, indiqué que esperaba conseguir 100 millones de vacunas en los brazos de la gente en mis primeros 100 días”, dijo el presidente.

El mandatario comenzó su primera conferencia de prensa con un pequeño discurso.

“Cumplimos esa meta la semana pasada por el día 58, 42 días antes de lo programado”, continuó. “Ahora, hoy estoy estableciendo la segunda meta… para mi día 100 en el cargo habremos administrado 200 millones de vacunas… Así es, 200 millones de vacunas en 100 días”.

En medio de la presión de representantes demócratas por retrasos en la ayuda de $1,400 dólares a grupos vulnerables, unos 30 millones de personas –incluidos veteranos–, el presidente Biden presumió que ya se enviaron más de 100 millones de depósitos y cheques.

El mandatario se dijo esperanzado en que la economía se recuperará pronto.

“La mayoría de los pronosticadores económicos han aumentado significativamente su proyección sobre el crecimiento económico que tendrá lugar este año”, dijo.

Presumió el reciente reporte de reducción de reclamaciones de seguro de desempleo, el más bajo desde que inició la pandemia.

“Por primera vez en un año… el número ha caído por debajo del nivel pre-pandémico”, dijo.

Con información de La Opinión.com

Biden dice que irá a la frontera y Trump estalla contra él

El presidente Joe Biden afirmó que viajará a la frontera con México, ante el aumento de la llegada de migrantes indocumentados, mientras que su predecesor, Donald Trump, lo acusó de haber creado “un desastre nacional”.

Preguntado sobre si pensaba visitar el linde con el país vecino, Biden respondió: “En algún momento, lo haré, sí”, indicó el presidente, sin precisar una fecha, en declaraciones a los periodistas a su regreso a la Casa Blanca tras pasar el fin de semana en Camp David.

Biden aseguró que conoce cuál es la situación en los centros de detención de migrantes en la frontera, cuando uno de los reporteros le dijo si con esa visita deseaba conocer de primera mano las condiciones en ese tipo de instalaciones.

El mandatario subrayó que, aparte del mensaje de su Administración de recomendar no viajar a quienes estén pensando en dirigirse a EE.UU. a través de su frontera sur, su Ejecutivo va a adoptar más medidas.

“Estamos en el proceso ahora, incluyendo garantizar que restablecemos lo que había antes, que era que puedan (los inmigrantes) quedarse y presentar sus casos desde sus países de origen”, explicó.

El Gobierno de Biden se afanó en defender su gestión de la crisis migratoria y en mandar un mensaje claro: “No vengan a EE.UU.”

Para ello, el máximo responsable de inmigración de su Ejecutivo, el secretario de Seguridad Nacional (DHS, en inglés), Alejandro Mayorkas, hizo una ronda de entrevistas por algunas de las principales televisiones del país, en las que culpó de la situación actual en la frontera a la Administración de Trump.

Poco después, el exmandatario, quien pese a haber abandonado la Casa Blanca es el líder más popular entre los republicanos, reivindicó su legado en un comunicado y afirmó que entregó al Gobierno de Biden “la frontera más segura de la historia”.

“Todo lo que tenían que hacer era mantener un sistema que funcionaba sin problemas en piloto automático -opinó-. En cambio, en el lapso de unas pocas semanas, la Administración de Biden ha convertido un triunfo nacional en un desastre nacional”.

Trump calificó las intervenciones de Mayorkas en las televisiones de “patéticas”, “inútiles” y de “desgracia nacional”: “Su presentación autocomplaciente en medio de una crisis masiva que él mismo ha ayudado a crear es una prueba más de que es incapaz de liderar el DHS”, sentenció.

El expresidente instó a reanudar la construcción del muro en la frontera con México, una de sus propuestas estrella y que fue paralizada por Biden en su primer día en la Casa Blanca, y aseguró que por el linde están entrando drogas a EE.UU., además de haber tráfico sexual y de personas.

“Las políticas temerarias de esta Administración están permitiendo y alentando crímenes contra la humanidad. ¡Nuestro país está siendo destruido!”, clamó Trump.

Joe Biden se niega a exigir la renuncia de Cuomo

El presidente Joe Biden no quiso unirse el domingo a otros demócratas que exigen la renuncia del gobernador de Nueva York Andrew Cuomo, quien es investigado por múltiples acusaciones de conducta sexual indebida.

Cuando un reportero le preguntó si Cuomo debería renunciar, Biden respondió: “Creo que la investigación ya está en marcha y debemos ver qué nos trae”.

Biden, quien emitió sus declaraciones a su regreso a la Casa Blanca después de pasar el fin de semana en su residencia de Delaware, no se había expresado previamente de manera pública sobre las acusaciones contra Cuomo. Sin embargo, sus comentarios reflejan la postura que ha adoptado la Casa Blanca en cuanto al futuro del gobernador, de aguardar los resultados de la pesquisa.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, se negó a comentar el viernes si Biden cree que Cuomo debería dejar el cargo. Dijo que cada una de las mujeres que ha señalado al funcionario “merece que su voz sea escuchada, debe ser tratada con respeto y debe poder contar su historia”. En las últimas semanas, Psaki ha dicho que el mandatario apoya la investigación.

Varios destacados demócratas de Nueva York, incluyendo a los senadores federales Chuck Schumer y Kirsten Gillibrand, han pedido la renuncia de Cuomo. El gobernador, que está en su tercer período, se ha negado a dejar el cargo y ha rechazado haber hecho lo que se le acusa.

Seis mujeres, incluidas varias excolaboradoras, han asegurado que el funcionario las acosó sexualmente o se comportó de manera indebida con ellas. Cuomo ha negado haber tocado a alguna mujer de manera inapropiada.

La secretaria de Justicia del estado, Letitia James, encabeza la investigación.

Biden enfrenta un reto con el tercer paquete de estímulo económico

El presidente Joe Biden logró su mayor triunfo hasta ahora con la aprobación del Plan de Rescate Estadounidense (ARP), pero en su camino en presumir ese triunfo, el mandatario enfrenta una campaña de críticas de republicanos sobre los costos del paquete financiero.

Aunque cuenta con amplio respaldo de congresistas demócratas, el presidente Biden también deberá enfrentar el “fuego amigo” del senador Joe Manchin (West Virginia), quien ha representado la mayor amenaza para romper la mínima mayoría que lidera Chuck Schumer (Nueva York).

Con un mensaje, el mandatario iniciará este lunes los eventos para destacar la implementación del plan económico de $1.9 billones de dólares, confirmó la Casa Blanca. La gira es llamada “La ayuda está aquí”.

El martes, el mandatario viajará a Delaware County, Pensilvania, donde hablará cómo la ley que firmó el jueves pasado “ayudará a las familias”.

El miércoles habrá una ‘impasse’, debido a que el presidente tendrá una reunión bilateral virtual con el primer ministro de Irlanda, Micheál Martin.

La agenda adelanta que el mandatario estará en la Casa Blanca el jueves, pero el viernes continuará en Georgia la gira para hablar del ARP. Esa entidad es particularmente especial para los demócratas luego del triunfo de los dos senadores que les dieron la mayoría mínima.

La vicepresidenta Kamala Harris, así como la primera dama Jill Biden y el segundo caballero Doug Emhoff también liderarán eventos en conjunto o paralelos. La Dra. Biden iniciará este lunes en Nueva Jersey.

El viernes, miles de personas recibieron el depósito de $1,400 dólares, lo cual fue destacado por la Casa Blanca.

“Un día después de que el presidente Biden promulgara el Plan de Rescate Estadounidense, los estadounidenses de todo el país comenzaron a recibir sus cheques de estímulo”, indicó la Administración Biden.

Los depósitos continuaron el fin de semana, aunque algunos están disponibles el 17 de marzo, considerada la “fecha oficial” del envío de ayuda económica.

La Casa Blanca destaca que el 85% de los hogares estadounidenses recibirán ayuda directa del paquete de ayuda en su plan de enfrentar críticas de reducir el umbral de beneficiarios, una batalla que ganó el senador Manchin.

“Para muchas familias, (el cheque) ayudará a poner comida en la mesa, pagar el alquiler y mantener las luces encendidas”, presumió el Gobierno de Biden.

.

Más de 3 millones de latinos ya tienen al menos la primera dosis de la vacuna contra COVID-19

Más de tres millones de hispanos han recibido al menos la primera dosis de la vacuna contra la COVID-19, según los últimos datos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Al menos 3,136,455 hispanos recibieron la primera dosis, lo que supone un 8.5 % del total de los que se les ha administrado una inoculación de la vacuna.

El porcentaje baja si se miran los datos de las dos dosis, pues solo el 7.3 % de los que han completado la pauta de vacunación son de origen hispano, para un total de 1,440,010 de personas.

Hay que tener en cuenta que los CDC tienen solo datos parciales de raza o etnia, en concreto del 53.3 % de las personas con al menos una dosis administrada, en un problema que, han reconocido, se debe atajar.

En total, en los Estados Unidos se han administrado más de 105 millones de vacunas y más de 36 millones de personas están ya completamente vacunados, según los datos de los CDC.

El porcentaje de latinos en relación al total de las personas que ha comenzado o completado la pauta de vacunación sigue siendo desproporcionadamente bajo con respecto al peso en la población, dado que suman cerca de 60 millones de habitantes o el 18.5 % de los residentes del país.

Esta brecha, que expertos achacan a una falta de información y dificultades para acceder a la vacuna, es especialmente importante entre esta comunidad, puesto que la probabilidad de que los latinos tengan que ser hospitalizados por la covid-19 es 3.1 veces mayor que la de los blancos y la de morir por coronavirus es 2.3 veces superior.

Las autoridades federales y estatales han afirmado que es necesario reducir la brecha entre los blancos no hispanos y las minorías, pero en las últimas semanas, lejos de mejorar, la diferencia ha aumentado en el caso de los latinos.

Si en el primer mes de vacunación, del 14 de diciembre de 2020 al 14 de enero de 2021, los latinos representaron el 11.5 % de los que recibieron al menos la primera dosis, el pasado 12 de febrero ese porcentaje había bajado al 8.9 % y ahora es del 8.5 %.

Y la situación es todavía peor si se analizan los datos de aquellos que han completado la pauta de dos inoculaciones, al pasar del 8.7 % el pasado 12 de febrero al 7.3 % actual.

Parece así que no están teniendo éxito los esfuerzos de las autoridades sanitarias por llevar el mensaje a la población latina de la necesidad y los beneficios que suponen el vacunarse.

Como parte de este intento, el propio Anthony Fauci, el principal epidemiólogo del país, ha mantenido charlas a través de las redes sociales sobre este particular con personalidades latinas como la cantante Gloria Estefan, el actor Eugenio Derbez o la popular presentadora venezolana de televisión Carolina Sandoval, conocida como “La Venenosa”.

Biden propone que todo adulto estadounidense sea elegible para ser vacunado para el 1 de mayo

Un año después de que el coronavirus paralizó prácticamente por completo a Estados Unidos, el presidente Joe Biden utilizó su primer discurso en horario estelar para anunciar su plan de que todos los adultos sean elegibles a la vacuna para el 1 de mayo y “comenzar a marcar nuestra independencia de este virus” para el 4 de julio. Les ofreció a los estadounidenses nuevas esperanzas y volvió a pedirles su ayuda.

Desde la Sala Este de la Casa Blanca, Biden anunció medidas para acelerar las vacunaciones, incluyendo suspender los requisitos de elegibilidad, desplegar 4.000 tropas adicionales para colaborar con las labores de inoculación, y permitir que más personas — como veterinarios, dentistas y estudiantes de medicina — apliquen las vacunas.

Ordenó también el envío de más dosis a unos 950 centros de salud comunitarios y a unas 20.000 farmacias minoristas, para facilitar que las personas se vacunen más cerca de su casa.

Su objetivo: Permitir que los estadounidenses se reúnan, al menos en pequeños grupos, para celebrar el 4 de julio y “que este Día de la Independencia sea verdaderamente especial”.

Biden conmemoró el primer aniversario de la llegada de una pandemia que ha cobrado más de 530.000 vidas en Estados Unidos y ha alterado la vida de incontables personas.

“Aunque fue distinto para todos, todos perdimos algo”, dijo Biden, al describir el último año como un “sufrimiento colectivo, un sacrificio colectivo”.

Horas antes el jueves, el mandatario promulgó un paquete de apoyo por 1,9 billones de dólares el cual, señaló, ayudará a que Estados Unidos derrote al coronavirus y a que la economía se recupere. Algunos estadounidenses podrían empezar a recibir cheques este fin de semana.

“Esta ley histórica es acerca de reconstruir la columna vertebral de este país”, dijo Biden al firmar el proyecto de ley en la Oficina Oval.

Biden adelanta firma de tercer estímulo económico para acelerar envío de cheque de $1,400

El presidente Joe Biden adelantó la firma del Plan de Rescate Estadounidense (ARP) para acelerar el envío de ayuda económica.

La Cámara de Representantes aprobó este miércoles el proyecto de ley y envió el documento esa noche a la Casa Blanca, confirmó el jefe de Gabinete, Ronald Klain.

Se tiene programado un evento el viernes con miembros del Congreso, pero a la firma de este jueves asistirá la vicepresidenta Kamala Harris.

“La ley llegó anoche – entonces, @POTUS (el presidente) la firmará hoy”, dijo Klain. “Queremos avanzar lo más rápido posible. ¡Haremos nuestra celebración de la firma el viernes, como estaba planeado, con líderes del Congreso!”

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, adelantó que la dependencia a su cargo estaba lista para emitir los cheques de $1,400 dólares y otras ayudas.

“Nuestro equipo del Tesoro hará todo lo posible para acelerar la recuperación”, dijo, “Estamos listos para ponernos manos a la obra en la implementación de las medidas del Plan de Rescate, incluidos los pagos de impacto económico”.

Senado de EE.UU. aprueba paquete de estímulo de Biden con cheques de $1,400 y otras ayudas

La mayoría demócrata en el Senado federal aprobó este sábado su versión del “Plan de Rescate Estadounidense” de $1.9 billones de dólares que incluye los cheques de estímulo de $1,400 y una extensión de $300 semanales por desempleo hasta septiembre.

La aprobación en el Senado se dio luego de que la votación final en el pleno iniciara después de las 12 del mediodía.

La votación fue de 50-49.

“Yo quiero que los estadounidenses sepan que más ayuda está en camino con el ‘Plan de Rescate Estadounidense”, lee un tuit compartido por el portavoz de la mayoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, poco después de las 12.

En un tuit posterior a eso de las 12:25 p.m., Schumer confirmó la aprobación.

“Los demócratas en el Senado acaban de pasar el grande y audaz ‘Plan de Rescate Estadounidense’ para los estadounidenses de todo el país”, añade el mensaje.

El visto bueno del Senado ocurrió luego de una maratónica sesión en la que se presentaron varios enmiendas como parte del proceso conocido como “vote-a-rama”.

El proceso se extendió desde el mediodía de ayer hasta la madrugada del sábado por unas 12 horas.

Entrada la mañana de hoy, los senadores retomaron el trámite legislativo con la evaluación de 14 enmiendas.

La propuesta de ley aprobada en el Senado ahora deberá pasar nuevamente a la Cámara de Representantes para que sus miembros ratifiquen los cambios realizados en la Cámara Alta.

¿Qué tan rápido llegaría el tercer cheque una vez que Biden firme el paquete de estímulo?

Cada vez falta menos para que el paquete de estímulo de la administración del presidente Joe Biden que incluye cheques de $1,400.

Con base al segundo proceso de distribución realizado en diciembre de 2020, El Diario de Nueva York estima que la liberación de los primeros pagos tomaría menos de una semana.

Como parte de la segunda ronda, el entonces presidente Donald Trump firmó la legislación proveniente de la Legislatura el 27 de diciembre y dos días después el secretario del Departamento del Tesoro, Steven Mnuchin, anunció que los primeros cheques de estímulo habían sido liberados.

Aunque muchos de los fondos no podían ser utilizados por los ciudadanos hasta el 4 de enero, fecha oficial del pago, se puede afirmar que la distribución fue rápida.

En el caso de la primera ronda, los primeros cheques fueron enviados en un periodo de tres semanas luego de que la ley fuera aprobada y firmada por Donald Trump.

Si la tercera ronda sigue las pautas de la más reciente ley para cheques de estímulo, se espera que en cuestión de días o en menos de una semana, se tramiten los primeros pagos mediante depósito directo.

Los líderes demócratas en el Congreso se han autoimpuesto la fecha del 14 de marzo (fecha en que expira la nueva extensión de ayuda por desempleo), para tener el tercer paquete de estímulo firmado por el presidente.

Por lo tanto la distribución de cheques de estímulo podría estar sucediendo en la segunda mitad del mes de marzo.