JOE BIDEN

Murió Champ, uno de los perros del presidente Joe Biden

Ayer sábado, el presidente Joe Biden anunció la muerte de Champ, perro de la familia, luego de 13 años con la familia.

“Nuestros corazones están apesadumbrados hoy porque les dejamos saber que nuestro amado pastor alemán, Champ, falleció pacíficamente en casa. Fue nuestro compañero constante y querido durante los últimos 13 años y fue adorado por toda la familia Biden”, manifestó en un comunicado el mandatario.

Biden manifestó que “incluso cuando la fuerza de Champ disminuyó en sus últimos meses, cuando entramos en una habitación, inmediatamente se levantaba, su cola siempre meneaba, y nos acariciaba con la nariz para rascar su oreja o darle un masaje en la barriga. Dondequiera que estuviéramos, él quería estar, y todo mejoró instantáneamente cuando estaba a nuestro lado”.

El presidente Biden y la primera dama Jill tienen otro pastor alemán, Major, el cual llegó a la familia en el año 2018.

“En nuestros momentos más alegres y en nuestros días más afligidos, él estaba allí con nosotros, sensible a cada uno de nuestros sentimientos y emociones no expresados. Amamos a nuestro dulce y buen chico y siempre lo extrañaremos”, cerró el comunicado del mandatario.

Biden: “la reina Elizabeth II me recuerda a mi madre”

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, no solo asistió a la reunión de jefes de estado y de gobierno que se celebró este fin de semana en Cornualles, Reino Unido, en el marco del conocido como G7, el grupo de países más ricos del mundo. El mandatario norteamericano también disfrutó de un solemne recibimiento por parte de la reina Isabel II en el castillo de Windsor, el cual se vio seguido de una jornada de té, conversaciones sobre asuntos de actualidad y una amena charla con la que ambos tuvieron ocasión de conocerse mejor a nivel personal.

Preguntado por los periodistas sobre su primer cara a cara con la monarca, el veterano político estadounidense no escatimó en elogios para referirse a ella, hasta el punto de que llegó a comparar a la soberana británica con su propia madre, Jean, quien murió en 2010 a los 93 años: “Hemos tenido una larga conversación, ha sido muy generosa. Espero que no se sienta insultada por esto, pero me recuerda mucho a mi propia madre, por su mirada y por su generosidad”, reveló el presidente durante una rueda de prensa.

Como es costumbre en este tipo de visitas de estado, Joe Biden fue agasajado por la casa real con una revisión de tropas, que tuvo lugar en uno de los patios de palacio, al que posteriormente entró junto a su anfitriona por la entrada más ceremonial de todas, la llamada ‘Puerta de la Soberana’. Una vez terminada la reunión, el presidente no dudó en bromear sobre la magnitud del castillo de Windsor y lo imponente de sus dimensiones, señalando con su humor habitual que podría encajar toda la Casa Blanca en el patio principal del recinto.

“Le he dicho que la Casa Blanca cabe perfectamente en el patio del castillo”, ha manifestado al ser cuestionado por su nueva vida en la residencia presidencial de Estados Unidos, uno de los asuntos por los que le preguntó directamente la propia Isabel II mientras tomaban el té junto a la primera dama del país, la doctora Jill Biden. Asimismo, la reina interpeló a su homólogo estadounidense por Vladimir Putin y Xi Jinping, presidentes de Rusia y China, respectivamente.

Biden en Europa: “el calentamiento global es el mayor peligro a la seguridad de EEUU”

Al aterrizar en Europa para reunirse con aliados de su gobierno contra los piratas informáticos rusos y el posible vínculo chino sobre los orígenes de COVID-19, el presidente Joe Biden afirmó que desde hace años para el Pentágono el calentamiento global es “la mayor amenaza que enfrenta Estados Unidos”.

En 2009, “Cuando fui elegido vicepresidente por primera vez con el presidente Obama, los militares nos sentaron para informarnos cuáles eran las mayores amenazas que enfrenta Estados Unidos“, dijo Biden el miércoles a las tropas estadounidenses en Inglaterra poco después de aterrizar para su primer viaje al extranjero como presidente.

“Esto no es una broma: ¿saben lo que el Estado Mayor Conjunto nos dijo que era la mayor amenaza que enfrenta Estados Unidos? Calentamiento global. Porque habrá importantes movimientos de población, peleas por la tierra, millones de personas que abandonan lugares porque literalmente se están hundiendo bajo el mar en Indonesia, debido a las peleas por las tierras cultivables”.

El Pentágono ha seguido desde al menos 2004 las posibles implicaciones de seguridad del calentamiento global. Un informe del Departamento de Defensa del año 2015 calificó el cambio climático como “una amenaza urgente y creciente”, así como un “multiplicador de peligros” que podría empeorar los ya existentes. Pero ese informe no calificó los cambios en el clima como la principal amenaza, destacó New York Post.

Biden hizo hincapié en el calentamiento global en la primera escala de un viaje por tres países hasta el 17 de junio, que contará con una cumbre del G7 en Inglaterra, una cumbre de la OTAN en Bélgica (Bruselas) y una reunión con el presidente ruso Vladimir Putin en Ginebra (Suiza).

“Me dirijo al G7, luego a la [reunión] ministerial de la OTAN y luego a reunirme con Putin para hacerle saber lo que quiero que sepa”, dijo Biden.

“En cada punto del camino, dejaremos en claro que Estados Unidos está de regreso. Y las democracias del mundo están unidas para abordar los desafíos más difíciles y los problemas que más importan para nuestro futuro”, recalcó.

Biden advirtió sobre la amenaza del calentamiento global después de mencionar COVID-19, sin mencionar que el gobierno chino sea transparente a medida que la teoría de la “fuga de laboratorio” gana terreno, como sí había hecho días atrás.

“Tenemos que acabar con el COVID-19, no sólo en casa, lo que estamos haciendo, sino en todas partes. No existe un muro lo suficientemente alto para mantenernos a salvo de esta pandemia o de la próxima amenaza biológica que enfrentamos, y habrá otras. Requiere una acción multilateral coordinada”, dijo, antes de cambiar de tema, diciendo: “Todos debemos comprometernos con una acción climática ambiciosa si vamos a prevenir los peores impactos del cambio climático, limitando el calentamiento global a no más de 1,5 grados centígrados”.

A finales de mayo, Biden ordenó a la comunidad de inteligencia que comenzara una revisión de la evidencia para determinar si el coronavirus había surgido del Instituto de Virología de Wuhan en la ciudad central de China, como se ha sugerido. De inmediato, aquel país reaccionó otra vez en contra de esas acusaciones internacionales.

Días después, Biden afirmó que su homólogo chino cree que su país será “dueño de Estados Unidos” en los próximos 15 años, hablando a los miembros del servicio estadounidense en una base militar en Virginia, en la víspera del feriado Memorial Day.

Imputan a un hombre de Nuevo México que amenazó de muerte a Joe Biden

Un hombre oriundo del estado de Nuevo México, en Estados Unidos, ha sido imputado el jueves por presuntamente amenazar con matar al presidente, Joe Biden, y otras personalidades en mensajes de texto que ha enviado a personas de dos estados estadounidenses.

En concreto, el hombre, identificado como John Benjamin Thornton, supuestamente escribió y envió textos incoherentes desde un móvil de su propiedad que incluyen afirmaciones de que estaba “asumiendo el liderazgo del ejército revolucionario ‘3%ers’”, una aparente referencia al movimiento paramilitar antigubernamental Three Percenters.

De acuerdo con la denuncia presentada por las autoridades estadounidenses, a la que ha tenido acceso la cadena de televisión CNN, Thornton, que se calificaba a sí mismo de “general de una guerra revolucionaria”, también escribió que recibiría “cinco estrellas después de ejecutar a Joe Biden por traición”.

El FBI no ha identificado a quién recibió los mensajes de texto de Thornton o si los destinatarios están vinculados a él de algún modo. Se espera que Thornton acuda a una vista vía telemática el viernes por la mañana.

Otras personas han amenazado a Biden durante los últimos meses. Por ejemplo, un hombre procedente de Carolina del Norte fue arrestado el febrero por amenazar con infligir daño físico y matar al mandatario. Los fiscales del caso alegan que se puso en contacto con la centralita de la Casa Blanca en varias ocasiones.

Agencias de seguridad han advertido por amenazas extremistas a nivel doméstico QAnon, movimiento ligado a Donald Trump.

Trump, que es considerado un héroe por el movimiento, ha dicho que los miembros son gente que ama nuestro país, aunque no se ha pronunciado contundentemente sobre los seguidores que siguen las teorías sin fundamento de QAnon y muchos estuvieron detrás del asalto al Capitolio el pasado 6 de enero.

Joe Biden y Kamala Harris hacen pública su declaración de impuestos

El presidente, Joe Biden, revivió ayer lunes la vieja tradición de los mandatarios de Estados Unidos de publicar sus declaraciones de impuestos. Según los documentos revelados esta tarde, el mandatario y su esposa, la primera dama Jill, ganaron $607,336 en 2020, cuando el demócrata solo era candidato a ocupar la Oficina Oval. 

Esa cantidad es menor que los $985,223 que ambos ganaron en 2019, cuando tuvieron ingresos por concepto de venta de libros, discursos y horas de trabajo en la Universidad de Pennsylvania y el Northern Virginia Community College.

Los Biden pagaron $157,414 en impuestos federales sobre la renta y su tasa de impuesto para 2020 fue del 25.9%, dijo la Casa Blanca en un comunicado.

Por su parte, la vicepresidenta, Kamala Harris, y su esposo, Douglas Emhoff, tuvieron en 2020 un ingreso bruto ajustado de $1,695,225. Pagaron $621,893 en impuestos federales sobre la renta, lo que equivale a una tasa del 36.7%. 

“Espero que sigamos publicando las declaraciones de impuestos de los presidentes, como se debe esperar también de todos los presidentes de Estados Unidos”, dijo en un comunicado este lunes la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki. 

La publicación de la declaración de impuestos de Biden llega mientras el mandatario está presionando al Congreso para que apruebe su plan de incrementar los impuestos a las corporaciones y los más ricos, para financiar sus programas de infraestructura, salud y educación.

Durante su campaña a la presidencia, Biden alardeó sobre la transparencia respecto a sus finanzas personales, en una clara crítica a quien era su principal oponente, el expresidente Donald Trump, quien fue arrastrado a las cortes federales en más de una ocasión tras su negativa a hacer públicas sus finanzas. Biden publicó 22 años de declaraciones de impuestos antes de las elecciones de 2020.

En septiembre del año pasado, The New York Times obtuvo los registros fiscales del magnate de bienes raíces e informó que solo pagó $750 en impuestos federales sobre la renta durante su primer año en la Casa Blanca, una cifra aproximadamente 16 veces menor a los impuestos de un ciudadano promedio. 

Trump aseguró que la información del periódico era “falsa”.

“De hecho, pago impuestos. Pago mucho”, se defendió. “El IRS no me trata bien, me trata muy, muy mal”.

Biden advierte a gasolineras: “no suban precios tras hackeo”

El presidente Joe Biden advirtió el jueves a las gasolineras que no deben aumentar artificialmente los precios, en momentos en que se produce una escasez temporal debido al hackeo de un importante oleoducto.

“No se aprovechen, y lo repito, no se aprovechen de los consumidores en este momento”, declaró Biden en la Casa Blanca. “Nadie debe estar lucrando indebidamente con esta situación. Eso es lo que hacen los hackers. Así son ellos, nosotros no somos así”, añadió.

El oleoducto operado por la empresa Colonial Pipeline fue apagado temporalmente debido a la invasión de sus redes cibernéticas, pero reanudó funciones el miércoles. El hecho presentó un nuevo desafío para la presidencia de Biden, que ya ha tenido que encarar una pandemia, una recesión económica, un aumento de niños migrantes en la frontera sur, la retirada de tropas de Afganistán y acontecimientos internacionales que podrían llevar a una guerra.

El gobierno entiende que la situación conlleva una serie de riesgos políticos y económicos: las imágenes de automóviles esperando en gasolineras podría la entorpecer la agenda política de Biden e incluso poner en riesgo la mayoría demócrata en el Congreso.

Biden expresó esperanzas de que el oleoducto reanudará operaciones normales para la semana entrante y enfatizó la importancia de mejorar la infraestructura del país, mencionando el plan que a ese respecto propuso con un gasto público de 2,3 billones de dólares. Aseguró que su gobierno tomará medidas para evitar futuros hackeos, pero no divulgó si la compañía Colonial Pipeline pagó un rescate.

“No creemos que el gobierno ruso estuviera involucrado en este ataque, pero sí tenemos sólidas razones para creer que los criminales que perpetraron dicho ataque viven en Rusa”, expresó el mandatario.

“Además, tomaremos medidas para entorpecer su capacidad de operar, y nuestro Departamento de Justicia ha creado un equipo especial que se dedicará a llevar ante la justicia a quienes se involucren en ransomware”, añadió.

El gobierno detalló esta semana todos los pasos que implementará para reabastecer a las gasolineras en las zonas afectadas. Las autoridades intervinieron después de que hackers en busca de cobrar un rescate cerraron el ducto el viernes, que entrega alrededor del 45% del combustible de la costa este de Estados Unidos. La situación desató problemas de escasez y un incremento de precios, mismos que el gobierno se preparaba a atender.

Horas después que se reanudó el servicio del oleoducto, Biden emitió una orden ejecutiva para mejorar la seguridad cibernética del país.

Joe Biden firma orden ejecutiva para fortalecer la ciberseguridad de EEUU

El presidente Joe Biden firmó el miércoles una orden ejecutiva destinada a fortalecer las defensas de seguridad cibernética de Estados Unidos, una medida que sigue a una serie de ataques cibernéticos a empresas privadas y redes del gobierno federal ocurridas desde el año pasado.

La orden ejecutiva que Biden firmó el miércoles, ordenando acciones para proteger la ciberseguridad del país, ocurre mientras el oleoducto Colonial continúa lidiando con los resultados de un ataque de ransomware contra su sistema de operaciones, que causó una escasez generalizada de combustible a lo largo de la costa este y provocó una respuesta de todo el gobierno.

El ciberataque contra el oleoducto Colonial es solo el último ejemplo de actores y grupos criminales o estatales que explotan las vulnerabilidades cibernéticas de EE.UU.

La orden ejecutiva en la que la Administración Biden ha estado trabajando durante meses, tiene como objetivo fortalecer la ciberseguridad para las redes federales y esbozar nuevos estándares de seguridad para el software comercial utilizado tanto por las empresas como por el público.

“Los incidentes recientes de ciberseguridad, como SolarWinds, Microsoft Exchange y el incidente del Colonial Pipeline, son un recordatorio aleccionador de que las entidades del sector público y privado de EE. UU. enfrentan cada vez más una actividad cibernética maliciosa sofisticada tanto de los actores estatales como de los delincuentes cibernéticos”, dijo la Casa Blanca en una hoja informativa.

En una reunión con periodistas el miércoles, un alto funcionario de la administración de Biden dijo que la orden “refleja un cambio fundamental en nuestra mentalidad de la respuesta a incidentes hacia la prevención, de hablar de seguridad a hacer esa seguridad”.

AMLO propondrá a Joe Biden plan para “ordenar” la migración

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció ayer domingo que propondrá a su homólogo estadounidense, Joe Biden, un plan para “ordenar” la migración irregular.

López Obrador dijo, en un mensaje difundido en sus redes sociales, que las propuestas las presentará a Biden durante la cumbre virtual sobre clima a la que convocó el demócrata los próximos 22 y 23 de abril.

La iniciativa del mandatario izquierdista consiste en “ampliar” su programa social Sembrando Vida a Centroamérica, por medio del cual se otorga ayudas económicas a quienes se inscriban.

“Esto nos permitirá ordenar el flujo migratorio. En marzo se desbordó esta situación”, resaltó López Obrador. De concretarse su propuesta, añadió el presidente, representaría una “tercera etapa” del TMEC, el nuevo tratado de libre comercio de México, Estados Unidos y Canadá que reemplazó al TLCAN, el 1 de julio pasado.

Las personas centroamericanas que se inscribieran en el programa Sembrando Vida serían acreedoras de visas de trabajo temporales después de los primeros tres años, y -tras otros tres años- podrían pedir su nacionalidad estadounidense, según la propuesta de López Obrador. “Que se amplíe el programa Sembrando Vida con la siembra de cedro y ceiba que se da en la región centroamericana”, propuso el mandatario mexicano.

Ante el aumento de los flujos migratorios, el 14 de abril López Obrador urgió al Congreso de Estados Unidos a aprobar el presupuesto de 861 millones de dólares solicitado por Biden para combatir la pobreza en Centroamérica.

En junio de 2019, México lanzó su Plan de Desarrollo Integral para El Salvador, Guatemala y Honduras, mediante el cual se comprometió a hacer transferencias económicas a personas inscritas en programas sociales. Más de 172.000 migrantes irregulares fueron detenidos en marzo en la frontera de Estados Unidos con México, un alza del 71% en un mes y el nivel más alto en 15 años.

Aseguran que Biden subirá de impuestos, a tasas mayores de la esperada

Después de meses de rumores y semanas de debate dentro de la Casa Blanca, el presidente de EEUU, Joe Biden, está a punto de presentar el que será su segundo gran proyecto legislativo de su mandato. Este miércoles, en la zona industrial de Pittsburgh, en su Pensilvania natal, Biden presentará su plan de inversión e infraestructuras y una subida de impuestos para pagarlo. Un proyecto que ha ido aumentando de tamaño con las semanas y que quiere igualar en ambición al New Deal de Franklin Roosevelt o a la Gran Sociedad de Lyndon Johnson, los dos grandes referentes demócratas del Siglo XX con los que el actual presidente aspira a codearse en los libros de Historia.

El proyecto contaba con un presupuesto de unos 3 billones de dólares, pero ha ido aumentando con las semanas y se espera que finalmente alcance los 4 billones de coste. Este miércoles, lo que Biden pondrá sobre la mesa será la primera parte: grandes inversiones en infraestructuras, como carreteras, puentes o redes eléctricas, con un foco especial en la energía renovable. Por ejemplo, la senadora Elizabeth Warren ha propuesto inversiones de 500 millones para descarbonizar las flotas de autobuses locales del país, y la crisis eléctrica vivida en Texas el mes pasado anima a los que quieren aumentar la inversión en baterías eléctricas y redes de suministro.

Para más adelante queda la segunda parte: una reforma del sistema sanitario, cuidado infantil y otros programas de bienestar social, según explicó el secretario de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki. Esta parte es una de las más simbólicas para el partido, e incluiría hacer permanentes las ayudas a familias con hijos en riesgo de pobreza o el establecimiento de bajas remuneradas por maternidad, así como una mejora del ‘Obamacare’, la ley sanitaria aprobada en 2010 por el anterior Gobierno demócrata.

Un paquete mastodóntico que se une a los 1,9 billones que ya ha inyectado el nuevo Gobierno en la economía con el programa de estímulo aprobado hace unas semanas. Por ello, y para evitar disparar el déficit del país, que los recortes de impuestos de Donald Trump llevaron ya a cifras históricas, los consejeros de Biden han ido aumentando constantemente el otro lado del balance: los ingresos. Las subidas de impuestos también apuntan a ser históricas, con cifras que rondan los 3 billones de dólares.

El plan de Biden, que ha ido deslizando en las últimas semanas, es subir los impuestos a los ciudadanos que cobren más de 400.000 dólares anuales y a las grandes empresas, deshaciendo gran parte de los recortes aprobados en 2017 por Trump y aumentando otras cuantas tasas. Una reforma fiscal al alza que sería la mayor en cuatro décadas, y probablemente la mayor de la historia si se realiza de una sola tacada.

Biden tiene claro es que su escasa y frágil mayoría puede desaparecer algo menos de dos años, y quiere hacer todo lo que pueda ahora

Políticamente, aprobar una subida total sería brutal para cualquier partido en EEUU. Pero Biden cuenta con dos esperanzas a su favor: el hecho de que las encuestas muestran un enorme apoyo popular a la gestión del mandatario en la economía y el coronavirus, los temas que más preocupan a la población, lo que le da un mayor margen de maniobra; y la esperanza de que la sombra de Trump domine las elecciones legislativas de 2022 y polarice tanto al electorado que le ahorre el castigo que todo presidente suele sufrir a mitad de mandato.

Con información de El Economista.es

Biden extiende moratoria federal a desalojos de inquilinos

El gobierno del presidente estadounidense Joe Biden prorrogó el lunes una moratoria federal a los desalojos de inquilinos que se han atrasado con el pago del alquiler durante la pandemia de coronavirus.


Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades se movilizaron para extender la protección implementada durante la pandemia, la cual iba a expirar el miércoles. La moratoria ahora estará en vigor hasta finales de junio.


La prohibición, implementada el año pasado, ofrece una protección a los inquilinos ante la preocupación de que las familias que pierdan sus hogares y se muden a albergues o vivan en condiciones de hacinamiento con familiares o amigos durante la pandemia aumenten la propagación del coronavirus, que ha provocado más de 545,000 muertes en Estados Unidos.


Para calificar para la protección de vivienda, los inquilinos deben ganar 198,000 dólares o menos al año para parejas que presenten la solicitud juntas, o 99,000 dólares para los solicitantes solos. También deben demostrar que han buscado ayuda del gobierno para poder pagar la renta, declarar que no pueden pagarla por estragos causados por el COVID-19 y afirmar que es probable que se vuelvan indigentes si son desalojados.


En febrero, el presidente Biden extendió una prohibición a los embargos hipotecarios al 30 de junio para ayudar a los propietarios de viviendas que tienen problemas durante la pandemia.

Los defensores de la vivienda habían esperado que se extendiera la moratoria de desalojo y estuvieron presionando al gobierno de Biden, señalando que apenas inicia la recuperación económica del país.

EEUU sube la meta a 200 millones de vacunas durante los primeros 100 días de gobierno de Biden

El presidente Joe Biden se propuso un nuevo reto: alcanzar la aplicación de 200 millones de vacunas contra COVID-19 durante los primeros 100 días de gobierno.

“Sé que es ambicioso”, reconoció durante su primera conferencia de prensa. “(Es) el doble de nuestro objetivo original, pero ningún otro país del mundo se ha acercado, ni siquiera cerca de lo que estamos haciendo. Creo que podemos hacerlo”.

Según el rastreo de vacunas de The New York Times, Estados Unidos ya aplicado casi 130 millones y este martes, la Casa Blanca anunció una nueva inversión de $10,000 millones de dólares para ampliar la vacunación en grupos vulnerables, incluidas comunidades de color, como latinos.

“El 8 de diciembre, indiqué que esperaba conseguir 100 millones de vacunas en los brazos de la gente en mis primeros 100 días”, dijo el presidente.

El mandatario comenzó su primera conferencia de prensa con un pequeño discurso.

“Cumplimos esa meta la semana pasada por el día 58, 42 días antes de lo programado”, continuó. “Ahora, hoy estoy estableciendo la segunda meta… para mi día 100 en el cargo habremos administrado 200 millones de vacunas… Así es, 200 millones de vacunas en 100 días”.

En medio de la presión de representantes demócratas por retrasos en la ayuda de $1,400 dólares a grupos vulnerables, unos 30 millones de personas –incluidos veteranos–, el presidente Biden presumió que ya se enviaron más de 100 millones de depósitos y cheques.

El mandatario se dijo esperanzado en que la economía se recuperará pronto.

“La mayoría de los pronosticadores económicos han aumentado significativamente su proyección sobre el crecimiento económico que tendrá lugar este año”, dijo.

Presumió el reciente reporte de reducción de reclamaciones de seguro de desempleo, el más bajo desde que inició la pandemia.

“Por primera vez en un año… el número ha caído por debajo del nivel pre-pandémico”, dijo.

Con información de La Opinión.com

Biden dice que irá a la frontera y Trump estalla contra él

El presidente Joe Biden afirmó que viajará a la frontera con México, ante el aumento de la llegada de migrantes indocumentados, mientras que su predecesor, Donald Trump, lo acusó de haber creado “un desastre nacional”.

Preguntado sobre si pensaba visitar el linde con el país vecino, Biden respondió: “En algún momento, lo haré, sí”, indicó el presidente, sin precisar una fecha, en declaraciones a los periodistas a su regreso a la Casa Blanca tras pasar el fin de semana en Camp David.

Biden aseguró que conoce cuál es la situación en los centros de detención de migrantes en la frontera, cuando uno de los reporteros le dijo si con esa visita deseaba conocer de primera mano las condiciones en ese tipo de instalaciones.

El mandatario subrayó que, aparte del mensaje de su Administración de recomendar no viajar a quienes estén pensando en dirigirse a EE.UU. a través de su frontera sur, su Ejecutivo va a adoptar más medidas.

“Estamos en el proceso ahora, incluyendo garantizar que restablecemos lo que había antes, que era que puedan (los inmigrantes) quedarse y presentar sus casos desde sus países de origen”, explicó.

El Gobierno de Biden se afanó en defender su gestión de la crisis migratoria y en mandar un mensaje claro: “No vengan a EE.UU.”

Para ello, el máximo responsable de inmigración de su Ejecutivo, el secretario de Seguridad Nacional (DHS, en inglés), Alejandro Mayorkas, hizo una ronda de entrevistas por algunas de las principales televisiones del país, en las que culpó de la situación actual en la frontera a la Administración de Trump.

Poco después, el exmandatario, quien pese a haber abandonado la Casa Blanca es el líder más popular entre los republicanos, reivindicó su legado en un comunicado y afirmó que entregó al Gobierno de Biden “la frontera más segura de la historia”.

“Todo lo que tenían que hacer era mantener un sistema que funcionaba sin problemas en piloto automático -opinó-. En cambio, en el lapso de unas pocas semanas, la Administración de Biden ha convertido un triunfo nacional en un desastre nacional”.

Trump calificó las intervenciones de Mayorkas en las televisiones de “patéticas”, “inútiles” y de “desgracia nacional”: “Su presentación autocomplaciente en medio de una crisis masiva que él mismo ha ayudado a crear es una prueba más de que es incapaz de liderar el DHS”, sentenció.

El expresidente instó a reanudar la construcción del muro en la frontera con México, una de sus propuestas estrella y que fue paralizada por Biden en su primer día en la Casa Blanca, y aseguró que por el linde están entrando drogas a EE.UU., además de haber tráfico sexual y de personas.

“Las políticas temerarias de esta Administración están permitiendo y alentando crímenes contra la humanidad. ¡Nuestro país está siendo destruido!”, clamó Trump.