Tag: JOE R. BIDEN

Biden celebra sus primeros 100 días en la presidencia

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, celebró ayer jueves sus primeros 100 días en el poder con un viaje a Georgia, uno de los estados que logró arrebatar a Donald Trump y que no solo le llevó a la Casa Blanca sino que también le entregó el control del Congreso.

En Georgia, Biden y la primera dama, Jill Biden, empezaron el día con una visita privada al expresidente Jimmy Carter (1977-1981) y la exprimera dama Rosalynn Carter.

Tras la visita, el matrimonio presidencial voló hasta la capital de Georgia para celebrar un mitin en el municipio de Duluth, en los suburbios de Atlanta, que fueron clave para el triunfo electoral de Biden aquí en noviembre.

BIDEN ENFRENTA PROTESTAS

Lo que tenía que ser un mitin de celebración de los 100 días, sin embargo, se estropeó por las protestas de manifestantes poco después del inicio del acto.

“¡Termine ahora con las detenciones!” o “¡Cierre el ICE!”, es decir, el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas, fueron algunos de los gritos que se escucharon contra el presidente, que más allá de la pandemia ha tenido a la inmigración como su reto principal.

Con algo de hastío pero sin perder la compostura, Biden replicó: “Estoy trabajando en ello, hombre. Denme cinco días más”.

Y dirigiéndose al resto de asistentes dijo: “Amigos, todos ustedes saben de lo que (los manifestantes) están hablando. No debería haber prisiones privadas. Punto. Ninguna. Punto. Y estamos trabajando para cerrarlas todas”.

El presidente prometió en campaña suspender todos los contratos del Gobierno con cárceles privadas, pero hasta el momento solo ha ordenado cancelar los que albergan presos comunes, dejando en pie los relacionados con inmigrantes.

“ESTAMOS TRABAJANDO DE NUEVO”

Biden invirtió gran parte del resto de su discurso en Georgia a promocionar sus billonarios planes de empleo y de bienestar social, presupuestados en más de 4 billones de dólares y que requieren de que el Congreso los apruebe.

Pero sobre todo quiso trasladar el mensaje de que con su llegada al poder, el Gobierno está “trabajando de nuevo” en todos los frentes, desde la campaña masiva de vacunación hasta la lucha contra la crisis climática.

“Estados Unidos vuelve a estar en marcha. Elegimos esperanza sobre miedo, verdad sobre mentiras, luz sobre oscuridad. Estamos trabajando. Estamos trabajando de nuevo. Estamos soñando de nuevo, descubriendo de nuevo. Estamos liderando el mundo de nuevo”, dijo.

El mitin en Georgia llegó el día después de que Biden pronunciara su primer discurso ante una sesión conjunta de las dos cámaras del Congreso.

Cumbre climática: EEUU pretende reducir en un 52% sus emisiones de carbono para 2030

En la conferencia virtual de la Cumbre de Líderes sobre el Clima, el presidente Joe Biden confirmó que el país buscará la neutralidad de carbono para el final de la década. Además, Jair Bolsonaro anunció que acabará con la deforestación ilegal antes de 2030.

Durante este jueves y viernes, en el marco del Día de la Tierra, se está celebrando una Cumbre de Líderes sobre el Clima organizada por La Casa Blanca, que debido a la pandemia tuvo que realizarse de manera virtual.

Dentro de los 40 países invitados, están presentes los 17 que son responsables de casi el 80% de las emisiones de gases de efecto de invernadero.

La cumbre tiene como objetivo subrayar la urgencia del cambio climático y crear planes de acción sobre el clima. “No importa de qué país seamos, sabemos qué mundo queremos dejar a nuestros hijos y nietos”, señaló el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken. 

En la instancia, el Presidente de EE.UU., Joe Biden, anunció que el país planea recortar entre un 50% y un 53% sus emisiones  de CO2para finales de esta década. 

“Estos pasos colocarán a Estados Unidos camino a convertirse en una economía con cero emisiones netas para no más tarde de 2050”, aseguró el mandatario.

En relación a los niveles de 2005, agregó que la reducción de emisiones entre un 50% y 52% para el 2030, como un objetivo que EE.UU. asumió bajo el Acuerdo de París, pactado para lograr una reducción entre un 25% y 28% para 2025.

Este objetivo, es igual al anunciado por la Unión Europea, que en vísperas de la cumbre señaló que reducirá sus emisiones de CO2 en un 55% para 2030. 

Biden advirtió que la “ciencia (sobre la crisis climática) es innegable y los costos de la inacción no paran de crecer”. Sin embargo, destacó que este problema ha creado nuevas “oportunidades” para crear empleos en la economía verde. 

En cuanto a Latinoamérica, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro anunció que al igual que la UE y EE.UU. su país buscará alcanzar una neutralidad de carbono para 2050, 10 años antes de lo acordado. Además, aseguró buscará terminar con la deforestación ilegal para 2030.

“Determiné que nuestra neutralidad climática sea alcanzada hasta 2050, anticipando en diez años el compromiso anterior”, comentó el mandatario brasileño.

Biden presiona a republicanos para que aprueben su nuevo paquete económico en el Congreso

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, tiene claro que su proyecto económico para infraestructura y empleo es perfectible, pero no está dispuesto a hacer grandes cambios, por lo que presiona a republicanos para que lo apoyen en el Congreso.

Señaló que la oposición sabe qué requiere el país, además de desestimar sus críticas al incremento de impuestos a los más ricos y a corporaciones.

“Ellos saben lo que necesitamos”, dijo Biden sobre si ha hablado con los republicanos.

Señaló que cuando los republicanos presentaron en algún momento un plan de infraestructura, les parecía fácil pagar por todo.

“Cuando los republicanos presentaron un plan de infraestructura pensaron que valía la pena pagar por la infraestructura, desde la banda ancha hasta otras cosas”, dijo.

La secretaria de Energía, Jennifer Granholm, dijo a CNN que el presidente Biden está dispuesto a que se apruebe su proyecto de $2.25 billones de dólares bajo la Regla de Reconciliación, la cual fue aplicada para el Plan de Rescate Estadounidense contra la pandemia de COVID-19.

El líder republicano del Senado, Mitch McConnell (Kentucky), rechaza el incremento de impuestos y dijo que bloquearía la propuesta, aunque los demócratas tienen la opción de Reconciliación.

El presidente Biden advierte que EE.UU. está en un momento crucial, que requiere inversión en infraestructura.

“Cuando estás en una situación en la que no puedes encender una fuente de agua en la escuela, porque el agua afecta tu salud, eso es infraestructura”, destacó.

Del mismo modo se refirió en la inversión en edificios federales, carreteras, puentes y banda ancha, aunque eso requiera el incremento de impuestos a corporaciones.

“El impuesto era del 36 por ciento”, recordó. El gobierno de Donald Trump redujo esa tasa al 21 por ciento y Biden busca colocarla en 28 por ciento.

“Estás hablando de empresas de la lista Fortune 500 que no han pagado ni un centavo en impuestos durante tres años. ¡Vamos, hombre!”, expresó. “Voy a esforzarme lo más que pueda para competir con el resto del mundo. Todos los demás, en el resto del mundo, están invirtiendo miles de millones de dólares en infraestructura y lo vamos a hacer aquí”.

Con información de La Opinión.com

Biden: Cuomo debería renunciar si la investigación de acoso confirma las acusaciones

 El presidente Joe Biden señaló el martes que el gobernador demócrata de Nueva York, Andrew Cuomo, debería renunciar y posiblemente enfrentar el enjuiciamiento si se comprueban las acusaciones de acoso sexual a raíz de la investigación en curso.

“Se debe suponer que una mujer dice la verdad y no debe ser convertida en chivo expiatorio ni victimizada por su denuncia”, dijo Biden a ABC News. “Pero debería haber una investigación para determinar que lo que ella dice es cierto. Eso es lo que está pasando ahora”.

“Y (usted) ha sido muy claro, si la investigación confirma las denuncias, ¿entonces (Cuomo) debe dimitir?” preguntó el presentador George Stephanopoulos a Biden.

“Eso es lo que creo que debería suceder”, dijo Biden. “Y, por cierto, es muy posible que haya un proceso penal adjunto (a la renuncia)”.

Biden agregó que se necesita “mucho coraje para denunciar” y que las acusaciones deben tomarse en serio.

Los comentarios de Biden marcan el punto de inflexión desde que Cuomo fue acusado de conducta inapropiada, y van más allá de sus comentarios anteriores, en los que el presidente dijo que la investigación debería seguir su curso.

Siete mujeres se han presentado en las últimas semanas para denunciar que Cuomo hizo comentarios inapropiados o las hizo sentir incómodas durante las interacciones en el lugar de trabajo y en entornos sociales. Una mujer afirmó que el mandatario la tocó durante una interacción en su residencia. Esa denuncia se remitió al Departamento de Policía de Albany.

La procuradora general del estado de Nueva York, Letitia James, encabeza la investigación sobre las acusaciones contra Cuomo.

El gobernador ha negado las acusaciones y se ha mostrado desafiante ante el creciente clamor de su renuncia. Docenas de legisladores estatales han pedido que dimita, al igual que varios representantes del Congreso del estado. Los senadores Charles Schumer (D-N.Y.) Y Kirsten Gilibrand (D-N.Y.) también le han solicitado que deje el cargo. 

La Casa Blanca se ha mantenido firme en evitar la controversia que rodea a Cuomo, quien dirige la Asociación Nacional de Gobernadores (NGA). Cuomo también participa en llamadas semanales con funcionarios de la Casa Blanca sobre los esfuerzos de distribución de la vacuna contra el coronavirus.

Cuando se le preguntó si Cuomo debería apartarse de su liderazgo en la NGA mientras se desarrolla la investigación, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo esta semana que sería una decisión que sería mejor dejar en manos de la Asociación de Gobernadores.

Republicanos presionan a Biden y lo culpan por “crisis” migratoria en la frontera

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, enfrenta una creciente presión de los republicanos por el aumento de la llegada de migrantes, especialmente de menores, a la frontera con México, situación que la oposición califica como la primera crisis migratoria de su mandato.

El líder de la minoría republicana de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, denunció la “crisis” en una visita con varios congresistas a la frontera en Texas. “Esta crisis fue creada por las políticas presidenciales de este nuevo gobierno”, acusó.

El congresista republicano Chuck Fleischmann dijo que el gobierno de Biden ha “creado un ambiente” propicio para un incremento de la migración. Otros miembros de la delegación afirmaron que los traficantes de personas se están beneficiando de las políticas del gobierno.

Cerca de 200 migrantes irregulares pasaron por la estación de buses de Brownsville, en Texas, cerca de la frontera con México, según asociaciones locales.

En febrero fueron arrestadas unas 100.000 personas en la frontera sur, entre ellas 9.457 menores no acompañados, un aumento del 28% respecto a enero, según las autoridades.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) tiene a su cuidado actualmente a unos 8.800 niños migrantes. Las autoridades exploran la posibilidad de abrir en Dallas un “centro de descompresión” para albergar ahí a niños y adolescentes de forma temporal.  

 Visita a la frontera

Congresistas republicanos visitaron ayer lunes la frontera entre Estados Unidos y México para conocer de cerca las consecuencias del aumento de inmigrantes indocumentados que entran al país, especialmente los menores no acompañados, y mostraron su alarma por la situación.

EE.UU.: los migrantes esperan entrar

La víspera, legisladores y gobernadores republicanos se pasearon por los principales programas de televisión para criticar el “excesivo” presupuesto del plan de rescate económico y para culpar a Biden de haber creado una “crisis” en la frontera.

En la cadena Fox, el senador Bill Cassidy aseguró que Biden tiene “toda” la culpa del creciente número de menores migrantes de El Salvador, Honduras y Guatemala que han llegado en las últimas semanas a la frontera y que han colapsado el sistema de acogida.

Asimismo, en CBS, el gobernador de Arkansas, Asa Hutchinson, abogó por una política migratoria “más dura” y, en Twitter, el gobernador de Texas, Gregg Abbott, volvió a acusar sin pruebas a los indocumentados de propagar la COVID-19 en su estado.

“No hay tiempo que perder”, el primer tuit de Joe Biden como presidente de Estados Unidos

El recién investido presidente de EE.UU., Joe Biden, usó su primer mensaje en Twitter para adelantar algunas de las acciones que tomará este mismo miércoles y afirmó: “No hay tiempo que perder a la hora de resolver las crisis que enfrentamos”.

Biden emitió su mensaje desde su usuario oficial como presidente, @POTUS, las siglas de Presidente de Estados Unidos, en inglés.

No hay tiempo que perder a la hora de resolver las crisis que enfrentamos. Esa es la razón por la que hoy me dirijo al Despacho Oval para ponerme manos a la obra y ofrecer acciones valientes y alivio inmediato para las familias estadounidenses“, dijo Biden en Twitter.

Su mensaje llega 12 días después de que su antecesor, Donald Trump, perdiera para siempre el acceso a su cuenta personal en esa red social tras el violento asalto al Capitolio.

Biden colocó una foto suya sonriente como imagen de perfil y, en la parte dedicada a su biografía, escribió: “46º presidente de Estados Unidos, marido de @FLOTUS (siglas de Primera Dama de Estados Unidos, en inglés), orgulloso padre y abuelito”.

Por su parte, Jill Biden, que ahora tiene la cuenta de @FLOTUS, aún no ha escrito ningún mensaje, aunque se describe a sí misma en la biografía de su perfil como “primera dama de Estados Unidos”, “educadora en centro de estudios superiores”, “madre militar”, “abuela” y “esposa de @POTUS”.

La vicepresidenta de EE.UU., Kamala Harris, fue más sucinta que Biden en su primer mensaje en esta red social y solo dijo: “Preparada para servir”.

El usuario de Harris es @VP, siglas con las que se conoce el cargo de vicepresidenta.

Conozca algunos aspectos de la reforma migratoria que propondrá Joe Biden

Millones de indocumentados que llevan al menos 10 años en los Estados Unidos, además de ‘dreamers’ y personas con TPS podrían ver cumplido su “Sueño Americano” con la reforma migratoria del presidente electo Joe Biden, titulada “America’s Citizenship Act of 2021” (“Ley de Ciudadanía de EE.UU. del 2021”).

Este miércoles, el primer día de gobierno del demócrata, la iniciativa será enviada al Congreso y los demócratas están listos para impulsarla, en medio de la pandemia de coronavirus y como una forma de reconocer la labor de los indocumentados como trabajadores esenciales.

“El proyecto de ley proporciona a las personas trabajadoras que enriquecen a nuestras comunidades todos los días y que han vivido aquí durante años, en algunos casos por décadas, una oportunidad para obtener la ciudadanía”, indica el plan que pretende modernizar el sistema migratorio. “Crea un camino ganado a la ciudadanía para nuestro inmigrante vecinos, colegas, feligreses, líderes comunitarios, amigos y seres queridos, incluidos los soñadores y los trabajadores esenciales que han arriesgado sus vidas para servir y proteger a las comunidades estadounidenses”.

Uno de los oficiales que presentó el proyecto a periodistas indicó que se mantendrá la regla de revisión de pasado criminal para cualquier proceso, es decir, este beneficio para indocumentados no aplicaría para quienes hayan cometidos delitos que los descalificarían en forma automática, pero cada caso deberá ser revisado por separado.

En caso de aprobarse en el Congreso, las personas protegida con la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) y de Estatus de Protección Temporal (TPS), podrán aplicar por una “green card” en forma inmediata y, después de tres años, solicitar la ciudadanía.

En el caso de los indocumentados podrán aplicar por la residencia temporal, pero cinco años después podrán solicitar la residencia permanente.

“Crea una hoja de ruta ganada hacia la ciudadanía para personas indocumentadas”, indica el plan. “Permite que las personas indocumentadas soliciten un estatus legal temporal, con la capacidad de solicitar tarjetas de residencia después de cinco años, si aprueban verificaciones de antecedentes penales y seguridad, además de pagar sus impuestos”.

Agrega que después de tres años, todos los titulares de “green card” que aprueben las verificaciones de antecedentes adicionales y demuerstren conocimiento de inglés y educación cívica podrán postularse para convertirse en ciudadanos.

“Los solicitantes deben estar físicamente presentes en los Estados Unidos el 1 de enero de 2021”, indica la propuesta.

Incluso hay una forma de que se pueda eximir el requisito de presencia para aquellos deportados en o después 20 de enero del 2017, pero que estuvieron físicamente en EE.UU. durante al menos tres años.

Un cambio semántico, pero de fondo es que se cambiará la palabra “extranjero” por “no ciudadano” en las leyes migratorias.

Protección de familias

El plan busca priorizar a las familias de inmigrantes, evitar su separación y asegurar que puedan pasar por un sistema de revisión justo para la obtención de visas.

“El proyecto de ley apoya aún más a las familias mediante la inclusión más explícita de asociaciones permanentes y la eliminación de la discriminación frente a familias LGBTQ+”, indica. “También proporciona protección para huérfanos, viudas, niños, y veteranos filipinos que lucharon junto a Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial”.

También se aumentarían las visas para víctimas de la violencia o que colaboren en investigaciones judiciales, además de lineamientos para mejorar el sistema en cortes migratorias.

Más lotería de visas

El proyecto busca desaparecer lineamientos con base en discriminación por religión, además de aumentar el número del Programa Visas de la Diversidad de 55,000 a 80,000.

Aunado a ello pretende promover la integración y ciudadanía de inmigrantes y refugiados.

“La ley proporciona nuevos fondos a los gobiernos estatales y locales, organizaciones privadas, instituciones educativas, organizaciones comunitarias y organizaciones sin fines de lucro organizaciones, para ampliar programas para promover la integración y la inclusión, aumentar instrucción del idioma inglés y brindar asistencia a las personas que buscan convertirse en ciudadanos”, apunta el proyecto.

Refuerza vigilancia y frontera

Aunque se detiene la construcción del muro fronterizo, la reforma migratoria también contempla mejorar los sistemas de vigilancia, a fin de reducir el tráfico de personas, drogas y evitar el ingreso de terroristas.

“La legislación se basa en asignaciones presupuestarias récord para… que el Secretario del DHS desarrolle e implemente un plan para de tecnología para acelerar la detección y mejorar la capacidad para identificar narcóticos y otro contrabando”, indica el proyecto. “Esto incluye tecnologías de escaneo de alto rendimiento para garantizar que todos vehículos comerciales y de pasajeros y tráfico ferroviario de carga que ingresa a los Estados Unidos”.

El uso de la tecnología avanzada sería una proridad, a fin de detectar actividades ilícitas.

Biden: “Nuestra democracia está bajo un asalto sin precedentes”

“En este momento, nuestra democracia está bajo un asalto sin precedentes, como no habíamos visto en tiempos modernos”.

Así es como el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, calificó lo ocurrido este miércoles en Washington DC, donde decenas de seguidores de Donald Trump irrumpieron en la sede del Congreso.

“Un asalto a una ciudad de libertad, el Capitolio en sí mismo. Un asalto a los representantes de la gente, a la policía del Capitolio, a los servidores públicos”, dijo Biden en una declaración televisada.

El demócrata, cuya victoria estaba siendo certificada en el Congreso antes de la irrupción de los simpatizantes de Trump, hizo un llamado al presidente estadounidense para que apareciera en televisión nacional para pedirles que detuvieran el asalto. “¡Debe terminar ya!”, expresó.

Trump encabezó este miércoles un mitin con miles de sus partidarios frente a la Casa Blanca desde donde denunció que era víctima de un fraude electoral del que no hay pruebas.

Congreso se apresta a certificar triunfo Biden sobre Trump

 El insólito esfuerzo del presidente Donald Trump para anular el resultado de la elección presidencial va al Congreso, al reunirse los legisladores en sesión conjunta para certificar la votación del Colegio Electoral que fue favorable al demócrata Joe Biden.

El trámite habitualmente rutinario se convertirá en un enfrentamiento político como no se ha visto desde el final de la Guerra Civil, debido a los esfuerzos desesperados de Trump por conservar su puesto. Los aliados republicanos del presidente en ambas cámaras prevén objetar los resultados, en respuesta al ruego de sus bases de “luchar por Trump”, quien presidirá un acto frente a la Casa Blanca. Esto está desgarrando al partido.

El intento está prácticamente condenado al fracaso, derrotado por mayorías bipartidistas en el Congreso dispuestas a aceptar los resultados. Biden, que ganó el Colegio Electoral por 306 votos contra 232, se dispone a prestar juramento el 20 de enero.

“Lo más importante es que, al fin y al cabo, triunfará la democracia”, dijo la senadora demócrata Amy Klobuchar, una de las encargadas de manejar el trámite.

La sesión conjunta, requerida por ley, se reunirá a la 1 de la tarde hora del este (1800 GMT) ante la mirada de una nación inquieta, meses después de la elección del 3 de noviembre, dos semanas antes de la transferencia pacífica del poder y contra el trasfondo de la implacable pandemia de COVID-19.

El líder de la mayoría en el Senado, el republicano Mitch McConnell, quien ha advertido a sus correligionarios que no deben prestarse al desafío, será previsiblemente uno de los primeros oradores. En la Cámara de Representantes, su presidenta Nancy Pelosi, dijo en una carta a sus colegas que es una jornada de “importancia histórica enorme”. Se trata de “garantizar la confianza en nuestro sistema democrático”, añadió.

Pero el centro de todas las miradas será el vicepresidente Mike Pence, quien presidirá la sesión.

A pesar de las denuncias reiteradas de Trump de que hubo fraude electoral, las autoridades electorales y el ex secretario de Justicia han dicho que no hubo problemas de magnitud tal que cambiaran los resultados. Todos los estados han certificado la justicia y exactitud de los resultados, por funcionarios tanto demócratas como republicanos.

AMLO llama a Joe Biden y ofrece a EEUU cooperación

El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dialogó por teléfono con el Mandatario electo de Estados Unidos, Joseph Biden.

“Desde el histórico ayuntamiento de Valladolid, Yucatán, he conversado por teléfono con el presidente electo de Estados Unidos, Joseph Biden”, tuiteó el tabasqueño.

Esta es la primera vez que el Presidente mexicano conversa con el estadounidense, aunque no añadió más detalles.

El 14 de diciembre pasado, López Obrador le envió a Biden una carta de felicitación tras su triunfo en la elección de hace un mes.

A pesar de que varios líderes mundiales lo habían dado por ganador, el tabasqueño decidió esperar hasta que lo ratificaran las autoridades electorales.

Biden da negativo por Coronavirus luego de que uno de sus asesores contrajera la enfermedad

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, ha dado negativo por coronavirus este jueves tras someterse a una prueba PCR, después de que uno de sus asesores, el director de la Oficina de Participación Pública, Cedric Richmond, haya dado positivo.

Aunque Biden no ha sido considerado como un contacto cercano de Richmond, según las directrices marcadas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), Biden se ha realizado la prueba este jueves, informó la portavoz de su equipo de transición, Kate Bedingfield.

Richmond, quien viajó por su cuenta el 15 de diciembre a Georgia para asistir a un evento de campaña de los candidatos al Senado Jon Ossoff y Raphael Warnock, interactuó con Biden, pero no lo suficiente, según los CDC como para considerarse contacto directo.

“El contacto de Richmond con el presidente electo ocurrió al aire libre, ambos con mascarilla y por un periodo de tiempo inferior a los 15 minutos”, explica Bedingfield.

De acuerdo con el comunicado, Richmond tampoco ha tenido contacto directo con ningún miembro de campaña de Ossoff y Warnock, ni con la alcaldesa de Atlanta, Keisha Lance Bottoms, la líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes de Georgia, Stacey Abrams, ni con la congresista Nikema Williams, quienes también asistieron al evento.

Richmond, quien se pondrá bajo cuarentena durante las próximas dos semanas, es hasta el momento la persona más cercana al presidente electo en dar positivo por coronavirus. El congresista por Luisiana ha sido uno de los principales asesores de campaña de Biden, y se prevé que adopte un papel similar una vez se formalice su entrada en la Casa Blanca.

A lo largo de esta semana han comenzado ya las vacunaciones contra el Covid-19 en Estados Unidos, siendo los profesionales sanitarios los primeros en recibirla, mientras se espera que el presidente electo, Joe Biden, haga lo propio la próxima semana en un acto público con el que transmitir confianza a la opinión pública sobre su uso.

Vladimir Putin felicita a Joe Biden y se dice dispuesto a “colaborar” con él

El presidente ruso, Vladimir Putin, felicitó ayer martes a Joe Biden por su victoria en las elecciones presidenciales estadounidenses de noviembre y se dijo dispuesto a trabajar con él, pese a las deterioradas relaciones bilaterales.

“Por mi parte, estoy listo para una colaboración y para establecer contactos con usted“, dijo Putin en un telegrama, según informó el Kremlin.

El presidente ruso es uno de los pocos dirigentes que esperó la votación del colegio electoral estadounidense a favor de Biden para felicitarle, explicando esta actitud por la incertidumbre que pesaba sobre el resultado de los comicios del 4 de noviembre, debido a que Donald Trump se negaba a reconocer su derrota y presentó varios recursos ante la justicia.

Putin deseó éxito al presidente electo y le garantizó que está convencido de que Rusia y Estados Unidos (…) pueden, pese a sus desacuerdos, resolver numerosos problemas y desafíos” en el mundo, agregó el Kremlin en su comunicado.

Biden prometió firmeza frente a Rusia, acusada de injerencia en el sistema electoral estadounidense para favorecer en 2016 la elección de Trump.

El presidente saliente ha negado siempre que se hubiera beneficiado de algún tipo de acción rusa, al igual de Putin, pese a las conclusiones de investigadores estadounidenses, que provocaron importantes sanciones contra Rusia.

(Con información de AFP)