Tag: JUAN GUAIDÓ

Juan Guaidó anuncia que dio positivo al Covid-19

El líder opositor venezolano y presidente encargado del país Juan Guaidó anunció la noche de este sábado que dio positivo a covid-19.

“Tras cuatro días de cuarentena producto de algunos malestares y pese a haber tomado precauciones, he dado positivo para covid-19”, escribió Guaidó en Twitter.

“Debo decir que mis síntomas son leves, ya me encuentro en aislamiento y siguiendo las indicaciones médicas para poder recuperarme y cumplir con mi deber. Tras conocer los resultados, he informado a todas las personas con las que estuve en contacto”, agregó.

Venezuela ha registrado un aumento de casos y muertes por coronavirus en las últimas semanas.

Aunque Venezuela reporta condiciones mejores que otros países del entorno, el gobierno ha reforzado la cuarentena y admite el aumento en la ocupación de camas hospitalarias y en el número de contagios.

Tras una Navidad y un carnaval que se vivieron con flexibilidad, el gobierno de Nicolás Maduro impuso “cuarentena radical” durante Semana Santa.

Cuál es la situación política de Guaidó

Guaidó se juramentó presidente encargado del país en enero de 2019 en virtud de su papel de líder de la Asamblea Nacional, y recibió el apoyo de más de 50 países en el mundo.

La Asamblea era el único poder que la oposición tenía en sus manos. Pero en las elecciones de diciembre de 2020, el chavismo recuperó el control de este organismo, en unas elecciones con un alto nivel de abstención y la ausencia de los principales partidos opositores.

Al instalarse el nuevo Parlamento en enero, expiró el mandato de Guaidó frente al mismo. Sin embargo, el líder opositor instaló una asamblea paralela bajo la figura de “Comisión Delegada”, alegando la falta de legitimidad de las elecciones de diciembre.

Al menos dos decenas de sus diputados le quitaron su apoyo.

Pero su liderazgo en Venezuela no está acabado, según los analistas, sino que sigue siendo el principal referente opositor.

Secretario Blinken propone mayor “presión multilateral” contra Maduro, en charla con Juan Guaidó

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, habló ayer, vía videoconferencia, con Juan Guaidó, líder opositor que Washington reconoce como presidente encargado de Venezuela, y le planteó trabajar con aliados para aumentar la “presión multilateral” contra el mandatario Nicolás Maduro.

“Blinken habló hoy con el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó (…). Destacó la importancia del retorno a la democracia en Venezuela a través de elecciones libres y justas”, señaló un comunicado del portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, en referencia a la conversación vía videoconferencia.

El jefe de la diplomacia del gobierno de Joe Biden instó a realizar “esfuerzos para trabajar con aliados de ideas afines” como la Unión Europea, la Organización de Estados Americanos e iniciativas como el Grupo de Lima para “aumentar la presión multilateral” por “una transición democrática y pacífica” en Venezuela, indicó.

Maduro, cuya reelección en 2018 es cuestionada por la Casa Blanca, ha llamado a Biden a “un nuevo camino” en las relaciones  entre Caracas y Washington tras el mandato del expresidente Donald Trump, que impuso duras sanciones contra Venezuela y su estatal petrolera PDVSA.

Ante la crisis política y económica que ha llevado a más de cinco millones de venezolanos a emigrar, Blinken ofreció a Guaidó “el apoyo continuo de Estados Unidos”, de acuerdo con el informe.

Venezuela: Guaidó y chavistas instalan parlamentos paralelos

El líder opositor venezolano Juan Guaidó encabezó este martes (05.01.2021) la instalación del Parlamento continuista conformado por decenas de diputados cuyo período terminó, apelando a una “continuidad administrativa” debido a que consideran fraudulentas las elecciones de diciembre de 2020. Esta tesis no fue apoyada por varios legisladores del antichavismo, que sí acataron el fin de sus funciones. Esto muestra las diferencias que afectan al bloque opositor.

“En este momento, Venezuela confía en ustedes, diputados, en este momento (tienen) las esperanzas, la necesidad de defensa de la República y de la nación. Toca en este momento seguir adelante”, dijo el político, reconocido como presidente interino por medio centenar de países, durante la sesión, que se celebró de manera virtual y con la intervención de menos del 10 por ciento de este pleno caducado.

Durante su discurso, Guaidó volvió a augurar que este año sacará al chavismo del poder, una promesa que repite desde enero de 2019, cuando se proclamó presidente interino en vista de la “usurpación” que considera hace Nicolás Maduro de la primera magistratura. “Hagamos realidad este 2021 (…) lograr la transición a la democracia en Venezuela (…) Las transiciones se construyen y la hemos estado construyendo, con la capacidad de la mayoría, con nuestros aliados internacionales”, sostuvo.

Fiesta paralela

El opositor aseguró que la sesión de instalación de la AN continuista contó con la participación de “más de 100 diputados”, un dato que choca con el hecho de que al menos una veintena de legisladores, de los 112 que obtuvo el antichavismo en 2015, le ha retirado su apoyo. Este dato además pone en peligro el quórum reglamentario, según el cual las sesiones se pueden realizar solo si 84 o más de los 167 legisladores que conforman este Parlamento, están presentes.

Por su parte, el oficialismo vivió su fiesta paralela con la instalación del nuevo Parlamento, conformado mayoritariamente por diputados del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y sus aliados, que ocuparán 256 de los 277 escaños. Los nuevos parlamentarios ingresaron al Palacio Federal Legislativo alzando retratos del prócer Simón Bolívar y del fallecido presidente Hugo Chávez, que fueron colocados en el salón de sesiones.

“Empieza un nuevo ciclo en la historia de Venezuela, empieza una nueva etapa”, dijo el lunes el presidente socialista Nicolás Maduro, que recupera el control de este poder público tras cinco años en manos de la oposición. El exministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, presidirá el Legislativo.

Juan Guaidó augura “cierre de ciclo” del chavismo en 2021

El líder opositor y jefe del Parlamento, Juan Guaidó, auguró este domingo (27.12.2020) que Venezuela vivirá en 2021 un “cierre de ciclo” del chavismo gobernante, un pronóstico que prometió materializar desde enero de 2019, cuando se proclamó presidente interino, y que todavía no ha conseguido.

“El 2021 será un cierre de ciclo histórico de más de 20 años y se dará el inicio de una nueva Venezuela”, dijo, en un vídeo que difundió a través de las redes sociales, en alusión a la llamada revolución bolivariana, en el poder desde 1999.

Guaidó, reconocido como mandatario interino de Venezuela por unos 50 países, reiteró su ofrecimiento a hacer todo lo que esté a su alcance “para lograr forzar una solución política”, que saque del poder al presidente Nicolás Maduro, si bien este cuenta con el respaldo de todas las instituciones nacionales, excepto la Cámara.

“Sabemos, además, que hoy la dictadura (el Gobierno de Maduro) no saldrá voluntariamente del poder, a menos que se vea obligada a hacerlo y claro que necesitamos la fuerza, tanto de la Fuerza Armada como de la comunidad internacional”, prosiguió el opositor, que deberá esperar a enero para saber si sigue contando con el respaldo de la Unión Europea y del nuevo Gobierno de EE.UU.

El jefe parlamentario se comprometió a “unificar la exigencia por nuestros derechos”, en referencia a las numerosas protestas sociales que registra el país, en las que los ciudadanos reclaman por fallos en los servicios públicos, bajos salarios y otros problemas de la crisis.

“¿Qué van a hacer cuando el pueblo salga nuevamente a exigir estos primeros meses del año?”, preguntó a los miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), una institución que hasta ahora ha respaldado a Maduro como presidente, haciendo caso omiso a los llamamientos del opositor.

Convocó también a los venezolanos a respaldar el próximo 5 de enero a la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) que él preside y que extenderá sus funciones un año más, aun cuando la Constitución establece que su período termina ese día, fecha en la que tomarán posesión los diputados elegidos en las elecciones del pasado 6 de diciembre.

“A partir del 5 de enero, alcemos la voz en las calles de Venezuela y el mundo para luchar por la salvación de nuestro país (…) es en la calle donde ejercemos la mayoría, donde construimos esta opción para Venezuela”, sostuvo. 

Oposición venezolana inicia consulta popular para enfrentar al régimen bolivariano

El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, aseguró que la convocatoria a elecciones parlamentarias del gobierno en disputa de Nicolás Maduro está “derrotada” e invitó a los venezolanos a participar en la consulta popular que arrancó este lunes 7 de diciembre y culmina con una jornada presencial el sábado 12 de diciembre.

“La gran respuesta, la cachetada que usted quiere dar a Maduro, a la dictadura, a la pobreza, a la indignidad que pretenden, es en la calle y es el 12 de diciembre. Organizados y movilizados en la consulta popular”, indicó Guaidó durante un encuentro con la prensa.

El presidente interino aseguró que en las elecciones parlamentarias de este domingo prevaleció “el rechazo absoluto y la dignidad del venezolano por querer elegir su futuro en Venezuela. Eso fue lo que se expresó mayoritariamente”.

De acuerdo al primer boletín del Consejo Nacional Electoral (CNE), la participación fue de 31%. Hasta ese momento, el chavismo había logrado el 67,6% de los votos. El gobierno de Estados Unidos ya expresó su rechazo a estos comicios; el Grupo Lima, también.

Modifican las preguntas de la consulta popular opositora venezolanaSi bien las preguntas son más cortas y se agregó una, la temática sigue siendo la misma. Ahora se le pregunta al pueblo, además, sobre la posible activación de la cooperación internacional.

“No hubo una elección ayer en Venezuela”, afirmó Guaidó, argumentando no solo el bajo número de participación, sino también lo que considera un “secuestro” de las tarjetas de los partidos y las inhabilitaciones, entre otros impedimentos del oficialismo.

“Lo importante para los que estamos aquí no fue quedarnos en nuestras casas. Fue estar preparados para salir a la calle”, apuntó el también presidente del Parlamento. Agregó que será una “respuesta contundente de un pueblo que se va expresar mayoritariamente en las calles”.

Para participar de forma digital, se dispuso una página web, la aplicación móvil Voatz y un canal de Telegram. Las tres preguntas de la consulta están relacionadas con la permanencia del presidente en disputa Nicolás Maduro en el poder, el rechazo a las parlamentarias y la ayuda internacional.

Según declaraciones de miembros del comité organizador de la consulta, las vías de participación web estaban “colapsadas” porque hasta ocho personas por segundo estaban intentando expresar su opinión.

La exmagistrada e integrante del comité organizador, Blanca Rosa Mármol de León, aseguró que la consulta es una forma de expresión “pacífica” y “democrática”, pero también un proceso interino requerido por la comunidad internacional

“La consulta es el medio para llegar a la ayuda internacional. Porque eso es lo que queremos con esta consulta”, apuntó.

A su entender, el caso de Venezuela va tener que ser puesto ante las Naciones Unidas y la Organización de los Estados Americanos. “Esta es una consulta que va arrojar un resultado de abrumadora aprobación”, afirmó.

Guaidó: sería una tragedia si hay contactos directos entre Biden y el dictador Maduro

El presidente (e) designado por la AN, Juan Guaidó, habló en una entrevista a AFP sobre sus acercamientos con el presidente electo de EEUU, Joe Biden, a quien le felicitó por el triunfo una vez los medios lo dieran ganador de las elecciones del 3N.

Guaidó dijo haber hecho acercamientos con Biden por medio de congresistas para conservar el “apoyo bipartidista” de demócratas y republicanos, aunque aún no conversan directamente

Mientras tanto, asesores de Biden, han dicho que explorarán contactos directos con Maduro, algo que Guaidó considera “una tragedia”.

“No tengamos duda que en ocasiones la comunidad internacional (caería) en la tentación de, por vía de los hechos, entenderse con el dictador (…). ¿Cuál es el incentivo del dictador de turno (para dejar el poder) si él sabe que (…) se le va a reconocer? Ninguno”, consideró.

Sin embargo, Biden ha llamado “dictador” a Maduro en el pasado.

Por otro lado, el líder opositor, confiado en que sus aliados internacionales ratifiquen su apoyo tras el 5E, afirma que el próximo paso es “homologar sanciones”.

Aspira a que Biden ratifique las sanciones de la saliente administración de Donald Trump y que dichas medidas se hagan eco en Europa y América Latina.

“Tenemos que articular al gobierno en Estados Unidos con Europa, con los países de Latinoamérica (…) y homologar sanciones. No solamente es que se aumenten, (sino) que se homologuen para evitar que la dictadura pueda sortearlas”, subrayó.

Elecciones legislativas en Venezuela, entre apatía y legitimidad cuestionada

Las elecciones parlamentarias en Venezuela han sido cuestionadas por gran parte de la comunidad internacional.

Indira Alfonzo, la nueva presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela, anunció con entusiasmo que todo está listo para las elecciones: “Queremos decirles que todo está dispuesto; solo faltas tú, con tu voto, con tu decisión, para que el 6 de diciembre elijamos a los parlamentarios y parlamentarias de la Asamblea Nacional”, dijo.

Pero en las calles no se vio el entusiasmo electoral de otros años en el cierre de campañas. Sin duda, la pandemia ha sido un factor que contribuye a la falta de interés del electorado. Pero un factor más relevante es la posición de los diputados opositores que continúan apoyando a Juan Guaidó y cuyos partidos no van a participar en las elecciones parlamentarias por tildarlas de fraude. Los países que apoyan a la oposición tampoco reconocerán los resultados de estas elecciones, asignando poca credibilidad al proceso, por lo que se estima que la abstención podría alcanzar un 70 por ciento. Las pasadas elecciones parlamentarias de 2015 registraron una alta participación, de un 73,62 por ciento.

Las elecciones parlamentarias no solo están enmarcadas en tiempo de pandemia, sino que en Venezuela también hay una severa crisis humanitaria compleja, además de 3 años de hiperinflación, colapso de los servicios públicos y una aguda escasez de gasolina que mantiene a miles de personas haciendo filas de horas y días para poder cargar combustible.

Ausencia del sector más importante de la oposición

Son varias las irregularidades que enmarcan estas elecciones que se realizan con el propósito de recuperar el parlamento en nombre del chavismo y legitimar los procesos electorales que desde el 2018 están siendo cuestionados por evidencias de fraude. El periodista político Pedro Pablo Peñaloza indica que “la oposición venezolana encabezada por Juan Guaidó decide no participar porque precisamente cuestiona el desempeño del CNE y su nombramiento. Hay que recordar que este CNE no se escogió según lo establecido en la Constitución, sino que se pasó por encima al parlamento y el chavismo lleva este proceso de designación al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), de manera que termina imponiendo un CNE a su medida. Claramente  uno de los problemas que tiene esta elección viene de ese CNE, que no es considerado un árbitro imparcial”.

Peñaloza considera claro que “no están dadas las condiciones para una elección transparente”, comenzando por la ausencia del sector más importante de la oposición, encabezada por Juan Guaidó. “Hay que recordar que participan partidos que han sido intervenidos judicialmente por el mismo TSJ del chavismo, por lo que no puede considerarse que sean representativos de la oposición”. En consecuencia, afirma que Maduro “marcha sin enemigos en este proceso. Lo que se espera es que tenga una mayoría de los dos tercios, dado que prácticamente corre solo”. A su juicio, “esta elección ha sido diseñada para desplazar a la oposición, para liquidar a Juan Guaidó, a los principales partidos de la oposición venezolana. Ese es el plan del chavismo: arrasar con esa oposición. No por casualidad se está anunciando persecución judicial”. 

El factor internacional 

La convocatoria a las elecciones parlamentarias ha sido cuestionada por gran parte de la comunidad internacional. La Unión Europea, la OEA, el Grupo Internacional de Contacto, el Grupo de Lima, han manifestado su rechazo.

En un intento por legitimar el proceso, Nicolás Maduro, ha anunciado que habrá más de 300 expertos internacionales quienes observarán el proceso electoral. Sin ofrecer mayores detalles, dijo que los expertos provienen “de los más importantes institutos de desarrollo de técnica electoral de América Latina y el Caribe. Vienen observadores internacionales de Europa, Asia, África, América Latina, el Caribe y de Estados Unidos inclusive”, según reseña el portal de Telesur.

Extraoficialmente se conoció que entre los observadores se encuentran miembros de la CEPAL, representantes de Rusia, Turquía y el Grupo de Puebla. Eloy Torres, internacionalista, diplomático, profesor de la UCV, considera que “es significativo que justamente Rusia y Turquía, cuyos gobiernos han sido acusados de violentar las reglas de juego electoral en sus países, sean los que vengan a pontificar y a darle su buena pro a un proceso que está plagado de acusaciones”.

Torres agrega que la sociedad venezolana es una sociedad dividida: “Hay unos que plantean la urgencia de participar, porque creen en la buena fe de los representantes de gobierno, mientras otro sector de la oposición rechaza abiertamente la participación, porque considera es un proceso amañado, manipulado. Esto multiplica la tensión interna que vive Venezuela y que se ha expandido a nivel internacional por cuanto el gobierno, en efecto, busca un proceso de legitimación internacional y quizá estas elecciones le caerían como anillo al dedo”.

A juicio del internacionalista, el hecho de que la Unión Europea, Estados Unidos y la OEA no reconozcan el proceso electoral, “genera una mayor tensión. Hay varios actores internacionales que se mueven en Venezuela, unos intentan legitimar el gobierno de Maduro y otros al gobierno interino de Juan Guidó, pero en la perspectiva de que sirva a los intereses de múltiples actores que se mueven a nivel global”.

La Consulta Popular de la oposición venezolana: ¿Un último intento de rescate?

Este 6 de diciembre, el Gobierno de Nicolás Maduro realiza elecciones parlamentarias. La nueva Asamblea Nacional (Congreso) legislará por 5 años, del 5 de enero de 2021 al 2026.

27 de los partidos opositores, congregados en la Mesa de la Unidad Democrática, no participará en dichas elecciones por considerar que el gobierno de Nicolás Maduro “no ofrece garantías” y que no quieren tomar parte en “un fraude electoral”. Así, el actual presidente del Congreso, Juan Guaidó, reconocido por 50 países como presidente interino de Venezuela, perdería su cargo. Ante esta situación, la Asamblea Nacional y su presidente convocan a una Consulta Popular que tendrá lugar del 7 al 12 de diciembre.

“El objetivo de la consulta es lograr una movilización popular muy importante; y las encuestas indican que hay más venezolanos dispuestos a participar en la Consulta Popular de la oposición que en el fraude de Nicolás Maduro”, dice a DW Tomás Guanipa, embajador de Juan Guaidó en Colombia.

Las críticas de que las elecciones del 6 de diciembre no serán “justas, libres ni transparentes” han sido compartidas por el Grupo de Lima, el Grupo Internacional de Contacto, la Organización de Estados Americanos (OEA), la Unión Europea y hasta por la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet. “La comunidad internacional nos apoya, y le demostraremos al mundo – y a Venezuela misma – que existen millones de venezolanos dispuestos a seguir dando la pelea por la democracia”, afirma el representante de Guaidó.

¿Cómo, en dónde y para qué votar?

En la práctica, los venezolanos podrán participar en la Consulta Popular entre el 7 y el 12 de diciembre con su voto digital, a través de la aplicación voatz, disponible en Google Store. “Para el 12 de diciembre, tendremos puestos presenciales de votación en 78 países y en todos los 335 municipios de Venezuela”, explica Guanipa.

Los venezolanos deberán responder a tres preguntas “fundamentales” en la Consulta Popular: ¿Exige usted el cese de la usurpación de la presidencia de parte de Nicolás Maduro y convoca a la realización de elecciones presidenciales y parlamentarias libres, justas y verificables?, reza la primera. Una pregunta “obvia” para algunos, pero “es que desde el año 2013 no ha habido un proceso electoral presidencial creíble. Así que con esta pregunta queremos ratificar el deseo de unas elecciones libres en Venezuela”, dice el Embajador de Guaidó en Colombia, Tomás Guanipa.

Con la segunda pregunta, la oposición busca ratificar el rechazo al “fraude” del 6 diciembre, junto con el pedido a la comunidad internacional de hacer lo propio. Y con la tercera, intenta recibir un mandato de los electores para revalidar su gestión internacional por “el rescate de la democracia y la atención de la crisis humanitaria”.

Si bien el opositor Tomás Guanipa es consciente de que la Consulta Popular “no tumbará el régimen de Maduro”, valora que es un “mecanismo articulador” del descontento que debe recibir un nuevo impulso. De la comunidad internacional, y de la Unión Europea en especial, espera que “aumenten su apoyo a la causa por la democracia en Venezuela, la presión y las sanciones contra el régimen”.

Maduro gobierna, la oposición lleva la responsabilidad

Nicolás Maduro ha resaltado que la oposición había declarado el 6 de diciembre como un “plebiscito” en su contra, y prometió que si es derrotado se iría. Palabras tomadas como “burla”, toda vez que la mayoría de partidos opositores no participará, justamente por considerar que el “evento” del 6 de diciembre será “fraude”.

A pesar de las crisis humanitaria, económica, política y social en Venezuela, la oposición no la tiene tan fácil con el electorado, como podría suponerse: “Con la Consulta Popular, la oposición venezolana busca rescatar mucha de la confianza perdida, y demostrar que sí es la alternativa al régimen, porque la realidad es que muchos venezolanos no ven ni al gobierno ni a los políticos opositores como las personas que les van a resolver los problemas cotidianos”, dice a DW el politólogo Ronal Rodríguez, del Observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario, con sede en Bogotá. Además, agrega el analista, “el régimen de Maduro ha sabido transferir a la oposición las tensiones que han generado las sanciones internacionales”.

El analista Rodríguez describe que “cuando se les pregunta a los venezolanos de a pie quién ha llevado a Venezuela a esta crisis, muchos no dicen que han sido las erradas políticas de los últimos 22 años, que destruyeron el sistema productivo, la producción petrolera y la dinámica comercial, sino que son las sanciones de Estados Unidos las que los están asfixiando”. Así, concluye el profesor de la Universidad del Rosario, “Nicolás Maduro logra con éxito descargar la responsabilidad del fracaso sobre la oposición”. Y Diosdado Cabello, el número dos del gobierno, amenaza con que “el que no vote, no come”. Una referencia al control de los electores y su dependencia de los alimentos que reparte el régimen.

Ronal Rodríguez concluye que con la Consulta Popular del 12 de diciembre “se sabrá si la oposición podrá o no reinventarse hacia adentro y fuera de Venezuela”.

EEUU y Guaidó apoyan continuar las sanciones individuales para presionar a Maduro

Delegados del Gobierno de Estados Unidos y del líder opositor venezolano Juan Guaidó, reconocido por Washington como presidente interino de Venezuela, respaldaron continuar con las sanciones contra personas vinculadas con el narcotráfico, el lavado de dinero y otros delitos, como parte de la estrategia común contra el Ejecutivo del mandatario Nicolás Maduro.

En un comunicado conjunto difundido este miércoles, el Departamento de Estado estadounidense y representantes de Guaidó informaron de los acuerdos alcanzados durante una reunión de trabajo con países afines celebrada el pasado 24 de noviembre, aunque no precisaron si se dio de forma virtual debido a la pandemia o si tuvo lugar físicamente.

“Continuar con las sanciones dirigidas a personas clave involucradas en el tráfico de estupefacientes, el lavado de dinero y otras actividades delictivas para limitar su movimiento internacional y sus transacciones financieras”, según la nota, fue uno de los puntos respaldados por ambas partes, que advirtieron de una “degradación del Estado de derecho en Venezuela”.

Asimismo consideraron que Maduro, a quien tildan de “dictador ilegítimo venezolano y jefe del narcotráfico”, representa un peligro para la estabilidad de toda la región, no solo de Venezuela, y apuntaron que “debería rendir cuentas y enfrentarse a la Justicia por sus crímenes”.

Además de expresar su compromiso con los principios consagrados en los tratados de drogas de la ONU, los representantes estadounidenses y del líder opositor venezolano acordaron continuar la “cooperación regional para combatir la producción y el tráfico de estupefacientes, la trata de personas en todas sus formas y la delincuencia conexa”.

También decidieron reafirmar las obligaciones anticorrupción contraídas en virtud de la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción y la Convención Interamericana contra la Corrupción.

Las sanciones se han convertido en una de las herramientas más usadas por la Administración del presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, para presionar a Maduro, que rompió relaciones con la Casa Blanca el 23 de enero de 2019, después de que el Gobierno estadounidense fuesra el primero en reconocer a Guaidó como mandatario interino de Venezuela.

Trump nominó a James Story como embajador en Caracas, cargo en el que fue confirmado por el Senado el pasado 19 de noviembre, y que el diplomático ejercerá desde Bogotá debido a la ruptura de relaciones entre ambos países.

Las sanciones estadounidenses han alcanzado a funcionarios, exfuncionarios, familiares y allegados al Gobierno de Maduro, así como a compañías en distintos países, la última de ellas la tecnológica Corporación China de Importaciones y Exportaciones Electrónicas (CEIEC, en inglés).

CEIC fue sancionada el lunes por el Departamento del Tesoro, que la señaló por supuestamente apoyar al Gobierno a Maduro para “socavar la democracia”.

Venezuela: el opositor Leopoldo López salió de la Embajada española en Caracas y está en Colombia

El líder del partido opositor venezolano Voluntad Popular, Leopoldo López, habría salido este sábado de la Embajada de España en Caracas, donde se encontraba desde el 30 de abril de 2019, y habría cruzado ya la frontera hacia Colombia, según fuentes de la oposición.

López habría cruzado clandestinamente la frontera y estaría ya de camino hacia Bogotá, según fuentes citadas por la emisora colombiana Caracol Radio, aunque la información no fue confirmada en principio por los allegados del político.

Mientras, Juan Guaidó, del mismo partido de López y a quien muchos consideran su discípulo, participaba este sábado en un acto en el céntrico estado Miranda, y no hizo comentarios sobre la supuesta salida del opositor del país.

López fue arrestado en 2014 y sentenciado a 14 años de cárcel, acusado de liderar los actos violentos en las marchas antigubernamentales que se llevaron a cabo ese año.

El opositor cumplió su condena durante casi tres años en una cárcel militar y, posteriormente, fue traspasado a arresto domiciliario hasta su liberación en abril de 2019.

López fue excarcelado durante un intento de rebelión contra el gobierno de Nicolás Maduro impulsada principalmente por un sector disidente del Servicio de Inteligencia Bolivariano (SEBIN).

Desde entonces se encontraba refugiado en la Embajada de España, país en el que se encuentran su esposa, su hijo y el resto de su familia. Su padre, Leopoldo López Gil, es eurodiputado por el Partido Popular.

Guaidó pide a la ONU “acciones oportunas y decisivas” para proteger al pueblo venezolano

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, solicitó a la comunidad internacional evaluar la posibilidad de implementar el principio de la Responsabilidad de Proteger a los venezolanos, argumentando que el Gobierno en disputa comete crímenes de lesa humanidad.

“Debo pedirles alinear los esfuerzos de asistencia internacional para restablecer la soberanía efectiva en Venezuela, proteger a la población civil, hoy desarmada, ante la comisión sistemática y reiterada de crímenes de lesa humanidad del régimen dictatorial” dijo Guaidó en un discurso pronunciado desde Caracas, en el marco de la 75 Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

De acuerdo con la ONU, la Responsabilidad de Proteger es una figura orientada a “proteger a las poblaciones frente al genocidio, los crímenes de guerra, la depuración étnica y los crímenes de lesa humanidad”.

Guaidó subrayó que “demasiadas veces la diplomacia ha llegado tarde o no ha llegado en absoluto”, por lo que pidió a los representantes de los Estados miembros de la ONU que “asuman la responsabilidad de asistir al gobierno legítimo de Venezuela en su misión de proteger al pueblo”.

“Y considerar una estrategia que contemple escenarios luego de agotadas todas las vías (…) Hemos llegado al final de la escalada que trazan los pilares de la Responsabilidad para Proteger sobre mecanismos pacíficos y diplomáticos (…) Ha llegado el momento de acciones oportunas y decisivas” sentenció.

El mandatario interino agregó que también eleva la solicitud al Secretario General de la ONU, António Guterres para que “movilice la voluntad política de los Estados miembro para restaurar efectivamente la soberanía en Venezuela y poder proteger al pueblo civil de las atrocidades de un régimen criminal”.

Durante un discurso virtual enviado a los Estados miembro de la ONU, Guaidó resaltó los mecanismos de “diplomacia preventiva” que han sido implementados de la mano con gobiernos aliados y destacó la importancia del informe de la Misión independiente de Verificación de Hechos de la ONU.

“No puede ser una oportunidad más para que el mundo sea indiferente y se niegue a actuar, no se puede invisibilizar a miles de víctimas y sus testimonios, estos testimonios merecen ser validados por la comunidad internacional” sostuvo.

Juan Guaidó promete a los venezolanos restituir la señal de Directv que el régimen de Maduro suspendió

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, prometió la noche de ayer lunes que la “la señal de Directv podría volver a tu hogar”.

“Podemos afirmar con certeza que no existe una sola barrera institucional o internacional para que los venezolanos puedan volver a disfrutar de su señal”, aseguró.

Recordó a los venezolanos que la libertad de expresión e información son un derechos “fundamental y un elemento central para la lucha contra la dictadura”.

En criterio del también diputado, desde que se ordenó el cierre de Directv en Venezuela, el gobierno interino ha impulsado diversas alternativas para retornar la televisión digital.