Tag: LATINOAMÉRICA

América latina rebasa los 25 millones de contagios y el virus sigue imparable

Una segunda y tercera ola amenazan con desbordar los servicios sanitarios. La esperanza reside en la vacunación, que avanza a un ritmo dispar según los países del área.

América latina y el Caribe superaron el viernes pasado los 25 millones de contagios de COVID-19, en medio de un alarmante avance de la pandemia que obliga a incrementar las restricciones en varios países e intentar acelerar la vacunación.

Según un registro de la agencia francesa AFP elaborado con datos oficiales, la región registra además un número mayor a 788.000 muertes por la enfermedad.

Latinoamérica vive de nuevo un repunte de contagios, en medio de procesiones, reuniones y actos relacionados con la festividad del Viernes Santo, que se han desarrollado entre la virtualidad y la escasa presencialidad.

Mientras el mundo registra 129,2 millones de contagios con una cifra de decesos en 2,8 millones, el continente americano en su conjunto reporta 56,1 millones de infectados y los muertos llegan a 1,35 millones.

La inminente alza de contagios ha prendido las alarmas en Chile, Colombia, Ecuador y Brasil en donde se han superado récords de cifras en casos relacionados con el virus. También las restricciones se han multiplicado y Chile, por ejemplo, cerrará fronteras desde el lunes.

Campañas desiguales

Muestra de la desigualdad en las campañas en todo el mundo es el exitoso proceso en Estados Unidos, que ya vacunó a unos 100 millones de personas con al menos una dosis, según datos de la autoridad sanitaria difundidos este viernes.

“Más de uno de cada cinco adultos ya está completamente vacunado”, dijo Rochelle Walensky, directora de los CDC.

El presidente Joe Biden, quien prometió la semana pasada que el 90% de los adultos podrían recibir las vacunas antes del 19 de abril, volvió a pedir sin embargo “no bajar la guardia”, para “terminar este trabajo” contra la pandemia.

En el país con más decesos del mundo, las autoridades dijeron que los vacunados pueden volver a viajar con precauciones, aunque quienes lleguen del exterior deberán presentar un test negativo.

En todo el mundo, la pandemia se ha cobrado más de 2,8 millones de vidas y ha infectado a 129 millones de personas.

Industria Aérea pide a gobiernos coordinar reapertura en Latinoamérica

La industria aérea pidió la semana pasada los gobiernos de Latinoamérica y el Caribe que coordinen un proceso rápido para la reapertura del transporte, paralizado en la mayoría de los países de la región desde hace más de cinco meses debido a la pandemia de la COVID-19.

La acción coordinada para la reanudación de los vuelos comerciales internacionales debe incluir que se minimicen los requisitos de cuarentena para los viajeros, dijeron en un comunicado la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), el Consejo Internacional de Aeropuertos para la región (ACI-LAC) y la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA).

Algunos de los países que ya permiten la entrada de extranjeros por las fronteras aéreas están exigiendo pruebas de COVID-19 negativas, como Bahamas, República Dominicana y Ecuador, y otros han establecido el cumplimiento de cuarentenas. 

Protocolos de bioseguridad

El mundo “necesita que la industria del transporte aéreo desempeñe un papel clave en la recuperación económica. Este sector está listo para volver a prender motores, pero necesitamos trabajar de la mano con los gobiernos para lograr que nos permitan despegar con información clara y acciones alineadas”, dijeron los gremios. 

Destacaron además que la industria del transporte aéreo “está implementando los más altos niveles y protocolos en bioseguridad”, siguiendo las recomendaciones adoptadas por el Consejo de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

La IATA, ACI-LAC y ALTA confirman “la correcta implementación de esas medidas en toda la industria y ahora necesitamos que los gobiernos, por su parte, implementen rápidamente las recomendaciones” de la industria para “recuperar los viajes de una manera segura y sostenible”.

La aviación comercial espera pérdidas este año de 84.300 millones de dólares para las aerolíneas a raíz de la pandemia, que ha generado la peor crisis en la historia de este sector.

Latinoamérica supera cinco millones de casos de COVID-19

América Latina y el Caribe superaron el lunes pasado los cinco millones de contagios de COVID-19, siendo Brasil el país más afectado en términos absolutos, según un recuento de la AFP en base a cifras oficiales.

El coronavirus sumó 5.002.625 casos en la región, entre ellos 202.618 muertos. Brasil, país de 210 millones de habitantes, alcanzó los 2.750.318 contagios y 94.665 muertos desde el inicio de la pandemia.

Perú, con unos 32 millones de habitantes, es el segundo país más afectado de la región, con 428.850 contagios y 19.614 muertos.

El país andino, que inició un desconfinamiento gradual en 17 de sus 25 regiones para reactivar la economía semiparalizada, registra un rebrote “significativo” de los casos, según el gobierno. 

18 millones de contagios en el mundo

Desde que comenzó la flexibilización el 1 de julio y luego autorizó el transporte nacional aéreo y terrestre, los contagios casi se duplicaron, pasando de 3.300 diarios a 6.300, de acuerdo con cifras oficiales.

México, Chile y Colombia están también entre las 10 naciones más afectadas por el virus, que surgió en China a finales del año pasado y se expandió rápidamente por todo el planeta.

Latinoamérica, que se convirtió la semana pasada en la más afectada por la enfermedad en el mundo, tuvo un promedio diario de más de 80.000 casos los últimos siete días. Concentra un 27 por ciento de las infecciones a nivel global y un 29 por ciento de las muertes. 

Brasil tuvo un récord de 69.074 casos diarios el miércoles pasado, en tanto Argentina registró una marca inédita de 6.377 casos en 24 horas un día después y Colombia superó los 10.000 casos diarios la semana pasada. Los contagios se están acelerando también en países de Centroamérica.

El virus respiratorio ha infectado a 18 millones de personas en todo el mundo y ya cobró la vida de más de 690.000, según un recuento de Reuters.