Tag: LATINOS FOR TRUMP

Trump logra respaldo inesperado entre latinos pero pierde algunos votantes de 2016

Una serie de encuestas a boca de urna realizadas por Edison Research proporcionaron información sobre los principales temas que impulsaron el voto en las elecciones de Estados Unidos y una lectura sobre el apoyo de los sufragantes a los candidatos.

Un reporte de la agencia Reuters señala algunos aspectos destacados de la encuesta, que se basa en entrevistas personales el martes con votantes, entrevistas en persona en los centros de votación anticipada y entrevistas telefónicas con las personas que votaron por correo.

FUERZA ENTRE LOS LATINOS

El presidente republicano Donald Trump mostró una inesperada fortaleza entre los votantes latinos en estados clave como Florida y Texas.

En Florida, según las encuestas a boca de urna, Trump y su rival demócrata Joe Biden se repartían el voto latino. En 2016, Trump solo sumó cuatro de cada 10 votantes latinos en su carrera contra la candidata demócrata Hillary Clinton. En general, sumaba 3 de 10 votantes no blancos en comparación con solo 2 de 10 hace cuatro años.

Mientras tanto, mantuvo su ventaja entre los votantes blancos. Según las encuestas de boca de urna de Edison Research, seis de cada 10 votantes blancos dijeron que se inclinaron por Trump, sin cambios desde 2016.

La campaña de Trump hizo que ganarse a los votantes cubanoamericanos en el populoso sur de Florida fuera una prioridad al enfatizar la política de línea dura del Gobierno hacia Cuba y Venezuela.

En Texas, cuatro de cada 10 hispanos votaron por Trump, frente a tres de cada 10 en 2016, según las encuestas a boca de urna.

La encuesta de boca de urna nacional de Edison mostró que, si bien Biden supera a Trump entre los votantes no blancos, el republicano ha recibido una proporción ligeramente mayor de esa parte de la población que en 2016.

La encuesta mostró que alrededor del 11% de los afroamericanos, el 31% de los hispanos y el 30% de los estadounidenses de origen asiático votaron por Trump, 3 puntos porcentuales más que en 2016 entre los tres grupos.

PREOCUPACIONES POR COVID

Los resultados de la encuesta nacional de Edison Research revelaron una profunda preocupación por la pandemia de coronavirus, que ha infectado a más de 9,4 millones de personas en Estados Unidos este año y ha dejado más de 230.000 muertos.

Si bien solo dos de cada 10 votantes a nivel nacional dijeron que el COVID-19 era el tema que más importaba en la decisión de su voto, la mitad cree que es más importante contener el coronavirus incluso si daña la economía.

Trump ha hecho de la apertura total de la economía una pieza central de su campaña de reelección, pese a que las infecciones continúan aumentando. Biden ha afirmado que el republicano no merece un segundo mandato debido a su manejo de la pandemia.

En la encuesta nacional a boca de urna, cuatro de cada 10 votantes dijeron que creen que el esfuerzo para contener el virus va “muy mal”. En los estados de Florida y Carolina del Norte, cinco de cada 10 votantes dijeron que la respuesta nacional a la pandemia va “algo o muy mal”.

ECONOMÍA, DESIGUALDAD RACIAL

Un tercio de los votantes estadounidenses mencionaron la economía como el asunto que más les importa al decidir su candidato a presidente, según una encuesta a boca de urna de Edison Research.

La desigualdad racial también fue citada por dos de cada 10 votantes, mientras que otros encuestados mencionaron además el crimen y la seguridad y las políticas de salud. 

“Latinos por Trump” defienden agenda migratoria del mandatario

La coalición Latinos por Trump, liderada por Mercedes Schlapp, considera como viable la agenda migratoria del presidente Donald Trump para vigilar la frontera con México y mantener a raya a los indocumentados, además de acusar a los demócratas de no querer trabajar con los republicanos para concretar una reforma migratoria.

En un reporte del periodista Jesús Garcpia, de El Diario de Nueva york, señala que “Hay que arreglar nuestras leyes migratorias. El presidente Trump, cuando yo estaba en la Casa Blanca, tratamos de trabajar con los demócratas para tratar de resolver el problema de DACA”, afirmó en entrevista. “De poder aprobar, de tener fondos, para asegurar la frontera y darle recursos al Departamento de Seguridad Nacional”.

Al cuestionarla sobre la separación de familias, Schlapp afirmó estar en desacuerdo, pero justificó que eso ocurrió “porque las leyes estaban rotas”, aunque la política cero implementada por el presidente Trump en 2018 fue suspendida por él mismo en una orden ejecutiva firmada en junio de ese año, luego de al menos 2,000 niños fueran separados de sus padres.

Tampoco tuvo claridad al cuestionamiento del castigo a 1.7 millones de estadounidenses casados con indocumentados que no recibieron ayuda económica bajo la Ley CARES, a pesar de un movimiento liderado por el senador Marco Rubio (Florida) y Thom Tillis (Carolina del Norte), así como empresarios hispanos republicanos.

“La prioridad es para los estadounidenses en los Estados Unidos”, respondió. Se le explicó que esas personas son estadounidenses, pero están casadas con indocumentados. “Tendría que preguntarle a la Administración en eso”. La respuesta nunca llegó a esta redacción, a pesar de la insistencia posterior.

Schlapp, hija de un inmigrante cubano, no es una figura improvisada en la política nacional del ala conservadora. Su esposo, Matt Schlapp, es presidente de la Unión Conservadora Estadounidense, uno de los PAC de campaña del mandatario republicano. Ella trabajó en las campañas presidenciales de 2000 y 2004 de George W. Bush y luego en su administración en el área de medios. Ha sido colaboradora de Fox News.

Junto con su esposo, Mercedes tiene una firma de cabildeo llamada Cove Strategies fundada en 2009. Según la organización Open Secrets, esa empresa creció poco a poco, hasta tener ingresos sostenidos anuales de alrededor de $700,000 dólares, pero dio un salto en 2016 con el presidente Trump, que alcanzó un pico en 2019 con ingresos de $1.8 millones de dólares. El incremento coincide con el periodo en que Schlapp estuvo en la Casa Blanca como directora de Comunicaciones Estratégicas de la Casa Blanca, posición que dejó para integrarse de lleno a la campaña de reelección liderando Latinos por Trump.

¿Por qué un 30% de los votantes latinos apoyan a Trump, pese a su retórica antiinmigrante?

Los votantes latinos son uno de los grupos demográficos que no ha dejado de apoyar a Donald Trump. Si bien desde que el magnate se convirtió en presidente de Estados Unidos, ha perdido el respaldo de mujeres y hombres, votantes jóvenes y estudiantes universitarios entre otros; aproximadamente el mismo porcentaje de hispanos y afroamericanos lo siguen apoyando.

Las encuestas actuales muestran que Trump obtendrá muchos menos votos de ambas comunidades que su adversario Joe Biden. Sin embargo, su apoyo al republicano no ha disminuido durante su tiempo en la Casa BlancaThe New York Times apunta que, en todo caso, podría haber aumentado ligeramente.

El analista demócrata David Shor dijo a la revista New York que no hay una “respuesta obvia”que explique por qué aproximadamente el 10% de los votantes negros y cerca del 30% de los latinos respalda a un presidente conocido por su retórica racista y que criminaliza a los inmigrantes. “Creo que hay mucha negación de este tema”, apunta Shor.

A los votantes negros y latinos que continúan respaldando al presidente parece no molestarle su discurso y el de sus más fervientes seguidores.

“El apoyo latino a Trump ya estaba en mínimos históricos”, dijo al diario neoyorquino Gary Segura, decano de la Escuela de Asuntos Públicos Luskin de UCLA y cofundador de la firma de encuestas Latino Decisions. Segura dio a entender que el respaldo no puede bajar mucho más.

Los votantes republicanos de color prestan más atención en otros temas. El Centro de Investigaciones Pew reveló en 2014 que los votantes latinos y afroestadounidenses son en parte más conservadores que los blancos. Por otro lado, Shor destaca que una gran parte de los votantes de clase trabajadora de todos los grupos étnicos optan en muchos países por partidos de derecha.

Además, tal y como dice Mark Hugo López, del citado centro de investigación, la comunidad latina es diversa. Según López, en un focus group en Florida estadounidenses de origen cubano y latinoamericanos consideraron “inapropiados” los duros comentarios de Trump contra los inmigrantes mexicanos pero no se sintieron “necesariamente” identificados con ellos.