Tag: LATINOS

Trump en campaña: “Amo a los latinos, es una comunidad fantástica”

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, blandió su lema de “ley y orden” para conquistar a los votantes latinos en el estado clave de Arizona, al asegurar que, si él pierde la Casa Blanca, el país empezará a parecerse a las calles inseguras de las que huyeron muchos inmigrantes hispanos.

Durante un acto organizado por su campaña electoral en Phoenix, Arizona, Trump confió en que el eslogan que le funciona entre muchos de sus votantes blancos le permita ampliar también sus apoyos entre los latinos, ante los que dibujó un panorama apocalíptico si el candidato demócrata, Joe Biden, gana las elecciones de noviembre.

“Muchos hispanos vinieron aquí para conseguir el sueño americano. Muchas de sus familias, sus padres y madres, lo hicieron abandonando países que no tenían calles seguras, que tenían muchos problemas”, dijo Trump ante más de un centenar de asistentes.

“Y si dejan que esto continúe, tendríamos lo mismo (aquí). Como digo a menudo, no vamos a ser otra Venezuela (…) Mis latinos, amo a los latinos. Es una comunidad fantástica. Nunca los defraudaré”, expresó Trump.

El presidente se pronunció así después de insistir en que “hay que dar a los agentes del orden el respeto que merecen”, y de criticar que en ciudades gobernadas por demócratas, como Nueva York y Chicago, “el crimen está por las nubes”.

COVID-19: hispanos podrían estar entre los primeros en recibir la vacuna

En estos momentos, hay cerca de 160 ensayos clínicos que buscan lo que el mundo necesita más que nunca: una vacuna que prevenga la infección por el nuevo coronavirus.

De estas pruebas médicas de una vacuna contra COVID-19, tres se encuentran en la etapa conocida como fase 3, que es cuando la vacuna se prueba en una cantidad grande de personas, para ver qué inmunidad ofrece, y si es segura y no produce efectos secundarios de cuidado.

¿Cuánto tiempo falta para una vacuna contra COVID?

La ciencia avanza y los expertos, como el doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de los Estados Unidos, aseguran que habrá una vacuna disponible seguramente en los próximos 12 meses.

Ante lo que será una de las grandes noticias del siglo, surgen dos preguntas: ¿habrá dosis suficientes? y, ¿quiénes recibirán la vacuna primero?

Las respuestas a ambas preguntas ya las están debatiendo oficiales de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Según un plan preliminar de la agencia federal, las vacunas aprobadas se ofrecerían primero a profesionales de salud y personal de seguridad nacional vitales. Luego a otros trabajadores esenciales y a aquéllos grupos considerados de alto riesgo: los asultos mayores y las personas con condiciones médicas preexistentes como diabetes o enfermedad cardíaca.

COVID-19: por qué los hombres tienen más riesgo de muerte

Pero los funcionarios también están considerando una opción controversial: poner a las personas de raza negra y a los latinos (de todas las razas) arriba en la lista, ya que han sido desproporcionadamente afectados por la pandemia de COVID-19.

Sin embargo, algunos expertos en salud pública aseguran que priorizar a una raza o grupo étnico por sobre otro perjudicaría la percepción pública sobre la vacuna, y generaría malestar más que beneficios.

Según declaró Claire Hannan, directora ejecutiva de la Association of Immunization Managers, entidad que forma parte del comité que estudia el tema con los CDC, poner la raza y etnia en esta decisión lograría un efecto negativo: que las personas confíen menos en la vacuna.

La presión médica es enorme y la política ha entrado de manera desproporcionada en este debate.

El Departamento de Salud y Servicios Sociales (HHS) creó una alianza de organismos federales llamada Operation Warp Speed (OWS), cuya meta es entregar 300 millones de dosis de una vacuna segura y efectiva para COVID-19 para enero de 2021. El Congreso ya ha destinado $10,000 millones para alcanzar esta meta.

Para acelerar la distribución cuando la vacuna sea una realidad, algunas de las que ya estén avanzadas y hayan demostrado eficacia suficiente entrarán en el mercado incluso antes que la Administración de Drogas y Medicamentos (FDA) haya finalizado el proceso de aprobación.

Sin embargo, ¿quién tiene la decisión final sobre quién recibe la vacuna primero? Un modelo posible es una suerte de lotería explicada en un artículo publicado en JAMA Networks, en el cual los departamentos locales de salud junto con los hospitales, son los que determinan cuáles residentes del estado necesitan un medicamento o una vacuna primero.

Esa estrategia ya se utilizó para los primeros pacientes que recibieron remdesivir, la primera droga que demostró ser efectiva contra COVID-19.

Para asignar este medicamento, médicos de Pittsburgh, en Pennsylvania, decidieron que la lotería daría preferencia a los trabajadores de salud y a los médicos de emergencia. Los médicos también buscaron favorecer a las personas de áreas económicamente desfavorecidas, que tienden a ser mayormente de comunidades de raza negra e hispanas (de todas las razas).

El 21 de julio, la Academia Nacional de Medicina anunció la creación de un panel para determinar un sistema para definir quiénes serían vacunados primero.

Nadie duda que los trabajadores de salud que atienden a pacientes con COVID deben ser los primeros en estar inmunizados. El debate crítico es quiénes siguen en la fila de vacunación.

La controversia alcanza niveles éticos. Expertos en bioética a nivel global dicen que el concepto de equidad debe aplicarse a nivel mundial. 

Porque países como Estados Unidos, Alemania o Francia, tienen dinero para comprar y distribuir la vacuna. Pero la realidad es distinta en los países en desarrollo.

COVID-19: algunos pacientes generan poderosos anticuerpos

Por eso, expertos en salud pública han criticado la decisión de la administración Trump de retirar los fondos que el país otorga a la Orgnización Mundial de la Salud (OMS), porque la OMS es la entidad que justamente negocia que los nuevos medicamentos o vacunas lleguen a todas las esquinas del planeta y a las sociedades más desplazadas y vulnerables.

La OMS ha declarado que se necesitarán 4 mil millones de dosis para vacunar a las poblaciones prioritarias.

Robert Redfield, director de los CDC, dijo que la distribución debe ser equitativa, justa y transparente.

El desarrollo y distribución de una vacuna contra COVID-19 es la llave que abrirá la puerta a la normalidad. Pero el proceso, que involucra compras, negociaciones, entre otros complejos pasos, no será ni rápido ni fácil.

El nuevo coronavirus ha llegado a todos los rincones del planeta, la vacuna debe seguir el mismo recorrido.

Trump aprobará una reforma migratoria basada en méritos y que ofrecerá la ciudadanía a los dreamers

En una entrevista exclusiva con Noticias Telemundo en Miami (Florida), el presidente, Donald Trump, ha anunciado este viernes que prepara una profunda reforma migratoria por orden ejecutiva para imponer un sistema “de méritos”, que según dijo incluirá además un camino hacia la ciudadanía para los dreamers

Entrevistado por José Díaz Balart, el presidente indicó que aprobaría esta reforma por orden ejecutiva, aunque también indicó que sería “un gran proyecto de ley”. Preguntado posteriormente, Trump confirmó a Noticias Telemundo que se tratará de una orden ejecutiva.

La diferencia es vital: desde hace días se habla en Washington de que Trump prepara una orden ejecutiva sobre inmigración, sin saber sobre qué exactamente. Si aprobara como dice esta reforma por orden ejecutiva plantearía un enorme reto a las costuras del sistema democrático, puesto que afectaría a la ley migratoria de una manera que sólo el Congreso tiene potestad para hacer.

Si, por el contrario, se tratara de un proyecto de ley, las consecuencias serían muy diferentes: Trump ya ha intentado en varias ocasiones una reforma migratoria similar, pero el Congreso (incluso cuando ambas cámaras estaban bajo control republicano) ha dejado morir todos esos intentos.

Un nuevo proyecto de ley nacería muerto, por los antecedentes mencionados y porque en apenas cinco meses se acaba la legislatura y hay elecciones presidenciales. Pero serviría para intentar maquillar políticamente que Trump prevé presentar en los próximos días una nueva demanda judicial para acabar con el Programa de Acción Diferida para los Llegados en Infancia, que protege a cientos de miles de soñadores de la deportación, después de que la Corte Suprema anulara su intento anterior tras una larga batalla legal.

[Trump retomará “en breve” la batalla legal contra DACA]

“Esto haciéndome cargo de DACA”, ha dicho Trump, “DACA va a estar bien, en las próximas semanas voy a firmar una gran orden ejecutiva migratoria y voy a incluir DACA, la Corte Suprema me ha dado poder para ello, va a ser parte de una gran ley por méritos y va a incluir DACA y la gente va a estar muy contenta”.

¿A qué se refiere con “por méritos”? Trump lleva todo su mandato intentando acabar con el sistema de green cards por reunificación familiar (que permite a ciudadanos y residentes traer al país a hijos, esposos, padres, etcétera) para fomentar las visas de trabajo. Éstas se concederían de acuerdo con un sistema de puntos que valoraría la educación, experiencia laboral, edad, conocimiento del inglés y otros aspectos de los aspirantes.

Estos son otros temas tratados por el presidente durante la entrevista:

Sobre el asesinato de Vanessa Guillén

Díaz Balart ha preguntado al presidente sobre la soldado latina, que desapareció el 22 de abril de la base militar texana de Fort Hood y cuyos restos fueron identificados la semana pasada tras ser encontrados enterrados junto a un río cercano. Un militar sospechoso se suicidó y su novia está detenida por el crimen.

“Lo vi en las noticias el otro día y creo que es terrible”, ha dicho Trump,  “di ordenes específicas de hacer algo y me van a reportar el lunes”. Precisamente hoy el Ejército ha anunciado una nueva investigación, tras ser acusado por la familia de ocultar información y no realizar las pesquisas necesarias para hallar a la soldado y arrestar al culpable. Organizaciones latinas han impulsado un boicot por este motivo para que los hispanos no se alisten.

Sobre la visita de López Obrador

Trump ha explicado que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, con quien se reunió este miércoles en la Casa Blanca, “es un hombre fabuloso”. “Se convirtió en mi amigo, dijo, “no me llevaba bien con su predecesor”, añadió en referencia a Enrique Peña Nieto, quien dejó el cargo en noviembre de 2018. 

“Tuvimos un día tremendo con el presidente [López Obrador] y estamos haciendo cosas muy buenas, mutuamente beneficiosas para nuestros países”, agregó Trump.

Ayer, en una entrevista exclusiva con Noticias Telemundo, el López Obrador indicó que Trump “ha cambiado su trato” a los mexicanos, insistió en que es su “amigo”, pero recalcó que no lo invitará a devolverle la visita porque “hay elecciones” pendientes en Estados Unidos.

En el pasado, Trump ha dicho que México “abusa de Estados Unidos” y que la relación bilateral es “desigual”. “Eso es verdad, no lo voy a cambiar”, dijo este viernes Trump: “Construimos un muro de 400 millas, el muro ha tenido un impacto enorme en la frontera, mucha menos gente está atravesando”.

Sobre Venezuela

A finales de junio, en una entrevista con la web informativa Axios, el presidente dijo que no descarta reunirse en algún momento con el líder venezolano Nicolás Maduro, al que durante años la Casa Blanca ha acusado de aplastar a los venezolanos con un régimen dictatorial. “Quizá lo pensaría… A Maduro le gustaría. Y yo nunca me opongo a las reuniones —ya sabe, rara vez me opongo a las reuniones”, aseguró.

Un día después, a través de Twitter, matizó: “Al contrario que la izquierda radical, yo SIEMPRE he estado en contra del socialismo y con la gente de Venezuela. ¡Mi Administración siempre ha estado del lado de la LIBERTAD y en contra del régimen opresivo de Maduro! Sólo me reuniría con Maduro para discutir una cosa: ¡una salida pacífica del poder!”. 

En la misma entrevista, Trump mostró escasa confianza respecto al líder opositor Juan Guaidó, al que Estados Unidos llegó a considerar presidente legítimo: “Podría haber vivido con o sin eso”, dijo sobre si se arrepentía de haberlo respaldado, “pero estaba firmemente en contra de lo que está pasando en Venezuela”.

Preguntado hoy por Díaz Balart para aclarar su postura, Trump dijo: “Yo apoyo al que haya sido elegido”, y aclaró, “apoyo al que tenga el respaldo de los venezolanos”.

IRS: Hay dos millones de hispanos quienes podrían perder ayuda federal

La Oficina de Recaudación de Impuestos (IRS) busca la forma de llegar a 12 millones de personas que podrían perder su cheque de estímulo bajo la Ley CARES, sino lo solicitan antes del 15 de octubre.

Un reporte del diario La Opinion señala que hay un estimado del Centro de Presupuestos y Prioridades de Política (CBPP) que indica que el 27 por ciento –más de tres millones– de ese grupo son afroamericanos y el 12 por ciento hispanos, es decir, alrededor de dos millones de personas.

La organización agrega que las cifras pueden ser más altas. Se trata de personas que con ingresos menores a los $12,000 dólares anuales o $24,000 dólares anuales por pareja y, no tener que reportar impuestos, el IRS no tiene su información actualizada-

“Este grupo de no declarantes elegibles para pagos son personas de color desproporcionadamente,  porque tienen más probabilidades de tener ingresos más bajos, debido al racismo histórico y el sesgo y la discriminación”, reconoce el análisis de CBPP.

El IRS pide a esas personas utilizar el sistema en línea para proporcionar: sus nombres; fechas de nacimiento; números de Seguro Social y direcciones o números de cuentas bancarias.

La Corte Suprema de EE.UU. bloquea el intento de Trump de poner fin al DACA

Una medida “arbitraria y caprichosa”.

Así calificó la Corte Suprema de Estados Unidos la decisión de Donald Trump en 2017 de rescindir el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) que protege de la deportación a unos 700.000 jóvenes indocumentados en EE.UU., los llamados dreamers (“soñadores”).

En una resolución con 5 votos a favor y 4 en contra, los jueces del máximo tribunal estadounidense ratificaron este jueves fallos de cortes inferiores que hallaron que la decisión de Trump de poner fin al programa creado en 2012 por su predecesor Barack Obama fue ilegal.

El juez conservador John Roberts se alineó con los cuatro jueces progresistas para determinar que las acciones del gobierno fueron “arbitrarias y caprichosas” bajo la ley federal de Procedimiento Administrativo.

Este fallo significa que casi 700.000 jóvenes indocumentados inscritos en DACA que entraron en EE.UU. sin papeles cuando eran niños, la mayoría nacidos en México y otros países latinoamericanos, seguirán protegidos de la deportación y podrán aspirar a obtener permisos de trabajo renovables cada dos años.

La decisión supone un fuerte revés para Trump, el segundo en una semana en que la Corte también falló a favor de la protección laboral de las minorías sexuales.

El programa DACA les otorga a los dreamers un permiso temporal de trabajo que, al igual que la protección contra la deportación, debían renovar cada dos años.

Los jóvenes que califican para el programa deben cumplir una serie de requisitos educativos y no tener antecedentes penales.

Crecieron, estudian y trabajan en Estados Unidos, país al que consideran su casa.

Según cifras del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés), desde 2012 unas 800.000 personas han sido beneficiarias del DACA.

De estas, unas 40.000 solicitaron y obtuvieron un permiso de residencia permanente, popularmente conocido como greencard, y unas 70.000 no quisieron o no pudieron renovar el permiso cuando este venció.

Así, para septiembre de 2017, cuando Trump decidió poner fin al programa, el USCIS estimaba que había unos 690.000 beneficiarios activos.

Un 90% de ellos vienen de América Latina.

De acuerdo a los datos oficiales, los mexicanos representan casi 80% de todos los dreamers con unos 548.000 beneficiarios del DACA.

¿Por qué tantos latinos están enfermando de Coronavirus?

atinos jóvenes y mayores de lugares como Nueva York, Chicago, Washington DC y Los Ángeles se están enfermando por coronavirus a niveles sumamente elevados. Sin embargo, su tasa de mortalidad es bastante menor que la de los afroamericanos, según análisis de The Washington Post.

El 26% de los latinos adultos de Estados Unidos dice conocer a alguien que ha muerto por COVID-19 o por complicaciones relacionadas con la enfermedad, según una reciente encuesta de ABC News-Ipsos.

Los expertos apuntan que una de las razones sería la dominante presencia de la comunidad latina en el sector servicios, algo que les ha impedido confinarse en casa contra la pandemia. Algunos de ellos han tenido que luchar para conseguir equipo protector y otros se han visto forzados a tomar trabajos de riesgo para poder llevar comida a sus casas.

Más allá del trabajo, el virus ha tenido más posibilidad de propagarse entre la comunidad debido a la tendencia latina de vivir en hogares multigeneracionales o de compartir apartamento con otras familias para hacer frente a los elevados precios del área de Washington DC y de otras zonas metropolitanas del país.

Entre las complicaciones han puesto palos en las ruedas a los esfuerzos por frenar la propagación del nuevo brote, los expertos destacan las barreras el idioma, la estresante situación económica los recursos limitados y, a veces, la respuesta tardía de los gobiernos locales.

“Le estamos pidiendo a todo el mundo que se quede en casa, pero la idea de quedarse en casa es muy distinta en función de quién eres y cuál es tu papel en la sociedad”, dijo al Post Yukmila Soriano, doctora en Virginia Hospital Center del condado de Arlington. La mayoría de los casos positivos que Soriano vio en el centro médico eran de latinos.

Para ganar el voto latino, Biden contrata a ex asesora de senadora Kamala Harris

La campaña presidencial de Joe Biden incorporó a la nieta del líder de los derechos civiles César Chávez como asesora principal para ayudar a movilizar el voto latino y construir una base en Estados Unidos.

Algunos líderes latinos han criticado la campaña de Biden asegurando que no está haciendo suficiente para llegar a un grupo demográfico clave.

Julie Chávez Rodríguez trabajó previamente como codirectora de política nacional en la campaña presidencial de la senadora por California Kamala Harris, y antes de eso fungió como su directora estatal de California. Además trabajó en el gobierno del expresidente Barack Obama supervisando el compromiso de la Casa Blanca con líderes LGBTlatinosveteranos, jóvenes, educativos, laborales y progresistas.

En la campaña de Biden trabajará junto a Cristóbal Alex, expresidente de la Latino Victory Fund, que funge como asesor del candidato demócrata para asuntos relacionados con el voto latino.

Biden es visto con escepticismo entre algunos latinos por su relación con las políticas de deportación durante el gobierno de Obama. Tuvo problemas para llegar a la comunidad latina durante la campaña de las primarias, donde enfrentó protestas en favor de la inmigración, y el pasado noviembre, su principal asesora latina renunció tras expresar supuestamente su preocupación porque no se habían centrado lo suficiente en la comunidad.

Estudio: Coronavirus más mortal en barrios de afroamericanos y latinos en Nueva York

Algunos barrios neoyorquinos han registrado tasas de mortalidad por el nuevo coronavirus casi 15 veces más altas que otros, según datos divulgados por el Departamento de Salud de la ciudad el lunes, que muestran el costo desproporcionado que están asumiendo las comunidades pobres.

Los datos muestran por primera vez un desglose del número de muertes en más de 60 zonas de la ciudad. La tasa de mortalidad más alta se ve en la periferia de Brooklyn, en un barrio dominado por viviendas subsidiadas llamado Starrett City.

Líderes civiles de la ciudad habían presionado por la divulgación de datos más específicos, los que a su juicio mostrarían las marcadas disparidades raciales y económicas en una ciudad que se convirtió en el epicentro de uno de los peores brotes de coronavirus en el mundo entre marzo y abril.

En la zona adinerada de Gramercy Park, en Manhattan, en su mayoría habitada por blancos, la tasa es de 31 muertes por cada 100.000 habitantes, según los datos. En contraste, en Far Rockaway, en Queens, donde más del 40% de sus residentes son afroamericanos y un 25% latinos, la tasa de mortalidad es casi 15 veces mayor: 444 muertes por cada 100.000 personas.

“Es realmente desgarrador y debería remover la conciencia moral de la ciudad”, dijo en una entrevista Mark Levine, presidente de la comisión de salud del concejo municipal de la ciudad. “Sabíamos que había una desigualdad dramática. Esto, en forma gráfica, muestra que es incluso mayor de lo que muchos temíamos”.

El coronavirus ha matado al menos a 20.800 personas en la ciudad hasta ahora, según datos del Departamento de Salud.

Latinos opinan del retiro de Bernie Sanders de la contienda presidencial

Una estela de desilusión y tristeza dejó entre los latinos, la salida del senador de Vermont, Bernie Sanders de la contienda por la presidencia de Estados Unidos. A través de una transmisión en vivo de 14 minutos, dirigida a toda la nación, el demócrata socialista terminó su segundo intento y muy probablemente el último por llegar a ser presidente.

“Moralmente ha sido un golpe durísimo que nos duele mucho, pero no podíamos esperar otra cosa desde que le ‘echaron montón’ antes del Super Tuesday, cuando tres candidatos casi al mismo tiempo, siguiendo instrucciones del Partido Demócrata, dejaron la campaña para unirse a Joe Biden. Lo mismo hizo Beto O’Rourke”, dijo Juan  José Gutiérrez, activista por los derechos de los inmigrantes.

Los latinos apoyamos a Bernie porque le apostamos a un cambio profundo en las políticas nacionales del país y porque él es sensible a las necesidades de la población inmigrante y sus familias”, señaló.

Dijo que como parte de la coalición Fuerza Migrante que agrupa a 156 organizaciones por todo el país, no les quedará otra más que acercarse a Biden, quien será el candidato demócrata que buscará derrotar al presidente Trump.

“Vamos a pedirle que de ganar, convierta en realidad la reforma migratoria; y que el primer día, ordene reabrir el DACA – la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia – para que puedan incluirse todos los dreamers que quedaron fuera, y que se incluya a sus padres indocumentados, quienes estimamos suman entre cinco y seis millones de inmigrantes”, resumió Juan José.

En California, en febrero pasado, Bernie Sanders ganó las elecciones primarias al conseguir el apoyo de 119 delegados con el 33.6% de los votos. Aquí repitió la fórmula de jóvenes y latinos que lo llevaron al triunfo en Nevada con un 47%. 

Carlos Amador, líder por los derechos de los inmigrantes en Los Ángeles, dijo que el fin de la campaña de Bernie es algo muy triste.

“Como comunidad inmigrante queríamos que continuara, y veíamos la necesidad de su tipo de liderazgo. Reconocemos todos sus avances en las plataformas progresistas y en la creación de una energía y movimiento multirracial”, anotó.

Pero ahora, dijo, son hay otra cosa más que empujar al candidato que queda, en temas como los derechos de salud, protección para todos los inmigrantes y el medio ambiente. 

Nuestro trabajo es derrotar a Donald Trump y sacarlo de la Casa Blanca. Esperemos que el ganador, atienda y escuche las llamadas de los inmigrantes y la comunidad trabajadora, y aporte cambios a largo plazo”.

© Proporcionado por La Opinión Concejal Gil Cedillo y Bernie Sanders. (Cortesía)

El concejal de Los Ángeles, Gil Cedillo quien ha respaldado a Bernie en sus dos campañas para la presidencia, dijo sentirse muy orgulloso de haberse sumado. ” Ha sido la más efectiva y progresista campaña en este país”.

Consideró que si el senador Sanders hubiera llegado a presidente, “su agenda hubiera atendido las preocupaciones principales de nuestra comunidad, incluyendo una reforma migratoria, la división entre ricos y pobres, el medio ambiente y el cuidado de salud. Él se enfoca en los problemas que confrontamos en la medida que encontramos nuestro lugar en la sociedad estadounidense”.

El único ex candidato a la presidencia que vive en California, Tom Steyer, dijo que Sanders merece un crédito tremendo por empujar al partido Demócrata a abrazar los valores progresistas como la igualdad económica, el cuidado de salud para todos, la justicia climática, y un país para los trabajadores no solo para los ricos y grandes corporaciones.

“Su mensaje creó un movimiento de jóvenes dedicados a cambiar el sistema político para bien. Necesitamos esos jóvenes para derrotar a Donald Trump en noviembre”, afirmó. 

Esteban Garcés, director de Poder Latinx, dijo que aplauden y agradecen al senador Sanders por su compromiso y lucha por las comunidades subrepresentadas incluyendo a los latinos e inmigrantes.

“En este momento de esta crisis sin precedentes, los problemas por los que aboga el senador Sanders nunca habían estado tan claros, la salud y economía por los pobres, las minorías, y las clases medias”, dijo.

Y completó que continuarán resistiendo las políticas injustas y racistas de la administración actual, y unificarán esfuerzos para asegurar la salud, bienes y prosperidad de todas las comunidades. 

Fuente: La Opinión.com/Araceli Martínez

Analistas: los latinos son los más afectados por la pandemia y los que menos ayudas tienen en EEUU

Los latinos, que son el 17,6 % de la fuerza laboral de Estados Unidos, son más afectados económicamente que la población en general por la pandemia de COVID-19, y aunque tienen más riesgos médicos muchos de ellos están excluidos de la ayuda gubernamental, según han señalado economistas.

“Sólo uno de cada seis hispanos puede trabajar desde casa, comparado con uno de cada tres blancos”, dijo a Efe Marie Mora, profesora de economía en la Universidad de Missouri. “Y en cuanto a los empresarios latinos, también ellos tienden a tener negocios pequeños, más vulnerables a la caída de ventas y menos capaces de obtener crédito”.

Por su parte José Manuel Fernández, profesor de economía en la Universidad de Louisville, en Kentucky, detalló que los trabajadores latinos son el 30,4 % de la fuerza laboral en la construcción; el 27,1 % en restaurantes y otros servicios de comidas; y el 27 % en hoteles y bares.

“El 18 % de quienes proveen servicios para el cuidado de la salud en el hogar son hispanos”, añadió, “Ellos están en la primera línea en la atención de enfermos y ancianos. Deberíamos prestar atención a que esta gente cuente con los equipos de protección personal adecuados”.

Las pérdidas de empleo desde que a comienzos de marzo empezó a sentirse el impacto de la pandemia, muestran diferencias entre grupos étnicos y raciales, entre hombres y mujeres, y por edades, que han ido acentuándose mientras crece el número de casos confirmados de COVID-19,enfermedad causada por el coronavirus SARS-CoV-2, y la epidemia se extiende geográficamente.

El índice general de desempleo subió de 3,5 % en febrero al 4,4 % en marzo, pero entre los hispanos saltó de 4,4 % a 6 %, según el informe más reciente del Departamento de Trabajo. En las últimas dos semanas de marzo casi 10 millones de personas solicitaron el subsidio por desempleo.

Mora matizó que las cifras oficiales de solicitudes de subsidio por desempleo cuentan sólo a quienes son capaces de presentarlas y “muchos latinos que no tienen acceso a internet no pueden hacer esa solicitud”.

“Los hispanos tienden a tener empleos de baja remuneración, y es más probable que las mujeres latinas tengan empleos en servicios como los hoteles y la limpieza. Ellas están muy afectadas”, señaló Mora. “Los hombres, en cambio tienden a trabajar en la construcción o el mantenimiento de áreas verdes y jardines, que son labores al aire libre menos afectadas por el requisito del distanciamiento personal”.

En este sentido, Fernández apuntó que “muchos latinos viven en áreas metropolitanas, en edificios de apartamentos, y tienden a estar en familias multigeneracionales donde quienes están expuestos al contagio no son sólo los cónyuges, sino los abuelos y los niños que viven en la misma casa”.

“Los latinos tienen una mayor prevalencia de morbilidad y mortalidad, son más propensos que la población en general a sufrir diabetes y otras enfermedades crónicas y eso nos tiene preocupados”, indicó Mónica García Pérez, profesora de economía en la Universidad St. Claude, en Minnesota.

“Esas son condiciones que pueden manejarse con tratamiento preventivo, pero muchos de estos trabajadores no tienen seguro médico, no tienen medios para concurrir a una consulta médica anual”, añadió. “Y aún los que ya están tramitando la residencia están ahora bajo la sombra de ‘carga pública'”.

El gobierno del presidente Donald Trump ha dispuesto que se pueda negar la residencia legal permanente en Estados Unidos a los inmigrantes que, por alguna razón, se conviertan en “carga pública” porque recurran a la asistencia gubernamental para la vivienda o la salud.

Por otro lado, los programas de socorro financiero recientemente aprobados por el Congreso y promulgados por Trump, que ascienden a más de 2,3 billones de dólares, excluyen a los inmigrantes indocumentados cuyo número se calcula entre 10 y 12 millones de personas, en su mayoría de origen latinoamericano.

Un estudio divulgado la semana pasada por el Pew Research Center, encontró que en el 49 % de hogares hispanos de Estados Unidos al menos uno de sus miembros ha visto una pérdida de sus ingresos o incluso ha sido despedido a causa del coronavirus.

En términos generales, más latinos señalan que en el hogar alguien ha experimentado “un recorte salarial o una reducción en las horas de trabajo” (27 % de la población general, 40 % en hispanos), que las que afirman que alguien fue “despedido o perdió un trabajo” (20 % general, 29 % hispanos).

Mark López, del Centro Pew, dijo a Efe otra consecuencia a observar será el impacto que esta pérdida de empleos y de ingreso tendrá en las remesas que los migrantes envían a sus países de origen, aunque ello dependerá del sector económico en el que trabajen.

“La agricultura y la construcción, por ejemplo, no han sido tan golpeados como los restaurantes y los hoteles”, añadió. “Los mexicanos envían grandes remesas a sus familias, y en América Central las remesas de los migrantes llegan hasta el 10 % de la actividad económica en países como El Salvador”.

Fuente: MSN.com/EFE