La muerte del ex futbolista Diego Maraona de tiene cada vez más claroscuros. En sus últimos días, el astro argentino consumió un cóctel de antidepresivos y antipsicóticos que, mezclados con alcohol, pudieron haber dañado de gravedad su salud e incluso costarle la vida. Esa es la conclusión del informe de la junta médica entregado este lunes a la Fiscalía con motivo de la investigación abierta por su familia,

Los peritos convocados por la Justicia validan la idoneidad de los medicamentos suministrados a Maradona, pero advierten de los graves efectos adversos que su combinación pudo tener en el cuerpo del exfutbolista, de 60 años. Tras la difusión del informe, filtrado el viernes a la prensa, la querella busca ahora modificar la carátula de la causa como “abandono de persona y homicidio con dolo eventual”, delitos para los que se contempla una pena máxima de 25 años de cárcel.

El informe señala: “A pesar de que por separado los psicofármacos indicados pudieran no tener una interacción directa y marcada con bebidas alcohólicas, la acción conjunta de los mismos, en un paciente complejo con una triple afección (cardíaca-hepática-renal), puede producir estados de sedación intensos, confusión, posibles descontroles conductuales severos, disminución de la capacidad motora, alteraciones en el ritmo cardíaco y la presión arterial. Teniendo en cuenta la farmacodinamia y farmacocinética de los fármacos y el etanol, el suministro conjunto (no necesariamente en el mismo momento, sino durante el mismo día) está contraindicado”.