Tag: MARZO

OPS espera facilitar vacunas en Latinoamérica para marzo

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) dijo el miércoles que ha cerrado acuerdos con dos fabricantes de vacunas contra COVID-19 y negocia otros dos para que más de una treintena de países de las Américas empiecen a inmunizar a la población en los próximos meses.

“Se va alcanzar un gran éxito”, dijo Jarbas Barbosa, subdirector de la OPS. “La expectativa que tenemos es que para marzo vamos a tener la vacuna llegando a los países”, explicó, pero de inmediato destacó que la inmunización no será una solución mágica sino que deberá complementarse con medidas no farmacéuticas para controlar el virus.

Los acuerdos y las negociaciones son parte de la iniciativa COVAX, en la que participan 190 países de todo el mundo para buscar un acceso equitativo a la vacuna. Barbosa no reveló con qué laboratorios se firmaron, pero dijo que están en negociación con las farmacéuticas Pfizer y su rival Moderna.

En las Américas, 37 países son parte del mecanismo COVAX, y la OPS y UNICEF están encargadas del proceso de licitación con los fabricantes, que culmina el 23 de diciembre. Una decena de esas naciones, entre ellas Nicaragua y El Salvador, recibirán las vacunas de manera gratuita debido a su falta de recursos. El resto ha aportado fondos para la compra.

Barbosa efectuó sus declaraciones en una conferencia semanal que la OPS realiza desde su sede en Washington cada semana. Días antes, Estados Unidos y Reino Unido empezaron a vacunar al personal hospitalario y ancianos tras la aprobación de emergencia de la vacuna.

La pandemia de coronavirus ha tenido un fuerte impacto en las Américas, que actualmente representa la mitad de todas las infecciones y muertes del mundo. En total se han registrado 31 millones de casos desde que empezó el brote, y 787.000 muertes, según información de la OPS basada en datos de los países.

En la última semana se reportaron casi cinco millones de casos nuevos, la mayoría en América del Norte, donde Estados Unidos ha tenido más de 300.000 muertos.

A través de COVAX, la OMS y la OPS buscan evitar que los países más desarrollados y con disponibilidad de recursos financieros sean los únicos que accedan a la vacuna en los primeros meses. Así sucedió durante la crisis sanitaria desatada por el virus H1N1, cuando los países latinoamericanos recibieron la vacuna varios meses después que estuvo disponible.

El COVAX prevé comprar las vacunas con dinero que aportan los países participantes y con donaciones provenientes de algunas organizaciones como los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), la Comisión Europea, el Programa Mundial de Alimentos y la Fundación Rockefeller, entre otros. Países como Canadá han donado también millones de dólares.

La OPS espera garantizar el acceso de la vacuna a por lo menos 20% de la población de las Américas en 2021. Las proyecciones indican que eso costaría más de 2.000 millones de dólares.

El objetivo de COVAX es desplegar unas 2.000 millones de dosis de vacunas en todo el mundo. Primero se buscará evitar más muertes inmunizando a los trabajadores de salud, los ancianos y las personas con diabetes, presión alta y otras condiciones especiales consideradas de alto riesgo. Más adelante, controlar la pandemia con una vacunación extendida a toda la población.

Algunos países de la región, como Argentina, Chile, México, Estados Unidos y Canadá, firmaron además acuerdos bilaterales independientes con fabricantes para asegurarse más dosis.

Las vacunas que son parte de la canasta de COVAX, tienen la aprobación de la OMS, aunque hasta ahora ninguna tiene esa autorización.

En el caso de los acuerdos bilaterales, cada país que compra la vacuna por su cuenta, “debe ser responsable de garantizar la calidad”, dijo Barbosa. Son las autoridades regulatorias de cada uno de esos países las que tienen que autorizarlas con base en la información científica que provea el productor y luego registrarlas, indicó.

El funcionario dijo que debido a que el suministro será en un principio limitado, no creen que en los primeros meses ningún país de la región reciba grandes cantidades de vacunas. Explicó que después del cierre de la licitación de COVAX, la semana próxima, se sabrán más detalles, como cuáles son las vacunas incluidas en la canasta, los precios, las cantidades y posiblemente cuándo se entregarán.

Aún así, la OPS es cauta en cuanto a los tiempos necesarios para controlar la pandemia.

“Es muy alentador tener una vacuna registrada y que muchas más estén en las últimas etapas del proceso de desarrollo”, dijo la directora de la OPS, Carissa Etienne, pero advirtió que eso es sólo el primer paso: “Pasarán varios meses de 2021 e incluso de 2022 antes de que podamos inmunizar a una cantidad importante de personas”.

EEUU: las solicitudes semanales de desempleo caen a su nivel más bajo desde marzo

El número de estadounidenses que perdieron su trabajo y solicitaron beneficios de desempleo a mediados de octubre se redujo a un nuevo mínimo durante la pandemia de coronavirus como una buena señal para la economía, pero la disminución se debió en parte a que hubo menos solicitudes de reclamo en California después de una congelación temporal de las mismas.

La explicación

Las solicitudes iniciales de desempleo presentadas a través de programas estatales cayeron en 55,000 de 787,000 en los siete días que terminaron el 17 de octubre, marcando la primera vez que han caído por debajo de las 800,000 solicitudes desde que comenzó la epidemia del coronavirus en marzo.

Los nuevos reclamos de la semana anterior también se redujeron a 842,000 de 898,000, informó este jueves el Departamento de Trabajo.

Lo que hace el último informe más difícil de descifrar es la inclusión de nuevas demandas de desempleo de California después de una pausa de quince días ya que el estado dejó de aceptar solicitudes de desempleo de manera temporal con una gran carga de trabajo al actualizar sus sistemas informáticos e instalar nuevas medidas de detección de fraudes.

California representa casi el 20% de todas las nuevas solicitudes de desempleo en el país, pero se ha acercado al 30 por ciento durante la pandemia del coronavirus.

¿Qué pasó?

California dijo que las nuevas solicitudes de desempleo sumaron 158,877 sin realizar un ajuste en la última semana, por debajo de las 176,083 de hace dos semanas.

Las cifras del estado se habían congelado en 226,179 solicitudes de acuerdo al resumen nacional del Departamento de Trabajo de Estados Unidos mientras la entidad trabaja para mejorar su sistema de compensación por desempleo.

Las últimas cifras semanales del estado lo acercan a su tendencia habitual en relación con el resto de la nación, pero no está claro si la pausa tuvo algún efecto en las nuevas solicitudes.

Las continuas demandas de desempleo presentadas a través de programas estatales se redujeron en 1.02 millones de 8.37 millones durante la semana que terminó el 10 de octubre. Este es otro dato mínimo que es registrado durante la pandemia.

El descenso no es tan bueno como parece

Un gran número de personas que ya no reciben beneficios estatales han sido trasladadas a un programa federal que ofrece una compensación extendida. Los reclamos federales se han casi triplicado desde agosto a 3.3 millones.