El cofundador de Microsoft, Bill Gates, anunció este lunes de manera conjunta con su esposa Melinda Gates que se divorcian después de 27 años de matrimonio.

En 2000, la pareja fundó la Fundación Bill y Melinda Gates, una organización filantrópica privada que financia la investigación y promueve la salud alrededor del mundo, incluidas algunas de las naciones más empobrecidas del mundo.

“Después de pensarlo mucho y trabajar mucho en nuestra relación, hemos tomado la decisión de poner fin a nuestro matrimonio”, dijeron en un comunicado conjunto. “Durante los últimos 27 años, hemos criado a tres niños increíbles y hemos construido una fundación que trabaja alrededor del mundo para permitir que todas las personas lleven vidas saludables y productivas”.

En la declaración agregaron que ya no “creemos que podamos crecer juntos como pareja en esta próxima fase de nuestras vidas”.

Bill Gates, quien cofundó Microsoft en 1975 y se desempeñó como su director ejecutivo hasta 2000, dejó la junta directiva de la compañía el año pasado y desde entonces se ha concentrado en la filantropía.

Todavía posee aproximadamente el 1.3% de las acciones de Microsoft. Su patrimonio neto es de aproximadamente 130,000 millones de dólares, según Forbes. Lo que lo convierte en la cuarta persona más rica del mundo. Hasta el momento se desconoce cómo se manejarán los activos en el divorcio.

La Fundación Gates cuenta con casi 50,000 millones de dólares, según sus estados financieros. Entre 2018 y 2019 gastó alrededor de 5,000 millones de dólares en becas y subvenciones.

Recientemente otorgó 1,750 millones de dólares para ayudar a acelerar el proceso de desarrollo de una vacuna contra el COVID-19, así como tratamientos y la distribución de pruebas de coronavirus.

Eso incluyó una donación de 4.9 millones de dólares en noviembre a la compañía de biotecnología alemana BioNTech, que creó junto con Pfizer la primera vacuna de ARNm autorizada para el tratamiento del COVID-19.