A sus espaldas tienen una larga lista de sueños y objetivos cumplidos pero, aunque parezca difícil, hay algo que deseaban con todas sus ganas y Jennifer Lopez y Alex Rodriguez no han logrado cumplir.

Los prometidos se mostraban entusiasmados hace unos meses con la posible compra del equipo de Los Mets, el favorito del padre de JLo. Habían pujado fuerte a su dueño mayoritario Jeff Wilpon y tenían la ilusión de ser la primera pareja perteneciente a una minoría en hacerse con este título.

Pero las negociaciones no han salido como esperaban y han perdido la puja tal y como la propia Jen ha anunciado con gran decepción en un triste comunicado en sus redes sociales.

“¡Alex y yo estamos muy decepcionados!”, comienza la actriz y cantante. “Trabajamos muy duro durante 6 meses con el sueño de convertirnos en la primera pareja de una minoría y la primera mujer propietaria del equipo favorito de su padre de la Liga Mayor de Béisbol, comprado con su dinero ganado con gran esfuerzo”, describía apenada.

Después de todo este tiempo en conversaciones, finalmente no se llegó a buen puerto y ahora es Steve Cohen quien apunta como el posible futuro nuevo dueño y señor del equipo. Al menos es la única persona que se encuentra en plena negociación sin rivales a la vista.

Raramente se le escapa algo a Jennifer pero en esta ocasión no pudo ser con Los Mets. La artista de 51 años ya ha dicho que esta situación no es el fin, más bien el principio. “¡Todavía no nos hemos rendido!”, concluyó.