Tag: MIGRACIÓN

AMLO propondrá a Joe Biden plan para “ordenar” la migración

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció ayer domingo que propondrá a su homólogo estadounidense, Joe Biden, un plan para “ordenar” la migración irregular.

López Obrador dijo, en un mensaje difundido en sus redes sociales, que las propuestas las presentará a Biden durante la cumbre virtual sobre clima a la que convocó el demócrata los próximos 22 y 23 de abril.

La iniciativa del mandatario izquierdista consiste en “ampliar” su programa social Sembrando Vida a Centroamérica, por medio del cual se otorga ayudas económicas a quienes se inscriban.

“Esto nos permitirá ordenar el flujo migratorio. En marzo se desbordó esta situación”, resaltó López Obrador. De concretarse su propuesta, añadió el presidente, representaría una “tercera etapa” del TMEC, el nuevo tratado de libre comercio de México, Estados Unidos y Canadá que reemplazó al TLCAN, el 1 de julio pasado.

Las personas centroamericanas que se inscribieran en el programa Sembrando Vida serían acreedoras de visas de trabajo temporales después de los primeros tres años, y -tras otros tres años- podrían pedir su nacionalidad estadounidense, según la propuesta de López Obrador. “Que se amplíe el programa Sembrando Vida con la siembra de cedro y ceiba que se da en la región centroamericana”, propuso el mandatario mexicano.

Ante el aumento de los flujos migratorios, el 14 de abril López Obrador urgió al Congreso de Estados Unidos a aprobar el presupuesto de 861 millones de dólares solicitado por Biden para combatir la pobreza en Centroamérica.

En junio de 2019, México lanzó su Plan de Desarrollo Integral para El Salvador, Guatemala y Honduras, mediante el cual se comprometió a hacer transferencias económicas a personas inscritas en programas sociales. Más de 172.000 migrantes irregulares fueron detenidos en marzo en la frontera de Estados Unidos con México, un alza del 71% en un mes y el nivel más alto en 15 años.

Denuncian que gobierno de Trump firmó acuerdos para detener cambios a leyes migratorias

El gobierno del presidente Donald Trump firmó acuerdos con autoridades locales y estatales en lo que parece un esfuerzo para hacer más difícil a la Administración entrante de Joe Biden cumplir con su promesa de detener las deportaciones y flexibilizar las peticiones de asilo, informó este viernes el medio periodístico BuzzFeed.

Según documentos obtenidos por BuzzFeed, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) firmó acuerdos con los gobiernos de Arizona, Louisiana e Indiana y la Oficina del Sheriff del condado de Rockingham en Carolina del Norte, que requieren que el gobierno entregue un aviso de 180 días antes de promulgar una gran cantidad de cambios en la política de inmigración.

Este compromiso, conocido como Acuerdo de Primera Promulgación del Santuario para los Estadounidenses (SAFE), detendrá por al menos seis meses la implementación de las nuevas políticas del nuevo gobierno demócrata.

Este último esfuerzo revelado a menos de una semana de que Biden tome posesión fue firmado por Ken Cuccinelli, el segundo al mando del DHS.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) reaccionó de inmediato.

En una comunicado, Naureen Shah, asesora principal de defensa y políticas de la organización, dijo que “este es un intento transparente de los funcionarios de Trump para atar las manos de la Administración Biden-Harris y preservar la grotesca política de inmigración de Trump”.

“La Administración Biden tiene la autoridad, el mandato y la responsabilidad de romper con el legado de la Administración Trump, y nada sobre estos acuerdos informados cambia esa realidad “, agregó la abogada.

Por su parte Sarah Pierce, analista de políticas de Migration Policy Institute, dijo en un mensaje de Twitter que los acuerdos “ni siquiera pasan la prueba de la risa, y ciertamente no el escrutinio legal”.

En medio del escándalo que lo tiene a las puertas de un segundo juicio político, Trump realizó esta semana su última visita como presidente al muro a la frontera con México, y desde allí envió un mensaje a Biden, instándolo a mantener las políticas migratorias que su gobierno ha implantado.

Trump pide a Biden seguir sus políticas en materia de migración

El presidente saliente, Donald Trump, pronosticó este martes una “calamidad absoluta” para la seguridad y la salud pública del país si el mandatario electo, Joe Biden, revierte sus políticas migratorias y no sigue construyendo el muro con México.

En la última visita de su Presidencia al muro fronterizo, su promesa electoral estrella, Trump defendió su política migratoria y confió en que Biden, que llegará al poder el próximo día 20, no cumpla su compromiso de revertirla.

“Si se revierten nuestras medidas en la frontera, se desatará un maremoto de inmigración ilegal, una ola como la que nunca hemos visto, y puedo decirles que ya están empezando a venir olas desde una distancia de 2,000 y 1,000 y 500 millas, vemos que vienen“, dijo Trump desde la localidad fronteriza de Álamo (Texas).

“Eso será una calamidad absoluta para la seguridad nacional, la seguridad pública y la salud pública. Destruirá millones y millones de empleos y se llevará miles de vidas inocentes“, añadió Trump, en términos hiperbólicos.

El presidente saliente recuperaba así su habitual mensaje que equipara a todos los inmigrantes indocumentados con criminales, sin matices, y su argumento de que sus políticas para restringir el asilo han permitido contener la expansión de la covid-19, a pesar de que su país es el que tiene más contagios y muertes del mundo.

“Tenemos áreas de la frontera que están en muy buena forma, pero en el otro lado, en México, están sufriendo mucho con el virus”, afirmó el mandatario saliente.

Por eso, Trump pidió mantener en pie una orden sobre la frontera que emitieron este año los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) debido a la pandemia, y en la que se basan ahora los agentes migratorios del país para enviar a México a más del 90% de quienes cruzan ilegalmente la frontera.

También instó a Biden a mantener en pie los acuerdos de “tercer país seguro”, que Trump ha firmado con Guatemala, Honduras y El Salvador y que permiten a EE.UU. deportar a los refugiados que llegan a su territorio y no han pedido asilo en el primer país que pisaron al salir de su nación de origen.

“Qué desastroso sería si los eliminan, he oído que lo están pensando. Espero que no lo hagan, sería un despropósito absoluto para nuestro país”, subrayó Trump.

“Latinos por Trump” defienden agenda migratoria del mandatario

La coalición Latinos por Trump, liderada por Mercedes Schlapp, considera como viable la agenda migratoria del presidente Donald Trump para vigilar la frontera con México y mantener a raya a los indocumentados, además de acusar a los demócratas de no querer trabajar con los republicanos para concretar una reforma migratoria.

En un reporte del periodista Jesús Garcpia, de El Diario de Nueva york, señala que “Hay que arreglar nuestras leyes migratorias. El presidente Trump, cuando yo estaba en la Casa Blanca, tratamos de trabajar con los demócratas para tratar de resolver el problema de DACA”, afirmó en entrevista. “De poder aprobar, de tener fondos, para asegurar la frontera y darle recursos al Departamento de Seguridad Nacional”.

Al cuestionarla sobre la separación de familias, Schlapp afirmó estar en desacuerdo, pero justificó que eso ocurrió “porque las leyes estaban rotas”, aunque la política cero implementada por el presidente Trump en 2018 fue suspendida por él mismo en una orden ejecutiva firmada en junio de ese año, luego de al menos 2,000 niños fueran separados de sus padres.

Tampoco tuvo claridad al cuestionamiento del castigo a 1.7 millones de estadounidenses casados con indocumentados que no recibieron ayuda económica bajo la Ley CARES, a pesar de un movimiento liderado por el senador Marco Rubio (Florida) y Thom Tillis (Carolina del Norte), así como empresarios hispanos republicanos.

“La prioridad es para los estadounidenses en los Estados Unidos”, respondió. Se le explicó que esas personas son estadounidenses, pero están casadas con indocumentados. “Tendría que preguntarle a la Administración en eso”. La respuesta nunca llegó a esta redacción, a pesar de la insistencia posterior.

Schlapp, hija de un inmigrante cubano, no es una figura improvisada en la política nacional del ala conservadora. Su esposo, Matt Schlapp, es presidente de la Unión Conservadora Estadounidense, uno de los PAC de campaña del mandatario republicano. Ella trabajó en las campañas presidenciales de 2000 y 2004 de George W. Bush y luego en su administración en el área de medios. Ha sido colaboradora de Fox News.

Junto con su esposo, Mercedes tiene una firma de cabildeo llamada Cove Strategies fundada en 2009. Según la organización Open Secrets, esa empresa creció poco a poco, hasta tener ingresos sostenidos anuales de alrededor de $700,000 dólares, pero dio un salto en 2016 con el presidente Trump, que alcanzó un pico en 2019 con ingresos de $1.8 millones de dólares. El incremento coincide con el periodo en que Schlapp estuvo en la Casa Blanca como directora de Comunicaciones Estratégicas de la Casa Blanca, posición que dejó para integrarse de lleno a la campaña de reelección liderando Latinos por Trump.