Tag: MIKE PENCE

Colaboradores cercanos de Mike Pence y dos asistentes dan positivo por Coronavirus

Al menos tres de los principales asesores del vicepresidente Mike Pence dieron positivo por el coronavirus en los últimos días, dijeron personas informadas sobre el asunto, lo que generó nuevas preguntas sobre los protocolos de seguridad en la Casa Blanca, donde no se usan máscaras de manera rutinaria.

Devin O’Malley, portavoz de Pence, quien dirige el grupo de trabajo sobre el coronavirus de la Casa Blanca, dijo que el jefe de gabinete del vicepresidente, Marc Short, había dado positivo. Una persona informada sobre el diagnóstico dijo que se recibió el sábado.

“El vicepresidente Pence y la Sra. Pence dieron negativo en la prueba de Covid-19 hoy, y gozan de buena salud”, dijo O’Malley. “Si bien el vicepresidente Pence se considera un contacto cercano con el Sr. Short, en consulta con la Unidad Médica de la Casa Blanca, el vicepresidente mantendrá su horario de acuerdo con directrices del C.D.C. para el personal esencial “.

El sábado temprano, una fuente familiarizada con el asunto le dijo a CNN que Marty Obst, un asesor principal de Pence que no es un empleado del gobierno, dio positivo por coronavirus a principios de esta semana.

Otra persona informada sobre los acontecimientos, a quien tampoco se le permitió hablar públicamente, dijo al NYT que al menos un miembro adicional del personal de Pence había dado positivo.

El sábado, Pence viajó a Florida para realizar manifestaciones de la campaña en Lakeland y Tallahassee.

El vicepresidente cruzó la pista del Marine Two con una máscara y abordó el Air Force Two con una hora de retraso. Pence rara vez usa una máscara al abordar y no saludó en la parte superior de las escaleras antes de abordar el sábado, como suele hacer.

Pence salió sin máscara del Air Force Two en Florida, bajó corriendo los escalones y trotó por la pista, agitando el puño mientras se acercaba al podio. La oficina del vicepresidente emitió la declaración momentos después de que el avión aterrizara en la Base de la Fuerza Aérea Andrews.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) han emitido una guía que dice que las personas deben quedarse en casa durante 14 días después de tener contacto con una persona que tiene Covid-19.

A pesar de que Pence estuvo en estrecho contacto con Short tan recientemente como el viernes, el vicepresidente planea continuar haciendo campaña.

El sábado por la noche, la oficina del vicepresidente dio a conocer su horario para el domingo, que incluye más viajes y comentarios en un mitin de campaña en Carolina del Norte.

Mike Pence suspende viaje a Indiana para votar, asesores niegan que tenga Coronavirus

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, suspendió este jueves el viaje que tenía previsto hacer el viernes a Indiana, aunque su portavoz aseguró que no está enfermo y que no ha dado positivo en ningún test de COVID-19 para disipar cualquier sospecha de que haya podido contraer la enfermedad.

La oficina de Pence había informado el martes de que el vicepresidente y su esposa, Karen Pence, iban a trasladarse el viernes a Indianápolis, en Indiana, estado del que fue gobernador entre 2013 y 2017, para sufragar en la votación anticipada de cara a los comicios del próximo 3 de noviembre.

Sin embargo, este jueves su oficina anunció que la visita se había pospuesto y que “el vicepresidente está deseando reprogramar este viaje en un futuro próximo”, sin dar más detalles.

El portavoz del vicepresidente, Devin O’Malley, aclaró poco después a los periodistas que “nadie está enfermo, no ha habido pruebas (de COVID-19) positivas”.

“El vicepresidente planea viajar el sábado y el lunes. Tendremos más información sobre el calendario del vicepresidente la próxima semana pronto”, zanjó.

Los casos de COVID-19 se han multiplicado en la Casa Blanca desde que medios de información revelaran el positivo en el test de la asesora presidencial, Hope Hicks, el jueves por la noche.

Poco después, el presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció la madrugada del viernes que había contraído la enfermedad, junto a la primera dama, Melania Trump, y ese mismo día ingresó en el hospital militar Walter Reed de Bethesda (Maryland), en las afueras de Washington DC, donde permaneció hasta el lunes, cuando fue trasladado a la Casa Blanca. Ahí sigue confinado, pese a riesgo de contagiar a personal.

En los últimos días numerosos miembros del entorno de Trump han ido anunciando que habían dado positivo en las pruebas.

El último fue Stephen Miller, el principal asesor en inmigración del presidente, quien informó el martes de que había dado positivo, convirtiéndose en el número 23 del foco que ha golpeado a la Casa Blanca en la última semana.

Pence se trasladó a Utah el lunes para participar la noche del miércoles en el debate frente a la aspirante demócrata a la Vicepresidencia, Kamala Harris, en un cara a cara que transcurrió con barreras de plexiglás tanto entre ambos candidatos, como entre ellos y la moderadora.

Además, Pence y Harris, que tuvieron que someterse a test de COVID-19, estuvieron sentados a una distancia de 12 pies (3.7 metros) y no se dieron la mano al inicio del debate.

Este jueves Pence se trasladó a Boulder City, en Nevada, donde dio un mitin, para después viajar a Arizona, donde pronunció otro discurso de campaña en Peoria.

Gestión de la pandemia dominó el debate “civilizado” Harris-Pence

La cuestionada gestión sanitaria de la administración de Donald Trump frente a la pandemia del coronavirus dominó la noche del miércoles (07.10.2020) parte del intenso debate entre los candidatos a la vicepresidencia de Estados Unidos, la demócrata Kamala Harris y el vicemandatario republicano Mike Pence.

Durante el careo televisado con Pence, realizado la universidad de Utah, en Salt Lake City, la senadora demócrata calificó la gestión de la pandemia por parte del gobierno como el “mayor fracaso” de la historia del país.

“El pueblo estadounidense ha sido testigo del mayor fracaso de cualquier administración presidencial en la historia de nuestro país”, dijo Harris durante el cara a cara que le enfrenta con el vicepresidente Pence.

“Sabían y callaron”

“Sabían lo que estaba pasando y no te lo dijeron”, agregó la candidata demócrata hablando directamente a la cámara, como lo hizo el candidato a presidente Joe Biden en su primer debate con Trump, el pasado 29 de septiembre.

En respuesta, Pence acusó a su oponente en las elecciones del 3 de noviembre de “socavar la confianza” de los estadounidenses en una vacuna para el COVID-19 que pueda surgir durante la administración Trump.

Más de 210.000 estadounidenses han muerto durante la pandemia, según datos oficiales. El propio Trump se está recuperando en la Casa Blanca después de haberse contagiado de coronavirus.

Mosca en la cabeza de Pence se roba el show en el debate vicepresidencial

Millones de espectadores sintonizaron el primer y único debate vicepresidencial entre los candidatos Mike Pence y Kamala Harris para escuchar sus propuestas políticas y evaluar sus formas de ser.

Pero la indiscutible estrella de la noche no fue ninguno de los candidatos, sino una mosca que durante dos minutos encontró un lugar de descanso en el cabello canoso de Pence, y permaneció ahí mientras él hablaba.

Ese peculiar detalle dio riendas a la creatividad en las redes sociales y muy pronto creó una tendencia viral en Twitter con burlas y memes, e incluso alguien creó una cuenta con el nombre de “la mosca de Mike Pence”.

El candidato demócrata Joe Biden se sumó rápidamente al frenesí en redes, al publicar una foto suya con una matamoscas, e invitando a la ciudadanía a donar $5 para “ayudar a su campaña a volar”. Fly, en inglés, significa mosca y volar.

Pence pasó parte de la noche moviendo la cabeza en desacuerdo cuando Harris exponía sus argumentos, pero parece que nunca se percató de la mosca que se posaba sobre él.

Hillary Clinton pide a Kamala Harris que se prepare para desaires de los republicanos

La exsecretaria de Estado Hillary Clinton, que fue la candidata presidencial demócrata en las elecciones de 2016 en Estados Unidos, recomendó este jueves a la aspirante del partido a la Vicepresidencia, Kamala Harris, que esté preparada para los “desaires” y los esfuerzos para subestimarla en el debate con el vicepresidente Mike Pence la próxima semana.

“Deberías estar preparada para los desaires, los esfuerzos para subestimarte personalmente a ti, como mujer que estás a punto de ser nuestra próxima vicepresidenta”, afirmó Clinton, que perdió en los comicios de 2016 frente al actual presidente, Donald Trump, para su podcast “You and Me Both”.

“Así que creo que habrá muchas maniobras en el otro lado para tratar de ponerte en una caja”, agregó Clinton.

Durante la conversación, reseñada por medios locales este jueves, ambas demócratas se refirieron a otros debates en los que ha participado Harris, que se postuló a la nominación demócrata para la Presidencia del país, pero que acabó retirándose por falta de fondos en diciembre pasado, tras participar en varios cara a cara con otros candidatos progresistas, entre ellos Joe Biden, ahora candidato a la Presidencia.

“Entonces se trataba sobre todo de hablar de mi postura sobre varios temas en comparación con mis colegas en el escenario”, afirmó Harris.

Esta vez, sin embargo, se requerirá que tenga “cierto nivel de conocimiento y de dominio” no solo del historial de Biden, sino también de Pence y de Trump, además de defender el suyo.

Harris y Pence participarán en su primer cara a cara el próximo miércoles 7 de octubre, en Salt Lake City (Utah), en un encuentro que estará salpicado por la polémica tras el primer debate el martes pasado entre Trump y Biden.

El encuentro entre los dos candidatos a la Presidencia, celebrado en Cleveland (Ohio), estuvo caracterizado por el caos y las constantes interrupciones por parte de Trump al aspirante demócrata, que por su parte llegó a perder los papeles en algún momento e insultó al mandatario, lo que ha creado controversia por el formato.

El choque ha sido tan controvertido que la Comisión de Debates Presidenciales anunció el miércoles que cambiará el formato para favorecer una “discusión ordenada”, algo a lo que se opuso este jueves Trump, quien presumió en Twitter que ganó “a lo grande”, al citar encuestas que no identificó.

Pandemia del COVID-19 altera conmemoración del fatídico 11 de septiembre de 2001

Los estadounidenses están conmemorando este viernes 11 de septiembre 19 año de los ataques terroristas contra las torres gemelas y el pentágono, con ceremonias que han sido alteradas por las precauciones contra el coronavirus y en medio de la campaña presidencial, atrayendo tanto al presidente Donald Trump como al contendiente demócrata Joe Biden a presentar sus respetos en el mismo monumento sin cruzarse de caminos.

En Nueva York, una disputa sobre las precauciones de seguridad contra el coronavirus provoca una recordación dividida de este día, una en la plaza conmemorativa del 11 de septiembre en el World Trade Center y otra en una esquina cercana.

La ceremonia en el Pentágono se restringió a tal punto que ni siquiera las familias de las víctimas pueden concurrir, aunque grupos pequeños si visita el monumento allí más tarde ese mismo día.

El presidente Donald Trump y el candidato Biden se dirigen, en diferentes momentos, al Monumento Nacional del Vuelo 93 cerca de Shanksville, Pensilvania.

Trump hablará en una ceremonia de la mañana, dijo la Casa Blanca. Biden planea presentar sus respetos allí por la tarde después de asistir a la celebración en el memorial del 11 de septiembre en Nueva York.

Mientras tanto, el vicepresidente Mike Pence estará en la zona cero, y luego en la ceremonia alternativa a unas pocas cuadras de distancia.

Pese a la pandemia, las familias del 11 de septiembre dicen que es importante que la nación se detenga y recuerde los ataques con aviones secuestrados que mataron a casi 3,000 personas en las Torres Gemelas, en el Pentágono y cerca de Shanksville, Pensilvania, el 11 de septiembre de 2001, lo que cambió la política estadounidense, las percepciones de seguridad y la vida diaria en lugares desde aeropuertos hasta edificios de oficinas.

“Sé que el corazón de Estados Unidos late el 11 de septiembre y, por supuesto, piensa en ese trágico día. No creo que la gente se olvide”, dice Anthoula Katsimatides, quien perdió a su hermano John y ahora está en la junta del Museo y Memorial Nacional del 11 de septiembre.

El viernes marcará la segunda vez que Trump observa el aniversario del 11 de septiembre en el memorial del vuelo 93, donde hizo comentarios en 2018. Biden habló en la dedicación del memorial en 2011, cuando era vicepresidente.

Pence dice que la violencia racial en Wisconsin tiene que “cesar”

El vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, dijo la noche del miércoles durante la Convención Nacional Republicana que la violencia en las calles de Kenosha (Wisconsin), el último foco de protestas raciales, tiene que “cesar”.

“Déjenme ser claro: la violencia tiene que cesar, ya sea en Mineápolis, Portland o Kenosha (…) Tendremos ley y orden en las calles de EE.UU.”, afirmó Pence.

El vicepresidente aludió así a las protestas que han estallado en Kenosha después de que un policía le disparara siete veces por la espalda al afroamericano Jacob Blake, quien podría quedar tetrapléjico.

El martes por la noche, durante las protestas, un miliciano de 17 años abrió fuego contra los manifestantes, matando a dos y dejando a otro herido. El joven fue detenido este miércoles.

Durante su discurso, Pence aseguró que los estadounidenses saben que “no tienen que elegir entre apoyar a las fuerzas policiales y apoyar a los vecinos afroamericanos”.

“Desde los primeros día de este Gobierno, hemos hecho ambas cosas”, añadió.

El vicepresidente también insistió en la estrategia que han adoptado los republicanos de acusar al candidato presidencial demócrata, Joe Biden, de apoyar el movimiento que pide cortar fondos a los departamentos de Policía, algo a lo que de hecho se ha opuesto.

“La semana pasada (durante la Convención Nacional Demócrata), Joe Biden no dijo una sola palabra sobre la violencia y el caos que sumerge a nuestras ciudades”, dijo el vicepresidente, quien aseguró que, de ganar, el demócrata “redoblará las mismas políticas que han conducido a calles inseguras y violencia en las ciudades de EE.UU.”.

“La dura verdad es -dijo- que no estarán seguros en los EE.UU. de Joe Biden. Con el presidente Trump, siempre apoyaremos a la Policía y no vamos a cortarles fondos, ni ahora, ni nunca”.

Los jugadores de los Milwaukee Bucks, el equipo de la NBA de Wisconsin, decidieron este miércoles no saltar a la cancha en protesta por los hechos de Kenosha, provocando que la liga de baloncesto más importante del mundo cancelase todos sus partidos.

Mike Pence: “Hoy es un día histórico, hemos llegado a la Fase 3 de la vacuna”

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, dijo que este lunes era “un día histórico” ya que la compañía de biotecnología Moderna ha logrado entrar en la Fase 3 para desarrollar la vacuna contra el coronavirus.

“Hoy es un día histórico porque vamos a empezar la Fase 3. Hoy es un día de esperanza y de promesa para lograr una vacuna para los estadounidenses”, manifestó el vicepresidente durante una conferencia de prensa.

Estados Unidos está jugando un papel fundamental en la investigación de la vacuna contra la COVID-19. De hecho, la Autoridad de Investigación y Desarrollo Avanzado Biomédico (BARDA por sus siglas en inglés) del gobierno federal anunció una partida adicional de 472 millones de dólares a los 483 millones que ya entregó en abril.

Pence aseguró que la administración está trabajando para que las dosis sean “accesibles y seguras” para todos los estadounidenses, “al igual que han sido las pruebas”.

“Estamos seguros que la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) va a poner los mejores estándares para mantener la seguridad. Queremos una vacuna disponible para la gente estadounidense, de una forma efectiva y rápida”, agregó.

La crisis del coronavirus ha hecho que laboratorios alrededor del mundo trabajen sin cesar para encontrar la fórmula química que permita acabar con la pandemia que ha afectado a más de 16 millones de personas en todo el planeta, de las cuales más de 4 millones de infecciones se han dado en Estados Unidos.

Con todo, la administración del presidente Donald Trump ya ha entregado cerca de 1,000 millones de dólares para la investigación y los ensayos de la vacuna desarrollada por Moderna.

El mandatario estadounidense, según palabras de Pence, quiere que para el invierno “se puedan distribuir 300 millones de dosis de la vacuna”, pero siempre que sea de forma “segura”.

Pence no ha revelado cuál va a ser el plan de distribución de vacunas en el momento que se pueda hacer, aunque ha señalado que eso se va a trabajar conjuntamente con los estados “que son los que conocen mejor a los ciudadanos”

La compañía biomédica se ha convertido en el primer laboratorio en el país en llegar a la Fase 3 de desarrollo. Según fuentes oficiales, 30,000 personas se someterán a los ensayos clínicos para verificar la efectividad de este compuesto. La Universidad de Miami se encargará de seleccionar a 1,000 voluntarios del sur de la Florida para que se sometan a las pruebas científicas.

Los ensayos se están llevando a cabo junto al Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas y la BARDA. Además de la vacuna que está desarrollando Moderna, hay 23 laboratorios que también están trabajando en la investigación para encontrar una solución contra el coronavirus.  

La Casa Blanca responsabiliza a los jóvenes del repunte del Coronavirus

n su primera conferencia de prensa desde el 27 de abril, el equipo de respuesta de la Casa Blanca ha responsabilizado este viernes a la población joven del aumento de casos de coronavirus en los estados el sur del país, que atraviesa por el peor momento de la pandemia desde que llegó en enero.

El vicepresidente, Mike Pence, quien encabeza este equipo, afirmó que la población joven “tiene una particular responsabilidad” en hacer caso a las medidas de mitigación para evitar la propagación del COVID-19 entre las personas más vulnerables (la de edad avanzada o que sufren otras enfermedades ya).Nuestra cobertura sobre el Coronavirus.
Haz clic para ver las últimas noticias y consejos para evitarlo.

Según los expertos de salud, que mostraron gráficos de cómo la pandemia está afectando fuertemente a estados como Florida, Texas, Arizona y California, el promedio de edad de los nuevos casos de enfermos es de 35 años.

“En cierta medida, son noticias alentadoras”, agregó Pence, quien estuvo acompañado por los doctores Anthony Fauci y Deborah Birx, y por el director de los Centros de Prevención y Control de Enfermedades (CDC, en inglés), Robert Redfield.

Este giro radical del promedio de edad de los contagiados podría significar que haya menos enfermos graves y menores tasas de mortalidad, según los expertos. Pero muchos de los jóvenes contagiados son también asintomáticos, lo que eleva la posibilidad de que hayan infectado a otras personas antes de hacerse el test..

“Por lo que sabemos hasta ahora, los jóvenes son menos susceptibles a enfermarse gravemente”, dijo Pence, pero “tienen una responsabilidad particular de asegurarse de no contraer el coronavirus ni exponer con eso a los más vulnerables”.

Redfield dirigió su mensaje a los menores de 40 años: “Quiero apelar a los millenials y aquellos menores de 40 años. Es muy importante que este grupo se comprometa a (cumplir) las prácticas para proteger a los que tienen más riesgo”.

El experto recordó las medidas de distanciamiento social, uso de mascarilla en público y la higiene personal.

window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag(‘js’, new Date()); gtag(‘config’, ‘UA-80000477-2’);

El vicepresidente Mike Pence hará cuarentena fuera de la Casa Blanca

El vicepresidente Mike Pence hará cuarentena voluntaria lejos de la Casa Blanca después de que el viernes pasado su portavoz diera positivo de COVID-19, según publicó Bloomberg. Pence no acudió este sábado a una reunión con el presidente Donald Trump y altos cargos militares.

El vicepresidente dio negativo en una prueba que se hizo este domingo pero se quedará en casa por precaución, según dijeron fuentes al citado medio. La cuarentena no ha sido anunciada de manera oficial.

Katie Miller, a quien diagnosticaron el viernes con coronavirus, es la principal vocera del equipo de trabajo que gestiona la pandemia en Estados Unidos. Pence se reunió con ella este jueves.

El diagnóstico positivo de Miller llega después del de un miembro del ejército que trabajaba como valet de Trump. Por otro lado, Miller está casada con uno de los ayudantes más cercanos del presidente, Stephen Miller.

Tres altos cargos sanitarios que forman parte del equipo de trabajo de COVID-19 anunciaron este fin de semana que tomarían medidas ante los positivos que se han dado en la Casa Blanca. Los jefes de la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) y de la red de Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) harán cuarentena voluntaria. Por su parte, el doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, dijo que llevaría a cabo lo que llamó cuarentena “modificada”.

Otro caso de Coronavirus llega a la Casa Blanca: una asistente de Mike Pence

El coronavirus llegó el viernes al círculo cercano del presidente Donald Trump al confirmarse el contagio de la portavoz del vicepresidente Mike Pence, mientras la Casa Blanca intentaba minimizar el segundo positivo por COVID-19 en menos de 24 horas.

Katie Miller, portavoz de Pence y esposa del asesor responsable de la política migratoria de Trump, Stephen Miller, dio positivo en el test que la Casa Blanca ordenó hacer a diario al personal que trabaja en el Ala Oeste desde este jueves, cuando se confirmó que un asistente del mandatario había contraído también la enfermedad.

“Ella es una joven maravillosa, Katie, la portavoz… Dio positivo de repente”, explicó Trump durante un encuentro con congresistas republicanos en la Casa Blanca, según lo reportó Lucía Leal de La Opinión.com

En el entorno de Trump

Trump aseguró que Miller “no ha entrado en contacto” con él y la Casa Blanca se apresuró a indicar que Pence se hizo este viernes el test y dio negativo.

Sin embargo, la revelación de que la contagiada es Miller, algo que la Casa Blanca había mantenido en secreto al confirmar inicialmente el nuevo caso y que Trump divulgó espontáneamente, sitúa el riesgo de contagio con COVID-19 en el entorno más cercano al presidente.

La portavoz asiste a menudo a las reuniones de las que forma parte el vicepresidente, que a menudo son las mismas que preside Trump, y su esposo, Stephen Miller, escribe la mayoría de los discursos del mandatario y pasa mucho tiempo con él, además de con su hija y asesora Ivanka y su yerno Jared Kushner.

La noticia provocó que el avión que iba a llevar a Pence a Des Moines (Iowa) sufriera un retraso de casi una hora mientras la oficina del vicepresidente localizaba a seis personas con las que Miller había estado en contacto recientemente, algunas de las cuales estaban en la aeronave y tuvieron que desembarcarlas.

Solo unos diez asesores de Pence se someten diariamente a tests del coronavirus, mientras que el resto de su personal recibe esa prueba más esporádicamente, según la Casa Blanca, que precisó que las seis personas que estuvieron en contacto con Miller dieron negativo este viernes en sus respectivas pruebas.

Este segundo contagio en la Casa Blanca en 24 horas, que se suma al registrado este jueves por un asistente personal anónimo de Trump y a otro confirmado en marzo también en la oficina de Pence, ha atraído aún más escrutinio a las medidas de seguridad en el círculo del presidente.

Sin mascarilla

Aunque se somete al test a diario, Trump no ha llevado nunca una mascarilla en público y en muchos actos ha ignorado las distancias de seguridad que recomiendan mantener los expertos respecto a otras personas, algo que la Casa Blanca justifica al afirmar que el personal de la residencia se hace la prueba regularmente.

Tras visitar este martes una fábrica de mascarillas en Phoenix (Arizona) sin cubrirse la cara, Trump tampoco lo hizo al participar este viernes en un acto junto a varios veteranos nonagenarios de la Segunda Guerra Mundial en el centro de Washington.

Preguntada al respecto, la portavoz de la Casa Blanca Kayleigh McEnany dijo durante una rueda de prensa que la decisión de llevar o no la mascarilla corresponde solo a Trump, y que los veteranos con los que se reunió “están protegidos” y “tomaron la decisión de venir (a Washington) porque han decidido poner a su país primero”.

“Hemos puesto en práctica las directrices de los expertos para mantener seguro este edificio, incluido el rastreo de contactos”, afirmó McEnany en relación a la Casa Blanca.

La portavoz dijo que no le preocupa que los casos confirmados en la Casa Blanca pueden asustar a los estadounidenses que deben volver al trabajo en los estados que están retirando las medidas de confinamiento.

“Así que a medida que Estados Unidos reabre (su economía) de forma segura, la Casa Blanca seguirá operando de forma segura”, dijo la portavoz.

Realizarán pruebas “rápidas” del COVID-19 a todos los que estén en contacto con Trump y Pence

Ya son 6.889 los fallecidos por la pandemia en EEUU y 261.438 los casos confirmados

Ya son 6.889 los fallecidos por la pandemia en EEUU y 261.438 los casos confirmados

La Casa Blanca ha confirmado este viernes que realizará pruebas “rápidas” de coronavirus a todos aquellos que estén en contacto con el presidente, Donald Trump, o el vicepresidente, Mike Pence.

Así, la Administración espera proteger a los cargos más altos del Gobierno, tal y como ha indicado en un breve comunicado en el que asegura que “busca proteger la salud del presidente y el vicepresidente del país” en el marco de la pandemia.

“A partir de hoy, cualquiera que esté o vaya a estar en contacto o cerca de cualquiera de ellos dos será sometido a una prueba de Covid-19 para evaluar su estatus, ya sea presintomático o asintomático”, recoge el texto.

Con esta medida, la Casa Blanca espera limitar la posible “transmisión imperceptible” del virus, tal y como ha afirmado el subsecretario de prensa , Judd Deere. La Administración lleva tomando la temperatura a los que se acercan a Trump desde el pasado 14 de marzo.

Por su parte, el presidente ha aprobado este mismo viernes el estado de desastre en New Hampshire y Arkansas ante el creciente número de casos de coronavirus registrados en el país, una cifra que ha ascendido a 261.438.

Los estados es suman así a otros 36 estados o regiones (entre ellas Guam y Puerto Rico) que se encuentran bajo el estado de desastre por la crisis sanitaria provocada por el Covid-19, que ha dejado ya 6.889 fallecidos en todo Estados Unidos.

En Arkansas son ya 687 los infectados y al menos doce los fallecidos por la pandemia.

Fuente: MNS.com