Tag: MODERNA

UE compra 300 millones de dosis adicionales de la vacuna de Moderna

La Comisión Europea (CE) aprobó este miércoles (17.02.2021) un acuerdo con la farmacéutica estadounidense Moderna para adquirir 300 millones de dosis más de su vacuna para los países de la Unión Europea (UE).

Estos lotes se sumarán a los 160 millones de dosis que ya había acordado con la empresa el año pasado.

Con el nuevo acuerdo, la UE se asegura hasta 2.600 millones de dosis de vacunas de seis fabricantes, detalló la CE.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, hizo este anuncio en una rueda de prensa para presentar la nueva estrategia de la Unión Europea para impulsar la investigación, producción y autorización de vacunas contra las nuevas variantes del coronavirus.

Vacuna de Moderna tiene eficacia superior a 90%

Según Von der Leyen, que negocia contratos con los productores de vacunas en nombre de los 27 Estados miembro, el acuerdo proporciona 150 millones de dosis este año y una opción para adquirir otros 150 millones de dosis en 2022.

Aprobado a principios de enero, el medicamento de Moderna fue el segundo de tres en recibir luz verde para su uso en la UE. El primer pedido de la CE de 160 millones de dosis de la vacuna, que requiere dos inyecciones para la inoculación, se realizó en noviembre.

La vacuna de Moderna ofrece un alto nivel de protección contra COVID-19, pues los ensayos clínicos mostraron una eficacia superior a 90%.

Fauci recibe la vacuna de Moderna y dice tener “extrema confianza” en ella

Mientras millones de dosis de la vacuna de Moderna se distribuyen por Estados Unidos, el doctor Anthony Fauci, principal epidemiólogo del país, recibió esta mañana la primera inyección de dicha vacuna contra el coronavirus.

En un acto en el Centro Clínico de los Institutos Nacionales de Salud en Bethesda, Maryland, frente a trabajadores de la salud que están en la primera línea de batalla contra el COVID-19, el doctor Fauci levantó las mangas de su camisa y recibió la inyección sin hacer ningún gesto. Luego levantó sus pulgares para señalar que todo había salido bien.

“Siento extrema confianza en la seguridad y eficacia de esta vacuna y quiero alentar a todos quienes tengan la oportunidad de vacunarse, para que tengamos un velo de protección en este país y así acabar con esta pandemia”, dijo momentos antes de recibir la vacuna.

Fauci aseguró sentirse honrado de ser parte del proceso que llevó, en menos de un año, a la identificación del virus SARS-Cov-2 y a la elaboración de una vacuna.

“Esto, lo que estamos viendo ahora, es la culminación de años de investigación que han conducido a un fenómeno que realmente no tiene precedentes, y que va desde la comprensión de que estamos tratando con un nuevo patógeno, un virus que fue descrito en enero de este año, a menos de un año después, tener vacunas que están yendo a los brazos de tanta gente, incluyendo el mío”, dijo.

El secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, quien también recibió la vacuna, dijo que “no es nada menos que un milagro” el tener una vacuna segura que ayudará a salvar millones de vidas y que permitirá “ver la luz al final de este túnel”.

“Quiero que el pueblo estadounidense sepa que tengo total y absoluta confianza en la integridad e independencia de los procesos realizados por la FDA para aprobar estas vacunas. Tengo completa confianza en la seguridad y eficacia de estas vacunas”, dijo Azar.

Acciones de Moderna se disparan más de un 10% tras revelar avances de vacuna COVID-19

Los títulos del laboratorio biotecnológico estadounidense Moderna se revalorizaban más de un 10% tras la apertura de Wall Street, después de que la compañía haya anunciado que la Junta de Monitoreo de Seguridad de Datos (DSMB, por sus siglas en inglés), designada de forma independiente por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés), reportó que el estudio de fase 3 de ARNm-1273, su candidato a vacuna contra COVID-19, ha observado una eficacia del 94,5% en los primeros análisis.

Las acciones de Moderna han llegado a subir un 12,4% en los primeros instantes de negociación en el Nasdaq, hasta alcanzar un máximo de 100,50 dólares. Sin embargo, transcurridos los primeros minutos de la sesión de este lunes, los títulos del laboratorio biotecnológico moderaban su escalada al 8,74%, en 97,20 dólares.

En lo que va de año, las acciones de Moderna han quintuplicado su valor ante la perspectiva de hallar una vacuna eficaz contra la Covid-19, pasando de los 19,56 dólares al cierre de 2019 a los más de 100 dólares que ha llegado a alcanzar en la apertura de sesión.

De su lado, las acciones de Pfizer, que el lunes pasado celebraban con similar euforia los progresos de la vacuna contra la Covid-19 que desarrolla junto a BioNTech, se dejaban este lunes un 3,29% de su cotización, mientras que el valor de los certificados de depósito (ADR) de las acciones de BioNTech perdían un 9,96%.

En base de los datos provisionales de seguridad y eficacia registrados, Moderna ha avanzado este lunes en un comunicado que “tiene la intención” de solicitar una autorización de uso de emergencia a la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) en “las próximas semanas” y anticipa que la autorización estará marcada por los datos finales de seguridad y eficacia (con una duración media de al menos 2 meses). Moderna también asegura que “tiene previsto presentar solicitudes de autorización a los organismos reguladores mundiales”.

Moderna ha informado de que para finales de 2020 espera tener aproximadamente 20 millones de dosis listas para ser enviadas a EEUU. De la misma forma, afirman que “siguen en camino” de fabricar entre 500 millones y 1.000 millones de dosis a nivel mundial en 2021.

Por otra parte, la compañía ha anunciado que su vacuna permanece estable a una temperatura de 2° a 8°C, la temperatura de un hogar estándar o de un refrigerador, durante 30 días. Además, aseguran que permanece estable a -20ºC hasta seis meses para su almacenaje y a temperatura ambiente hasta 12 horas.

De la misma forma, han señalado que la vacuna no requerirá dilución en el sitio o manipulación especial, lo que “facilita la vacunación en una serie de entornos, incluyendo farmacias y consultorios médicos”. Esto supone un avance respecto a la vacuna de Pfizer, que necesita de un temperatura de -70 grados para transportar y almacenar.

La OMS avisa de las “dudas” que hay sobre la duración de la inmunización de las vacunas de Pfizer y Moderna

La Organización Mundial de la Salud (OMS), Soumya Swaminathan, ha avisado de que, a pesar de las noticias “tan alentadoras” que ha habido sobre las vacunas contra el Covid-19 de las compañías Pfizer y Moderna, todavía hay “dudas” sobre la duración de la inmunización que puedan aportar a determinados colectivos como, por ejemplo, las personas mayores.

En rueda de prensa, la experta ha destacado la necesidad de que, en el caso concreto de la vacuna que está desarrollando Moderna, se demuestre el perfil de seguridad y se realice un seguimiento de dos meses a los participantes del ensayo para evaluar los posibles efectos secundarios.

Este lunes la compañía Moderna ha anunciado que la Junta de Monitoreo de Seguridad de Datos (DSMB, por sus siglas en inglés), designada de forma independiente por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés), ha informado de que el estudio de fase 3 de ARNm-1273, su candidato a vacuna contra COVID-19, ha observado una eficacia del 94,5 por ciento en los primeros análisis.

“En al análisis interno parece que la vacuna tiene una eficacia de protección por encima del 94 por ciento, pero hay que esperar y ver el perfil de seguridad”, ha dicho, para informar de que la OMS está recopilando datos de ambas vacunas y espera poder tener información más detallada en las próximas semanas.

Moderna: vacuna experimental contra COVID-19 es casi 95% efectiva

Moderna, con sede en Estados Unidos, anunció el lunes que su vacuna experimental es 94,5% efectiva contra la infección, según los resultados preliminares de su tercera y última etapa de ensayo clínico. El gigante farmacéutico con sede en Massachusetts desarrolló la vacuna en colaboración con investigadores del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas del gobierno de EE.UU.

Moderna es ahora la segunda posible vacuna COVID-19 que logra una tasa de efectividad exitosa de más del 90%, solo una semana después de que Pfizer, con sede en EE.UU., y BioNTech, con sede en Alemania, se convirtieran en las primeras en anunciar un avance crítico. COVID-19 es la enfermedad causada por el coronavirus.

La noticia de Moderna también llega el mismo día en que una unidad del gigante farmacéutico estadounidense Johnson & Johnson comenzará un ensayo clínico de tercera y última etapa de una posible vacuna en Gran Bretaña. Janssen Pharmaceuticals reclutará a 6.000 voluntarios para recibir la vacuna experimental de dos dosis, y eventualmente se ampliará a 30.000 participantes en varias naciones, entre ellas Bélgica, Colombia, Francia, Alemania, España y Estados Unidos.

Cinco cosas a tener en cuenta sobre la vacuna de Pfizer contra el coronavirusLos expertos recomiendan no deshacerse aún de las mascarillas. La distribución de una vacuna a nivel mundial demorará meses.

Otra vacuna experimental contra el coronavirus desarrollada por Johnson & Johnson se encuentra actualmente en ensayos globales de fase 3 generalizados en Argentina, Brasil, México, Sudáfrica y Estados Unidos. La compañía pausó brevemente las pruebas de la vacuna de dosis única el mes pasado después de que a un participante se le diagnosticara una enfermedad inexplicable.

Mientras tanto, las personas más jóvenes que se recuperaron del COVID-19, pero continuaron experimentando síntomas, sufrieron daños prolongados en múltiples órganos, según un nuevo estudio de Gran Bretaña.

Las observaciones de más de 200 pacientes revelan que casi el 70% tiene daño en uno o más órganos hasta cuatro meses después de la infección inicial, incluidos el corazón y los pulmones.

Los hallazgos arrojan más luz sobre la tendencia de los síntomas de “COVID prolongado” que sufren las víctimas de COVID-19, que incluyen fatiga, dificultad para respirar, dolor y la llamada “niebla mental”, incluso entre aquellos considerados de bajo riesgo de infección. Se cree que más de 60.000 personas en Gran Bretaña padecen síntomas de “COVID prolongado”.

Pero los investigadores advierten que ninguno de los pacientes fue escaneado antes del diagnóstico inicial de COVID-19, lo que significa que algunos pueden haber tenido condiciones preexistentes.

Hasta el lunes, ha habido un total de más de 54,4 millones de infecciones por COVID-19, según el Centro de Recursos de Coronavirus de Johns Hopkins, incluidas más de 1,3 millones de muertes. Estados Unidos y varias naciones de Europa, incluidos Gran Bretaña, Francia, Alemania y España, están experimentando un aumento creciente de nuevas infecciones, lo que ha llevado a los gobiernos nacionales e incluso locales a imponer un nuevo conjunto de restricciones para frenar la propagación de la enfermedad.

El primer ministro británico, Boris Johnson, por su lado se aisló después de estar en contacto con un miembro del Parlamento que dio positivo. Johnson contrajo el COVID-19 en abril y fue hospitalizado por esa causa, pero dijo en un video publicado en Twitter que está “en forma”.

El sur de Australia también está experimentando otro pico de infecciones por coronavirus. El primer ministro Steven Marshall del estado de Australia del Sur dijo que la región ha entrado en “una situación muy, muy peligrosa”, después de que en la ciudad capital de Adelaida se reportaran unos 17 nuevos casos. El brote se ha relacionado con una falla en uno de los hoteles de cuarentena del estado, donde los viajeros internacionales deben aislarse durante 14 días a su llegada al país.

Farmacéuticas luchan para presentar una vacuna efectiva contra el virus chino

La compañía estadounidense Johnson & Johnson está preparando el mayor ensayo clínico llevado a cabo hasta el momento por la industria farmacéutica para probar la vacuna contra la COVID-19.

La farmacéutica planea inscribir a 60.000 participantes en un ensayo de fase 3 que comenzará el próximo mes, según la base de datos  de ensayos clínicos del gobierno de EE.UU. Los participantes recibirán una inyección intramuscular (IM) de Ad26.COV2.S  para la prevención del nuevo coronavirus en adultos de 18 años o más.

El pasado mes de julio, la compañía publicaba en Nature los primeros datos de la vacuna. Los datos muestran que la vacuna basada en el vector del serotipo 26 del adenovirus (Ad26) produjo una respuesta inmune robusta, como lo demuestran los “anticuerpos neutralizantes” generados. Anticuerpos que previenen exitosamente la infección posterior y proporcionando protección completa o casi completa de los pulmones del SARS-CoV-2 en primates no humanos (PNH) en estudios preclínicos.

En estos estudios, los investigadores inmunizaron primero a los PNH con un panel de prototipos de vacunas, y seguidamente los expusieron a la infección por SARS-CoV-2. Los científicos determinaron que, de los siete prototipos de vacuna analizados en el estudio, Ad26.COV2.S (mencionado en el artículo de Nature como Ad26-S.PP) fue el que consiguió los mayores niveles de anticuerpos neutralizantes frente al SARS-CoV-2.

El nivel de anticuerpos se correlacionó con el nivel de protección, confirmando observaciones previas y sugiriendo que podrían ser un potencial biomarcador de la protección mediada por la vacuna. Los seis PNH que recibieron una única inmunización con Ad26.COV2.S mostraron niveles no detectables del virus en las vías respiratorias bajas tras la exposición al SARS-CoV-2, y solo uno de los seis mostró niveles muy bajos del virus en el hisopo nasal en dos momentos.

Carrera contrarreloj

La obtención de la vacuna se ha convertido en una carrera contrarreloj de la industria farmacéutica. Pfizer ya ha inscrito a más de 11.000 personas en su ensayo clínico y Moderna inscribió a 8.374 participantes en las primeras tres semanas de su propia prueba.

Por otro lado, la vacuna de AstraZeneca también se encuentra en fase 3 de prueba en el Reino Unido, Brasil y Sudáfrica. La empresa ha inscrito a unos 8.000 participantes en el Reino Unido de los 10.000 previstos. Los investigadores han vacunado a unas 3.000 personas en Brasil y 900 personas en Sudáfrica.

Trump anuncia la compra de 100 millones de vacunas contra el Coronavirus a Moderna

El presidente Donald Trump anunció este martes la compra por parte del Gobierno de Estados Unidos de 100 millones de vacunas contra la COVID-19 a la farmacéutica Moderna.

“Hemos alcanzado una acuerdo con la farmacéutica Moderna para la producción y entrega de cien millones de dosis de su posible vacuna para la covid. El Gobierno será el propietario de estas dosis, las estamos comprando”, recalcó el mandatario durante una rueda de prensa en la Casa Blanca.

Trump no aclaró, no obstante, si una vez estén en posesión del Gobierno, la Administración planea distribuirlas de manera gratuita entre todos sus ciudadanos o si, por el contrario, será necesario realizar un desembolso por ella. Tampoco abordó cómo se procedería a la selección de los primeros beneficiarios en un país que cuenta con una población de más de 320 millones de personas.

El presidente destacó, eso sí, que éste es sólo uno de los acuerdos alcanzados con diversas compañías que están trabajando en el desarrollo de una vacuna contra el nuevo coronavirus, todas ellas, según dijo, “tremendamente prometedoras” y cuyo desarrollo avanza “años por delante” de lo esperado.

“Tan pronto una de ellas sea aprobada por la FDA -y se está actuando muy rápidamente para conseguir esa aprobación- estaremos en camino para producir rápidamente 100 millones de dosis en cuanto la vacuna sea aprobada. Y 500 millones poco después”, dijo, al referirse al proceso de aprobación que deberá llevar a cabo la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés).

Rusia aprueba vacuna para COVID-19 ante escepticismo de expertosRusia afirma que su vacuna es segura y que comenzará las inoculaciones en octubre.

Las palabras del presidente estadounidense se producen en el mismo día en que su homólogo ruso, Vladímir Putin, anunció que Moscú ya ha dado luz verde para la producción de una vacuna desarrollada por el Instituto Gamaleya.

El anuncio del Kremlin ha sido acogido con escepticismo tanto por parte de la comunidad internacional como por parte de numerosos científicos en Rusia, pues esta vacuna no se ha sometido a la tercera -y última- fase de pruebas establecida por la normativa internacional, que es la que contempla su inoculación en miles de seres humanos para determinar sus efectos con precisión.

El secretario de Salud de EE.UU., Alex Azar, reaccionó a esta noticia subrayando que lo importante “no es ser el primero”. 

“El punto es tener una vacuna que sea segura y efectiva para el pueblo estadounidense y el mundo”, afirmó Azar durante una entrevista concedida a primera hora de la mañana a la cadena ABC.

Moderna muestra que «no hay forma» de que Trump pueda tener una vacuna en noviembre

Contrariamente a sus predicciones, el presidente Trump no tendrá una vacuna contra el coronavirus lista para el día de las elecciones, dijeron expertos en vacunas a CNN después de revisar datos de Moderna, la primera compañía en comenzar sus ensayos clínicos de fase 3 de una vacuna contra el coronavirus en Estados Unidos.

No hay forma. Simplemente no hay manera «, dijo el Dr. Peter Hotez, vacunólogo de Baylor College of Medicine y analista médico de CNN.

La semana pasada, el presidente Trump dijo que estaba «optimista» de que una vacuna estaría lista alrededor del día de las elecciones el 3 de noviembre.

«Creo que tendremos la vacuna antes de fin de año, ciertamente, pero alrededor de esa fecha, sí. Eso creo», dijo Trump el jueves.

CNN obtuvo parte de un correo electrónico que Moderna envió el viernes a los investigadores principales de sus ensayos de vacunas. Dice que se han inscrito 4.536 sujetos de estudio en los ensayos.

El ensayo comenzó la mañana del 27 de julio y tiene la intención de inscribir a 30.000 sujetos de estudio. La compañía ha dicho que está «en camino de completar la inscripción en septiembre».

Moderna no logrará esos 30.000 en septiembre si continúan al ritmo de las dos primeras semanas, pero es probable que la velocidad de inscripción aumente, ya que hasta el viernes solo 54 de los 89 sitios del estudio estaban operando, según la compañía. correo electrónico a sus investigadores.

Los números de Moderna aumentaron significativamente desde la primera semana del ensayo hasta la segunda semana.

Incluso si Moderna alcanza su objetivo de inscripción completa durante el mes de septiembre, la compañía aún no tendrá una vacuna en el mercado para el día de las elecciones, dicen los expertos en enfermedades infecciosas.

«No veo cómo sería posible», dijo el Dr. Paul Offit, vacunólogo del Children’s Hospital of Philadelphia.

Después de que Moderna inscribe a sus sujetos y les da su primera dosis, tienen que esperar 28 días antes de darles una segunda dosis.

Eso significa que los participantes inscritos a fines de septiembre no recibirán sus segundas inyecciones hasta fines de octubre. Offit dijo que luego tienen que esperar dos semanas para que la vacuna sea completamente efectiva.

Después de eso, los investigadores tienen que esperar y ver quién se enferma con covid-19 y quién no. La mitad de los participantes del estudio reciben la vacuna real y la otra mitad recibe un placebo o una inyección que no hace nada. Ni los participantes ni los médicos que administran las vacunas saben quién recibió qué inyecciones.

Tanto Offit como Hotez predicen que habrá resultados del estudio Moderna en el primer trimestre de 2021 como muy pronto.

«Tal vez para el día de la inauguración tengamos un atisbo de si la vacuna está funcionando y podremos evaluar su seguridad», dijo Hotez.

Los Institutos Nacionales de Salud están colaborando con Moderna en la vacuna contra el coronavirus.

«No puedo comentar si es realista o no completar su inscripción para fines de septiembre, pero creo que las inscripciones diarias deberían aumentar en las próximas dos semanas en comparación con lo que estaban durante las primeras dos semanas». dijo el Dr. Francis Collins, director de los NIH.

El Dr. Carl Fichtenbaum, que dirige el ensayo de Moderna en la Universidad de Cincinnati, dijo que espera comenzar a inscribir pacientes en su sitio a mediados de agosto. Dijo que su objetivo es inscribir a 500 pacientes, y ya 2.500 pacientes se han comunicado con él para preguntar sobre el ensayo.

«Estamos obteniendo buenos números», dijo sobre el juicio. «Creo que esta inscripción va a alcanzar su objetivo con bastante rapidez».

Pfizer inició su estudio de fase 2/3 en Estados Unidos la noche del 27 de julio. El presidente y director ejecutivo de la empresa, Albert Bourla, dijo a The Washington Post la semana pasada que «esperamos tener a principios de septiembre los 30.000» participantes, pero no especificó si quiso decir para ese momento los 30.000 habrán recibido una dosis o dos.

Bourla dijo que habían vacunado a más de 2.000 en la primera semana de agosto.

Vacuna de Moderna contra el virus chino costará entre 50 y 60 dólares

Moderna Inc planea que el precio de la vacuna que desarrolla contra el coronavirus sea 50 a 60 dólares, una cifra mayor que lo que otros fabricantes de vacunas han acordado cobrar a los gobiernos, informó Financial Times el martes citando fuentes con conocimiento del tema.

El precio se aplicaría a Estados Unidos y otrospaíses de altos ingresos, según el reporte https://on.ft.com/334eV4g

Un portavoz de Moderna dijo que la compañía estaba en conversaciones con los gobiernos sobre el suministro potencial de la vacuna ARNm-1273, pero no dio detalles sobre los precios “dada la naturaleza confidencial de las discusiones y contratos”.

El precio propuesto de Moderna de 50 a 60 dólares por tratamiento, o 25 a 30 dólares por dosis, es más alto que el divulgado por Pfizer Inc y su socio alemán BioNTech en un acuerdo con el gobierno de Estados Unidos, que es de 39 dólares por tratamiento o 19,50 dólares por dosis.

Pfizer, Moderna y Merck & Co han dicho que planeanobtener ganancias de sus vacunas, mientras que algunos fabricantes de medicamentos, incluidos Johnson & Johnson, han anunciado que sus vacunas serán sin fines de lucro.

Laboratorio estadounidense Moderna inicia la fase 3 de su vacuna contra el virus chino

La farmacéutica estadounidense Moderna empezó ayer lunes la fase 3 del ensayo de su vacuna experimental contra la enfermedad de la COVID-19 y ha logrado doblar la financiación gubernamental del fármaco hasta 955 millones de dólares, según anunció en nota de prensa.

Moderna señaló que ha modificado su contrato con el organismo BARDA (Biomedical Advanced Research and Development Authority) para que amplíe en 472 millones de dólares la cantidad inicial que iba a destinar al desarrollo de la vacuna mRNA-1273, que entra en su etapa avanzada.

“Tras discusiones con la Administración de Alimentos y Fármacos de EE.UU. y consultas con la Operación “Warp Speed” en los últimos meses, la compañía ha decidido ejecutar una tercera fase del ensayo clínico significativamente más grande, lo que dejaba una brecha en la financiación de BARDA que se cerrará gracias a esta modificación de contrato”, indicó.

El contrato original con ese organismo proveía 483 millones a Moderna para el desarrollo de la vacuna mRNA-1273, que originalmente iba a tener un “número más pequeño de participantes en la fase 3” en comparación con los 30.000 voluntarios que necesitará en Estados Unidos, como informó la firma.

Moderna anunció que ayer lunes 27 de junio empieza la tercera fase de su ensayo dirigido por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE.UU., con lo que se convierte en la primera empresa en la carrera estadounidense por la vacuna contra la COVID-19 que entra en esta etapa avanzada.

En esta fase, 30.000 participantes recibirán aleatoriamente una dosis de 100 microgramos del fármaco o una dosis de placebo con el objetivo principal de comprobar si puede “prevenir la enfermedad síntomática de COVID-19”, además de la “prevención” de la infección con el virus que la provoca, SARS-CoV-2, y de casos graves.

“Agradecemos a BARDA su continuo compromiso con mRNA-1273, nuestra vacuna candidata contra COVID-19”, dijo citado en la nota el consejero delegado de Moderna, Stéphane Bancel, quien señaló los “alentadores” datos de la fase 1 que llevan a la firma a pensar que pueden “ayudar a abordar la pandemia” y “prevenir futuros brotes”.

En Estados Unidos, los casos de la COVID-19 ascienden a 4,18 millones con más de 146.000 muertes, de acuerdo a datos de este domingo de la Universidad Johns Hopkins, al tiempo que durante las cuatro últimas jornadas se han registrado récords de 1.000 fallecimientos diarios. 

Mike Pence: “Hoy es un día histórico, hemos llegado a la Fase 3 de la vacuna”

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, dijo que este lunes era “un día histórico” ya que la compañía de biotecnología Moderna ha logrado entrar en la Fase 3 para desarrollar la vacuna contra el coronavirus.

“Hoy es un día histórico porque vamos a empezar la Fase 3. Hoy es un día de esperanza y de promesa para lograr una vacuna para los estadounidenses”, manifestó el vicepresidente durante una conferencia de prensa.

Estados Unidos está jugando un papel fundamental en la investigación de la vacuna contra la COVID-19. De hecho, la Autoridad de Investigación y Desarrollo Avanzado Biomédico (BARDA por sus siglas en inglés) del gobierno federal anunció una partida adicional de 472 millones de dólares a los 483 millones que ya entregó en abril.

Pence aseguró que la administración está trabajando para que las dosis sean “accesibles y seguras” para todos los estadounidenses, “al igual que han sido las pruebas”.

“Estamos seguros que la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) va a poner los mejores estándares para mantener la seguridad. Queremos una vacuna disponible para la gente estadounidense, de una forma efectiva y rápida”, agregó.

La crisis del coronavirus ha hecho que laboratorios alrededor del mundo trabajen sin cesar para encontrar la fórmula química que permita acabar con la pandemia que ha afectado a más de 16 millones de personas en todo el planeta, de las cuales más de 4 millones de infecciones se han dado en Estados Unidos.

Con todo, la administración del presidente Donald Trump ya ha entregado cerca de 1,000 millones de dólares para la investigación y los ensayos de la vacuna desarrollada por Moderna.

El mandatario estadounidense, según palabras de Pence, quiere que para el invierno “se puedan distribuir 300 millones de dosis de la vacuna”, pero siempre que sea de forma “segura”.

Pence no ha revelado cuál va a ser el plan de distribución de vacunas en el momento que se pueda hacer, aunque ha señalado que eso se va a trabajar conjuntamente con los estados “que son los que conocen mejor a los ciudadanos”

La compañía biomédica se ha convertido en el primer laboratorio en el país en llegar a la Fase 3 de desarrollo. Según fuentes oficiales, 30,000 personas se someterán a los ensayos clínicos para verificar la efectividad de este compuesto. La Universidad de Miami se encargará de seleccionar a 1,000 voluntarios del sur de la Florida para que se sometan a las pruebas científicas.

Los ensayos se están llevando a cabo junto al Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas y la BARDA. Además de la vacuna que está desarrollando Moderna, hay 23 laboratorios que también están trabajando en la investigación para encontrar una solución contra el coronavirus.