El viernes pasado, los senadores Josh Hawley (R) y Bernie Sanders solicitaron un voto a favor de entregar $1200 dólares a los estadounidenses en un segundo cheque de estímulo por individuo y $2400 por pareja casada, más $500 por cada hijo.

Pero su propuesta fue rechazada en dos ocasiones por el senador Ron Johnson, republicano por Wisconsin, quien dijo que los pagos directos llegan a miles de estadounidenses que no están quedado en el desempleo durante la pandemia. Alrededor de 115 millones de hogares recibieron los primeros cheques de estímulo, dijo Johnson, pero se estima que la cantidad de desempleados oscile entre los 9 y 11 millones de personas.

Tanto el presidente Donald Trump como el presidente electo Joe Biden habían han pedido sumas superiores a $600 dólares por persona en el segundo cheque de estímulo, informó el portal de noticias CNBC.

“Esto está más en línea con la cantidad en dólares que se ha entregado históricamente”, dijo Ed Mills, analista de políticas de Washington en Raymond James, sobre los cheques de $600 dólares. “Será suficiente para algunos consumidores y no suficiente para otros”, dijo.