MUERTES

EEUU: más de 400 Tiroteos en celebraciones por el Día de la Independencia deja 150 muertos

Más de 400 tiroteos durante las celebraciones por el 4 de julio, Día de la Independencia, dejó al menos 150 muertos en Estados Unidos, señala la cadena de CNN con datos de la Gun Violence Archive.
Tiroteos en celebraciones por el Día de la Independencia deja al menos 150 muertos en EE.UU.Celebraciones por el Día de la Independencia deja en EE.UU. al menos 150 muertos por arma de fuego.

Según datos extraídos por la cadena de CNN de la Gun Violence Archive, una web que recopila acciones de agresiones armadas en cada ciudad del país, estos sucesos se enmarcan en un clima de aumento de la violencia a la que se enfrentan en los últimos meses algunas de las principales urbes norteamericana.

El medio advierte, no obstante, que esta estadística, que incluye incidentes con disparos y víctimas de violencia armada a nivel nacional durante un período de 72 horas desde el viernes al domingo, aún debe ser actualizado, por lo que el número de afectados podría ser mayor.

En Nueva York, donde la violencia armada ha aumentado en los últimos meses a niveles que no se han visto en años, hubo 26 víctimas mortales en 21 tiroteos entre el viernes y el domingo.

Ello supone, sin embargo, una disminución con respecto al mismo período del año pasado, cuando 30 personas recibieron disparos en 25 tiroteos, según la Policía de Nueva York.

Sólo el 4 de julio, la ciudad experimentó 12 incidentes con disparos que involucraron a 13 víctimas, un aumento con respecto al año pasado, cuando hubo ocho tiroteos y ocho víctimas, según las fuentes.

En lo que va del año, los incidentes de violencia con armas de fuego en Nueva York se han disparado casi un 40 % si se comparan con el mismo período en 2020, con 767 tiroteos y 885 víctimas.

En Chicago, otra de las mayores ciudades del país, 83 personas fueron tiroteadas, de las que 14 murieron, en este periodo festivo. Se da la circunstancia de que entre los fallecidos hubo un miembro de la Guardia Nacional del Ejército de Illinois.

La cadena precisa, no obstante, que a diferencia de otras ciudades que experimentan un aumento en los delitos violentos, la tasa de homicidios en Chicago hasta junio es un 2 % más baja que en el mismo período de 2020. Sin embargo, la cantidad de víctimas globales sigue siendo un 14 % más alta.

La razón para la caída fue un junio menos violento, en el que Chicago registró un descenso del 20 % en los homicidios en comparación con el año pasado (78 en lugar de 98), una caída del 13 % en los tiroteos (363 en comparación con 416) y una disminución del 8 % en las víctimas de disparos (499 frente a 540).

También hubo varios tiroteos masivos durante el fin de semana festivo, incidentes definidos como los que dejan cuatro o más personas muertas o heridas por disparos, excluyendo al agresor.

Entre ellos, ocho personas resultaron heridas la madrugada del domingo en un tiroteo registrado cerca de un lavado de automóviles en Fort Worth (Texas), tras una discusión entre un grupo de hombres, según un comunicado de prensa de la policía de esa localidad.

En Norfolk (Virginia), cuatro niños resultaron heridos de disparos el viernes por la tarde, incluida una niña de 6 años que inicialmente se informó que sufría lesiones potencialmente mortales, aunque en la actualidad se encuentra en situación estable, según la policía de esa ciudad.

Las víctimas también incluyeron a un niño de 14 años, una niña de 16 años y un niño de la misma edad. Se espera que todos se recuperen por completo. La policía de Norfolk dijo que los detectives detuvieron a un niño de 15 años acusado de estar relacionado con el tiroteo, según la cadena.

Además, un joven de 17 años murió y otras once personas resultaron heridas en un tiroteo en una fiesta en la calle a la que asistieron varios cientos de personas en Toledo (Ohio), el domingo por la noche, según la policía de Toledo.

Con información de agencia EFE

LUTO| Fallece periodista puertorriqueña Edna Schmidt

La periodista puertorriqueña Edna Schmidt, quien laboró en el programa Despierta América de Univision, falleció tras sufrir una caída.

Así lo informó en sus redes sociales su amigo y colega Martín Berlanga.

“Hoy con profunda tristeza me entero del fallecimiento de mi queridísima amiga Edna Schmidt a los 51 años de edad debido a una caída en su amado Puerto Rico. Aún no despierto del asombro pues hablamos por teléfono hace un par de meses, nos reímos y lloramos y platicamos de tantos recuerdos compartidos en el trabajo periodístico por televisión. Elegante, profesional, sensible, generosa siempre. Desde mi corazón un aplauso a tu labor y a tu esfuerzo por volverte a levantar a pesar de los problemas de la vida. Te quiero y te voy a admirar siempre hermanita, vuela alto que mereces descansar de tanto, me quedo con tu carcajada, tu voz ronca perfecta para las noticas y el coquito que siempre nos compartías en Navidad, escribió Berlanga en Facebook.

Schmidt se encontraba alejada de los medios de comunicación desde hace varios años.

India registró más de 300.000 casos de Covid-19 en un día y se queda sin oxígeno

Ningún otro estado del mundo había contado tantos contagios nuevos en una sola jornada. También se reportó un nuevo récord de muertes en el país mientras los servicios hospitalarios colapsan y el oxígeno escasea.

India lleva una semana registrando más de 200.000 casos diarios y ayer jueves reportó 314.835 nuevos contagios en 24 horas, la cifra más alta alcanzada por un país en un solo día. 2.104 personas murieron por Covid-19 en el mismo lapso y las autoridades sanitarias temen quedarse sin recursos para hacer frente a esta segunda ola de la pandemia. Los analistas culpan de la crisis al primer ministro, Narendra Modi, por relajar desmedidamente las restricciones desde el invierno y permitir multitudes en festivales religiosos y mítines políticos.

Algunos médicos le están recomendando a sus pacientes que resistan la enfermedad el mayor tiempo posible en sus casas. En Nueva Delhi, la capital del país, la mayoría de los hospitales están llenos y se están quedando sin oxígeno.

“La infraestructura se está desmoronando” para hacer frente al Covid-19

Shahid Jameel, virólogo y director de la Escuela de Biociencias Trivedi de la Universidad de Ashoka, cuenta que el sistema está bajo presión. “En este momento no hay camas, no hay oxígeno. Todo lo demás es secundario”, dijo a la agencia Reuters, “la infraestructura se está desmoronando”.

En Nueva Delhi están necesitando cerca de 5.000 camas de cuidados intensivos, según contó Satyendar Jain, ministro de Salud de Delhi. Y ante la escasez de oxígeno en esta ciudad y sus alrededores, algunas poblaciones vecinas no dejan entrar los suministros a la capital para atender su propia emergencia.

En las calles hay largas filas para rellenar los cilindros de oxígeno al tiempo que otros esperan su turno para recibir atención en los hospitales. Pero además de los servicios sanitarios, la atención funeraria también está al límite. En un crematorio en la ciudad oriental de Muzaffarpur, los encargados contaron que están abrumados con la cantidad de cuerpos y las familias tienen que esperar su turno para velar a sus seres queridos.

En este panorama, parte de la esperanza se enfoca en la campaña de vacunación, que enfrenta sus propios obstáculos.

La vacunación en India tiene metas difíciles de cumplir

Las autoridades del país dicen que a partir del 1 de mayo cualquier persona mayor de 18 años podrá recibir una vacuna contra el Covid-19. Pero algunos expertos consideran que para esa fecha no habrá suficientes dosis para los 600 millones de personas que serían elegibles para recibir una inyección.

Además, la compañía Dr. Reddy’s Laboratories, proveedora de la vacuna Sputnik V en India, reportó este jueves 22 de abril que la dosis rusa llegará al país para finales de mayo, más tarde de lo esperado. “Sputnik será fabricada en India en pocos meses”, dijo a la agencia Reuters un portavoz de los laboratorios, “esperamos que la vacuna hecha en India empiece a estar disponible a partir del segundo cuarto del año fiscal”.

La semana pasada, la agencia estatal de noticias rusa TASS reportó que el embajador de la India en Moscú afirmó que se esperaba que los envíos de Sputnik V al país empezaran este mes. 

Francia superó las 100.000 muertes por el virus chino

Francia, uno de los países europeos más enlutados por el COVID-19, superó este jueves (15.04.2021)  el umbral de los 100.000 decesos, informaron autoridades de salud mientras el país enfrenta una tercera ola que tiene a los hospitales bajo fuerte presión.

Solo Reino Unido (127.000 muertos) e Italia (115.000) habían superado ya este umbral simbólico en Europa, pero otros países como Bélgica o Portugal tienen una tasa de mortalidad por habitante más alta.

“Pensamos en todas esas familias, en sus allegados, en los niños que han perdido a uno de sus padres, o a su abuelo, en todas esos hermanos de luto, esas amistades perdidas” recordó el presidente Emmanuel Macron mediante un tuit.

“No hemos alcanzado el pico de hospitalizaciones, lo que significa que tenemos aún por delante días muy difíciles”, había recordado el miércoles el portavoz del gobierno francés, Gabriel Attal.

Actualmente cerca de 6.000 pacientes con covid están siendo tratados en unidades de cuidados intensivos (UCI), lo que ha obligado a varios establecimientos a aplazar cirugías no urgentes.

Es la primera vez desde abril de 2020 que se alcanza esta cifra de ocupación de camas UCI.

Debido a este rebrote Francia volvió a decretar a finales de marzo medidas de confinamiento de alcance nacional: la población no pueden salir a la calle pasadas las 19H00 ni desplazarse, a ninguna hora, a más de 10 kilómetros de sus casas, salvo motivos laborales o médicos.

Las guarderías y las escuelas primarias y secundarias se encuentran cerradas hasta el 26 abril como mínimo, así como los comercios no esenciales.

Encuesta: 20% de los estadounidenses ha perdido a un ser querido por la pandemia

Aproximadamente 20% (1 de cada 5) de los estadounidenses ha perdido a un familiar o amigo cercano por el coronavirus, mientras el país ansía volver a la normalidad al cumplirse ya un año de la pandemia.

Una nueva encuesta del Centro de Investigaciones de Asuntos Públicos NORC y The Associated Press- ilustra cómo está preparado el escenario para una recuperación de dos niveles. La preocupación del público por el virus ha caído a su punto más bajo desde el otoño, antes de que las fiestas de diciembre trajeran un aumento vertiginoso de casos en una segunda ola.

Pero las personas que aún están de luto expresan su frustración por la continua lucha por mantenerse a salvo. Sólo alrededor de 3 de cada 10 estadounidenses (30%) están muy preocupados de que ellos mismos o un miembro de su familia sean infectados con el virus, en comparación con 4 de cada 10 en los últimos meses (40%). Aún así, la mayoría está al menos algo preocupada.

Al momento, el número de muertos por COVID-19 en EE.UU. supera los 543 mil. Ha sido el país más afectado, de un total mundial de más de 2,6 millones fallecidos. China, la nación más poblada del planeta y origen de la pandemia, ha reportado 4,636 muertos.

En EE.UU., las comunidades de color fueron las más afectadas por el coronavirus. La encuesta de AP-NORC encontró que alrededor del 30% de los afroamericanos y los hispanos conocen a un familiar o amigo cercano que falleció a causa del virus, en comparación con 15% de los blancos.

Eso se traduce en las diferencias sobre cuán preocupadas aún están las personas por un virus que sigue siendo una seria amenaza. A pesar de las recientes caídas en los casos, 43% de los afroamericanos y 39% de los hispanos están muy o extremadamente preocupados por sí mismos o por que un ser querido que contraiga COVID-19, en comparación con sólo 25% de los blancos. 

Si bien las vacunas ofrecen una esperanza real de acabar con el flagelo, la encuesta también encontró que aproximadamente 1 de cada 3 estadounidenses (33%) no tiene la intención de vacunarse. Los más reacios: los adultos jóvenes, las personas sin título universitario y los Republicanos.

Los más afectados también están teniendo más dificultades para vacunarse: 16% de los afroamericanos y 15% de los hispanos dicen que ya han recibido al menos una inyección, en comparación con 26% de los blancos. Pero la mayoría de cada uno de esos tres grupos raciales quiere vacunarse.

México rebasa las 190 mil muertes por COVID-19 y sigue como el tercer país con más muertos en el mundo

México reportó 779 nuevas muertes por la COVID-19 en las últimas 24 horas para acumular un total de 190,357 víctimas fatales, informó la Secretaría de Salud del país.

Además, se reportaron 6,561 nuevos casos del coronavirus SARS-CoV-2 para un total de 2,125,866 contagios.

Con estas cifras, México ocupa el decimotercer lugar mundial en número de contagios y el tercer puesto con más decesos por la pandemia, detrás de Estados Unidos y Brasil, según la universidad estadounidense Johns Hopkins.

Desde el comienzo de la pandemia en México han sido estudiados 5.6 millones de pacientes, informó el director general de Epidemiología de la Secretaría de Salud, José Luis Alomía, en conferencia de prensa.

Además, dijo, existen 1,666,658 personas que se consideran recuperadas.

Cinco estudiantes mueren al caer al vacío en universidad de Bolivia

Al menos cinco estudiantes fallecieron el martes por la mañana, después de caer del cuarto piso de la Universidad Pública de El Alto (UPEA), ciudad aledaña a La Paz, informó el ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo.

“Hasta el momento tenemos el reporte de cinco personas muertas y tres personas en terapia intensiva, después de lo ocurrido en instalaciones de la #UPEA”, escribió la autoridad en su cuenta de Twitter.

El accidente ocurrió en el edificio de la Facultad de Ciencias Financieras, donde varios universitarios se aglomeraron a lo largo de un pasillo para asistir a una asamblea estudiantil.

La baranda metálica de seguridad se rompió y ocho estudiantes cayeron al vacío en medio de gritos de desesperación.

EE.UU. está cerca de superar las 500,000 muertes por el virus chino

Estados Unidos alcanzó este lunes 28,134,768 de casos confirmados por la COVID-19 y 498,901 fallecidos, según el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

California sigue como el estado más golpeado por la pandemia con 49,327 muertos, seguido por Nueva York (46,812), Texas (42,162), Florida (29,906), Pensilvania (23,565), Nueva Jersey (22,858) e Illinois (22,466).

Otros estados con un gran número de fallecidos son Ohio (16,816), Georgia (16,744), Michigan (16,342, sin cambios respecto de la jornada anterior), Massachusetts (15,826) y Arizona (15,505).

En cuanto a los contagios, California suma 3,531,47wQbNPTDJp9hMYdvogK2hAUiHsGeiybwaWe36bwtRQ3UTpYV7YuZ8FV5j9nauFCWwcjM6dTzpL5s2N79Rp5unwdMvc8ZKU,591,672 e Illinois es quinto con 1,174,332.

El principal epidemiólogo de Estados Unidos, Anthony Fauci, calificó como “terrible” y “realmente horrible” que el país se acerque a las 500,000 muertes a causa de la pandemia.

“Si miras ahora lo que ha pasado, y todavía no estamos fuera de eso, medio millón de muertes. Es terrible. Es histórico. No hemos visto nada ni siquiera parecido a esto durante más de 100 años desde la pandemia de influenza de 1918”, declaró Fauci al programa ” Meet the Press”, de la cadena NBC News.

Los decesos causados por la pandemia ya superaron las cifras de estadounidenses caídos en batallas, con excepción de la Guerra Civil o de Secesión, que se libró entre 1861 y 1865 y dejó 620,000 soldados muertos.

“La gente dentro de décadas hablará de esto como un hito terriblemente histórico en la historia del país“, comentó Fauci, en otra entrevista con el espacio “State of the Union”, de la cadena CNN.

Y admitió, sin embargo, que el número de casos positivos está disminuyendo.

“Lo único que no queremos hacer es sentirnos satisfechos de que la situación está bajando tan bruscamente que ahora estamos fuera de peligro, porque todavía estamos en una línea de base de infección diaria que es bastante problemática”, advirtió.

Estados Unidos se mantiene como el país con más número de muertos por COVID-19, seguido de Brasil, México e India.

Seguir Leyendo: Fauci pronostica que es “posible” que estadounidenses tengan que llevar mascarillas también en 2022.

Estados Unidos registra 3.882 muertes por coronavirus en un día

Estados Unidos, el país más afectado en el mundo por la pandemia, alcanzó este jueves un acumulado de 23.282.329 casos de coronavirus y 388.159 fallecimientos, según el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Esas cifras, que corresponden a las 20.00 hora local del jueves suponen 234.920 contagios más que el día anterior y 3.882 muertes adicionales.

El estado de Nueva York sigue como el más golpeado del país por la pandemia con 40.435 muertos, seguido por California, que ahora es segundo con (31.833) Texas (31.689) Florida (23.613) y Nueva Jersey (20.161, sin cambios respecto del día anterior).

Otros estados con un gran número de decesos son Illinois (19.724), Pensilvania (18.710), Michigan (14.511), Massachusetts (13.433) y Georgia (11.975).

En cuanto a contagios, California suma 2.858.544 positivos, le sigue Texas con 2.069.018, tercero es Florida con 1.531.192 y Nueva York en el cuarto lugar, con 1.193.453.

El balance provisional de fallecidos -388.159- supera con creces la cota más baja de las estimaciones iniciales de la Casa Blanca, que proyectó en el mejor de los casos entre 100.000 y 240.000 muertes a causa de la pandemia.

El presidente saliente de EE.UU., Donald Trump, rebajó esas estimaciones y se mostró confiado en que la cifra final estaría más bien entre los 50.000 y 60.000 fallecidos, aunque luego auguró hasta 110.000 muertos, un número que también se ha superado de lejos.

Por su parte, el Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME, en inglés) de la Universidad de Washington, en cuyos modelos de predicción de la evolución de la pandemia se fija a menudo la Casa Blanca, calcula que cuando Trump abandone el poder el próximo 20 de enero habrán muerto 420.000 personas y para el 1 de abril 560.000.

Estados Unidos reporta casi 37 mil muertes por COVID-19 en noviembre

Casi 37.000 estadounidenses murieron de COVID-19 en noviembre, la mayor cantidad en un mes desde los primeros días de la pandemia, hundiendo a las familias en el dolor, saturando las páginas de obituarios en los periódicos de pequeñas localidades y poniendo a prueba la capacidad de las morgues, funerarias y hospitales.

Durante el resurgimiento, los estados han comenzado a abrir hospitales temporales para lidiar con el flujo de pacientes que está llevando al límite al sistema de salud y a sus empleados. Los hospitales usan morgues móviles, y los funerales son transmitidos en vivo por internet o se realizan servicios para que las personas acudan desde sus vehículos.

Los funcionarios de salud temen que la crisis empeore aun más en las próximas semanas, después de que muchos estadounidenses ignoraron las recomendaciones de quedarse en casa durante el Día de Acción de Gracias y de evitar estar en contacto con personas con las que no viven.

“No tengo ninguna duda de que veremos un aumento de muertes… y es una situación terrible y trágica en la cual estar”, dijo Josh Michaud, director asociado de política de salud global en la Kaiser Family Foundation. “Serán un par de semanas muy oscuras”.

La cifra de noviembre estuvo muy por debajo de las 60.699 muertes registradas en abril, pero peligrosamente cerca del segundo mayor total de 42.000 en mayo, según datos compilados por la Universidad Johns Hopkins. Los fallecimientos se habían reducido a apenas por arriba de 20.000 en junio después de que los estados cerraran muchos comercios y ordenaran a la población a quedarse en casa.

La situación de rápido deterioro es particularmente frustrante porque podrían pasar semanas antes de que se distribuya la vacuna, dijo Michaud.

En el Mercy Hospital Springfield en Missouri, se volvió a usar una morgue móvil adquirida en 2011 después de que un tornado atravesara la cercana ciudad de Joplin y matara a unas 160 personas. El domingo, ahí estuvieron dos cadáveres hasta que llegaron empleados de una funeraria.

En el cementerio Bellefontaine en San Luis, los entierros aumentaron aproximadamente en una tercera parte este año y los restos cremados de unas 20 personas siguen almacenados a la espera de que sus familiares encuentren un momento más apropiado para llevar a cabo los servicios funerarios. Entre los muertos hay unos cónyuges de unos 80 años que sucumbieron a COVID-19 con cinco días de diferencia.

El 15 de noviembre, el periódico Minneapolis Star-Tribune tenía 10 páginas y media de obituarios.

En Worcester, Massachusetts, la Guardia Nacional transportó catres, suministros médicos, mesas y otros artículos necesarios para operar un hospital temporal con 250 camas en caso de que los centros médicos del estado se saturen.

Rhode Island abrió dos hospitales temporales con un total de más de 900 camas. Los hospitales regulares del estado llegaron al límite de su capacidad el lunes. En la ciudad de Nueva York, el epicentro del brote en Estados Unidos hace unos meses, reabrió la semana pasada un hospital temporal en Staten Island. Wisconsin tiene otro en West Allis listo para recibir pacientes. Un hospital en Nevada fue agregado a la capacidad de camas de hospitales en un estacionamiento adyacente.

Japón registró más suicidios que muertes por Covid-19 en octubre

El coronavirus ha afectado a las personas alrededor del mundo en todos los aspectos de sus vidas. Además de la salud física, los expertos auguran una crisis de salud mental a causa de la pandemia y las complejas situaciones que esta ha generado, como el aislamiento social, la ansiedad y el desempleo.

En Japón -que tiene una de las tasas de suicidio más altas del mundo de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud y la más alta de los países del G7-, el gobierno informó que en octubre fallecieron más personas a causa de suicidios que por coronavirus, llegando a ser 2.153 personas frente a 2.087 víctimas del Covid-19.

El país asiático es de los pocos que difunden datos actualizados de las tasas de suicidio desde 1978, lo que puede ser muy útil para que otros gobiernos focalicen la prevención en los grupos más vulnerables en esta época de pandemia.

En 2016, la tasa de suicidios en Japón llegó a alcanzar 18,5 muertes por cada 100 mil personas, mientras que el promedio mundial se encuentra en 10,6 personas por cada 100 mil personas.

El número de suicidios se ha ido reduciendo entre 2010-2019, una tendencia que continuó hasta la primera mitad de 2020. Sin embargo, el número no ha dejado de crecer en los últimos cuatro meses.

La llegada de la pandemia ha provocado un incremento considerable en estas tasas, donde las más afectadas han sido las mujeres. En comparación con octubre de 2019, los suicidios de mujeres han aumentado un 83%.

Las mujeres, que tienen más probabilidades de tener empleos no permanentes en las industrias minoristas o de servicios, se han visto especialmente afectadas por la pérdida de puestos de trabajo a causa de la pandemia.