Tag: MUNDO

El mundo entero admiró a la super luna

Con la luna llena de ayer lunes en un punto de la órbita más próximo con nuestro planeta, en el cielo se vió la primera superluna de 2021.

Para fortuna de todos, la luna se ha podido observar en cualquier parte del mundo en el que el cielo no esté nublado y estará disponible también este martes.

El término superluna lo acuñó el astrólogo Richard Nolle en 1979.

Los expertos creen que en 2021 además de esta ocasión, se presentarán otras dos superlunas el próximo 26 de mayo y después el 24 de junio.

Reportan 100 millones de infectados del virus chino en el mundo

Más de 100 millones de personas han contraído oficialmente el nuevo coronavirus en el mundo desde que surgió en diciembre de 2019 en China, según un recuento de la agencia francesa AFP divulgado este martes (26.01.2021).

En poco más de un año, la pandemia de COVID-19 ha matado a 2.151.000 de personas de los 100.011.000 de casos detectados. Mientras la carrera por las vacunas prosigue y la aparición de variantes múltiples genera honda preocupación, el número de nuevos casos sigue a nivel muy alto.

Tras las dificultades y retrasos para implementar políticas de detección del nuevo coronavirus durante los primeros meses de la pandemia, el verano boreal de 2020 vivió un período de relativa estabilidad en el número de casos detectados en el mundo. En julio-agosto, unas 250.000 personas dieron positivo de media al día.https://platform.twitter.com/embed/index.html?dnt=false&embedId=twitter-widget-0&frame=false&hideCard=false&hideThread=false&id=1354230199873916929&lang=en&origin=https%3A%2F%2Fwww.dw.com%2Fes%2Fcien-millones-de-infectados-y-contagios-aumentan-en-el-mundo%2Fa-56355535&siteScreenName=dw_espanol&theme=light&widgetsVersion=ed20a2b%3A1601588405575&width=550px

La llegada de la segunda ola, en particular en Europa, aumentó exponencialmente el número de positivos. Más de 300.000 al día en octubre, 500.000 en noviembre, 600.000 en diciembre hasta un máximo de 740.000 casos diarios en el mundo en la segunda semana de enero.

Pese a una desaceleración reciente (600.000 casos diarios de media en los últimos siete días – un 12% menos que la semana anterior -), más de 10 millones de nuevos casos se han contabilizado en el mundo desde el 10 de enero.

Los 52 países y territorios que integran la región Europa (que incluye a Rusia y Turquía) registran más de 32 millones de casos, lo que supone casi un tercio de los infectados totales en el mundo y 710.600 fallecidos.

¿Qué significa lo ocurrido en el Capitolio para la imagen de EEUU en el mundo?

Muchos líderes mundiales, y especialmente los aliados de Washington, habrán visto los eventos de esta semana en Capitol Hill con asombro y alarma.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, fue uno de los primeros en responder, tuiteando: “escenas impactantes en Washington DC. El resultado de esta elección democrática debe ser respetado”.

¿Quién podría haber imaginado tal comentario, proveniente del máximo funcionario de la alianza, dirigido a su principal Estado miembro?

Es el tipo de cosas que uno esperaría que Stoltenberg le dijera a Bielorrusia o Venezuela.

El episodio dice mucho sobre la posición de Washington en el mundo después de cuatro años de la presidencia de Donald Trump.

Estados Unidos ha perdido tanto influencia como poder blando.

Se ha retirado de los acuerdos de control de armas, del acuerdo nuclear de Irán y de un importante acuerdo climático.

Ha tratado de reducir sus enfrentamientos militares en el extranjero ofreciendo pocas alternativas diplomáticas.

Países como Israel, Arabia Saudita y Turquía han tenido, hasta cierto punto, que garantizar su propia seguridad, conscientes de que la capacidad de atención del presidente de Estados Unidos es limitada.

De hecho, Donald Trump a menudo parece considerar a los líderes autoritarios como anfitriones más cordiales que los jefes de gobierno de muchos de sus aliados democráticos.

Las fuerzas de atracción que hicieron del país un modelo para los aspirantes a demócratas en todas partes están empañadas, sus fisuras están a la vista de todos.

Hoy, como señala el analista Ian Bremmer: “Políticamente, Estados Unidos es, con mucho, el país más disfuncional y dividido de todas las democracias industriales avanzadas del mundo”.

Esto es importante porque, en los últimos años, el sistema internacional claramente ha sufrido por la decisión de Trump de seguir una política de America First (Estados Unidos Primero).

Autoritarismo “en auge”

Los autoritarios están en auge. Tanto China como Rusia sienten que su influencia se ha reforzado durante los años de Trump.

Las instituciones del orden liberal, como la OTAN, la ONU y muchas de sus agencias, enfrentan distintos grados de crisis.

Los ciberataques y las llamadas operaciones de la zona gris -que están cerca debajo del umbral de la guerra-, se están convirtiendo en algo común.

El mundo enfrenta crisis agudas como la pandemia y el cambio climático y, bajo la supervisión de Trump, Estados Unidos simplemente no ha cumplido su deber.

Seamos claros aquí. Este no es un llamado al dominio de Estados Unidos sobre el mundo.

A menudo, una política exterior estadounidense de amplio alcance ha sido tanto parte del problema como parte de cualquier solución.

Pero la política de seguridad y defensa de Estados Unidos no está en un buen lugar.

Todo el tejido de los acuerdos de control de armas heredados de los años de la Guerra Fría, desde el tratado INF (Tratado sobre Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio) hasta el Tratado de Cielos Abiertos, se está desmoronando.

De hecho, un último intento para renovar el último acuerdo que limita los arsenales estadounidenses y rusos de armas nucleares estratégicas, el Tratado Nuevo Start (Tratado de Reducción de Armas Estratégicas), será uno de los primeros puntos de la agenda del presidente electo Joe Biden.

El control de armas está adquiriendo mayor importancia a medida que se desarrollan nuevos y letales sistemas de armas como los misiles hipersónicos de alta velocidad, sin mencionar la creciente militarización del espacio.

El Occidente tiene que lidiar con el surgimiento de una China más resuelta y el regreso de una Rusia más agresiva.

Euforia de los enemigos

Por lo tanto, la participación, el liderazgo de Estados Unidos, como se quiera llamar, es esencial incluso para comenzar a lidiar con los problemas subyacentes involucrados.

Todo esto plantea enormes problemas para la administración entrante de Biden.

Los enemigos de Washington están eufóricos después del asalto al Capitolio.

El nuevo presidente llega al poder con la economía de China ya recuperándose de la pandemia, mientras que la respuesta de Estados Unidos al covid está fallando gravemente con tasas de mortalidad masivas e incertidumbre sobre la efectividad del lanzamiento de la vacuna.

De hecho, la pandemia es un tema que el presidente Trump ha ignorado en gran medida desde su derrota electoral.

No es de extrañar entonces que el presidente chino Xi Jinping esté convencido de que esta crisis ha demostrado la superioridad de su sistema.

Rusia puede ser más una molestia que un competidor estratégico para Washington, pero las operaciones de desinformación y piratería que marcaron los años de Trump son algo radicalmente nuevo en escala e impacto.

Joe Biden estará al frente de una administración en la que muchas de sus agencias están utilizando sistemas informáticos que han sido penetrados por los rusos.

Nadie sabe aún qué tan profunda o permanente puede ser esta intrusión.

Incluso entre los amigos de Estados Unidos, es poco probable que la trayectoria de la nueva administración sea sencilla.

Por supuesto, el nuevo presidente será recibido calurosamente por los aliados de Washington en el extranjero, especialmente dentro de la UE y las agrupaciones del G7.

Otros, como los sauditas, los turcos y los israelíes, están triangulando o reajustando rápidamente sus políticas, buscando tener un nuevo diálogo con el equipo de Biden.

Pero no esperemos que la luna de miel de la nueva administración estadounidense dure mucho.

Las divisiones dentro de la alianza atlántica, por ejemplo, pueden disimularse con bastante rapidez.

Pero Biden impondrá exigencias a sus socios europeos tal como lo hizo la administración Trump.

También va a querer más gasto en defensa y, además, políticas concertadas y duras hacia Irán, China y Rusia.

Crear estas nuevas coaliciones de políticas no será tan fácil como podría parecer a primera vista.

Hay que mirar el reciente tratado de inversión entre la Unión Europea y Pekín, algo que muchos en el equipo entrante de Biden esperaban que se retrasara.

¿Realmente es ese acuerdo comercial -preguntan-, la manera de responder a la represión de la democracia por parte de China en Hong Kong, su acoso a los uigures o su chantaje económico dirigido a Australia?

No es exactamente un comienzo auspicioso.

¿Una pausa de cuatro años?

Las diferencias políticas, los lazos comerciales y el propio deseo de Europa de un mayor grado de autonomía estratégica complicarán las relaciones con Washington.

Pero más allá de esto, hay otro factor potente que contribuye a la tensión.

Está muy bien que la administración de Biden coloque la reconstrucción de alianzas cerca de la cima de su agenda de política exterior, pero muchos de esos aliados no están seguros de que el trumpismo se haya ido para siempre.

Pese a las vacunas, la pandemia se agrava en todo el mundo

A pesar del creciente acceso a las vacunas contra el coronavirus, la pandemia se está agravando a medida que el virus se expande y se muta por todo el mundo, llenando hospitales, devastando economías y obligando a gobiernos a dictar órdenes masivas de confinamiento.

Gran Bretaña nuevamente se encuentra en cuarentena colectiva. La cantidad de hospitalizados en Ciudad de México es más alta que nunca. Alemania registró el martes uno de sus números más altos de decesos y la canciller Angela Merkel anuncia que el confinamiento en el país se extenderá hasta el 31 de enero.

Sudáfrica y Brasil no tienen más lugar para colocar a los muertos e incluso Tailandia —hasta ahora un éxito en la lucha contra la enfermedad— está sufriendo una inusitada ola de contagios.

A medida que los casos de COVID-19 están en aumento a raíz de las reuniones sociales típicas de las festividades de Año Nuevo, está surgiendo en varios países una variante nueva y más contagiosa del virus, originalmente detectada en Gran Bretaña.

Enero “será un mes difícil”, admitió la doctora Margaret Harris, vocera de la Organización Mundial de Salud (OMS). “La idea de que ‘Estamos hartos de esto, pensemos en otra cosa, esto no me va a suceder a mí’ tiene que parar. Realmente es un momento en que todos debemos cooperar”.

Aunque Gran Bretaña lanzó una segunda vacuna esta semana y algunos estados de Estados Unidos están comenzando a aplicar la segunda de las dos dosis de una de las vacunas, el acceso a las inoculaciones en todo el mundo es desigual.

La oferta ni de lejos llega a igualar la masiva demanda por las inyecciones necesarias para derrotar a una enfermedad que ya ha matado a 1.85 millones de personas.

“Tenemos una pandemia intensa en Europa, una pandemia intensa en Estados Unidos”, aseveró Harris. “Mientras más pueda un país bajar la tasa de contagios, mejor posicionado estará para que tenga éxito su estrategia de vacunación”.

Inglaterra va por su tercera cuarentena colectiva, que esta vez durará por lo menos seis semanas, a medida que las autoridades tratan de reducir los contagios y aliviar la carga sobre los hospitales, tan abrumados que en muchos casos hay pacientes esperando en ambulancias en los estacionamientos.

El primer ministro Boris Johnson anunció las medidas, que rigen a partir de la medianoche del martes y que contemplan el cierre de escuelas, restaurantes y todo negocio no esencial hasta por lo menos mediados de febrero. La gobernante de Escocia Nicola Sturgeon también impuso una cuarentena, que comenzará a partir del martes.

Los dos mandatarios anunciaron que las medidas son necesarias para proteger al Servicio Nacional de Salud y para frenar a la nueva variante del virus que ha desatado un pronunciado aumento de infecciones, hospitalizaciones y decesos.

El Servicio Nacional de Salud de Gran Bretaña “está probablemente atravesando su período más difícil”, afirmó Siva Anandaciva, analista del centro de estudios King’s Fund.

Dinamarca, ante el temor a la nueva variante del virus, redujo de 10 a cinco la cantidad máxima de personas que pueden concentrarse en un mismo lugar.

En Italia, donde mueren cientos de personas cada día, las autoridades prorrogaron el confinamiento iniciado en Navidad. España ha restringido los viajes. Se espera que Francia dicte más restricciones el jueves y en Ucrania a partir del viernes quedarán cerradas las escuelas y los restaurantes.

Crece temor a segunda ola de la pandemia en el mundo

Cierre de playas y discotecas, mascarillas obligatorias, prohibición de reuniones masivas: Las restricciones se endurecen en varios países a medida que crece el temor a una segunda ola de la pandemia de Covid-19 y aumentan los casos en Europa y Asia a niveles del primer brote.

Las cifras no paran de crecer. Desde que apareció en China en diciembre, la enfermedad deja ya más de 805.000 muertos y ha contagiado a unos 23,2 millones de personas, según un balance de AFP a partir de fuentes oficiales.

América Latina y el Caribe es la región más afligida, con más de 258.000 muertos y unos 6,7 millones de contagios.

En Europa, los retornos de vacaciones de verano son fuente de contagio en países como Italia, España, Francia y Alemania, en momentos en que se prepara en la región el inicio del nuevo año escolar.

«Estamos en una situación de riesgo», la pandemia «nunca se ha detenido», dijo el ministro de Sanidad francés, Olivier Véran, al diario Journal du Dimanche.

Incluso Corea del Sur, que fue considerado un ejemplo en la lucha contra la pandemia, registró en las últimas 24 horas el mayor número de casos diarios (397) desde principios de marzo e impuso en todo el país, restricciones que se aplicaban en Seul.

«La situación es muy grave y seria y estamos al borde de una pandemia a nivel nacional», afirmó Jung Eun-kyeong, responsable del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Corea del Sur.

Más de la mitad de las muertes por covid-19 en el planeta se registraron en cuatro países: Estados Unidos con cerca de 180.000 decesos, Brasil (unos 115.000), México (más de 60.000) e India.

India, segunda nación más poblada del planeta después de China, superó este domingo los tres millones de casos, al reportar 69.239 nuevos contagios. Sumó 912 muertes para un total de 56.706 decesos, según datos oficiales.

– El agua vuelve a hervir –

Para las autoridades no está siendo fácil controlar las idas y venidas de los veraneantes a las playas, y las reuniones sociales, sobre todo en los jóvenes.

En Perú, 13 personas murieron asfixiadas cuando la policía allanó una discoteca en Lima donde 120 personas participaban en una fiesta que estaba prohibida debido a la pandemia.

Con 27.453 muertos, Perú es el tercer país en América Latina en decesos por la pandemia después de Brasil y México.

Italia, uno de los países europeos más castigados con 35.000 muertos, siguió elevando las cifras de contagio. El domingo anunció 1.210 casos nuevos en 24 horas; muchos de ello en Roma.

Desde hace cinco días, en Italia se ordenó el cierre de discotecas y se impuso en las calles la mascarilla, cuya obligatoriedad también se extiende en ciudades de Francia, y desde hace días en amplios sectores de París, ante una media de unos 4.000 nuevos casos diarios.

También en Alemania, las infecciones aumentaron en los últimos días (más de 2.000 diarios), debido al regreso masivo de alemanes que pasaron vacaciones en zonas de riesgo en el extranjero.

En Irlanda, las autoridades restringieron las reuniones a un máximo de seis personas en un lugar cerrado. Y en Reino Unido y España, las autoridades han vuelto a confinar varias zonas.

– «No supo llevar la pandemia» –

Mientras la pandemia sigue extendiéndose, las carencias en los hospitales, el agotamiento y las bajas remuneraciones del personal médico, y la falta de asistencia para las poblaciones más pobres, siguen provocando malestar y protestas.

En Guatemala, decenas protestaron el sábado para exigir la renuncia del presidente Alejandro Giammattei. «No supo llevar la pandemia (…) no está sabiendo llevar el gobierno; lo más digno es que renuncie», dijo a la AFP Gabriela Morales, frente al Palacio Nacional.

La policía israelí anunció el domingo que detuvo a 30 personas, tras la manifestación en la que miles de personas reclamaron la dimisión del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, con lemas como «ministro del crimen». Lo acusan de corrupción y de haber gestionado mal el impacto económico de la pandemia.

Pero, con el brutal impacto del virus en la economía, muchos países han optado por reanudar actividades aún cuando la enfermedad sigue propagándose. El Salvador, por ejemplo, reabrirá el lunes los centros comerciales, restaurantes y reanudará el transporte público.

¿Es posible hacer rápido y bien una vacuna contra el COVID-19 como pretende Rusia?

Tras anunciar este martes que ha puesto a punto la “primera” vacuna contra la covid-19, bautizada como Sputnik V, Rusia pretende posicionarse al frente de esta carrera planetaria con importantes repercusiones financieras. Pero atención a los efectos del anuncio y a la decepción.

– ¿Cuántas vacunas hay en el mundo?

En la última actualización del 31 de julio, la OMS recensó 26 “vacunas candidatas” en el mundo que estaban siendo probadas en ensayos clínicos (en el hombre) frente a las 11 que había a mediados de junio.Repartición por país u organización de los acuerdos de adquisición de dosis de vacunas contra el coronavirus, o de colaboración para producciones locales© Simon MALFATTO Repartición por país u organización de los acuerdos de adquisición de dosis de vacunas contra el coronavirus, o de colaboración para producciones locales

La mayoría de estos ensayos se encuentran en “fase 1” (destinada principalmente a evaluar la seguridad del producto), o en “fase 2” (donde se prueba la eficacia).

La vacuna rusa, desarrollada por el Centro de Investigación Epidemiológica y Microbiología Nikolai Gamaleya, con el ministerio ruso de Defensa, está en fase 1, según la base de datos de la OMS.

Sin embargo, el fondo soberano ruso implicado en su desarrollo asegura que la fase 3 de los ensayos clínicos empezará este miércoles. Según las autoridades médicas rusas, profesores y personalidades médicas empezarán a ser vacunados a partir de agosto, antes de empezar a administrarla el 1 de enero de 2021 a la población.

– ¿Cuáles son las técnicas?

Algunos equipos trabajan en vacunas clásicas que utilizan un virus desactivado.

También hay vacunas denominadas “subunitarias” a base de proteínas (antígenos) que provocan una respuesta inmunitaria, sin virus.

Otras vacunas, denominadas “de vector viral”, son más innovadoras: utilizan como soporte otro virus al que se transforma y adapta para combatir la covid-19. 

Es la técnica elegida por los rusos así como por la Universidad de Oxford que utiliza un adenovirus (familia de virus muy corrientes) de chimpancé.

Asimismo, otros proyectos se basan en vacunas de “ADN” o de “ARN”, productos experimentales que utilizan material genético modificado.

“Cuantos más candidatos y más tipos de vacunas haya, más probabilidades habrá de conseguir algo”, explicó a la AFP Daniel Floret, vicepresidente de la Comisión Técnica de Vacunaciones.

– ¿Cuáles son los resultados?

El ministerio de Salud ruso asegura que su vacuna permite “generar una inmunidad prolongada”, de hasta “dos años”. El problema es que los datos sobre los que reposan estas afirmaciones no han sido publicados.

“Esta declaración es prematura ya que no sabemos si esta vacuna (o cualquier otra) va a proteger contra la covid-19” ni “cuál será la duración de la inmunidad. En realidad, la distancia con las primeras inmunizaciones en el hombre solo es de unos meses/semanas”, advierte a la AFP la viróloga francesa Marie-Paule Kieny, antigua directora general adjunta de la OMS.

En general, hasta ahora, solo se han publicado los resultados preliminares (fase 1 y 2).

Los últimos, son los de la vacuna candidata de la Universidad de Oxford y el de una empresa china, CanSino, publicados el 20 de julio, que han mostrado que son bien tolerados por los pacientes y provocan “una fuerte respuesta inmunitaria”.

Pero “no sabemos si estos niveles de inmunidad pueden proteger contra la infección (…) ni si esta vacuna puede proteger a los más frágiles de las formas graves de la covid-19”, comentó Jonathan Ball, profesor de virología molecular de la Universidad de Nottingham (Reino Unido).

Un estudio británico publicado a mediados de julio sugiere que la inmunidad basada en anticuerpos podría desaparecer solo en unos meses en el caso de covid-19, lo que amenaza complicar la puesta a punto de una vacuna eficaz a largo plazo.

– ¿Cada vez más rápido?

En todo el mundo, se han acelerado los procedimientos de forma inédita, en particular en China, donde emergió el virus SARS-CoV-2.

Los Estados y las grandes fundaciones se han lanzado a captar fondos internacionales. Esto permite a las empresas empezar la fabricación industrial de sus vacunas al mismo tiempo que trabajan en su elaboración, dos etapas que normalmente son distintas.

Estados Unidos, que cabalga en solitario, ha puesto en marcha la operación “Warp Speed” (más allá de la velocidad de la luz) para acelerar el desarrollo de una vacuna destinada en prioridad a los 300 millones de estadounidenses.

Para ello, el gobierno estadounidense apuesta por varios proyectos y ha invertido miles de millones de dólares en diferentes programas.

Esta carrera desenfrenada tiene tintes de novela de espionaje. Reino Unido, Estados Unidos y Canadá han acusado a los servicios de inteligencia rusos de estar detrás de los ataques que han llevado a cabo piratas informáticos para hacerse con las investigaciones sobre la vacuna. Y en Estados Unidos, dos chinos han sido acusados por motivos similares.

Tanto Moscú como Pekín han refutado dichas acusaciones.

– ¿Problemas de seguridad?

Tras el anuncio ruso, la OMS advirtió de que la homologación de una vacuna exige procedimientos “rigurosos”, entre ellos el examen y la evaluación de todos las datos de seguridad y eficacia requeridos en ensayos clínicos.

“Para autorizar una vacuna contra la covid-19 es necesario que los ensayos clínicos aporten sólidas pruebas sobre su seguridad, su eficacia y su calidad”, alertó la Agencia Europea del Medicamento (EMA).

Y es que ir demasiado rápido en los ensayos clínicos “puede generar problemas” en cuanto a la seguridad, advierte Daniel Floret.

Según él, “uno de los puntos clave será aportar la prueba de que la vacuna no va a causar un empeoramiento de la enfermedad” en las personas vacunadas, lo contrario del objetivo.

Ha ocurrido con monos “en intentos de desarrollo de vacunas contra el MERS-CoV y el SARS”, otros dos coronavirus.

Este fenómeno de agravación de la enfermedad se observó en el hombre en los años 60 con algunas vacunas contra la rubeola, que fueron retiradas, y contra la bronquiolitis del bebé, que fue abandonada.

Asimismo, el anuncio ruso del amplio despliegue de su Sputnik V le parece un poco prematuro a muchos científicos.

“Es una decisión irresponsable e imprudente. Una vacunación masiva con una vacuna que no ha sido bien ensayada carece de ética”, comentó François Balloux de la Universidad de Londres, y advirtió que cualquier problema con las campañas de vacunación sería “desastroso” tanto por sus efectos en la salud de las personas vacunadas como por la desconfianza que generaría en la vacunación.

– ¿Para cuándo una vacuna?

Antes del anuncio ruso, la EMA estimaba que “una vacuna contra la covid-19 lista para ser aprobada y disponible en cantidades suficientes podría llevar al menos hasta principios de 2021” a nivel mundial.

Los más optimistas, empezando por algunas farmacéuticas, aseguran que esto será posible a partir del otoño (boreal). Sin embargo, “no es muy realista” para el profesor Floret, que aboga por “moderar este entusiasmo” y apuesta “como muy pronto, para el primer trimestre de 2021”.

“Sería un logro impresionante”, ya que normalmente esto lleva años.

En el peor de los casos, sigue siendo posible que nunca se logre una vacuna.

Casos de Coronavirus en el mundo superan los 16 millones

La cifra de contagiados a nivel mundial por el nuevo coronavirus ha superado este domingo la barrera de los 16 millones, con cerca de 645,000 fallecidos hasta la fecha a causa de la COVID-19, según el balance facilitado por la Universidad Johns Hopkins a través de su página web.

Estados Unidos continúa como el país más afectado en cifras totales, con cerca de 4.2 millones de casos y 146,460 víctimas mortales, en medio de un drástico repunte de los contagios en las últimas semanas que ha provocado críticas a la gestión de la pandemia.

Por detrás figura Brasil, que hasta la fecha ha confirmado alrededor de 2.4 millones de contagios y 86,449 fallecidos, si bien es el país que ha confirmado hasta el momento más recuperados, con 1,785,359.

En cuanto al número de casos, India figura en tercer lugar, con casi 1.4 millones, seguido por Rusia, con 805,332; y Sudáfrica, con 434,200 –sumando así más de la mitad de los contagios en el continente africano–. MéxicoPerúChile y Reino Unido han superado hasta la fecha el umbral de los 300,000 contagios.

Por su parte, IránPakistánEspañaArabia SaudíItaliaColombiaTurquíaBangladeshFrancia y Alemania están ya por encima de los 200,000 casos, mientras que ArgentinaCanadá, Qatar e Irak han superado los 100.000 contagios.

Respecto al número de fallecidos, tras Estados Unidos y Brasil figura Reino Unido, con 45,823, seguido por México, con 42,645 (aunque el país acaba de actualizar su cifras con 43, 373); Italia, con 35,102; India, con 32,060; Francia, con 30,195; España, con 28,432; Perú, con 17,843; Irán, con 15,484; y Rusia, con 13,172.

¿Cuándo el mundo volverá a la normalidad?

La pandemia de covid-19 ha trastocado la vida de miles de millones de personas de la noche de la mañana. Tres meses después de los primeros brotes en Europa y Norteamérica, muchos países han desescalado sus medidas de confinaminamiento y están entrando en una nueva normalidad donde sigue vigente el distanciamiento físico, el uso de mascarillas y evitar ciertas actividades. Algunos como Estados Unidos y China han visto importantes rebrotes, mientras que otros como Brasil y México pasan por su peor momento.

El New York Times publicó la semana pasada los resultados de una encuesta a 511 epidemiólogos y expertos en enfermedades infecciosas de Estados Unidos y Canadá sobre cuándo volveremos realmente a la normalidad, cuándo retomaremos nuestras actividades cotidianas sin este halo de surrealismo que nos rodea cada vez que salimos a la calle. No todos son optimistas.

Puedes echar un vistazo a los resultados de la encuesta en esta infografía de Visual Capitalist que ilustra el pronóstico de esos científicos para todo tipo de actividades interpersonales. Aunque no refleja la realidad de todos los países, es un pronóstico que los propios gobiernos consultan para establecer la agenda de la desescalada. Abajo tienes los resultados desglosados por actividad, desde la más próxima a la normalidad (recibir paquetes sin precauciones, ir al médico para una consulta no urgente, irte de vacaciones en coche…), hasta la más lejana (funerales, eventos deportivos, dejar de usar mascarilla a diario…).

📬 Recibir el correo sin precauciones:

  • Este verano: 64%
  • En 3-12 meses: 16%
  • En 1 año o más: 17%
  • Nunca: 3%

👩‍⚕️ Ir a la consulta del médico para una cita no urgente:

  • Este verano: 6o%
  • En 3-12 meses: 29%
  • En 1 año o más: 11%
  • Nunca: <1%

🚗 Irte de vacaciones en auto:

  • Este verano: 56%
  • En 3-12 meses: 26%
  • En 1 año o más: 18%
  • Nunca: <1%

💇‍♂️ Cortarte el pelo en una peluquería o salón de belleza:

  • Este verano: 41%
  • En 3-12 meses: 39%
  • En 1 año o más: 19%
  • Nunca: 1%

🥳 Asistir a una pequeña fiesta:

  • Este verano: 32%
  • En 3-12 meses: 46%
  • En 1 año o más: 21%
  • Nunca: <1%

🥾 Caminar o hacer un picnic al aire libre con amigos:

  • Este verano: 31%
  • En 3-12 meses: 41%
  • En 1 año o más: 27%
  • Nunca: <1%

🎒 Enviar a los niños a la escuela, un campamento o la guardería:

  • Este verano: 30%
  • En 3-12 meses: 55%
  • En 1 año o más: 15%
  • Nunca: <1%

🏢 Trabajar en una oficina compartida:

  • Este verano: 27%
  • En 3-12 meses: 54%
  • En 1 año o más: 18%
  • Nunca: 1%

👶 Enviar a los niños a casa de otros niños:

  • Este verano: 23%
  • En 3-12 meses: 47%
  • En 1 año o más: 29%
  • Nunca: 1%

🚌 Moverse en metro o autobús:

  • Este verano: 20%
  • En 3-12 meses: 40%
  • En 1 año o más: 39%
  • Nunca: 1%

👴 Visitar a un familiar o amigo anciano en su casa:

  • Este verano: 20%
  • En 3-12 meses: 41%
  • En 1 año o más: 39%
  • Nunca: <1%

✈️ Viajar en avión:

  • Este verano: 41%
  • En 3-12 meses: 39%
  • En 1 año o más: 19%
  • Nunca: 1%

🍽️ Salir a cenar a un restaurante:

  • Este verano: 41%
  • En 3-12 meses: 39%
  • En 1 año o más: 19%
  • Nunca: 1%

🏋️ Hacer ejercicio en un gimnasio o centro de fitness:

  • Este verano: 14%
  • En 3-12 meses: 42%
  • En 1 año o más: 40%
  • Nunca: 4%

👰⚰️ Asistir a una boda o un funeral:

  • Este verano: 17%
  • En 3-12 meses: 41%
  • En 1 año o más: 42%
  • Nunca: <1%

🤗🤝 Abrazar o dar la mano a un amigo:

  • Este verano: 14%
  • En 3-12 meses: 39%
  • En 1 año o más: 42%
  • Nunca: 6%

💞 Salir con alguien que no conoces bien:

  • Este verano: 14%
  • En 3-12 meses: 42%
  • En 1 año o más: 42%
  • Nunca: 2%

🛐 Ir a iglesia u otro servicio religioso:

  • Este verano: 13%
  • En 3-12 meses: 43%
  • En 1 año o más: 43%
window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag(‘js’, new Date()); gtag(‘config’, ‘UA-80000477-2’);

Coronavirus: la infección silenciosa puede ser mucho mayor de lo que se pensaba

El mundo tomó conocimiento del nuevo coronavirus -que ya provocó más de 5,7 millones de casos y más de 350 mil muertes- hace unos cinco meses. Hay un dato sobre su comportamiento que desde su surgimiento se mantiene prácticamente sin variaciones; se sabe que el 80% de los infectados cursa cuadros leves, un 15% presenta mayor complejidad y requiere atención médica en establecimientos sanitarios, y un 5% son casos críticos que necesitan cuidados intensivos.

Un reporte del diario Clarín de Argentina señala que lo que todavía genera incertidumbre es la proporción de asintomáticos, es decir, quienes atraviesan la infección sin manifestar signos como fiebre, tos, dolor de garganta, pérdida del sentido del olfato y/o el gusto. Un estudio que siguió el aislamiento forzado de pasajeros dentro de un crucero que partió de Ushuaia concluye que la prevalencia de la infección “silenciosa” por Covid-19 puede ser mucho mayor de lo que se piensa: 8 de cada 10 pasajeros que dieron positivo no habían presentado síntomas.

El barco partió de la localidad fueguina para un crucero planeado de 21 días por la Antártida, tomando una ruta similar a la de Ernest Shackleton entre 1915 y 1917. Zarpó a mediados de marzo, luego de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara la pandemia. En él viajaban los investigadores que registraron el aislamiento de los 128 pasajeros y los 95 tripulantes en el marco de la expedición.

A los pasajeros que en las tres semanas anteriores habían pasado por países donde las tasas de infección por Covid-19 ya eran altas no se les permitió embarcar. Y a todos los que sí abordaron se les tomó la temperatura previamente. En el interior del barco se colocaron varios puntos de desinfección de manos, especialmente en el comedor.

El primer caso de fiebre se informó el día 8, lo que provocó la adopción inmediata de medidas de control de infecciones. Esto incluyó confinar a los pasajeros en sus camarotes, interrumpir el servicio diario, además de la entrega de comidas, y el uso de equipo de protección personal para cualquier miembro de la tripulación en contacto con infectados.

Como Argentina había cerrado sus fronteras, el barco zarpó hacia Montevideo, Uruguay, a donde llegó el 13. Ocho pasajeros y tripulación fueron evaluados en un hospital por insuficiencia respiratoria.

El día 20, los restantes 217 pasajeros y tripulantes se sometieron a un hisopado para detectar coronavirus, de los cuales el 59% (128) dieron positivo: sólo uno de cada 5 (24, es decir, el 19%) habían tenido síntomas, mientras que el 81%1 no (108).

El barco no tuvo contacto con otras personas durante 28 días después de su partida, por lo que era el equivalente de un entorno cerrado.

Coronavirus exhibe diferencias en la seguridad social en el mundo

La pandemia de coronavirus está agotando las redes de seguridad social en todo el mundo y subrayando diferencias marcadas en su aplicación entre sociedades ricas como Estados Unidos y Europa.

En Europa, el colapso de la actividad empresarial está desencadenando programas de apoyo salarial que mantienen a millones en el trabajo, por ahora. En contraste, en Estados Unidos, más de 33,5 millones de personas se han quedado sin empleo en las últimas semanas y la tasa de desocupación se ha disparado al 14,7%. El Congreso aprobó un paquete de emergencia de 2.000 millones de dólares para los seguros por desempleo y dar cheques de 1.200 dólares a cada contribuyente.

Ese es un patrón visto en anteriores recesiones económicas, particularmente durante la crisis financiera global de la década pasada. Europa depende de los programas que inyectan ese dinero en los bolsillos de las personas. Estados Unidos, por otro lado, confía en que el Congreso tome medidas al aprobar programas de emergencia.

El economista Andre Sapir, del instituto de investigación Bruegel en Bruselas, dijo que la política presupuestaria en Estados Unidos cumple en cierta manera la función del sistema de bienestar europeo porque el sistema estadounidense es menos generoso y una recesión puede ser mucho más dura para los trabajadores.

Cuando hay recesión en Estados Unidos, las personas desempleadas pueden quedarse sin seguro médico y hasta corren el riesgo de perder su casa a través de una ejecución hipotecaria. Por otro lado, los europeos suelen pagar impuestos más altos, lo que significa que ganan menos en los buenos tiempos.

“En Estados Unidos hay que seguir inyectando dinero en la economía para que las personas continúen empleadas, porque es a través del empleo que están protegidas”, dijo Sapir. “¿Cuál es el mejor sistema? No voy a entrar en esa discusión porque ese es realmente un gran problema”.

Estados Unidos clasifica por debajo del promedio en medidas de apoyo social entre los 37 países de la Organización para el Desarrollo y la Cooperación Económicos (OCDE), cuyos miembros son en su mayoría democracias desarrolladas. El país ocupó el último lugar en personas que viven en pobreza relativa, lo que significa que viven con la mitad del ingreso medio o menos, con un 17,8%. Países como Islandia, Dinamarca, la República Checa y Finlandia tienen menos del 6%.

¿Podremos salir de casa antes del verano?

Cuándo volverá la vida a la normalidad tras la pandemia de coronavirus?

La respuesta rápida es: quizá nunca. La nueva normalidad puede ser ésta, y los cambios sociales impuestos por la epidemia pueden ser permanentes.

Por ejemplo: estrecharse las manos como forma de saludo (por no hablar de besarse o abrazarse efusivamente, al modo latino) puede convertirse en una costumbre del pasado, ha indicado Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas y miembro destacado del equipo de asesores del presidente, Donald Trump.

“Cuando volvamos gradualmente [a la vida normal], no saltaremos con los dos pies por delante”, explicó Fauci este martes al diario Wall Street Journal.

“¿Qué cosas aún podremos hacer para acercarnos pese a todo a la normalidad? Una de ellas es lavarnos las manos de forma compulsiva. La otra es no volver a estrechar las manos”, añadió, “no creo que lo volvamos a hacer, para ser honestos; no sólo sería bueno para prevenir la enfermedad del coronavirus, probablemente también disminuiría dramáticamente la gripe en este país”.

Como la mayor parte del país bajo orden de quedarse en casa y no salir excepto para tareas esenciales, millones de personas han perdido su trabajo. El distanciamiento social, oscila entre mantener seis pies de distancia de los demás y esta forma extrema de cuarentena comunitaria, está funcionando, aunque sus efectos aún tarden al menos dos semanas en notarse en la cifra de muertos.

[¿Sirve tomar vitamina C? ¿El miedo puede bajar las defensas? Una viróloga responde sus preguntas]

¿Cuándo podremos salir de casa? Según Fauci, levantar las medidas de cuarentena “no es como el interruptor de la luz, encendido y apagado, es una retirada gradual de ciertas restricciones, y tratar de devolver un poco la normalidad a la sociedad”.

En su opinión, será necesario volver a evaluar estas medidas, que por ahora Trump ha extendido hasta el 30 de abril, dependiendo de la evolución del virus.  Pero, antes de ello, será necesario poner en marcha un sistema de tests rápidos y a gran escala para evitar nuevos contagios masivos, lo que implicaría también hacer un seguimiento de nuestros contactos sociales (por ejemplo, rastreando los celulares) y aislar velozmente a quien dé positivo.  

“Esperemos que para finales de la ampliación hasta el 30 de abril de las medidas empecemos a ver la luz al final del túnel y podamos estar muy seguros de que podemos gradualmente acercarnos a ciertos grado de normalidad”, concluyó.

Fuente: Noticias Telemundo

Varios gobiernos del mundo desean pronta recuperación a Boris Johnson

Diferentes gobiernos del mundo le desearon este lunes (06.04.2020) una pronta recuperación al primer ministro británico, Boris Johnson, quien fue ingresado a una unidad de cuidados intensivos por un severo cuadro respiratorio ligado al coronavirus o COVID-19

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, envió sus buenos deseos a Johnson, y dijo que los estadounidenses estaban “rezando por él”. “Quiero enviar mis mejores deseos a un muy buen amigo mío y a un amigo de nuestra nación, el primer ministro Boris Johnson”, dijo Trump en una conferencia de prensa en Washington.

“Nos entristece mucho escuchar que fue llevado a cuidados intensivos esta tarde, hace poco tiempo. Todos los estadounidenses están rezando por su recuperación”, añadió.

Por su parte, el presidente francés, Emmanuel Macron, transmitió este lunes “todo su apoyo” al primer ministro británico.

Emmanuel Macron

@EmmanuelMacron
I send all my support to Boris Johnson, to his family and to the British people at this difficult moment. I wish him a speedy recovery at this testing time.

En un mensaje en su cuenta de Twitter, Macron trasladó su apoyo tanto a Johnson como a su familia y al pueblo británico, y le deseó “superar esta prueba rápidamente”.

El Gobierno mexicano del presidente Andrés Manuel López Obrador, también deseó un “pronto restablecimiento” al primer ministro británico. “México manifiesta su solidaridad con Reino Unido y le desea pronto restablecimiento”, indicó el secretario mexicano de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, en un mensaje en Twitter.

En ese mismo tuit, el canciller hizo referencia al anuncio de la cadena pública británica BBC que dio a conocer esta noticia de última hora.

El primer ministro Boris Johnson, enfermo de coronavirus desde hace diez días y recientemente hospitalizado, tuvo que ser transferido a cuidados intensivos y será reemplazado por el canciller Dominic Raab a la cabeza del gobierno británico mientras sea necesario.

“Durante la tarde, la salud del primer ministro se deterioró y, por consejo de su equipo médico, fue trasladado a la unidad de cuidados intensivos del hospital”, afirmó un portavoz de Downing Street.

Fuente: Agencias