La fiscalía peruana pidió 30 años de prisión para la candidata presidencial Keiko Fujimori, a quien acusa del delito de lavado de activos por presuntamente recibir dinero ilegal de la brasileña Odebrecht para financiar sus campañas de 2011 y 2016, tras concluir 28 meses de investigación.

“El fiscal José Domingo Pérez presentará acusación contra Keiko Fujimori y otras 41 personas, por presuntos delitos de crimen organizado, lavado de activos, obstrucción a la justicia, falsa declaración en procedimiento administrativo”, anunció el jueves el Ministerio Público minutos antes de que se cumpliera el trámite administrativo.

Además, el fiscal solicitó que el partido Fuerza Popular, que lidera Keiko Fujimori, sea disuelto en caso un tribunal condene a la hija del encarcelado expresidente Alberto Fujimori (1990-2000).

La acusación se entregó ante un juzgado que preside el magistrado Víctor Zuñiga, quien notificará a la candidata que dispondrá de 10 días para observar la denuncia, indicaron a la AFP fuentes judiciales.

El juicio no tiene aún fecha pues solo se podrá anunciar cuando se hayan agotado los recursos legales contra la fiscalía.