La representante legal del cantante mexicano, Pablo Montero, Mariana Gutiérrez, reveló que algunas empresas han cancelado contratos con el artista a raíz de su decisión de cantarle al dictador Nicolás Maduro por su cumpleaños.

“Ya empezaron las cancelaciones de los contratos y los eventos por este tema que fue a cantarle a Maduro a Venezuela, y como es un tema de política internacional ha habido ciertas consecuencias”, admitió la abogada en entrevista con el canal mexicano Imagen TV..

Aunque no precisó qué contratos ha perdido, sí indicó que incluso “la disquera están viendo qué decisión van a tomar, porque obviamente hay consecuencias colaterales por los programas, contratos con shows como Telemundo.

La defensora confesó que Montero está “súper preocupado por su público y por Estados Unidos, que sabemos que toma medidas bastantes drásticas por las órdenes de aprehensión contra Maduro“, en referencia a la recompensa de 15 millones de dólares que ha ofrecido el Departamento de Justicia por información que conduzca a la captura del mandatario chavista, quien está acusado por cargos de narcoterrorismo.

La abogada aseguró que Montero no consultó con ella ni con su manager antes de tomar la decisión de viajar a Caracas para cantarle al dictador.

“Lo manejó con mucha discrecionalidad, no nos comentó nada al respecto. No teníamos conocimiento hasta ahorita”, explicó. También dijo desconocer cuánto le pagaron por su show.

“El único interés de Montero es representar a la música mexicana en el mundo y que la gente lo pueda disfrutar. No lo hizo con ninguna intención de la mala fe, nos queda claro que la situación de Venezuela es bastante crítica, sobre todo el tema que tiene con EEUU, pero él no lo hizo con ese fin. Lo contratan y va a cantar donde lo pidan”, intentó justificar, aunque admitió que Maduro “es un personaje bastante complicado a nivel mundial”.