pakistan

Para evitar contagios de Covid Canadá suspende vuelos desde India y Pakistán

Canadá suspendió el jueves (22.04.2021) todos los vuelos de pasajeros procedentes de India y Pakistán durante 30 días, según anunció el ministro de Transportes, Omar Alghabra, alegando el aumento de casos de COVID-19 detectados en viajeros llegados de estos países.

La medida, que no se aplica a los vuelos de carga, entrará en vigor a partir de las 23.30 hora de Ottawa del jueves, 03H30 GMT de este viernes.

“Dado el mayor número de casos de COVID-19 detectados en pasajeros aéreos que llegan a Canadá procedentes de India y Pakistán… voy a suspender todos los vuelos comerciales y privados de pasajeros que lleguen a Canadá procedentes de India y Pakistán durante 30 días”, declaró Alghabra en una rueda de prensa.

Según los datos de las autoridades federales canadienses, en las pasadas dos semanas, al menos 35 vuelos procedentes de India han llegado a Canadá con al menos un pasajero contagiado.

Varias decenas de casos de la variante del virus inicialmente declarada en India se han identificado hasta la fecha en Canadá, según informes de prensa.

Explosión en escuela deja cuatro muertos en Pakistán

La  fuerte explosión de una bomba en una escuela coránica (madrasa) en Peshawar, en el noroeste de Pakistán dejó este martes como saldo preliminar cuatro niños muertos y 34 heridos, informaron fuentes policiales.

“La explosión se produjo durante la enseñanza del Corán. Alguien trajo un bolso (bomba) al interior del seminario religioso”, causando al menos “cuatro muertos y 34 heridos”, declaró a AFP Waqar Azim, oficial de policía.  

Las primeras investigaciones establecen que la explosión se produjo minutos después que alguien dejara el bolso en ese lugar.

Violencia extremista

Por el momento ningún grupo ha reivindicado la autoría del atentado. El ataque se produce después de meses de relativa calma en Pakistán, y sobre todo en Peshawar, otrora devastada por atentados diarios, pero donde la seguridad ha mejorado considerablemente.

La violencia extremista ha disminuido en Pakistán después de varias operaciones militares en zonas tribales fronterizas con Afganistán. Pero algunos grupos todavía están en condiciones de cometer atentados.

En 2014 un ataque de los talibanes paquistaníes contra una escuela en Peshawar mató a más de 150 personas, la gran mayoría de ellos niños. Entonces el ejército paquistaní intensificó las operaciones contra los grupos armados.