Tag: PANDEMIA

Alemania: “La pandemia estará bajo control a finales de año”

Lothar Wieler, presidente del Instituto Robert Koch de virología, teme que la situación empeore debido a las nuevas variantes de coronavirus. Extrema llamado a respetar las normas y recomendaciones.

El presidente del Instituto Robert Koch (RKI) de virología, Lothar Wieler, externó hoy (14.01.2021) su preocupación por el posible impacto en Alemania de las nuevas mutaciones más infecciosas del coronavirus y advirtió de que la situación en el país, donde hoy se registró un nuevo máximo con 1.244 muertos, puede empeorar.

“Todavía no podemos evaluar en qué medida influyen las nuevas variantes en la situación en Alemania, pero podrían imponerse también aquí y llevar a aún más casos en un tiempo aún menor. Por lo tanto, existe la posibilidad de que la situación todavía empeore”, dijo en una rueda de prensa.

Precisó que a fecha de hoy se conocen 16 casos en Alemania de pacientes con la variante británica de la covid-19, 15 de los cuales, el último, comunicado este jueves, falta por determinar, están asociados a un viaje a Reino Unido o al ingreso de personas procedentes de ese país.

A ello se suman otros cuatro casos de la variante sudafricana, relacionados también con viajes a o desde ese país, es decir, asimismo importados a Alemania. Sin embargo, agregó que los datos disponibles hasta el momento no hacen pensar que la nueva variante ya se haya propagado ampliamente entre la población alemana.

“Este virus puede quedar limitado con restricciones, tampoco este virus tiene opciones de ser contagiado de una persona a otra si cumplimos las normas, porque aunque se contagie con mayor facilidad, las medidas ayudan también contra este virus”, dijo Wieler al referirse a la variante británica y a la importancia de respetar las normas de distanciamiento, higiene, uso de mascarilla y ventilación.

El virus cambia y “ésta no será la última mutación”, agregó, al aludir también a una nueva variante detectada en Brasil, por lo que apeló a la población a renunciar a viajes innecesarios porque la movilidad contribuye a propagarlas con mayor rapidez.

Por otra parte, Wieler señaló que las restricciones actuales en Alemania no constituyen a su entender un parón “total” de la vida pública y criticó que “todavía existen demasiadas excepciones” y las medidas “no se cumplen de manera estricta”; en ese sentido, afirmó que “todavía queda mucho margen” para endurecerlas.

Según Wieler, en la situación actual es necesario cumplir “de manera consecuente” todas las medidas de reducción de contactos para lograr un descenso de los nuevos contagios y poder mantenerlos luego a un nivel bajo.

Por otra parte, se mostró convencido de que “hasta finales de año habremos logrado controlar esta pandemia” y justificó su optimismo con la disponibilidad suficiente de vacunas para toda la población en Alemania, bajo la condición de que el máximo número de personas haga uso de esta oferta.

Banco Mundial rebaja crecimiento global preocupado por avance de la pandemia

El Banco Mundial divulgó este martes un diagnóstico pesimista de la economía mundial, enferma de covid-19, y advirtió que su recuperación dependerá en gran medida de la rapidez con que se desplieguen campañas masivas de vacunación.

La institución redujo su previsión de crecimiento en el mundo para 2021, aunque considera que la caída de la economía en 2020 fue “menos fuerte” de lo temido, con un retroceso de 4,3% frente al 4,5% pronosticado en junio pasado. 

Se espera que el PIB mundial crezca un 4% este año, una reducción de 0,2 puntos porcentuales en comparación con la última proyección, detalla la institución en su perspectiva económica mundial. 

Las nuevas previsiones son reflejo del panorama sanitario a finales de 2020 en todo el globo, donde siguen incrementándose los contagios de covid-19 y han surgido nuevas variantes del coronavirus, todo lo cual conduce a nuevas restricciones que perturban aún más la actividad económica, particularmente en Estados Unidos y Europa. Las previsiones de crecimiento del Banco Mundial por regiones© Gustavo IZUS Las previsiones de crecimiento del Banco Mundial por regiones

Estos contratiempos, cuya consecuencia es la ralentización del crecimiento, también han provocado, según el Banco Mundial, una reducción “considerable” de ingresos públicos y privados. Por un lado los ingresos fiscales han caído y por otro los despidos masivos han afectado el poder adquisitivo de los hogares.

“Es probable que la recuperación sea moderada, a menos que los encargados de la formulación de políticas actúen con decisión para controlar la pandemia y apliquen reformas que aumenten las inversiones”, advierte la institución, que cree que “las perspectivas a corto plazo siguen siendo muy inciertas”. 

El escenario más pesimista, si continúan creciendo las infecciones de covid-19 y se retrasan las campañas de vacunación, avizora una expansión de solo 1,6% en 2021. 

Por el contrario, la hipótesis más optimista -control de la pandemia y aceleración de las vacunaciones- se inclina por un crecimiento de casi el 5%. 

– Recuperación leve –

En Latinoamérica y el Caribe, el organismo multilateral prevé una expansión económica del 3,7% este año, mejorando su previsión anterior de un crecimiento de 2,8% para la región, publicada en junio.

“Se espera que la actividad económica regional crezca un 3,7% en 2021, a medida que se flexibilicen las iniciativas para mitigar la pandemia, se distribuyan vacunas, se estabilicen los precios de los principales productos básicos y mejoren las condiciones externas”, dijo el Banco Mundial.

Sin embargo, recalcó que la recuperación, que llegará luego de una década de crecimiento lento, “será muy leve”.

Y advirtió que un escenario negativo, con retrasos en la distribución de la vacuna contra el covid-19 y efectos económicos secundarios, podría reducir el incremento del Producto Interno Bruto (PIB) a 1,9%.

– Golpeadas economías avanzadas –

Tras una contracción estimada de 3,6% en 2020, se espera que el PIB de Estados Unidos repunte hasta 3,5% en 2021, 0,5 puntos porcentuales menos que la previsión anterior. 

La zona euro registrará una expansión de 3,6%, tras una caída de 7,4% en 2020, mientras que Japón crecerá solo 2,5% en 2021 tras una contracción de 5,3% en 2020. 

En el caso de la zona euro, el Banco rebajó significativamente la perspectiva de crecimiento, mientras que el pronóstico japonés se mantiene sin cambios. 

La actividad económica será algo más robusta en los mercados emergentes y las economías en desarrollo. 

El Banco Mundial espera que estos países crezcan un 5% este año, principalmente gracias a China, que crecerá un 7,9% tras una contracción del 2,6% en 2020.

– Crisis de deuda –

“La pandemia ha causado un gran número de muertes y enfermedades, ha sumido a millones de personas en la pobreza”, sostiene el Banco Mundial, que insta a los gobiernos a iniciar reformas y programas de inversión masiva para mejorar los servicios de salud, educación e infraestructura digital. 

“Es probable que la desaceleración del crecimiento mundial prevista para el próximo decenio empeore debido a la falta de inversiones, el subempleo y la disminución de la fuerza de trabajo en muchas economías avanzadas”, advierte. 

Y aunque el Banco Mundial manifiesta con frecuencia su preocupación por la acumulación de deuda de los países en desarrollo y las economías emergentes, en esta ocasión observa que la pandemia ha exacerbado en gran medida sus riesgos de endeudamiento y el lento crecimiento.

Ello aumenta aún más el peso de la deuda y socava la capacidad de los países deudores para reembolsarla.

“Es necesario que la comunidad mundial actúe con rapidez y determinación para asegurarse de que la reciente acumulación de deuda no resulte en una serie de crisis de deuda”, advierte Ayhan Kose, jefe de la división de Crecimiento justo, finanzas e instituciones, citado en un comunicado de prensa. 

“El mundo en desarrollo no puede permitirse otra década perdida”.

Biden advirtió que a EEUU le esperan unas semanas o meses “muy duros”

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, afirmó que Estados Unidos vivirá en las próximas semanas y meses un período muy difícil”, acaso “el más duro de toda la pandemia”, en momentos en que el país batió otro récord de muertes diarias.

“Las próximas semanas y meses serán un período muy difícil para nuestra nación, quizás el más duro de toda la pandemia”, tuiteó este el demócrata. “Pero vamos a superarlo”, añadió con la misma seguridad.

“Se acercan días más brillantes, pero se necesitará todo el valor y la determinación que tenemos como estadounidenses para hacerlo”, destacó Biden, quien entre otras cosas alienta a la población estadounidense a darse la vacuna. Él mismo fue uno de los primeros dirigentes en recibir la vacuna.

Biden ya había anticipado la semana pasada que “los días más oscuros” en la batalla contra la pandemia “están por delante de nosotros, no detrás de nosotros”, e instó a los estadounidenses a prepararse para la lucha.

Dr. Fauci: “la pandemia está fuera de control en los Estados Unidos”


El principal epidemiólogo de la Casa Blanca, Anthony Fauci, reconoció este martes que la pandemia está fuera de control en Estados Unidos, que está registrando cifras récord de hospitalizaciones.

“Estamos en un repunte, como lo llamamos, Jim, que está, sabe, fuera de control en muchos aspectos”, dijo Fauci en una entrevista con la cadena de televisión CNN.

“Si mira la evolución desde finales del invierno-comienzos de la primavera de 2020, tuvimos un pico a finales del invierno-comienzos de la primavera -siguió-, otro repunte a principios del verano, y justo ahora estamos en un pico, cuyo empeoramiento, cuya inflexión es muy aguda”.

Agregó que EE.UU. está en una situación “muy difícil” al no haber estado nunca con un punto de referencia bajo, en cuanto a los contagios, “donde se pueda controlar la expansión comunitaria a través de la identificación, el aislamiento y el seguimiento de los contactos”.

Por ese motivo, expresó su preocupación de que haya un incremento de los casos en enero, que podría ser peor que en diciembre, cuando el país ha experimentado aumentos diarios de casos sin precedentes.

“Creo que debemos asumir que va a ir a peor, sabe, estamos entre 100,000-200,000 infecciones al día. Hubo un periodo en la peor parte de diciembre, cuando estaba por encima de 200,000, lo que espero que no volvamos a alcanzar de nuevo porque nos hace tambalear: tienes casos, tienes hospitalizaciones y, en consecuencia, muertes”, indicó.

Ante este panorama, Fauci, que ha sido elegido por el presidente electo de EE.UU., Joe Biden, para ser su asesor médico jefe, recomendó seguir practicando “las cosas simples” que se han estado haciendo.

“En esta temporada, aparte de los viajes, que ahora es demasiado tarde, porque estamos en mitad de las vacaciones de Navidad, Fin de Año, la gente va a viajar o ya ha viajado. Estamos intentando que la gente viaje menos, y para los que ya lo han hecho, lo que hay que hacer es no juntarse en grandes grupos de personas, solo la familia inmediata”, dijo.

Y advirtió de que, cuando se tiene un gran grupo de personas para cenar bajo techo y poca ventilación, “es cuando uno se mete en problemas”.

EE.UU. es el país del mundo más afectado por la pandemia con más de 19.3 millones de casos detectados de covid-19 y más de 335,000 fallecidos, de acuerdo a los datos de la Universidad Johns Hopkins.

Según el Covid Tracking Project, EE.UU. registró el lunes el récord de hospitalizaciones desde el inicio de la pandemia, con 121,235 pacientes ingresados por la enfermedad, de los que 22,592 están en unidades de cuidados intensivos.

Este artículo fue publicado por primera vez en Los Angeles Times en Español.

La violencia en Venezuela fue más letal que la pandemia, según ONG

Un informe del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), que es usado como referencia ante la falta de cifras oficiales sobre la criminalidad, asegura que en Venezuela se han producido en 2020 casi 12.000 muertes violentas. El reporte, divulgado ayer coloca la cifra en 11.891 los decesos causados por acciones criminales, lo que da una tasa de 45,6 por cada 100.000 habitantes.

La violencia además “ha sido 11 veces más letal que la epidemia” del coronavirus, dijo Roberto Briceño-León, presidente del OVV, citando una estadística de 4 personas muertas por COVID-19 por cada 100.000 habitantes en el país, un total de 1.018 fallecidos reconocidos oficialmente. La cifra  de muertes violentas representa una disminución en comparación con 2019, pero aún es mucho mayor a la media mundial y de la región.

Ese año, la ONG registró 16.506 muertes por causas violentas, lo que arrojó una cifra de 60,3 por cada cien mil habitantes. Entre los casos de 2020, hubo 4.231 personas (35,5 por ciento) que fallecieron en lo que se llama “resistencia a la autoridad” (a manos de la Policía), 4.153 homicidios y 3.507 muertes que están en averiguación que, según aclaró el director del OVV, son “muertes claramente violentas” a juicio de la ONG.

La policía mata más que los delincuentes

Briceño-León denunció que hay una “epidemia de violencia policial”, puesto que desde 2016 ha habido “un aumento sostenido de la letalidad policial” y, desde entonces, “cada año hay más víctimas por haberse resistido a la autoridad que los homicidios de cualquier otro tipo”. Pero por primera vez en 2020 hubo más muertos a manos de policías que de delincuentes: 101 casos provocados por los agentes, por cada 100 homicidios delincuenciales.

La mitad de esas muertes fueron cometidas por el Cuerpo de Investigaciones Criminalísticas (CICPC) y la Policía Nacional, a través de la temida Fuerza de Acciones Especiales (FAES), que la  Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, pidió disolver tras denuncias de miles de ejecuciones extrajudiciales.

Briceño-León destacó que si bien en Venezuela “hay menos delincuentes porque han emigrado” en medio de un éxodo por la crisis económica, “no es posible desestimar el impacto que puede haber tenido también el proceso de exterminio aplicado por las acciones extrajudiciales” de las fuerzas del orden.

EEUU: estas son las claves del plan de ayuda económica por la pandemia

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó un nuevo plan de estímulo a la economía estadounidense por valor de 900.000 millones de dólares, después de varios días negándose a hacerlo y de que millones de personas perdieran sus prestaciones por desempleo.

1) Trump suscribió el proyecto de ley por valor de 2,3 billones de dólares en su residencia de Mar-a-Lago, Florida, donde se encuentra de vacaciones, confirmó la Casa Blanca.

2) El paquete incluye el segundo plan de estímulo aprobado este año en EEUU y 1,4 billones de dólares para financiar la Administración hasta septiembre de 2021.

3) Después de 5 días negándose a firmar el proyecto de ley, Trump dio marcha atrás aparentemente para evitar que la noche del lunes se agotaran los fondos para la Administración y cientos de miles de empleados vieran suspendido su sueldo.

El mandatario aseguró que, a pesar de que está firmando el proyecto de ley, todavía espera que el Congreso apruebe un cambio en el punto que contempla el envío de un pago único de 600 dólares a millones de contribuyentes para compensar los estragos de la pandemia.

4) Después de que su propio Gobierno negoció la cantidad de 600 dólares, Trump exigió elevar esa cantidad a 2.000 dólares, y en su comunicado recordó que la Cámara Baja tenía previsto votar este lunes para hacer ese cambio, algo a lo que los líderes republicanos se oponen.

Trump aseguró que el Senado, controlado por los republicanos, “empezará el proceso para votar el aumento de los cheques a 2.000 dólares”.

5) El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, se limitó a dar las gracias a Trump por firmar el proyecto de ley, y no mencionó ningún posible voto de los senadores para hacer cambio alguno.

Trump también aseguró que devolverá al Congreso el plan de financiación de la Administración con partes subrayadas para que se hagan cambios, pero no está claro que los legisladores vayan a modificar nada.

6) El cambio de opinión de Trump llegó 5 días después de que amenazó con bloquear la ley si no se modificaban varios puntos, desde el aumento de los pagos directos a los estadounidenses hasta una reducción de la ayuda exterior.

7) Su negativa a firmar la ley provocó que el domingo expiraran dos programas que daban ayudas por desempleo a entre 10 y 14 millones de estadounidenses, y que ahora quedarán renovados al entrar en vigor la ley.

El bloqueo de Trump al proyecto de ley le mereció críticas de varios miembros de su partido, y de haber durado hasta el 1 de enero habría provocado el fin de un veto nacional a los desahucios, lo que afectaría a unos 30 millones de estadounidenses.

8) El rescate que firmó Trump incluye un subsidio al desempleo de 300 dólares semanales, 325.000 millones de ayuda a las empresas (275.000 millones de ellos para el pago de nóminas), de millones en cupones de comida, ayudas a arrendatarios y para la distribución de vacunas.

Fuente: Los Ángeles Times en Español.

Algunos consideran letal el manejo de la pandemia del gobernador de Florida

Mientras siguen en aumento los casos de coronavirus en Florida, el gobernador Ron DeSantis decidió que su estado seguirá abierto sin importar cuánto se complique la situación. En tanto, el gobernador no habla sobre las más de 20.000 personas que han muerto por covid-19 en el estado, ni de la cifra de infectados que supera el millón. Expertos y funcionarios de salud dicen que DeSantis controla el mensaje sobre la respuesta a la pandemia, minimizándola, y que algunos se sienten amordazados y sin poder hacer sonar la alarma.

Estudio: 41% de latinos en norteamérica planea menos reuniones familiares en Navidad

Los latinos son el grupo más proclive en los Estados Unidos a reducir sus celebraciones de la Navidad, con menos visitas a familiares, menos regalos y menos asistencia a la iglesia, revela una encuesta nacional difundida este martes por la consultora LifeWay Research.

Según el sondeo, cuando se les preguntó a cerca de 1,200 personas de todo el país su punto de vista sobra la fiesta de Navidad este año, y específicamente qué impacto tendrá el COVID-19 en esa fiesta, el 41% de los latinos consultados dijo que visitaría menos a los familiares y amigos, comparado con el 31% de los blancos no hispanos.

A la vez, el 27% de los latinos afirmó que daría menos regalos, contra el 18% de los blancos con esa opinión. Y uno de cada tres latinos (35%) expresó que no asistirá a los servicios de Navidad en las iglesias, una postura compartida por uno de cada cinco (21%) de los blancos.

Cabe mencionar que la actitud de los hispanos hacia las fiestas navideñas en 2020 es prácticamente igual, en cuando a los porcentajes, a la compartida por los católicos.

Sin importar la etnicidad de las personas y a pesar de la sólida tradición de celebrar la Navidad en Estados Unidos, “la pandemia está cambiando la manera en que las personas celebran las fiestas decembrinas”, dice el reporte, destacando que el 65 % de los habitantes del país han “cambiado sus planes de fiestas este año por la covid-19”.

Pero no todos esos cambios significan menos celebraciones.

“Algunos (un 13%) han reaccionado a los efectos de la covid-19 expandiendo sus planes para tener más celebraciones”, declaró Scott McConnell, director ejecutivo de LifeWay Research, al presentar la nueva encuesta, que también revela que uno de cada cuatro evangélicos piensa asistir con mayor frecuencia a su iglesia precisamente por la pandemia.

A la vez, entre quienes, como en el caso de los hispanos, prefieren reducir sus celebraciones, esa decisión de debe principalmente a “seguridad personal, finanzas o estado mental”, aseveró McConnell.

En general, uno de cada tres (35%) de los habitantes de Estados Unidos que celebran la Navidad por motivos religiosos o sólo culturales no lo hará este año con su familia extendida.

De hecho, el 81% de las personas de religiones no cristianas indicó que tendrá algún tipo de celebración el 25 de diciembre, así como también lo harán, obviamente, la casi totalidad de los católicos (98%) y los protestantes (93%).

AMLO cumple dos años como presidente de México; pandemia y crisis económica, sus grandes retos

Andrés Manuel López Obrador cumple dos años como presidente de México con dos grandes retos más en puerta: la pandemia por COVID-19 y la crisis económica.

Un reporte del diario La Opinión informó que este martes 1 de diciembre a las 5 de la tarde, tiempo del centro de México, el presidente mexicano dará un mensaje a la nación desde Palacio Nacional, con motivo de su Segundo Año de Gobierno ante la presencia de solo 80 invitados, debido a las medidas sanitarias por la contingencia por COVID-19.

Fue el 1 de diciembre de 2018 cuando López Obrador asumió el cargo como presidente de México. Ese día, en un evento en el Zócalo de la Ciudad de México, dio a conocer 100 compromisos a cumplir.

El 1 de septiembre de 2020, en un mensaje también desde Palacio Nacional con motivo de su Segundo Informe de Gobierno, aseguró que ya se habían cumplido con 95 de los 100 compromisos que dio a conocer en su toma de protesta como presidente.

“Miren, en lo fundamental nos queda realmente poco por definir. De los 100 compromisos que hice el Zócalo el 1 de diciembre de 2018, hemos cumplido 95 y sólo están pendientes cinco compromisos, o en proceso de que se cumplan“, señaló ese día.

Pero a esos 100 compromisos, sin esperarlos, se sumarían dos compromisos más que se transformarían en grandes retos para el presidente mexicano: la pandemia por COVID-19 y la crisis económica.

Ayer lunes, al ser cuestionado sobre qué era lo más difícil que había enfrentado en estos dos años de gobierno, el presidente respondió que eran tres cosas: la pandemia, la crisis económica, el ataque de los medios de comunicación y la reacción conservadora.

“Lo más difícil, hablando de tres obstáculos, tres problemas, lo más difícil la pandemia, además muy doloroso, si duele mucho, eso es lo que más nos ha afectado… En segundo lugar pero muy distante de lo primero la crisis económica, porque eso lo estamos enfrentando bien… La pandemia lo mismo pero es algo muy fuerte… La crisis económica bastó con no seguir la fórmula de rescatar a los de arriba como lo hacían siempre, como lo fue el FOBAPROA, empezar a rescatar al pueblo, ayudar abajo y ahí vamos saliendo… Y lo tercero pero muy allá marginal, los ataques en los medios de comunicación y la reacción conservadora“, señaló.

En materia de crisis económica, el presidente mexicano también pronosticó que en el primer trimestre del año 2021, esta crisis en México estará superada y que se regresará a los niveles que se tenían antes de la pandemia.

Yo estimo que para el próximo trimestre, los primero tres meses, próximo ya, regresamos a la situación en que nos encontrábamos antes de la pandemia, ese es mi pronóstico, de que estamos a poder recuperarnos y vamos a poder tener ya un mayor crecimiento económico“, mencionó.

En materia de pandemia por COVID-19, el gobierno de López Obrador llega a sus dos años de gobierno con la cifra de 1 millón 113 mil 553 casos confirmados y 105 mil 940 muertos. Y con un llamado de atención por parte de la Organización Mundial de la Salud que pide a México “sea serio” en la atención de la pandemia.

A pesar de esto, Andrés Manuel López Obrador insiste en que no existe riesgo de que la pandemia rebase al gobierno mexicano. Así lo dijo el 24 de noviembre durante su conferencia matutina.

“Estamos trabajando para que disminuya el número de fallecimientos, ya lo expliqué en una ocasión, logramos evitar que se saturaran los hospitales, aunque en algunos estados hubo incremento de casos, siguen los trabajadores de la salud actuando con mucha responsabilidad, humanismo, eso está resuelto, es decir, no hay ningún riesgo de que nos rebase la pandemia y que no tengamos donde atender a los enfermos”, afirmó.

De esta manera llega a sus dos de seis años de gobierno el presidente de izquierda, Andrés Manuel López Obrador, quien desde el 1 de diciembre de 2018, asumió la presidencia de México con el respaldo de más de 30 millones de votos.

Estalla la fiebre navideña en los Estados Unidos

Lindsey Catarino es el tema de conversación en su vecindario. Puso su árbol de Navidad a mediados de septiembre. Para el 1 de octubre, su chimenea ya estaba decorada. Desde entonces ha añadido más árboles y decoraciones en casi cada habitación de su hogar en Connecticut.

El objetivo de la mujer de 42 años, al igual que otras personas que pensaron como ella, es llevar la calidez y el consuelo de la Navidad contrarrestando “a un mundo que por lo demás es una locura”.

Mientras que algunos vendedores de árboles navideños temen quedarse sin artículos para el Día de Acción de Gracias y a las compañías de mensajería les preocupa una posible saturación de envíos en noviembre, un creciente número de personas en búsqueda de alegría se han adelantado a las fechas tradicionales y han puesto todos sus adornos de Navidad semanas antes de lo que normalmente lo harían.

“Definitivamente me ha invadido, y con mucha anticipación”, dijo Catarino, quien vive en West Hartford, sobre el espíritu navideño. “Disfruto estar en casa de una forma diferente. Simplemente me da la oportunidad de estar ocupada en algo que es alegre.

Quería que mi casa me diera esa paz, y sólo queremos desconectarnos. Las elecciones fueron la gota que derramó el vaso”.

Y definitivamente no es la única.

Brandon Stephens, presidente de la compañía de decoración navideña profesional Christmas Decor, dijo que la actividad comercial anticipada ha subido entre el 15% y el 20% respecto al mismo periodo del año pasado. Las órdenes empezaron a llegar incluso en abril, señaló. Las franquicias de la compañía atendieron a más de 43,000 viviendas y negocios el año pasado en todo el país y esperan aumentar esa cantidad a unas 52.000 este año. La mayor parte de la actividad anticipada es residencial.

“Sabíamos que era una especie de respuesta emocional. La gente estaba buscando esperanza. La gente estaba buscando algo para sentirse bien mientras estaba encerrada en su casa”, dijo. “Muchas personas no van a viajar para la temporada navideña, así que están celebrando en casa”.

Gran parte del fervor tempranero de la Navidad se debe a un Día de Acción de Gracias minimalista debido a la pandemia de coronavirus.

“Creo que la precipitación se debe a que el Día de Acción de Gracias regularmente se trata de reunirse, lo cual probablemente no sucederá para muchas personas este año”, comentó Jennifer Rizzo, artista y diseñadora de interiores que escribió un libro titulado “Creatively Christmas”.

“Gran parte del gozo de las festividades tiene que ver tanto con la preparación como con el día en sí, y la gente está profundizando en ese aspecto de la Navidad”, añadió.

Boeing anuncia más despidos y pérdidas

Boeing recortará más puestos de trabajo mientras siga perdiendo dinero y sus ingresos se desvanezcan durante una pandemia que ha sofocado la demanda de nuevos aviones.

La compañía informó la semana pasada que prevé eliminar unos 30.000 empleos, con que su fuerza laboral quedará en unas 130.000 personas para fines del próximo año. La cifra es mayor a la anunciada hace apenas tres meses, cuando la empresa dijo que planeaba despedir a unas 19.000 personas.

Por otra parte, Boeing Co. reportó una pérdida de 449 millones de dólares para el tercer trimestre, comparado con 1.170 millones de dólares que ganó en el mismo período el año pasado. Los ingresos cayeron 29% a 14.140 millones de dólares.

Boeing se ha visto afectada por una caída en los ingresos después de que su 737 Max fue suspendido en marzo de 2019 tras dos accidentes mortales y luego una pandemia que provocó que los viajes aéreos se hundieran y dejaran a las aerolíneas con más aviones de los que necesitan.

Ha sido un tramo doloroso para uno de los fabricantes más importantes de Estados Unidos. El jueves se cumple el segundo aniversario del primer accidente del Max, el vuelo 610 de Lion Air, que se hundió en el mar de Java frente a la costa de Indonesia y mató a los 189 a bordo.

La crisis del coronavirus ha intensificado el dolor.

Hace poco, la compañía redujo su pronóstico de demanda de nuevos aviones durante la próxima década en un 11% debido a la pandemia de coronavirus. Algunos analistas creen que incluso ese pronóstico es demasiado optimista.

Boeing, que junto con el europeo Airbus domina la industria de la construcción de aviones, ha visto cómo los pedidos y las entregas de nuevos aviones se reducen este año ante la pandemia y la puesta a tierra del Max, su avión estrella.

La empresa estadounidense ha reducido la producción a medida que las entregas se ralentizan y las cancelaciones se multiplican, dejándola con demasiados trabajadores.

La pandemia acelera drásticamente los cambios en el mercado de trabajo mundial

“El número de horas de trabajo que se han perdido debido a los cierres de centros de trabajo va a ser equivalente a la pérdida de 345 millones de puestos de empleo”, dice Saadia Zahidi, del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés).

Es una cifra casi incomprensiblemente grande, pero es una de las sorprendentes estadísticas reveladas esta semana en The Jobs Reset Summit 2020 (cumbre de reactivación de empleos 2020), un evento en línea de cuatro días sobre el futuro del trabajo y el mercado laboral global.

La pandemia ha tenido un impacto enorme en trabajadores de todo el mundo. Varios millones han perdido sus puestos de trabajo debido a ella, al mismo tiempo que muchísima gente ha tenido que adaptarse a una nueva era de trabajo a distancia. Este es el telón de fondo en el que se desarrolla este evento, pero sus temas van más allá de la pandemia.

“Hay preguntas aún mayores, preguntas que estaban con nosotros antes de esta crisis actual”, dice Zahidi en el video de presentación del evento, en el que plantea las cuestiones principales. “¿Tenemos el tipo de crecimiento adecuado, uno que no dañe el planeta ni deje al margen a la mayoría de la gente en el mundo? ¿Qué significan los buenos empleos cuando la tecnología puede automatizar tanto trabajo? ¿Tenemos el tipo de educación adecuado y la capacitación que preparará a la fuerza laboral para los trabajos del mañana?”.