Los 20 votos electorales de Pennsylvania serían cruciales tanto para que el presidente Donald Trump como para que el demócrata Joe Biden consigan los 270 votos necesarios para ganar la Casa Blanca en estos comicios presidenciales.

Trump ganó allí en 2016, como lo hizo también en los otros dos estados del llamado “muro azul”, Michigan y Wisconsin. Pero Biden, que nació en Scranton, ha mantenido una modesta ventaja en las encuestas.

La clave para el demócrata sería conseguir una buena participación en Philadelphia, sobre todo entre los votantes negros y latinos y en los suburbios aledaños. Trump lo tiene más difícil. Necesita mantenerse o aumentar su margen en las áreas rurales del estado y esperar que su respuesta violenta no juegue en su contra en suburbios y centros urbanos.

Pero los resultados en Pennsylvania se harán esperar. Los pronósticos apuntan que el conteo inicial favorecerá a Trump, aunque la balanza se inclinaría a favor de Biden a medida de que se contabilizan los votos por correos.

La razón que hará que los resultados se demoren es que los votos anticipados no se pueden procesar hasta el día de las elecciones y algunos condados podrían no comenzar con el recuento hasta que cierren las urnas. Algunos de ellos, señala CNN, no empezarán hasta el miércoles, algo que deja claro que no habrá resultados definitivos la noche del martes.