Tag: PLAN DE AYUDA

Paquete de estímulo económico avanza en la Cámara con el cheque de $1,400

El paquete de ayuda económica contra COVID-19 avanza en la Cámara de Representantes.

Este lunes con 19 votos a favor y 16 en contra, el Comité de Presupuesto, presidido por el demócrata John Yarmuth (Kentucky), avaló el proyecto de ley de $1.9 billones de dólares, el cual recomienda para su aprobación en el pleno.

“Sin recursos adicionales, nunca llegaremos a donde necesitamos estar… No vamos a esperar. Vamos a aprobar esta legislación y vamos a darle la vuelta a esta pandemia y crisis económica”, dijo Yarmuth.

Sin embargo, los republicanos expresaron varias críticas y objeciones al proyecto, como el representante Jason Smith (Missouri), quien intentó retrasar indefinidamente el plan, pero su propuesta fue rechazada.

“Este es el plan equivocado en el momento equivocado y por todas las razones equivocadas”, dijo Smith. “No estoy tratando de anular su legislación”, agregó en defensa a su moción.

La votación es un nuevo paso en el complicado proceso legislativo para lograr el proyecto impulsado por el presidente Joe Biden, el cual incluye un cheque directo de $1,400 dólares a estadounidenses y un apoyo fiscal para niños de hasta $3,600 dólares.

Los republicanos insistieron con sus críticas al incremento del salario mínimo a $15 dólares, así como el envío de fondos a gobiernos estatales y locales.

La intención de los demócratas es aprobar el plan antes del 14 de marzo, pues ese día concluye la distribución de fondos federales aprobados en diciembre pasado.

El presidente  confía en que paquete pueda ser avalado lo antes posible y se lanzó contra sus críticos.

“Los críticos dicen que el plan es demasiado grande… Déjame hacerles una pregunta retórica: ¿Qué querrías que recortara? ¿Qué dejarías fuera?”, indicó este lunes.

La republicana Lauren Boebert (Colorado) dijo que el 90% de los recursos contemplado no están dirigidos a luchar contra la pandemia, pero olvidó mencionar que las familias y negocios enfrentan problemas económicos ante la crisis por coronavirus.

Si esta semana la Cámara aprueba en el pleno el paquete de ayuda, el Senado podría avalarlo a más tardar la siguiente semana.

Los primeros depósitos directo a estadounidenses ocurrirían la segunda semana de marzo.

Biden dice que está abierto a negociar los cheques de estímulo de $1,400

El presidente Joe Biden dijo el lunes que está abierto a negociar los criterios de elegibilidad del cheque de estímulo de $1,400 dólares que él mismo propuso. El presidente hace así un guiño a legisladores que han dicho que la ayuda debería ir más dirigida a las personas con ingresos más bajos.

Los dos pagos directos que se han hechos hasta ahora han beneficiado a quienes ganan menos de $75,000 dólares (menos de $150,000 dólares en caso de matrimonios que hagan declaración conjunta).

¿Limitar cheques de estímulo?

Economistas conservadores consideran que los cheques no se deben enviar a todo el mundo porque, según ellos, hay gente que no necesita el dinero. Sin embargo, hay casi 10 millones más de estadounidenses desempleados desde que comenzó la pandemia, según The New York Times. Y una ayuda como esta puede llegar rápido y sin que las personas tengan que realizar trámites.

Quienes sí están a favor de las ayudas económicas en los términos en los que han sido propuestas argumentan que significan mucho más para una familia de bajos ingresos, que también son quienes antes antes utilizan el dinero para cubrir sus gastos de primera necesidad.

Otra propuesta de restricción

El representante republicano de Ohio, Steve Stivers, también ha propuesto limitar la recepción del próximo cheque de estímulo a personas que se pongan la vacuna del coronavirus.

Según dijo Stivers en una entrevista en Yahoo Live, “es importante alcanzar la inmunidad de rebaño lo antes posible”. “Si bien no estoy a favor de dar un cheque de estímulo de $ 1,400 por nada, estaría dispuesto a aprobar un cheque de estímulo de $ 1,400 para las personas que se vacunen”, explicó.

Cámara de representantes aprueba nuevo plan de estímulo

La Cámara de Representantes aprobó ayer lunes un paquete de ayuda económica de $900,000 millones de dólares que pretende acelerar la distribución de vacuna, enviar ayuda a los pequeños negocios y hasta $600 dólares a la mayoría de los estadounidenses y mejorar las prestaciones al desempleo, entre otras cosas.

La medida se tendrá que votar después en el Senado, donde se espera que también se apruebe si ningún senador se opone a una votación rápida. La votación a favor de la Cámara Baja llega un día después de que los líderes en el Congreso de ambos partidos llegaran a un acuerdo que estuvo negociándose durante meses.

Este plan de recuperación económica de 5,593 páginas va de la mano con un proyecto de ley para financiar al Gobierno federal. Pero, ¿qué incluye?

  • Pagos directos de hasta $600 dólares por adulto (y $600 dólares por dependiente).
  • Prestaciones por desempleo de $300 dólares semanales.
  • Unos $284,000 millones de dólares para el programa de protección de nóminas.
  • $25,000 millones en asistencia para el alquiler.
  • Una extensión de la la moratoria de desalojo.
  • 82,000 millones para escuelas y universidades

Avanzan negociaciones en el Congreso para paquete de ayuda por Covid-19

Un cuarteto bipartidista de líderes del Congreso está impulsando al unísono un paquete de ayuda económica con la esperanza de alcanzar en las próximas horas un acuerdo para asistir a individuos y negocios y ayudar a que la vacuna contra el Covid-19 llegue a millones de personas.

“Regresaremos temprano y a tiempo para realizar la tarea”, dijo la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, al salir del Capitolio ayer poco antes de la medianoche.

Las negociaciones se intensificaron ayer luego de meses de futilidad. Los principales dirigentes demócratas y republicanos del legislativo se reunieron en dos ocasiones con la esperanza de llegar a un acuerdo que otorgue subsidios a empresas golpeadas por la pandemia, ayude a distribuir las vacunas, financie las escuelas y renueve las prestaciones por desempleo a punto de caducar.

Los republicanos se esforzaron por poner límites al paquete de rescate, tratando de imponerse en la batalla sobre la ayuda a los gobiernos estatales y locales y a la vez limitar el costo de las prestaciones por desempleo y los pagos directos que promueven los demócratas.

Después de dos reuniones en las oficinas de Pelosi en el capitolio, donde los demócratas impulsaron una mayor generosidad en la ayuda a los individuos duramente afectados por la economía del Covid-19, el republicano Kevin McCarthy, líder de la minoría en la cámara baja, hizo un comentario optimista.

“Creo que hemos generado mucha confianza”, dijo. “Creo que avanzamos en la dirección correcta. Creo que hay posibilidades de lograrlo”.

Siguen las negociaciones en el Congreso para aprobar paquete de ayuda económica

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, demócrata por California, y el secretario del Departamento del Tesoro, Steve Mnuchin, acordaron continuar con las negociaciones para aprobar un paquete de estímulo económico por la pandemia antes de las elecciones presidenciales.

“La presidenta y el secretario Mnuchin hablaron este martes a las 3:00 p.m. durante aproximadamente 45 minutos. Su conversación proporcionó más claridad y puntos en común a medida que se acercan a un acuerdo”, tuiteó este lunes por la tarde Drew Hammil, subjefa de personal de Pelosi.

El anuncio se produce en la fecha límite que Pelosi había marcado para llegar a un acuerdo sobre las ayudas, que podrían o no incluir un cheque de $1,200 dólares para los estadounidenses, dependiendo del resultado de las negociaciones.

Pelosi aclaró este lunes que la fecha límite que ella misma impuso hace dos días no significaba que se llegaría a un acuerdo concreto hoy, sino que se sentarían los términos necesarios para continuar negociando.
“No es que este día fuese el día en que llegaríamos a un acuerdo”, dijo Pelosi durante una entrevista en Bloomberg. “Era un día en que tendríamos los términos sobre la mesa para poder dar el siguiente paso. Insisto, la legislación toma mucho tiempo”.

Las conversaciones entre Pelosi y Mnuchin continuarán mañana, mientras los presidentes de los comités en el Congreso se encargan de resolver diferencias sobre el nivel de financiamiento y el lenguaje del posible proyecto de ley, agregó Hammil.

La aprobación de un nuevo paquete de ayuda económica ha estado envuelta en dudas desde el inicio de las negociaciones hace cinco meses. Por un lado, porque las pláticas entre los demócratas y la Casa Blanca se han prolongado durante semanas sin llegar a un trato definitivo. Y, por otro lado, porque incluso en el caso de que se concretara ese acuerdo, nada asegura que los republicanos lo aprobarían.

Si bien en público el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, republicano por Kentucky, dijo este martes que pasaría a votación ante el pleno de esa cámara legislativa cualquier proyecto de ley de estímulo económico en el que estuvieran de acuerdo Pelosi y Mnuchin, en privado mandó un mensaje muy distinto.

“Bueno, sí. Si un proyecto de ley aprobado por la presidencia pasa por la Cámara Baja, eventualmente lo presentaremos ante el pleno, así es”, dijo McConnell a periodistas en el Capitolio este martes.

Sin embargo, tres fuentes con conocimiento del tema consultadas por la agencia de noticias The Associated Press aseguraron que el líder republicano le dijo a sus compañeros de partido que le había recomendado a la Casa Blanca que no llegara a un acuerdo con Pelosi que consideraba inequitativo, porque podría dividir la bancada de cara a las elecciones del 3 de noviembre.

Denuncian que republicanos insisten en aprobar plan de ayuda sin cheques de estímulo

Mientras que Nancy Pelosi y la Casa Blanca continuaron sus negociaciones este miércoles para un nuevo y amplio paquete de alivio económico, los republicanos del Senado insistieron en una legislación mucho más “flaca” que no incluye una segunda ronda de cheques de estímulo.

Steven Mnuchin, secretario del Tesoro y negociador de la Casa Blanca, declaró que no espera que se promulgara un paquete de ayuda económica antes de las elecciones del 3 de noviembre, porque todavía las partes no han logrado zanjar sus diferencias.

Mitch McConnell, líder de la mayoría republicana del Senado, afirmó que la primera orden del día de la Cámara alta cuando regrese el lunes será votar sobre un proyecto de ley de alivio de $500 mil millones, que incluye más dinero para el Programa de Protección de Nóminas (PPP) de ayuda para las pequeñas empresas.

McConnell agregó que su proyecto de ley incluiría además ayuda para las escuelas y protecciones de responsabilidad para las empresas, que buscan los republicanos.

El presidente Donald Trump, quien canceló las conversaciones de alivio del coronavirus la semana pasada, las reinició pocos días después, y ahora presiona nuevamente a los legisladores martes para que aprueben un paquete “¡¡¡A lo grande o váyanse a casa !!!”

Mientras, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, criticó el martes el giro de Trump.

“Después de su tuit, el mercado de valores cayó y él también en las encuestas”, dijo Pelosi sobre la afirmación de Trump la semana pasada de que no habría un paquete de ayuda antes de las elecciones.

Tanto Pelosi como McConnell rechazaron una oferta de la Casa Blanca por un paquete de ayuda para el coronavirus de $1.8 billones que sí incluye los cheques de estímulo.

La propuesta se acerca aún más a la propuesta demócrata de $2.2 billones, pero la líder consideró que la oferta del gobierno no es suficiente.

Pelosi defendió su postura el martes cuando un entrevistador de CNN le pidió que respondiera a un demócrata progresista, el representante Ro Khanna, quien la había instado a aceptar la propuesta de la Casa Blanca en lugar de esperar hasta febrero del próximo año, cuando los demócratas también pueden controlar el Senado y el Casa Blanca.

Trump cancela negociaciones para nueva ayuda de $1,200

El presidente Donald Trump suspendió las negociaciones con los demócratas, liderados por la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi (California), para lograr un nuevo paquete de estímulo contra el coronavirus, incluidos los $1,200 dólares por persona.

A pesar de que la pandemia sigue causando estragos en Estados Unidos con más de 210,00 muertos y más de 7.4 millones de personas contagiadas, el mandatario ordenó al secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, detener el diálogo con los demócratas.

Así lo anunció el propio presidente en al menos tres tuits relacionados con el tema.

“He dado instrucciones a mis representantes para que dejen de negociar hasta después de las elecciones cuando, inmediatamente después de que gane, aprobaremos un importante proyecto de ley de estímulo que se centra en los estadounidenses trabajadores y las pequeñas empresas”, escribió Trump.

El mandatario dijo que Pelosi pedía $2.4 billones de dólares, aunque el plan aprobado en la Cámara de Representantes es de $2.2 billones. Su Administración solamente ofrecía $1.6 billones de dólares.

Retrasan votación en el Congreso sobre el nuevo paquete de estímulo

La mayoría demócrata en la Cámara de Representantes retrasó la votación prevista para este miércoles sobre el nuevo proyecto de ley de un estímulo económico por coronavirus de $2.2 billones de dólares. Esperan llegar a un acuerdo con la Casa Blanca para un plan que ayude a los estadounidenses a hacer frente a la pandemia.

La votación quedó pospuesta al jueves para dar margen a la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, y a los negociadores de la Casa Blanca para llegar a un acuerdo bipartidista, según informó un asistente demócrata y se hizo eco USA Today. La fuente no pudo hacer públicas la deliberaciones internas.

Pelosi y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, se reunieron este miércoles en el capitolio para sus primeras negociaciones en persona desde agosto.

Los desacuerdos en torno al monto y alcance del paquete de estímulos ha mantenido estancadas las conversaciones, pero legisladores de ambos partidos han presionado para que lleguen a algún tipo de acuerdo antes de la cita electoral del próximo 3 de noviembre.

“Hemos avanzado mucho en los últimos días. Todavía no tenemos un acuerdo, pero tenemos más trabajo pendiente. Y vamos a ver donde terminamos”, dijo Mnuchin el miércoles.

El plan demócrata es una nueva versión del que ya aprobaron en la Cámara baja en mayo pero que no tuvo recorrido en el Senado, con mayoría republicana. Los senadores de este partido se resisten a asignar a la recuperación económica los $3.4 billones de dólares que propone la ley Héroes.

Funcionarios del gobierno americano apoyan a un nuevo plan de ayuda económica

El presidente de la Reserva Federal Jerome Powell y el secretario del Tesoro Steven Mnuchin expresaron el martes un optimismo cauteloso de que la economía estadounidense se está recuperando de la recesión inducida por la pandemia, pero advirtieron que probablemente se necesite más ayuda del gobierno.

Powell le dijo a la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes que cree que la economía se está “recuperando”. Mnuchin, el principal portavoz económico del gobierno del presidente Donald Trump, proclamó que el país se encuentra “en medio de la recuperación económica más rápida de cualquier crisis en la historia” desde la Gran Depresión de la década de 1930.

En un tono más cauteloso, Powell observó que el mercado laboral ha recuperado sólo la mitad de los 22 millones de empleos que se perdieron en marzo y abril, cuando el virus aplastó la economía de Estados Unidos, provocando una recesión.

Ambos funcionarios subrayaron que los principales sectores de la economía siguen sufriendo.

Algunos legisladores republicanos se quejaron de que los demócratas de la Cámara de Representantes estaban bloqueando la aprobación de un mayor alivio debido a su insistencia en lograr un paquete más amplio que el que los legisladores republicanos están dispuestos a respaldar.

Mnuchin aseguró que estaba listo para reanudar las negociaciones y que el gobierno de Trump está dispuesto a apoyar una legislación independiente para impulsar el apoyo a través del Programa de Protección de Cheques de Pago, que beneficia a las pequeñas empresas.

“Estamos en una situación muy diferente de la que estábamos la última vez”, cuando el Congreso promulgó casi 3 billones de dólares en ayuda financiera de emergencia, dijo Mnuchin. “En ese momento, toda la economía estaba cerrada”.

Congresistas insisten en aprobar plan de estímulo que incluye cheques de $1,200 y $450 extra de desempleo

El grupo bipartidista en la Cámara de Representantes, denominado “Caucus de Resolutores de Problemas” (Problem Solvers Caucus), presentó esta semana una nueva propuesta nombrada “March To Common Ground” (Marcha hacia un terreno común) que implicaría un desembolso escalonado de $1.5 billones para nuevas ayudas económicas a individuos y familias.

El proyecto busca acortar las divisiones entre republicanos y demócratas por un nuevo paquete de estímulo económico, y que las partes, encabezadas por el secretario del Departamento del Tesoro, Steven Mnuchiny la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, vuelvan a la mesa de negociación, dijo un reporte de Marielis Acevedo para La Opinión.com

Aunque no sea considerado en su totalidad en vista (al momento) de las posiciones a favor y en contra, el plan podría servir como punto de partida o borrador para finalmente llevar a votación un paquete legislativo que se traduzca en nuevas ayudas para los estadounidenses afectados por la crisis económica desatada por el coronavirus.

La medida, que asignaría ayuda por un periodo de entre seis a 12 meses, de acuerdo con el comunicado del grupo de los resolutores, incluye cheques mínimos de $1,200 dólares más $500 por dependientes, e incluiría a adultos bajo esta última categoría.

Sin embargo, la más sonada de las propuestas de rescate económico, no es la única que contiene el plan.

A continuación enumeramos los puntos básicos de la propuesta avalada por 25 demócratas y la misma cantidad de republicanos:

1. “March To Common Ground” dispone partidas para el Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP) y el Programa Especial de Alimentos Suplementarios para Mujeres, Bebés y Niños (WIC).

2. El plan destina fondos para programas de nuevas rentas estabilizadas y asistencia para el pago de alquiler para los más necesitados.

3. La propuesta incluye además una moratoria de desalojos para los inquilinos que no pueden cumplir con la obligación de pago con los caseros.

4. En cuanto a fondos por desempleo, se establece un periodo de ocho semanas de transición en el que los trabajadores que perdieron sus empleos recibirán $450 extra en beneficios. Pasado ese tiempo, los recipientes serían elegibles para cheques extra semanales de $600 por 13 semanas hasta enero del 2021. Sin embargo, los beneficios no podrán exceder el 100 % del salario que ganaban antes de la pandemia.

5. Los pequeños negocios recibirían un alivio por medio de un segundo programa de préstamos como Paycheck Protection Program (PPP) aprobado bajo la ley CARES. En la segunda fase de la iniciativa, el repago de los préstamos será más simplificado y más flexible en cuanto a la manera en que se podrían utilizar los fondos.

6. El borrador provee para dinero adicional a las escuelas que batallan en el proceso de implementar clases virtuales así como para los centros de cuido de menores que enfrentan dificultades para mantenerse operando.

Otras asignaciones contenidas en la propuesta incluyen unos $500.3 mil millones para estados y ayuda a gobiernos locales, $400 mil millones para la elección general y $52 mil millones para el Censo, el Servicio Postal de Estados Unidos (USPS), agricultura e internet de banda ancha.

El IRS reenviará cheque de estímulo a 9 millones de personas que aun no no lo cobran

El Servicio de Renta Interna (IRS, por sus siglas en inglés) hizo público ayer jueves el número de personas por estado que aún no han cobrado la ayuda económica de $1,200 dólares porque no estaban obligadas a hacer su declaración de impuestos de 2018 ni de 2019. CaliforniaTexasFlorida y Nueva York son los estados en los que hay mayor número de casos de este tipo. Así lo informó un reporte del diario La Opinión.com

  • Armed Forces Americas: 522
  • Armed Forces Non-Americas: 3,096
  • Alabama: 148,242
  • Armed Forces Pacific: 2,177
  • Alaska: 30,807
  • Arizona: 239,037
  • Arkansas: 91,386
  • California: 1,186,896
  • Colorado: 177,502
  • Connecticut: 89,458
  • Delaware: 32,875
  • District of Columbia: 33,964
  • Florida: 567,425
  • Georgia: 348,631
  • Hawaii: 48,767
  • Iowa: 71,382
  • Idaho: 40,943
  • Illinois: 309,972
  • Indiana: 150,154
  • Kansas: 69,595
  • Kentucky: 117,136
  • Louisiana: 159,575
  • Maine: 32,346
  • Maryland: 192,153
  • Massachusetts: 187,768
  • Michigan: 270,590
  • Minnesota: 115,914
  • Mississippi: 86,669
  • Missouri: 159,077
  • Montana: 30,977
  • Nebraska: 38,201
  • Nevada: 94,472
  • New Hampshire: 29,680
  • New Jersey: 216,145
  • New Mexico: 72,333
  • New York: 537,726
  • North Carolina: 245,623
  • North Dakota: 19,596
  • Ohio: 283,194
  • Oklahoma: 123,473
  • Oregon: 131,647
  • Pennsylvania: 276,066
  • Rhode Island: 24,686
  • South Carolina: 142,382
  • South Dakota: 19,391
  • Tennessee: 171,065
  • Texas: 796,525
  • Utah: 69,140
  • Vermont: 13,665
  • Virginia: 205,600
  • Washington: 203,978
  • West Virginia: 27,788
  • Wisconsin: 111,426
  • Wyoming: 14,506
  • Total: 8,863,344

La agencia federal ya había adelantado que enviaría por correo postal una carta para explicar a las nueve millones de personas afectadas qué pasos deben seguir. La misiva insta a sus receptores a inscribirse antes del 15 de octubre en la herramienta especial Non-Filers (en su página web oficial) para poder obtener el pago directo.

El envío de “estas cartas son el paso más reciente” del servicio para hacerles llegar estos millones de personas la posibilidad de cobrar la ayuda económica, según Chuck Rettig, comisionado de IRS. Rettig asegura que al publicar esta información desglosada por estado pretenden “que los líderes estatales y locales, así como las organizaciones puedan entender mejor el tamaño de esta población en sus comunidades y las ayuden a reclamar estos importantes pagos“.

IRS afirma en un comunicado que siete millones de personas han usado ya la citada herramienta para optar a recibir el pago. La agencia no tenía sus datos ya que, al tener ingresos muy bajos, no tienen como requisito declarar sus impuestos.

Representantes demócratas y republicanos presentan al Congrreso paquete de estímulo alternativo

Un grupo bipartidista de 50 miembros de la Cámara de Representantes dieron a conocer un paquete de estímulo alternativo contra la crisis de coronavirus de $1.5 billones de dólares, en el cual destaca ayuda directa a familias, incluidas a parejas de indocumentados y sus hijos estadounidenses.

Se trata del tercer plan sobre la mesa discusión entre el Congreso y el Gobierno del presidente Donald Trump, pero podría tener poco futuro, al no ser respaldado públicamente por los líderes de ambas cámaras. Así lo reportó el diario La Opinión.

La propuesta del llamado Caucus de Solucionadores de Problemas –que integra a 25 demócratas y 25 republicanos– ofrece ayuda por $500,000 millones de dólares a los gobiernos estatales y locales; $450 dólares de bono al seguro de desempleo durante ocho semanas, y los $1,200 dólares de ayuda a familias y $500 dólares por niño o dependiente.

El proyecto contempla fondos para pruebas de Covid-19, ayuda a escuelas, cuidado de niños y respaldo a pequeñas empresas.

El grupo dio conferencia de prensa sobre su propuesta “Camino hacia un terreno común”, liderada por los copresidentes del grupo, el republicano Tom Reed (Nueva York) y el demócrata Josh Gottheimer (Nueva Jersey).

“Nuestro marco refleja meses de creación de consenso bipartidista sobre las acciones que el Gobierno federal puede tomar para ayudar a las familias trabajadoras y las comunidades locales en todo el país mientras navegan por los impactos del COVID-19″, dijo Reed.

Otra de las ayudas del plan es la asignación de $25,000 millones de dólares para asistencia hipotecaria y de alquiler y $15,000 millones para Servicio Postal (USPS) y para programas de asistencia alimentaria.

“Lo que nos une, 25 demócratas y 25 republicanos, es nuestro objetivo compartido de encontrar una solución pragmática, un camino bipartidista hacia adelante, para ayudar a que los negociadores vuelvan a la mesa”, dijo Gottheimer.

Según un reporte de The Hill, la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi (California), afirmó que los miembros de ese recinto se mantendrán en sesión permanente hasta que no se apruebe un nuevo plan de estímulo, pero no mencionó el impulso del proyecto presentado este martes por 25 miembros de su bancada en colaboración con los republicanos.

Celebran ayuda a parejas mixtas

La Coalición Americana de Empresas Pro-Inmigración (ABIC, por sus siglas en inglés) celebró el plan, sobre todo la ayuda a familias de estatus migratorio mixto, debido a que la Ley CARES —e incluso el nuevo plan republicano— no contemplan a las parejas estadounidenses de indocumentados.

El grupo empresarial destaca los dichos de la representante Abigail Spanberger (Virginia), quien habló de los grupos excluidos en otras propuestas.

“Apoyamos cheques de estímulo directo adicionales para el pueblo estadouniden

se, $1,200 (dólares) nuevamente para adultos, $500 (dólares) para niños dependientes y adultos. Con una solución para aquellos que anteriormente se quedaron fuera, incluidas las familias con estatus mixto de ciudadano estadounidense y no ciudadano”, indicó.

ABIC destaca que el nuevo plan congresista ocurre el mismo día que un grupo de organizaciones, incluido el Centro Nacional de Leyes de Inmigrantes, CHIRLA, SEIU, FIRM y otros, lanzaron un video llamando a los líderes del Senado para que respalden un paquete de ayuda federal integral que incluya a todas las familias.