Tag: POLEMICA

Biden: “es un error” que Rangers de Texas permitan lleno total de su estadio

El presidente de EEUU Joe Biden consideró “un error” el que el equipo de los Rangers de Texas de las Grandes Ligas permitan que los fanáticos del béisbol llenen su parque desde el primer juego de la campaña que comienzó ayer.


En declaraciones a la cadena ESPN un día antes de la inauguración de la temporada, Biden dijo también ayer que respalda las negociaciones entre las Grandes Ligas y el sindicato de jugadores sobre la posibilidad de mudar el Juego de Estrellas fuera de Atlanta, ante las preocupaciones sobre una legislación adoptadaen Georgia, que restringiría el derecho al voto.
Hoy está previsto el retorno del público a los estadios de las Grandes Ligas, donde se había prohibido el ingreso de espectadores al graderío durante la pasada campaña regular, debido a la pandemia.

La afluencia de fanáticos se limitará aproximadamente al 12% de la capacidad de los graderíos en Boston y Washington. Doce clubes admitirán al 20% de los aficionados posibles como máximo, Colorado al 43% y Houston al 50%.


El único equipo que recibirá a más aficionados, será Texas, con el 100% de la capacidad de su nuevo parque, el Globe Life Field, que cuenta con 40,300 butacas.
“Bueno, esa es la decisión que ellos tomaron. Pienso que es un error”, dijo Biden a ESPN. “Deberían escuchar al doctor (Anthony) Fauci, a los científicos y a los expertos. Pero creo que esto no es responsable”.

Las Grandes Ligas alientan a todos los involucrados con el béisbol a vacunarse contra el covid-19 lo más pronto posible.


Un memorándum de tres páginas por parte de las mayores y el sindicato de peloteros fue enviado el lunes a los agremiados y al personal de los equipos. Informa que algunas restricciones se eliminarán cuando el 85% de los jugadores de las Grandes Ligas y de los empleados en el terreno estén vacunados contra el coronavirus.

VIDEO| Vea cómo el Presidente Biden tropieza varias veces antes de subir al Air Force One

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha tropezado este viernes mientras abordaba el Air Force One para volar a Atlanta. }

Cuando iba por la mitad de la escalera que conduce a la puerta del avión presidencial, Biden trastabilló dos veces. Posteriormente cayó de rodillas pero logró sostenerse con la mano derecha de la barandilla de metal. 

El Air Force One despegó poco después de la base militar Andrews, en las afueras de Washington. 

«Está bien, está muy bien», aseguró después del incidente Karine Jean-Pierre, su portavoz, desde la aeronave, sin precisar si una vez a bordo lo había visto un médico. 

Biden se convirtió el 20 de enero, a los 78 años, en el presidente de mayor edad en la historia de Estados Unidos.

El gobernador Cuomo insiste en que no renunciará

En momentos que el Partido Demócrata se vuelca en su contra, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo el viernes que no renunciará y que los políticos que se lo reclaman son “temerarios y peligrosos”. Cuomo enfrenta denuncias crecientes de acoso sexual, una acusación de manoseo y la investigación de los informes de su gobierno sobre las muertes de COVID-19 en hogares para ancianos.

“No hice lo que se ha denunciado. Punto”, dijo Cuomo, y pidió al público que espere la conclusión de las investigaciones de su conducta. “Esperen los hechos”.

“Los políticos que no conocen un solo hecho pero llegan a una conclusión y dan una opinión son en mi opinión temerarios y peligrosos”, dijo.

Varios miembros de la delegación legislativa de Nueva York exigieron el viernes que renuncie.

El gobernador demócrata ha negado haber tocado a nadie de manera inapropiada y ha ofrecido disculpas si alguien se ha sentido molesto con él, pero la mayoría de los legisladores estatales han reclamado su salida. Más de la mitad de los legisladores por Nueva York en el Congreso en Washington se han sumado a esos reclamos.

El viernes, los representantes Jerry Nadler, Alexandria Ocasio-Cortez, Jamaal Bowman, Mondaire Jones, Nydia Velazquez, Adriano Espaillat, Carolyn Maloney, Grace Meng, Antonio Delgado, Brian Higgins e Yvette Clarke pidieron la renuncia de Cuomo junto con Kathleen Rice, que la había reclamado anteriormente. También los republicanos de la delegación neoyorquina Nicole Malliotakis, Elise Stefanik, Claudia Tenney y Lee Zeldin se sumaron al reclamo.

Nadler dijo que Cuomo ha perdido la confianza de los neoyorquinos.

“Las acusaciones reiteradas contra el gobernador y la manera como ha respondido a ellas vuelven imposible que siga gobernando”, dijo Nadler.

La delegación también destacó las críticas a Cuomo por mantener en secreto durante meses el número de ancianos que murieron de COVID-19 en los hogares para adultos mayores. El gobernador ha dicho que debía verificar las muertes de ancianos en hospitales, pero sus detractores preguntan por qué eso mismo no ha demorado la difusión de los datos en otros estados.

“Después de dos denuncias de asalto sexual y cuatro denuncias de acoso, la investigación del procurador general según la cual el gobierno ocultó los datos de las residencias a la legislatura y el público, coincidimos con los más de 55 miembros de la legislatura de Nueva York que el gobernador debe renunciar”, tuiteó Ocasio-Cortez.

La oficina de Cuomo no respondió de inmediato a un pedido de declaraciones. El gobernador ha pedido a los legisladores y seguidores que se abstengan de pedir su renuncia y, en cambio, apoyen las investigaciones en curso.

La Asamblea (legislatura) estatal autorizó una investigación de Cuomo el jueves para determinar si existen méritos para un juicio político.

Medios de EEUU: Trump y su esposa se vacunaron antes de abandonar la Casa Blanca

El expresidente estadounidense Donald Trump y su esposa, Melania, se vacunaron discretamente contra la covid-19 en enero pasado antes de abandonar la Casa Blanca, revelaron este lunes medios de comunicación locales.

No está claro si Trump, quien durante meses se negó a usar en público mascarilla para protegerse de la enfermedad, y la ex primera dama recibieron la primera o ambas dosis de la vacuna.

Tampoco ha trascendido cuál de las vacunas aprobadas en aquel momento para uso de emergencia en EE.UU. -la de Moderna o la de Pfizer- les fue administrada.

Un asesor del exmandatario consultado por el diario The New York Times confirmó que Trump recibió en privado la vacuna en enero.

Ayer, domingo, Trump aseguró en un discurso en la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC, en inglés) que “todo el mundo debería ir a recibir su inyección”, en su primera intervención pública desde el fin de su mandato, el pasado 20 de enero.

El manejo de este tema por parte del exgobernante contrasta con el de su sucesor, el demócrata Joe Biden, a quien le administraron en público ambas dosis de la vacuna y animó a sus compatriotas a emular su ejemplo.

A finales de septiembre, Trump se contagió con covid-19, junto a su esposa, y tuvo que ser hospitalizado durante tres días en un centro sanitario de Washington DC, del que salió después de que se le administrara el cóctel experimental de anticuerpos de la farmacéutica Regeneron y el antiviral Remdesivir.

Un funcionario gubernamental dijo a mediados de diciembre que a Trump no se le administraría la vacuna de la covid-19 hasta que no se lo recomendara el equipo médico de la Casa Blanca.

Durante su mandato, Trump llegó a reconocer que había llegado a minusvalorar adrede la gravedad de la enfermedad al principio de la pandemia para que no cundiera el pánico entre el público estadounidense, en una serie de entrevistas con el periodista Bob Woodward para su libro “Rage”.

A su llegada a la Casa Blanca, Biden se puso como meta administrar 100 millones de dosis en sus primeros 100 días en el cargo y frenar la propagación de la pandemia en EE.UU., el país más afectado por la covid-19, donde han muerto más de medio millón de personas y más de 28,6 han sido contagiadas con el virus.

‘Patria y vida’: conozca la canción de rap que irrita a la dictadura de Cuba

De acuerdo a la historia oficial cubana, en medio de la revolución de los años cincuenta, “Patria o muerte” fue uno de los emblemas de Fidel Castro y otros guerrilleros durante la guerra. Un lema que se ha repetido millones de veces en discursos, estatuas o propaganda oficial, tan famoso como “Hasta la victoria siempre”. Pero casi seis décadas después, un grupo de músicos se atrevió a insultar el logo oficial y el Gobierno de Cuba, que no logró detener la difusión digital de la canción, respondió con profunda irritación. Todo empezó la semana pasada, el martes 16 de febrero, cuando los artistas publicaron en varias plataformas una canción llamada Patria y vida.

En la canción, los raperos cubanos Maykel Osorbo y El Funky –que viven en la isla– junto con otros músicos que viven fuera de Cuba, como Gente de Zona, confrontan el lema al título del tema. “Ya no gritemos ‘Patria o muerte’, sino ‘Patria y vida”, dice una de las estrofas.

En una entrevista para CubaNet, el rapero El Funky definió el tema como un himno de libertad y describió las complicaciones que supuso grabar el video por el miedo de las personas a las represalias. “No te quieren alquilar unas luces, no te quieren alquilar unas cámaras. Todo fue corriendo, bajo tremendo misterio en una casa pudimos poner los telones negros aquellos, para poder hacer el video, y gracias a Dios salió. Pero ya tú sabes, bajo presión. Todo bajo presión”.

La edición del video es tan crítica como su letra. Comienza con la quema de un dibujo del héroe cubano José Martí, y las cenizas dejan ver detrás un dólar con la cara de George Washington (“Cambiando al Che Guevara y a Martí por la divisa”, dice la canción sobre el poder del dinero). En la segunda mitad del vídeo se ven imágenes de represión de la policía contra el movimiento de jóvenes San Isidro, un grupo disidente formado por artistas e intelectuales del país. También aparece una imagen del líder del movimiento, el artista Luis Manuel Otero Alcántara, abrazando la bandera cubana: hace tres semanas, tanto Otero como el rapero Maykel fueron detenidos temporalmente por las autoridades después de manifestarse frente el parlamento para exigir la renuncia del ministro de Cultura.

La reacción del Gobierno

En menos de una semana, la canción sumó más de un millón y medio de reproducciones en YouTube y, aunque el Gobierno cubano ha intentado durante años tener más control sobre el discurso político en redes, no pudo detener su expansión como fuego. Como respuesta, el jueves en la noche el Ejecutivo logró que se interrumpiera la transmisión regular en los canales oficiales para pasar el himno nacional a las 21.00 horas. El viernes, el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel usaba su cuenta en Twitter para defender el lema castrista. “Quisieron borrar nuestra consigna y Cuba la viralizó en redes”, escribió.

El esfuerzo por acallar a los raperos reforzó la canción en vez de censurarla. En Twitter, como el líder cubano, el director de la División de las Américas Human Rights Watch José Miguel Vivanco denunció los hechos mientras difundía el vídeo a sus 159.000 seguidores en América. “Anoche dos activistas independientes [Osmel Adrián Rubio y Anyell Valdés] escribieron Patria y vida en el portal de su casa en La Habana. Hoy las fuerzas de seguridad del régimen sitiaron la casa y les cortaron el internet. Así de nervioso está el régimen por esta canción”. La vicepresidenta del Parlamento Europeo, Dita Charanzová, también compartió el tema.

“Casi no encuentro ningún referente que no sea Donald Trump en el que un presidente responda a los artistas difamándolos”, dijo a El PAÍS el escritor cubano Carlos Manuel Álvarez. “En Cuba no solo lo hace Díaz-Canel, sino también todo el aparato del Estado. Esta situación refleja la fragilidad o el estado de miedo que tiene el Gobierno cubano, que puede sentir que una canción compuesta por seis o siete músicos pone en peligro su estabilidad política”.

El episodio es un nuevo capítulo en la apasionante historia política de la música cubana, en la que algunos cantantes se mantuvieron cerca del régimen (como el trovador Silvio Rodríguez), otros se convirtieron en símbolos del exilio cubano (como la reina de la salsa, Celia Cruz) y, más recientemente, muchos jóvenes raperos que vivían en la isla enfrentaron al Ejecutivo con sus versos inspirados en el hip hop más crítico de Estados Unidos (como Los Aldeanos, ahora en Miami, que hablaban desde ya hace unos años de La Habana que había “cambiado al Che Guevara por dinero”).

Maduro da 72 horas a la embajadora de la Unión Europea para dejar Venezuela

El gobierno de Venezuela declaró persona no grata y expulsó a la embajadora en Caracas de la Unión Europea, la portuguesa Isabel Brilhante Pedrosa, dándole 72 horas para dejar el país tras nuevas sanciones del bloque, que pidió por su parte revertir la decisión. “Hoy, por decisión del presidente Nicolás Maduro, le hemos entregado en sus manos a la señora Isabel Brilhante (…) la declaratoria como persona non grata”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, en una declaración ante la prensa después de reunirse en Caracas con la diplomática. “Se le ha dado un plazo de 72 horas para abandonar el territorio venezolano”, añadió.

La administración de Maduro respondió así a sanciones contra 19 funcionarios, entre ellos Remigio Ceballos, uno de los principales jefes militares de Venezuela; Indira Alfonzo, presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE); y dos congresistas.

Poco después, Arreaza entregó cartas de protesta al embajador de Francia en Caracas, Romain Nadal, y a representantes de Alemania, España y Países Bajos, instando a sus gobiernos a “reevaluar” su posición frente a Venezuela. “Como hoy hemos dicho adiós, adeus en portugués, porque la señora Brihlante es portuguesa de origen, no quisieramos tener que decir adiós, auf wiedersehen o au revoir”, manifestó el canciller.

Los 19 funcionarios venezolanos son acusados de socavar la democracia luego de las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, boicoteadas y calificadas de fraude por los mayores partidos políticos opositores.

Desconocidas por Estados Unidos, la Unión Europea y varios países de América Latina, las votaciones dieron al partido del gobierno y sus aliados 256 de 277 escaños del Parlamento, con lo que Maduro tomó control del único poder que estaba en manos de la oposición.

“Mayor aislamiento”

La Unión Europea -que había planteado, sin éxito, aplazar los comicios legislativos para buscar condiciones que garantizaran la participación de la oposición- solicitó este miércoles al gobierno de Maduro revertir la expulsión de Brilhante Pedrosa, quien ocupaba el cargo de embajadora desde octubre de 2017. “La UE lamenta profundamente esta decisión, que solamente conducirá a un mayor aislamiento internacional de Venezuela. Llamamos a que esta decisión sea revertida”, dijo Nabila Nasrali, portavoz del servicio de relaciones exteriores de la Comisión Europea.

El pasado 29 de junio, después de otro paquete de sanciones, Maduro había declarado persona no grata a Brilhante y también le dio entonces 72 horas para salir de Venezuela. Sin embargo, cuando se cumplía ese plazo, el gobierno socialista dio marcha atrás después de negociaciones con el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell.

Pidió a cambio “gestos” del bloque. En aquella ocasión, en un comunicado conjunto, Borrell y Arreaza “coincidieron en la necesidad de mantener el marco de las relaciones diplomáticas, especialmente en momentos en los que la cooperación entre ambas partes puede facilitar los caminos del diálogo político” en pro de soluciones a la crisis venezolana.

Medidas “ilegales”

Venezuela se convirtió en 2017 en el primer país latinoamericano sancionado por la Unión Europea, que desde entonces ha aprobado medidas contra 55 funcionarios venezolanos, que incluyen la prohibición de viajar a su espacio y la congelación de activos.

Arreaza calificó de “ilegales” estas medidas: “Es, de verdad, inaceptable. Ojalá que haya reflexión en la Unión Europea, ojalá podamos reconstruir los puentes de entendimiento, de diálogo, ojalá que aprendan a respetar”, insistió este miércoles Arreaza. El nuevo Parlamento de mayoría chavista pidió el martes a Maduro que expulsara a Brilhante tras las nuevas sanciones y que revisara el acuerdo de funcionamiento de la oficina del bloque en Caracas.

Parlamento chavista pide expulsar a embajadora de la UE

El nuevo Parlamento de Venezuela, controlado por el chavismo, pidió este martes (23.02.2021) al gobierno de Nicolás Maduro declarar persona “non grata” y expulsar a la embajadora de la Unión Europea en Caracas, tras sanciones del bloque contra 19 funcionarios venezolanos.

La unicameral Asamblea Nacional (AN) aprobó un “acuerdo de repudio” contra estas sanciones y plantea “exhortar” a Maduro a “declarar persona no grata a la jefa de la delegación diplomática” de la Unión Europea (UE) en el país sudamericano, Isabel Brilhante Pedrosa y, con ello, proceder a su “expulsión”.

El texto, aprobado por unanimidad, insta además a revisar el acuerdo de funcionamiento de la oficina de la UE en Caracas.

“¡Mis dos manos levanto para que se declare persona no grata a la representante de la Unión Europea!”, clamó Jorge Rodríguez, el oficialista presidente del legislativo, antes de llevar a votación del acuerdo. 

Venezuela primer país latinoamericano sancionado por la UE

Las últimas sanciones afectan, entre otros funcionarios, a Remigio Ceballos, uno de los principales jefes militares de Venezuela; Indira Alfonzo, jefa del Consejo Nacional Electoral; y a dos congresistas.

Lo anterior, después de las elecciones parlamentarias del pasado 6 de diciembre, boicoteadas y calificadas de fraude por los principales partidos políticos de oposición y desconocidas por Estados Unidos, la Unión Europea y varios países de América Latina.

La votación dio al partido del gobierno y sus aliados 256 de 277 escaños.

El pasado 29 de julio, después de otro paquete de sanciones, Maduro declaró persona “non grata” a Brilhante Pedrosa y le dio entonces 72 horas para abandonar el país. Sin embargo, cuando se cumplía ese plazo, el gobierno socialista dio marcha atrás, pero pidió “gestos” del bloque a cambio.

Republicanos moderados rechazan el plan económico de Biden

Algunos republicanos moderados clave en el Senado descartaron acelerar la principal prioridad del presidente, Joe Biden, de un paquete económico de 1.9 billones de dólares, e indicaron que los 1,400 dólares de estímulo que solicitó podrían tardar meses, o incluso, no llegar nunca.

Los demócratas necesitan convencer a 10 republicanos en el Senado, lo que podría requerir pedir menos fondos de los que Biden solicitó inicialmente, o pasar por encima del umbral de 60 votos utilizando una maniobra parlamentaria.

El equipo de Biden parece estar dispuesto a montar una campaña agresiva para conseguir que el Congreso actúe, a diferencia de la Administración anterior, que en gran medida no logró involucrar a los congresistas en las prioridades legislativas y no gastó el capital político para conseguir la aprobación de sus proyectos de ley.

Los republicanos, que son fundamentales para alcanzar la meta, se mostraron abiertos a recibir dinero adicional para acelerar la distribución de la vacuna COVID-19, pero se mostraron reticentes a la suma total propuesta por Biden. Algunos le pidieron que redujera el plan, mientras que otros sugirieron esperar unos meses para ver si persiste la necesidad económica.

La senadora republicana por Maine Susan Collins, una de las más moderadas, dijo que es “comprensiva” con el aumento de los fondos para las vacunas, pero que no ve la justificación de un proyecto de ley “tan grande”.© Proporcionado por Telemundo El presidente, Joe Biden.

“Me resulta difícil ver cuando acabamos de aprobar 900,000 millones de dólares de ayuda por qué tendríamos [que aprobar] un paquete tan grande”, dijo Collins a los periodistas el jueves. “Tal vez dentro de un par de meses las necesidades sean evidentes y tengamos que hacer algo significativo, pero ahora mismo no lo veo”, agregó.

La senadora republicana por Alaska Lisa Murkowski calificó la petición de Biden de “significativa” y añadió que “la tinta apenas se ha secado en el proyecto de ley de 900,000 millones de dólares”.

“Y por eso va a requerir, creo, una buena cantidad de debate y consideración”, comentó a los periodistas.

El senador republicano por Utah Mitt Romney, un conservador que tiene un historial de ruptura con su partido, aseguró a NBC News, cadena hermana de Telemundo, que no está dispuesto a pedir prestado otro billón de dólares o incluso 500,000 millones para un amplio paquete económico.

“Mi opinión es que lo que está frenando la economía es el COVID-19, no el dinero“, señaló. “Quiero hacer todo lo posible para sacar las vacunas. Pero una vez que la vacuna contra el COVID-19 haya salido y la gente esté inoculada, creo que se verá cómo vuelve la economía”, añadió.

La rápida resistencia significa que el plan de Biden tiene un camino difícil para conseguir los 10 votos republicanos necesarios para ser aprobado según el proceso normal, que el equipo de Biden dijo que favorece para este proyecto de ley.

Si el apoyo bipartidista no se materializa, dejaría a los demócratas con dos opciones: utilizar el proceso de reconciliación para evitar la obstrucción en las disposiciones presupuestarias, o recortarlo para buscar el apoyo bipartidista.

Así buscaron los republicanos de Pensilvania revocar las elecciones presidenciales

Cuando Joe Biden tomó la delantera en el recuento de votos y luego ganó en Pensilvania, algunos de los principales republicanos del estado sumaron sus voces a las afirmaciones infundadas del presidente Donald Trump de que la elección fue robada y estuvo plagada de fraudes.

El representante Scott Perry se unió a la manifestación “Stop the Steal” en Harrisburg y más tarde fue a Fox Business Network para denunciar la elección de Pensilvania como una “horrible vergüenza”.

“Dicen: ‘Oh, ya sabes, 100 mil votos acaban de aparecer y, por cierto, todos ellos son para Joe Biden’”, comentó en una entrevista el 6 de noviembre.

“Hubo gente muerta que votó. También vimos que mucha gente votó dos o tres veces”, agregó el representante Mike Kelly durante una entrevista el 24 de noviembre en el programa de radio de Sean Hannity en Fox News.

Y el representante Guy Reschenthaler fue al canal de cable de extrema derecha Newsmax para amplificar las afirmaciones infundadas y dijo: “Sabemos que hubo individuos muertos que milagrosamente se registraron para votar y enviaron un voto por correo”.

Nada de eso era cierto.

Las afirmaciones eran falsas y fueron rápidamente desmentidas.

Sin embargo, los congresistas y otras personas de Pensilvania pasaron meses apoyando la afirmación de que el fraude generalizado, las decisiones de procedimiento o las irregularidades socavaron la integridad de la elección, aportando su autoridad al argumento de que se estaba corrompiendo el fundamento mismo de la democracia estadounidense.

Esa creencia entre algunos partidarios de Trump alimentó una insurrección en el Capitolio la semana pasada que dejó cinco muertos y amenazó la transferencia pacífica del poder, provocando una segunda votación de juicio político fijada para el miércoles.

Cada reclamo se quedó en el camino: La campaña de Trump no alegó ni un solo caso de fraude electoral en numerosas demandas de Pensilvania, los tribunales rechazaron repetidamente las quejas sobre los procedimientos, y el recuento de votos que Perry y otros citaron fue el resultado, ampliamente predicho antes del día de las elecciones, de los votos por correo cuyo conteo tardó más y fueron más utilizados por los demócratas.

Trump hace silencio ante su segundo juicio político

Con su lugar en la historia siendo reescrito, el presidente Donald Trump recibió la noticia de un segundo proceso de juicio político en su contra prácticamente solo y en silencio.

Durante más de cuatro años, Trump ha dominado el discurso nacional como ningún otro presidente antes que él. Sin embargo, cuando su legado quedó grabado en piedra el miércoles, se mantuvo sorpresivamente al margen.

La situación de Trump no tiene comparación al ser el único presidente en ser acusado dos veces de un delito o falta grave, un nuevo final para un periodo presidencial definido por aumentar la división en el país, sus fracasos durante la peor pandemia en un siglo y su rechazo a aceptar la derrota en las urnas.

Trump se mantuvo alejado de la vista pública en una Casa Blanca prácticamente vacía mientras los procedimiento para un juicio político se llevaban a cabo en un Capitolio fuertemente resguardado. Ahí, el daño de los disturbios de la semana pasada ofreció un visible recordatorio de la insurrección que se acusa al presidente de haber incitado.

Abandonado por algunos miembros de su propio partido, Trump no pudo más que ver por televisión cómo se desarrollaba la historia. La suspensión de su cuenta de Twitter le privó a Trump de su medio más potente para mantener a los republicanos alineados, creando una sensación de que Trump ha perdido los colmillos y, por primera vez, el control de su partido adoptivo.

Finalmente se supo de él horas después de la votación, en un video en el que condenó la insurrección en el Capitolio y advirtió a sus simpatizantes que no participaran en nuevos actos de violencia. Fue un mensaje que estuvo ausente una semana atrás, cuando los inconformes que marchaban en nombre de Trump llegaron a la sede del Congreso para intentar evitar la certificación del triunfo electoral de Joe Biden.

“Quiero ser muy claro. Condeno rotundamente la violencia que vimos la semana pasada”, declaró Trump. Añadió que ninguno de sus “verdaderos” simpatizantes “podría condonar jamás el uso de violencia política”.

Pero ese mensaje, parcialmente motivado para evitar acciones legales por haber incitado los disturbios, fue contradictorio a lo que Trump había dicho durante todo su mandato, incluyendo la semana pasada, cuando instó a sus simpatizantes a “luchar” por él. Trump no dijo una sola palabra sobre el juicio político en el video, aunque sí se quejó sobre los vetos en su contra en redes sociales.

Con apenas una semana restante en su gobierno, no hubo mensajes beligerantes desde la Casa Blanca para oponerse a los procedimientos que se llevan a cabo en el otro extremo de la Avenida Pensilvania, así como tampoco hubo una respuesta legal organizada. Algunos legisladores republicanos defendieron al mandatario durante el debate de juicio político en la Cámara de Representantes, pero al final de la sesión, 10 republicanos se unieron a los demócratas para votar en favor del juicio político.

Fue un claro contraste con el primer proceso de destitución contra Trump. La votación de diciembre de 2019, en la que Trump se convirtió en apenas el tercer mandatario de la historia en ir a juicio político, se mantuvo en bloques partidistas. Los cargos en aquella ocasión fueron que había utilizado la autoridad de su puesto para presionar a Ucrania a investigar a su rival político y actual presidente electo, Joe Biden.

Trump declara emergencia en Washington D.C. por ceremonia inaugural de Biden

El presidente Donald Trump declaró un estado de emergencia en Washington D.C., a petición de la alcaldesa Muriel Bowser.

“Específicamente, FEMA está autorizada a identificar, movilizar y proporcionar, a su discreción, el equipo y los recursos necesarios para aliviar los impactos de la emergencia”, dice la declaración.

La decisión empata con la alerta del FBI de protestas armadas en 50 estados, incluyendo la capital del país al menos el 16 y 17 de enero, a pocos días de la inauguración del presidente electo Joe Biden.

“El FBI recibió información sobre un grupo armado identificado que tenía la intención de viajar a Washington, D.C. el 16 de enero”, advirtió la agencia.

Agrega que los manifestantes convocan en el marco del proyecto demócrata en el Congreso de comenzar juicio político al presidente Donald Trump, a quien acusarán de “incitar a la insurrección” por la invasión violenta al Capitolio el 6 de enero.

También los congresistas demócratas buscan presionar al vicepresidente Mike Pence para que aplique la Enmienda 25, a fin de destituir al presidente Trump.

“Han advertido que si el Congreso intenta retirar a POTUS a través de la Enmienda 25 se producirá un gran levantamiento”, agrega el FBI.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) tamibén ordenó al Servicio Secreto a adelantar su plan de vigilancia para la ceremonia del presidente electo.

“A la luz de los eventos de la semana pasada y el panorama de seguridad en evolución de frente a la inauguración y por recomendación del Director del Servicio Secreto, James Murray, he dado instrucciones al Servicio Secreto de comenzar el Evento Especial de Seguridad Nacional el miércoles 13 de enero en lugar del 19 de enero”, indicó el secretario en funciones Chad Wolf en un comunicado.

Tras esa alerta, Wolf renunció a su cargo.

Twitter suspende 70 mil cuentas aliadas a Trump

Twitter anunció el lunes haber suspendido “de manera permanente” 70 mil cuentas afiliadas al movimiento pro-Trump QAnon, para impedirles usar la red social con fines violentos, tras el asalto la semana pasada del Capitolio por simpatizantes del presidente estadounidense.

La plataforma emprendió una purga que comenzó el viernes con el bloqueo final de la cuenta del presidente estadounidense, acusado de haber alentado a sus seguidores a desbaratar la certificación de la victoria del demócrata Joe Biden por parte del Congreso.

“Desde el viernes más de 70 mil cuentas han sido suspendidas”, dijo Twitter en un comunicado. El número de cuentas bloqueadas es alto porque muchos individuos tenían más de una cuenta.

“Estas cuentas compartían contenido nocivo asociado a QAnon de manera masiva y se dedicaban principalmente a la propagación de esta teoría de la conspiración”, añadió.

La mayoría de las plataformas de redes sociales han tomado medidas sin precedentes desde que los partidarios del multimillonario republicano invadieron el Capitolio durante varias horas el miércoles, conmocionando al país y al mundo. Cinco personas murieron en los altercados.

Facebook y Twitter suspendieron indefinidamente la cuenta de Donald Trump, que durante meses ha estado desacreditando el proceso electoral y acusando a los demócratas, sin pruebas, de “robarle las elecciones”.

Para justificar su decisión, las dos redes hicieron referencia en particular al riesgo de violencia futura antes de la ceremonia de inauguración de Joe Biden, el 20 de enero frente al Capitolio.

“Los planes para futuras protestas armadas están proliferando en Twitter y en otros lugares, incluyendo un segundo ataque en el Capitolio el 17 de enero de 2021”, informó Twitter el viernes.

La red era la principal herramienta de comunicación de Donald Trump, donde interactuaba con sus 88 millones de suscriptores diarios.

Trump obtuvo este lunes una inusual aliada en este tema.

La canciller alemana, Angela Merkel, calificó la decisión de Twitter “problemática” porque muestra la omnipotencia de las plataformas en términos de libertad de expresión.

QAnon es un movimiento conspirativo de extrema derecha. Sus seguidores defienden la idea de que Donald Trump está librando una guerra secreta contra una secta liberal mundial de pedófilos satánicos.