Tag: POLICIAL

Colombia: se reactivan en protestas en contra de la violencia policial

Grupos nutridos de manifestantes se movilizaron ayer lunes en Colombia contra la violencia policial y en rechazo al gobierno del presidente Iván Duque, tras las sangrientas protestas que desató el reciente homicidio de un hombre a manos de dos uniformados.

En medio de algunas restricciones por la pandemia, sindicatos y organizaciones estudiantiles programaron, durante la jornada, caravanas, marchas y concentraciones en varios puntos del país.

La actividad se lleva a cabo en Bogotá, donde cientos de jóvenes con mascarillas regresaron a las calles, a pesar de la desconfianza y la rabia que dijeron sentir frente a la policía.

La policía calculó que unas 4.800 personas participan en los actos de protesta, que transcurren sin enfrentamientos, según el general Óscar Atehortúa, máximo comandante de la institución.

Bogotá también fue el foco de las manifestaciones que siguieron a la mortal paliza que recibió Javier Ordóñez el 9 de septiembre. Ese día el ingeniero de 43 años, quien estaba a punto de completar sus estudios de Derecho, fue sometido en el suelo a repetidas descargas con un arma eléctrica y a golpes que le ocasionaron la muerte, de acuerdo con la fiscalía.

Dos uniformados que llevaron a cabo la detención, en respuesta supuestamente a un intento de agresión contra ellos, están siendo procesados por tortura y homicidio agravado. El video viral que registró el castigo contra el ingeniero y padre de dos hijos desató las protestas contra la policía. 

A finales de 2019, Colombia vio crecer un inédito movimiento de protesta que reunió a multitudes que reclamaron un cambio de rumbo al gobierno de Iván Duque.

Los colombianos salieron a las calles para protestar contra la violencia policial y en rechazo al gobierno.

El manejo de pandemia es relativamente favorable

Con la emergencia sanitaria, el malestar social pareció ceder pero ahora que las autoridades levantaron la cuarentena, aun con el virus circulando, las organizaciones sociales prometen escalar las manifestaciones contra la gestión del mandatario.

Las nuevas protestas se registran en Bogotá tras el anuncio de las autoridades de levantar casi todas las medidas de bioseguridad aún vigentes para frenar la velocidad de los contagios por COVID-19, aunque no descartan que haya un nuevo pico de la pandemia, dijo este lunes la alcaldesa de la ciudad, Claudia López.

“Nuestra situación actual en términos del manejo de la pandemia es relativamente favorable. La pandemia sigue siendo un gran desafío, la posibilidad de tener un segundo pico está siempre latente y lo que tenemos que hacer es unir esfuerzos para mitigar su gravedad”, dijo López en una rueda de prensa.

En la “nueva realidad”, como llamó la Alcaldía al paquete de cambios, las autoridades locales dispusieron, entre otras medidas, que a partir de mañana dejarán de regir los turnos por días para el funcionamiento de sectores económicos, así como el “pico y cédula” para el ingreso a establecimientos comerciales según el último dígito del documento de identidad.

Aunque desde mañana todos los gremios económicos podrán retomar todas sus actividades, se mantendrán algunas excepciones para evitar aglomeraciones en el transporte público.

La capital de Colombia, el foco principal de la pandemia, acumula 252.319 de los 765.076 casos positivos del país.

Gobernador de Nueva York firma ley de reforma policial

El estado de Nueva York tomó un paso importante el viernes para acabar con prácticas controversiales de vigilancia policial al firmar una legislación que prohíbe el uso de estrangulaciones y expande la transparencia policial. 

“La verdad es esta: la reforma policial está atrasada”, dijo el gobernador Andrew Cuomo, hablando sobre George Floyd, el hombre afroestadounidense cuya muerte en custodia policial el mes pasado provocó protestas a nivel nacional y llamados por la justicia racial. Casos similares al de Floyd, dijo el gobernador, han ocurrido “muchas, muchas veces antes”. 

La legislatura del estado de Nueva York rápidamente pasó la ley, que el gobernador firmó el viernes en la ciudad de Nueva York en presencia de Valeria Bell y Gwen Carr, las madres de Sean Bell y Eric Garner, dos neoyorkquinos que también murieron en incidentes en donde estuvo involucrada la policía. 

La ley prohíbe a la policía hacer enganches de sofocación a sospechosos, una táctica controversial vinculado a la muerte de varias personas, incluído Garner. 

“Hace mucho tiempo que debería haber sucedido, pero sucedió, muchas gracias a todos”, dijo Gwen Carr después de que el gobernador firmara la ley. 

La nueva ley también da fin a una ley conocida como 50-A, que protege los récords disciplinarios de la policía de ser escrutados. Los defensores de la ley dijeron que arrojaría luz sobre los registros de lo policías “malos”, mientras que ayuda a los buenos policías a defenderse si tienen un historial sin reclamos y fueron acusados de un crimen o de actuar inapropiadamente. 

Además, la legislación faculta al fiscal general del estado para convertirse en el fiscal independiente en los asesinatos de civiles desarmados por la policía.

El gobernador también emitió una orden ejecutiva que requiere que los departamentos de policía locales del estado desarrollen planes de reforma con aportes de la comunidad y los consagran en la ley local antes del 1 de abril de 2021, o corren el riesgo de perder fondos estatales.

“No vamos a financiar agencias de policía en este estado que no vean lo que ha sucedido, lleguen a un acuerdo y se reformen”, dijo Cuomo. “No vamos a estar, como gobierno estatal, subsidiando tácticas policiales inadecuadas”.

Cuomo dijo que entiende el mensaje de los manifestantes: que existe una falta de confianza entre la comunidad y la policía. El gobernador señaló que la policía debe trabajar con sus comunidades para abordar cuestiones como el uso de la fuerza por parte de los oficiales, la vigilancia comunitaria y los prejuicios.

El gobernador reconoció que aún queda mucho por hacer, que la acción del viernes es un primer paso, y espera que la acción de Nueva York sea un ejemplo para que otros estados de EE.UU. lo sigan.