Tag: POLICÍAS

Bogotá y otras zonas de Colombia amanecen entre focos de violencia

ste 10 de septiembre de 2020 Colombia amaneció llena de violencia. Al menos siete personas murieron en la cruenta jornada de protestas de la noche del 9 de septiembre en Bogotá y otras ciudades de Colombia. Los manifestantes expresaron el rechazo a la violencia policial que causó la muerte al abogado Javier Ordóñez durante su arresto, informaron este jueves las autoridades.

“Siete particulares resultaron muertos: cinco en Bogotá y dos en Soacha”, indicó el subdirector de la policía, el general Gustavo Moreno, en una rueda de prensa con el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo. En este encuentro también elaboraron un balance de la noche de vandalismo que se registró en la capital de Colombia.

Los peores disturbios tuvieron lugar en Bogotá y en Soacha, una localidad situada al sur de la capital colombiana. Pero también hubo violencia en otras ciudades del país como Cali, Medellín, Ibagué, Mosquera y Madrid, estas dos últimas cercanas a Bogotá.

El general Moreno añadió que, en los disturbios, 55 personas quedaron lesionadas y fueron ingresadas en hospitales por heridas con objetos contundentes. 51 de ellos en Bogotá y los otros cuatro en Soacha.

Igualmente, sufrieron lesiones 93 policías, la mayoría de ellos en Bogotá (87) durante la oleada de vandalismo en la que los manifestantes incendiaron instalaciones policiales y autobuses públicos.

La policía capturó a 70 personas involucradas en los desmanes “por daño en bien público y violencia contra servidor público”, tanto en Bogotá como en Medellín, Cali y ciudades cercanas a la capital en las que hubo encuentros violentos.

Las protestas comenzaron frente al Comando de Acción Inmediata (CAI) de la Policía del barrio Villa Luz, al oeste de Bogotá. Allí trabajaban los dos uniformados que en la madrugada del 9 de septiembre usaron una pistola eléctrica Táser para someter a Javier Ordóñez, abogado de 46 años de edad y padre de dos hijos pequeños. Ordóñez falleció poco después en una clínica.

Sin embargo, la manifestación, en principio pacífica, se convirtió en acciones en las que destruyeron la instalación policial y se propagó a otros sectores de Bogotá en los que hay CAI, que son unidades policiales para atender emergencias.

YX5bGZ4zrB7Po#rq 28 de julio 2020

Reportan tiroteo en un hotel de Miami Beach por irrespeto a la distancia social

Un hombre de Miami ha sido arrestado por disparar dentro del lobby de un hotel de Miami Beach, supuestamente por la falta de distanciamiento social. Según un informe, Douglas Marks se enfrentó a una mujer y su hijo en el vestíbulo del Crystal Beach Suites situado en el 6985 Collins Avenue esta semana.

Verónica Peña y su hijo, ambos de Nuevo México, dijeron que estaban en el vestíbulo cuando vieron a Marks.

“No hay distanciamiento social”, dijo Marks, según la declaración jurada. Luego les dijo que tenía que irse, antes de tomar un arma de fuego y hacer varios disparos.

Un testigo grabó la escena después de la llegada de la policía, que detuvo a Marks. Nadie resultó herido.

Una persona que estaba ahí, y que no quiere ser identificada, dijo que trató de proteger a los turistas con su cuerpo. “Intentó disparar a los niños”, comentaba.

Marks supuestamente admitió el tiroteo, pero les dijo a los detectives que fue “cuatro disparos de advertencia”.

Ahora se enfrenta a varios cargos, incluido el asalto agravado con un arma mortal. Permanece en el Centro Correccional Turner Guilford Knight.

¿Qué está pasando en Portland? ¿Por qué no cesan las protestas?

A casi dos meses del inicio de las protestas en Portland, Oregón, el malestar no cesa. La más reciente manifestación ocurrió en la madrugada del sábado, cuando una multitudinaria manifestación tuvo lugar en los alrededores de la corte federal de justicia de la ciudad estadounidense.

Medios locales indicaron que fueron lanzados fuegos artificiales contra el inmueble, mientras que fuerzas de seguridad federales emplazadas en el lugar lanzaron disparos de gases lacrimógenos a los manifestantes. La multitud había salido a la calle horas después de que un juez federal negó la petición de Oregon para restringir las acciones de agentes federales cuando detienen a gente durante las caóticas manifestaciones que han sacudido la ciudad.

Los hechos recientes han enfrentado a las autoridades locales con el gobierno de Donald Trump. A continuación, exponemos algunos elementos de esta crisis.

¿Qué está pasando en Portland?

Las manifestaciones contra el racismo y la brutalidad policial comenzaron en Portland, Oregón, tras la muerte del afroestadounidense George Floy mientras estaba bajo custodia federal el 25 de mayo pasado.

Casi dos meses después, cuando en muchas ciudades las protestas han cesado, en Portland manifestantes siguen en las calles exigiendo viejas demandas. En los últimos días la situación incluso ha empeorado con la presencia de agentes federales, multiplicando las denuncias de arrestos, tácticas represivas y de brutalidad policial.

Imágenes de medios locales y extranjeros y otras aparecidas en las redes sociales muestran a oficiales federales, enmascarados y sin identificación, disparando gases lacrimógenos y balas de goma contra la  multitud.Descargar archivo  Embed Descargar audio

¿Cuál es la posición del gobierno federal?

La Casa Blanca sostiene que el despliegue de tropas busca proteger las propiedades federales de la ciudad y a los ciudadanos ante lo que considera “acciones violentas de la izquierda radical”.

Pese a los reclamos para la retirada de las fuerzas federales, esta semana el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) aseguró que no tenía intenciones de abandonar Portland.

“EL DHS no va a ceder en sus responsabilidades. No estamos escalando las protestas, estamos protegiendo “, dijo a Fox News Chad Wolf, secretario interino de Seguridad Nacional. Wolf ha dicho de los manifestantes que se trata de una “mafia violenta” y de “anarquistas”.

El comisionado de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, Mark Morgan, dijo esta semana a través de su cuenta de Twitter que la agencia continuaría arrestando “criminales violentos que están destruyendo propiedades federales”.

Mientras, atribuyó a motivos de “seguridad” el hecho de que los agentes no utilicen identificador.

“No verá nombres en sus uniformes porque estos mismos delincuentes violentos usan esta información para atacarlos a ellos y a sus familias, poniendo a ambos en riesgo. Como comisionado interino, ¡no dejaré que eso suceda!”, escribió.

El gobierno de Trump se dispone a enviar agentes federales o otras ciudades gobernadas por demócratas para combatir la delincuencia. El mandatario emprendió esta campaña dentro de su estrategia de presentarse como un candidato de “ley y orden” para su reelección.

¿Cuál es la posición de las autoridades de Portland?

Las autoridades locales defienden que la mayoría de las manifestaciones han sido pacíficas y que los actos violentos reportados obedecen a pequeños grupos de “alborotadores”.

Las autoridades de Oregón y de la ciudad, todos demócratas, han cuestionado la reacción del gobierno federal republicano. El alcalde de Portland, Ted Wheeler, acusó a los “cientos de agentes federales” de estar “empeorando la situación”.

“Su presencia aquí en realidad está llevando a más violencia y más vandalismo”, dijo días atrás Wheeler a CNN. Se mantene el reclamo de queabandonen la ciudad.

La gobernadora, Kate Brown, apoyó los comentarios del alcalde y acusó Trump de enviar tropas federales a la ciudad para un “teatro político”.

El estado de Oregón había presentado una demanda contra las agencias federales involucradas en los arrestos de la semana pasada, acusándolas de detener ilegalmente a manifestantes. La procuradora general, Ellen Rosenblum, había solicitado una orden de restricción para evitar que los oficiales federales continúen haciendo detenciones.

Pero el juez de distrito de Estados Unidos, Michael Mosman, decretó que el estado carecía de legitimidad para denunciar en nombre de los manifestantes porque la demanda era “altamente inusual y con un conjunto de características particular”.

Oregon solicitaba una orden de alejamiento en nombre de sus residentes no por las lesiones que ya se habían cometido, sino para evitar las que pudiesen ocurrir en un futuro a manos de los agentes federales. Esta combinación hace que el estándar para conceder el reclamo sea muy escaso, y el estado no demostró tener legitimidad en el proceso, escribió Mosman.

¿Qué pasó en la madrugada del sábado?

La agencia AP describió que en la noche del viernes, varios cientos de personas, la mayoría con mascarilla y muchos ellos también con casco, se reunieron cerca de una fuente en la que suelen darse cita los grupos antes de marchar hacia el Palacio de Justicia Mark O. Hatfield, donde estaban desplegados agentes federales.

Los manifestantes corearon lemas y aplaudieron al son atronador de los tambores, parando para escuchar a los oradores, indicó AP. Los grupos Healthcare Workers Protest, Teachers against Tyrants, Lawyers for Black Lives y las Wall of Moms, son algunos de los que participaron en la protesta. 

A medida que avanzaba la noche, los inconformes sacudieron con fuerza la cerca del tribunal y lanzaron fuegos artificiales hacia el inmueble y botellas de cristal, precisó AP. En muchas de las ocasiones, los agentes federales respondieron lanzando gases lacrimógenos y granadas de aturdimiento, indicó el reporte.

Los productos irritantes hicieron que los manifestantes se dispersasen: algunos enfermaron y otros se quedaron frente al tribunal con sopladores de hojas para redirigir los gases de vuelta hacia el inmueble. Los agentes federales tenían maquinas similares para responder.

Medios indicaron que al filo de las tres de la madrugada la mayoría de los manifestantes se habían ido de lugar, y solo algunos pequeños grupos seguían deambulando por las calles.

Alcalde De Blasio se promete a recortar $1,000 millones del presupuesto del NYPD

El alcalde Bill de Blasio se ha comprometió el lunes pasado a recortar unos $1,000 millones de dólares del presupuesto destinado al Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) para cumplir así con una de las demandas más repetidas entre las personas que se han manifestado contra la brutalidad policial desde la muerte a manos de policías del afroamericano George Floyd en Minneapolis.

Desde la semana pasada se instaló un campamento en las afuera de City Hall, en el Bajo Manhattan, en el cual decenas de personas han permanecido día y noche, para presionar se recorten los fondos de la Uniformada. Este martes vence el plazo por ley, para que la Ciudad defina su presupuesto para el próximo año fiscal, y los manifestante aseguran que mantendrán el campamento hasta lograr que se apruebe su demanda.

En su rueda de prensa diaria, De Blasio apuntó que la decisión se debía tanto a las protestas contra el racismo sistémico como a las secuelas de la crisis del coronavirus, que ha aumentado el déficit de la ciudad, si bien no detalló en qué medidas concretas se traduciría el recorte anunciado.

En este sentido, el Alcalde señaló que se estaban produciendo negociaciones entre los representantes públicos y la Policía para “mejorar” el área.

“Mi oficina presentó al Concejo un plan que lograría un ahorro de mil millones de dólares para el NYPD y transferiría recursos destinados a los jóvenes y a las comunidades de una manera que ayudaría a abordar muchas cuestiones subyacentes que sabemos que son la causa de tantos problemas en nuestra sociedad “, afirmó De Blasio.

Para el mandatario local, la propuesta del nuevo presupuesto logra “una reforma real y una redistribución real” pero sin comprometer la seguridad de la ciudad.

Desde que se desencadenaron las protestas multitudinarias por la muerte de Floyd, una de loas principales demandas de los manifestantes que se han repetido en las protestas es el de “defund the police!”, que llama a recortar los presupuestos destinados a los departamentos policiales y dedicar parte de ese dinero a programas para atajar el racismo sistémico y destinarlo a políticas de vivienda, sanidad y otros servicios sociales.

La policía de Nueva York es una de las más costosas del país y ha pasado de costar $3,000 millones de dólares en el año 2000 a contar con un presupuesto de cerca de $5,700 millones de dólares en el presente año.  

window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag(‘js’, new Date()); gtag(‘config’, ‘UA-80000477-2’);

Aseguran que reformas policiales en EEUU pueden frenar muertes

Estados Unidos puede frenar los asesinatos policiales en las calles del país con una mejor capacitación policial y una mayor responsabilidad, dijo el domingo el principal defensor republicano de las reformas policiales en el Senado.

El senador de Carolina del Sur Tim Scott,  el único republicano afroestadounidense en el Senado de Estados Unidos, afirmó en el programa “This Week” de ABC, que cree “que podemos prevenir más de estas muertes” y mejorar la “aplicación de la ley basada en el carácter moral” mediante la aprobación de leyes que corten o limiten la ayuda federal a las agencias policiales de las ciudades y estados si no adoptan una mejor capacitación y políticas para sus agentes.

En un reporte de la página web de La Voz de América se informó que los legisladores republicanos y demócratas en Washington se encuentran en medio de un debate legislativo sobre las prácticas policiales estadounidenses a raíz de la controversial muerte de un hombre afroestadounidense mientras están bajo custodia policial. Scott dijo que los dos partidos políticos están de acuerdo con el 70% de lo que se necesita.

Fernando Badillo, 56 años. Ha sido oficial del departamento de la Policía del condado de Camden, Nueva Jersey por 21 años.

Camden: una ciudad de EE.UU. que se libró del caos con una reforma policialCuando en Estados Unidos crece el debate y se alzan múltiples voces con peticiones de retirar los fondos y hasta desmantelar departamentos de policía tras la muerte del afroestadounidense George Floyd, la ciudad de Camden, en Nueva Jersey, salta con su ejemplo tras siete años de una profunda reestructuración
que cambió el rostro de una comunidad a base de prevención y empatía con su gente.

“Todos queremos prohibir los estrangulamientos; que sabemos que son innecesarios “, dijo Scott sobre la práctica policial ahora suspendida por muchas agencias policiales de Estados Unidos en donde la policía inmoviliza a sospechosos criminales por el cuello para someterlos cuando son arrestados. Ambas partes están pidiendo un registro nacional de policías que hayan cometido actos de mala conducta para que no puedan transferirse fácilmente de una agencia de policía a otra.

Pero las diferencias persisten mientras el Senado controlado por los republicanos y la Cámara de Representantes controlada por los demócratas se dirigen a votos clave esta semana y la próxima. Los demócratas quieren que sea más fácil para las personas que creen que sus derechos civiles han sido violados por acciones policiales en su contra demandar a la policía, eliminando su protección prácticamente ilimitada contra la responsabilidad por sus acciones.

Pero el presidente Donald Trump dice que se opone a cambiar la protección legal para la policía y los legisladores republicanos han expresado reservas.

“Los estadounidenses quieren ley y orden”, ha dicho Trump en varias ocasiones. Scott aseguró que la policía debe ser más responsable de sus acciones y debe informar sobre ellas al Departamento de Justicia de EE.UU. para obtener fondos federales. Afirmó que solo alrededor del 40% de las acciones de la policía local ahora se informan al gobierno federal.

Celebración del Juneteenth en Washington D.C. [Foto: Alejandra Arredondo/VOA]
Celebración del Juneteenth, la liberación de las personas que estuvieron esclavizadas en EE.UU., en Washington D.C. Junio 19, 2020.

Scott indicó que cualquier legislación aprobada por el Congreso debe ser dirigida “para que obtengamos el resultado que queremos”, obligando a las agencias policiales a adoptar capacitación y políticas sobre encuentros policiales con el público “creemos que son los mejores para la nación”.

Dijo que hay “mucha culpa” entre los legisladores republicanos y demócratas sobre las sensibilidades raciales en Estados Unidos.

“Necesitamos ser más sensibles en nuestros comentarios raciales”, dijo Scott. “Deberíamos estar trabajando hacia una unión más armoniosa”.

El movimiento hacia la adopción de reformas policiales nacionales se produce tras la muerte, el 25 de mayo, de George Floyd, un hombre afroestadounidense, en Minneapolis, Minnesota.  Floyd fue retenido en una calle de la ciudad por un agente de policía blanco durante casi nueve minutos mientras presionaba le su rodilla en el cuello incluso cuando Floyd dijo que no podía respirar.

Trump propone reforma policial para evitar “agentes malos”

El presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva que alentará a los departamentos de Policía a aumentar los estándares de vigilancia de sus oficiales, a fin de evitar a los “agentes malos”.

Durante un anuncio en el Jardín de las Rosas en la Casa Blanca, el mandatario rechazó que las oficinas policiacas deban desaparecer, como reclama parte del movimiento antiracial, intensificado tras la muerte de George Floyd.

“(Esto alentará) a los departamentos de Policía de todo el país a adoptar los más altos estándares profesionales para servir a sus comunidades”, aseguró el republicano. “La gran mayoría de los agentes de Policía son servidores públicos desinteresados y valientes y son grandes hombres y mujeres”.

El mandatario dijo que los oficiales “corrían peligro” al vigilar a quienes “más lo necesitan”, además de asegurar que el número de oficiales “malos” es pequeño.

“Nadie se opone más al pequeño número de policías malos, y ustedes los tienen, son muy pequeños. Yo uso la palabra minúsculo. Es un porcentaje muy pequeño, pero los tienen”, indicó. “Pero nadie quiere deshacerse de ellos más que la abrumadora cantidad de policías realmente buenos y excelentes”.

De hecho, la orden señala que ha habido casos que “desafortunadamente” afectan la confianza a las autoridades, reconociendo la afectación en las comunidades afroamericanas.

“Desafortunadamente, ha habido casos en que algunos oficiales han abusado de su autoridad, desafiando la confianza del pueblo estadounidense, con trágicas consecuencias para las víctimas, sus comunidades y nuestra nación”, indica. “Particularmente en las comunidades afroamericanas, debemos redoblar nuestros esfuerzos como nación para abordar rápidamente los casos de mala conducta”.

El presidente Trump calificó a quienes promueven la desaparición de las fuerzas policiacas como “radicales”, porque EE.UU. necesita vigilancia.

“Los estadounidenses saben la verdad. Sin policía, hay caos. Sin ley, hay anarquía y sin seguridad, hay catástrofe”, expresó.

Qué propone

La orden impulsa varios elementos:

  • Certificación y acreditación.- Mejorar los mecanismos de evaluación de los agentes, a fin de permitir la identificación y corrección de deficiencias internas.
  • Fondos.- El Procurador General deberá asignar recursos a las agencias policiales estatales y locales que buquen mejorar su certificación.
  • La capacitación.- La acreditación de oficiales deberá cumplir con las políticas y la capacitación sobre el uso de la fuerza y ​​las técnicas de reducción de tensiones escala.
  • Sometimiento.- Las políticas de uso de fuerza deberán prohibir el uso de estrangulamientos, una maniobra física que restringe la capacidad de un individuo para respirar con el propósito de incapacitar su movimiento.
  • Vigilancia.- Se buscará crear una base de datos que permita dar seguimiento del comportamiento de policías, particularmente aquellos con reportes de abusos o con récord criminal.
  • Guías especiales.- La orden buscará aplicar nuevos protocolos para el arresto o sometimiento de personas adictas a las drogas, alcohol o enfermos mentales.

La semana pasada, los demócratas en el Congreso presentaron su propuesta de reforma judicial y policiaca, la cual deberán trabajar con la mayoría republicana en el Senado, desde donde el líder de la minoría, Chuck Schumer celebró que el presidente Trump “por fin” hablara del problema en las fuerzas policiacas, pero criticó su orden ejecutiva.

“Si bien el presidente finalmente ha reconocido la necesidad de una reforma policial, una modesta orden ejecutiva no compensará sus años de retórica y políticas incendiarias”, acusó Schumer.

Revelan identidad de 7 sospechosos de vandalizar estatuas y atacar policías en Miami

Las autoridades revelaron las identidades de siete individuos acusados de vandalizar las estatuas de los conquistadores Cristóbal Colón y Juan Ponce De León, y de destruir una patrulla y atacar a varios agentes durante una protesta en el centro de Miami el miércoles.

Un reporte de la periodista Sonia Osorio, de El Nuevo Herald, señalo que según la policía, varios de los detenidos pintaron con aerosol las dos estatuas y les dibujaron un martillo y una hoz, entre otros símbolos, con pintura roja, mientras se desarrollaba una manifestación en el área de Biscayne Blvd. y la 4th St contra la desigualdad racial y la violencia policial tras la muerte del afroamericano George Floyd en Minneapolis. A las estatuas les pintaron sobre el pedestal las siglas “BLM”, del movimiento Black Lives Matter y escribieron el nombre de Floyd. También les pintaron de rojo las manos y la cara.

Los manifestantes pintaron la estatua en señal de protesta por el pasado colonial. “Impregnar el puño en su pecho y la sangre en sus manos es simbólico”, dijo un manifestante al Miami Herald.

Agentes identificaron a los sospechosos a través de cámaras de vigilancia, y después de dar una descripción exacta de los mismos, los arrestaron. Al iniciar los arrestos, varios manifestantes atacaron a los policías y dañaron un vehículo policial.

“Pudimos arrestar a un total de siete de los manifestantes violentos. Los manifestantes pacíficos no fueron detenidos”, dijo la policía.

Los detenidos fueron identificados como Lewis Jason, de 30 años; Andrew Christian Díaz, 25; Andrés Manuel Román, 29; Edwin Guzmán, 20; Yusef Stephom Lin, 20; Ali Alaa Massri, 18; y Joseph II Martínez, 28, según un reporte policial al que tuvo acesso el Nuevo Herald.

Las autoridades dijeron que Jason, nacido en Inglaterra con residencia en Miami, enfrenta cargos por vandalismo, incitar a un motín, resistirse a la policía sin violencia, después de que al pronunciar un discurso durante la protesta presuntamente pintó la estatua de Colón.

Jason luego pronunció otro discurso cerca de la Antorcha de la Amistad y alentó a las personas reunidas allí a destruir y desfigurar las estatuas. Acto seguido procedió a pintar el monumento de Juan Ponce De León, mientras instaba a los manifestantes a ser agresivos, de acuerdo con el reporte.

Cuando llegó la policía, trató de huir del lugar, pero después de una corta persecución lo atraparon.

Díaz, nacido en Estados Unidos y residente de Miami, enfrenta cargos similares a los de Jason más una acusación de reunión ilegal para alterar la paz. El sujeto habría participado también en vandalizar una de las estatuas, y no obedeció la orden de un policía de detenerse cuando fue reconocido como uno de los sospechosos.

Tras una persecución, lograron detenerlo, pero se opuso a que le colocaran las esposas.

Román, oriundo de Nueva Jersey con residencia en Miami Beach, enfrenta cargos de vandalismo tras volverse agresivo incitando a los manifestantes a atacar un vehículo de la policía. El sospecho golpeó el capó del auto con su patineta y esto estimuló a otras personas a atacar el carro, según el reporte.

El individuo golpeó varias veces el vehículo policial, destrozando el parabrisas delantero y fragmentos de vidrio cayeron sobre los policías que estaban dentro del auto, ocasionando laceraciones al codo izquierdo de uno de los agentes.

Comienzan las reformas en los cuerpos de Policía estadounidenses

Diversas regiones de Estados Unidos están respondiendo a las demandas de los miles de ciudadanos que en los últimos días han tomado las calles exigiendo igualdad racial y un cambio en las fuerzas del orden que permita acabar con abusos como el cometido, el pasado 25 de mayo, contra George Floyd, el ciudadano afroamericano que murió en Minneapolis cuando se encontraba bajo custodia policial.

Aunque muchas voces exigen que las autoridades reduzcan los fondos destinados a las fuerzas del orden para así invertir ese dinero en proyectos sociales que ataquen a la raíz de los problemas, los gobernantes, por el momento, se han centrado en aprobar una serie de cambios que lleven a una mayor transparencia y dificulten los casos de violencia policial.

La semana pasada, Minneaoplis ya ordenó acabar con los estrangulamientos judiciales, una práctica muy extendida entre las fuerzas del orden estadounidenses y que, presuntamente, fue la causante de la muerte de Floyd.

Washington DC, cambios por unanimidad

El concejo municipal de la ciudad de Washington DC votó de manera unánime, el martes por la tarde, la aprobación de una solicitud de enmienda de emergencia que incluye hacer reformas profundas al departamento de Policía.

La nueva ley prohibirá a los agentes del orden sujetar a las personas por el cuello y, además, les inhabilita para que revisen las imágenes grabadas con la cámaras que traen como parte de su equipo; y si algún miembro de la policía está involucrado en un acto de abuso de fuerza, se debe revelar el nombre del agente en un plazo de 72 horas.

Muerte de Floyd: elevan los cargos de Chauvin a homicidio en segundo grado

La fiscalía de Minnesota elevó este miércoles a homicidio en segundo grado la acusación contra el exoficial Derek Chauvin, el agente que puso su rodilla sobre el cuello de George Floyd, y presentó cargos de complicidad e instigación contra los otros tres exagentes que estaban en la escena.

Según documentos presentados en la corte, los cargos contra Chauvin, quien se ve en un video viral arrodillado en el cuello de Floyd durante casi nueve minutos, pasaron de homicidio en tercer grado (involuntario) a homicidio en segundo grado (doloso). 

Mientras, el fiscal general de Minnesota, Keith Ellison, presentó finalmente también cargos contra Thomas Lane y J. Alexander Kueng, quienes también ayudaron a inmovilizar a Floyd y contra Tou Thao, quien aparece en el video enfrentado contra las personas que se preocupan por la situación de detenido que dice que no puede respirar.

La acusación, de complicidad e instigación, fue presentada luego de más de una semana de protestas y disturbios que comenzaron en Minneapolis y se extendieron por todo el país.

Atlanta: Despiden a 2 policías por uso excesivo de la fuerza ante manifestantes

Dos policías han sido despedidos y otros tres colocados en labores de oficina por el uso excesivo de la fuerza en un arresto durante las protestas, dijo el domingo la alcaldesa de Atlanta.

En una conferencia de prensa, la alcaldesa Keisha Lance Bottoms dijo que ella y la jefa policial Erika Shields tomaron la decisión después de revisar las tomas captadas por la cámara corporal de un incidente el sábado por la noche que fue publicado en línea y en las noticias locales.

“El uso excesivo de la fuerza nunca es aceptable”, les dijo Bottoms a los reporteros. Shields consideró que las tomas “son realmente impactantes”.