Tag: POLÍTICA EEUU

Las empresas estadounidenses instaladas en Alemania apuestan por Biden

En este momento, Alemania y Estados Unidos no son precisamente los mejores amigos en el ámbito político. Sin embargo, sus relaciones económicas son estables y Alemania atrae a EE.UU. incluso más que antes de la pandemia.

La tensión está aumentando: A principios de noviembre se elegirá a un nuevo presidente en Estados Unidos. ¿Podrá Donald Trump mantenerse, o su contrincante Joe Biden ganará la carrera presidencial? ¿Cómo afectará el resultado de las elecciones las relaciones germano-estadounidenses? “Me gustaría subrayar que no somos una organización política”, dice a DW Frank Sportolari, Presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en Alemania (AmCham, por su abreviatura en inglés). “Pero nuestros miembros están convencidos de que sería política y económicamente mejor si los demócratas ganan.”

Al menos esa es la conclusión de una encuesta realizada por AmCham entre las 50 empresas estadounidenses más rentables en el país europeo. Ante todo, los directivos esperan que un gobierno democrático conduzca a una asociación política mucho más cercana, lo que podría resultar redituable para la economía.

Más diálogo, pero no menos problemáticas

“Tenemos muchos asuntos que resolver en el eje transatlántico”, enfatiza Sportolari. Problemas como el déficit comercial de EE. UU. (el país compra más bienes y servicios de los que produce) no desaparecerían automáticamente bajo el mandato del presidente Joe Biden. Del lado de Biden hay “mucha gente que piensa en el proteccionismo”, advierte. “Pero esperamos tener un mejor diálogo y mejores formas de resolver las disputas.”

Las empresas de EE. UU. esperan que Joe Biden las impulse en el diálogo constructivo

Básicamente, dice, la cuestión sobre quién esté en el poder en Washington es secundaria en lo referente a la relación comercial entre Alemania y Estados Unidos. Muchas de las empresas estadounidenses han estado activas en Alemania durante mucho tiempo. 

Amazon supera a Ford

De hecho, en 2019 el volumen de ventas de las 50 empresas estadounidenses más grandes en Alemania creció en promedio un 1,8 por ciento en comparación con el año anterior. En 2018, sin embargo, el aumento fue hasta del 5,5 por ciento. Esto puede explicarse por las debilidades del sector de ingeniería mecánica y del automovilístico. Los beneficiados, por otro lado, son los sectores de servicios y comercio, tecnologías de la información y telecomunicaciones.

En la misma lista elaborada por AmCham Alemania, el minorista online Amazon está tomando la delantera por primera vez con ventas de 19.850 millones de euros en Alemania. Le sigue el fabricante de automóviles Ford, con un volumen de negocios de 19,80 mil millones de euros y tiene que conformarse con el segundo lugar por primera vez en muchos años.

McDonald’s, el mayor empleador

En tercer lugar, sigue ExxonMobil con un volumen de ventas estimado de 8.580 millones de euros. La compañía de estaciones de combustible estaba en cuarto lugar, mientras que el fabricante de maquinaria agrícola John Deere ocupaba en quinto lugar. Según AmCham, el año pasado el volumen de ventas total de las 50 empresas estadounidenses más importantes en Alemania ascendió a unos 182.000 millones de euros.https://platform.twitter.com/embed/index.html?dnt=false&embedId=twitter-widget-0&frame=false&hideCard=false&hideThread=false&id=1315581140737183744&lang=en&origin=https%3A%2F%2Fwww.dw.com%2Fes%2Flas-empresas-estadounidenses-en-alemania-apuestan-por-biden%2Fa-55257200&siteScreenName=dw_espanol&theme=light&widgetsVersion=ed20a2b%3A1601588405575&width=550px

Asimismo, la lista de los mayores empleadores de EE. UU. en Alemania está encabezada por la cadena de comida rápida McDonald’s, con alrededor de 61.000 empleados. En segundo lugar están las plantas de Ford con 22.650 empleados, en tercer y cuarto lugar, Amazon y el proveedor de servicios logísticos UPS, respectivamente, con alrededor de 20.000 empleados, seguidos de Manpower Alemania y John Deere. En total, el número de empleados se redujo ligeramente, de 315.000 a 306.000.

Alemania muestra su fuerza durante la crisis

En medio de la pandemia de coronavirus, las empresas estadounidenses dieron a Alemania una calificación de 1,8, que es significativamente mejor que antes. El manejo de la crisis está teniendo un impacto positivo. Destacan medidas como el subsidio por jornadas reducidas de trabajo y el paquete de rescate para los trabajadores independientes y las pequeñas y medianas empresas.

Centro logístico de Amazon en Coblenza

La mitad de las 50 principales empresas mantuvieron constantes sus inversiones en Alemania tras la pandemia, el 31 por ciento, incluso, invirtió más que antes. Esto responde al hecho de que las empresas estadounidenses esperan que la economía alemana se recupere fuertemente en 2021. Adicionalmente, el 53 por ciento de las empresas encuestadas esperan que las ventas aumenten y el 41 por ciento esperan que la rentabilidad en Alemania de igual forma aumente. “Alemania sigue siendo un lugar muy atractivo para las empresas estadounidenses, que están ampliando continuamente sus negocios”, subraya el presidente de AmCham, Frank Sportolari.

El coronavirus dejará huella

No obstante, la crisis se reflejaría claramente en los balances. En 2020, el 56 por ciento de las empresas anticipan una disminución del volumen de ventas en Alemania, mientras que el 39 por ciento ve una disminución de la rentabilidad. La Cámara de Comercio de Estados Unidos en Alemania asume que la crisis generalizada en los sectores de ingeniería mecánica y automotríz se verá exacerbada por la pandemia. Las industrias de servicios e informática, por otro lado, se beneficiarían.

El 59% de los electores apoyan la estadidad para Puerto Rico y Washington DC

Un 59% de los electores estadounidenses apoya que Puerto Rico y Washington D.C. se conviertan en estados, según la encuesta de The New York Times y el Siena College.

El apoyo a la admisión de la isla y la capital estadounidense es amplio entre los demócratas (77% a 9%) y los independientes (70% y 20%). Pero, la idea es rechazada por una mayoría de los republicanos (51% a 33%).

A los 950 entrevistados se les inquirió sobre la estadidad para Washington D.C. y Puerto Rico en una misma pregunta, sin la alternativa de poder opinar sobre esas propuestas de forma independiente.

Tanto el presidente Donald Trump como el líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell (Kentucky), han rechazado tajantemente la idea de que Puerto Rico y Washington D.C. sean estados.

El gobierno de Puerto Rico ha convocado para el 3 de noviembre un referéndum estadidad sí o no, el cual – por excluir las otras alternativas de status-, el Departamento de Justicia federal considera que incumple con la política pública del gobierno de Estados Unidos.

El apoyo a la estadidad para Puerto Rico y Washington D.C. en el estudio de The New York Times es mayor al que logra la propuesta de convertir la isla en el estado 51 entre los electores de la diáspora puertorriqueña, según una encuesta divulgada el pasado jueves por el Center for American Progress (CAP) Action Fund.

En la encuesta del CAP, hecha por la firma demócrata Latino Decisions, la estadidad obtuvo un 48% de respaldo frente a la independencia y el status vigente, pero bajó a 30% cuando se añadieron como alternativas la libre asociación, un Estado Libre Asociado modificado u otra opción.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos, dominada por los demócratas, aprobó en junio pasado un proyecto de ley para convertir a Washington D.C. en el estado 51. Pero, la medida no avanzará en el Senado republicano.