El martes 7 de abril de 2020 el expresidente de Ecuador, Rafael Correa, fue sentenciado a ocho años de prisión por el delito de cohecho agravado junto con otras 17 personas.

Además de la privación de su libertad, la fiscal general, Diana Salazar, considera necesario el pago de una remuneración económica que ascendería a los 1.130 millones de dólares. Con esta sentencia pierde sus derechos políticos durante 25 años. 

Luego de que Rafael Correa dejó la presidencia de Ecuador en 2017, se mudó a Bélgica junto a su esposa y su hijo menor; sus hijas mayores estudian en Francia. Sin embargo, meses después de su salida del gobierno, comenzó a tener una tensa relación con su sucesor y exvicepresidente, Lenín Moreno.

Actualmente, mantiene diversas causas abiertas en la justicia, una orden de captura y hasta fue señalado como el orquestador de las recientes protestas en contra de Moreno.

Fuente: MSN.com