Tag: PROMESA

Gobierno de EEUU prevé administrar 100 millones de vacunas para el 21 de marzo

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo este jueves (11.03.2021) que el próximo 21 de marzo, tras solo 60 días en el poder, habrá cumplido la promesa que hizo durante la campaña electoral de administrar 100 millones de dosis de la vacuna contra COVID-19 en sus 100 primeros días.

“Dije que tenía intención de administrar 100 millones de dosis en mis primeros 100 días en el cargo. Esta noche, puedo decir que no vamos a alcanzar ese objetivo. Vamos a superarlo. Porque en realidad estamos en camino de alcanzar esta meta de 100 millones de dosis en mi día sesenta”, aseguró Biden en un discurso a la nación.

Por el momento, cerca de 64,1 millones de personas (un 19 por ciento de la población estadounidense) han recibido al menos la primera dosis de las vacunas de Pfizer o Moderna o la dosis única del preparado de Johnson&Johnson, y 33,9 millones (10 por ciento) están ya completamente inoculadas.

En el discurso, el mandatario anunció que ordenará a todos los estados que eliminen los requisitos que todavía rijan y abran turnos para que, cuando llegue el 1 de mayo, todas las personas mayores de edad tengan la posibilidad de pedir cita para recibir el suero. 

El 4 de julio habrá “independencia del virus”

Biden avisó que la medida “no significa que todo el mundo vaya a poderse vacunar de inmediato, sino que quiere decir que podrán ponerse a la cola”.

El presidente ya dijo hace días que, gracias a los contratos con las tres farmacéuticas con vacunas aprobadas, el Gobierno habrá recibido a finales de mayo suficientes dosis para vacunar a toda su población adulta.

Por el momento, tan solo Alaska ha tomado la decisión de abrir la vacunación a todos sus residentes mayores de edad, mientras que el resto de estados sigue limitando a mayores de 60 o 65 años, personas con enfermedades de riesgo o grupos prioritarios como los profesores.

Ante estos buenos pronósticos, Biden anunció al país que para el próximo 4 de julio, Día de la Independencia, Estados Unidos habrá recuperado cierta normalidad. 

“Hay muchas posibilidades de que usted, su familia y amigos puedan reunirse en el jardín trasero en su vecindario y hacer una comida al aire libre o una barbacoa y celebrar el Día de la Independencia. Eso no significa grandes eventos, con muchas personas juntas, pero sí significa que un grupo pequeño podrá reunirse”, aseguró.

“Eso hará de este Día de la Independencia algo verdaderamente especial, donde no solo conmemoraremos nuestra independencia como nación, sino que comenzaremos a marcar nuestra independencia de este virus”. 

Condena racismo

Por otra parte, el presidente de Estados Unidos, condenó los ataques racistas contra los estadounidenses de origen asiático desde el inicio de la pandemia.

Biden denunció en un discurso los “despiadados crímenes de odio contra los estadounidenses de origen asiático que han sido atacados, acosados y culpados como chivos expiatorios” por la pandemia, originada en China.

Lamentó que muchas de las víctimas estén en la primera línea de la pandemia intentando salvar vidas y que se vean “obligadas a vivir con miedo de caminar por las calles de Estados Unidos”. “Eso está mal, es poco estadounidense y tiene que parar”, agregó. 

Biden otorgará TPS a 300,000 venezolanos y cumple promesa de campaña

El presidente Joe Biden decidió proteger a unos 300,000 inmigrantes venezolanos con el Estatus de Protección Temporal (TPS).

El secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Alejandro Mayorkas, informó sobre el proceso para que los originarios de Venezuela puedan aplicar por esta protección migratoria provisional.

“Las condiciones de vida en Venezuela revelan un país en convulsión, incapaz de proteger a sus propios ciudadanos”, dijo Mayorkas. “Es en tiempos de circunstancias extraordinarias y temporales como estas que Estados Unidos da un paso adelante para apoyar a los ciudadanos venezolanos elegibles que ya están presentes aquí”.

La decisión fue confirmada en conferencia de prensa previa de funcionarios del Departamento de Estado con periodistas este lunes. Los interesados deberán demostrar que estuvieron en el país antes del 8 de marzo del 2021. Por lo que se insistió en no viajar e ingresar como sin autorización al país.

“Las personas no deben creer a los contrabandistas u otras personas que afirmen que la frontera está abierta ahora. Debido a la pandemia, las restricciones de viaje y admisión en la frontera siguen vigentes”, advirtió el DHS.

La protección para los venezolanos es de 180 días, pero deberán aprobar las pruebas de elegibilidad, que incluyen verificaciones de seguridad y antecedentes.

El presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, el demócrata Bob Menéndez (Nueva Jersey), destacó la decisión de la Administración Biden y acusó al gobierno de Donald Trump de negarle el beneficio a los sudamericanos, lo que permitiría detener su deportación a quienes sean elegibles.

“El seguir deportando a venezolanos a la tragedia que es Venezuela bajo el régimen de (Nicolás) Maduro sería decirles que son una carga para nuestras comunidades, una amenaza contra nuestra seguridad nacional y que no son bienvenidos en nuestro país”, consideró Menéndez.

El senador indicó que con el programa podrían beneficiarse a unas 300,000 personas, incluidos niños.

“Gracias a las acciones de hoy, más de 300,000 mujeres, hombres y niños venezolanos estarán protegidos de la deportación y ya no tendrán que vivir con miedo de ser regresados a la catástrofe humanitaria del régimen de Maduro”, apuntó.

En el Congreso los demócratas intentaron aprobar el TPS para venezolanos, pero fueron bloqueados por los republicanos, a pesar de que la cruzada contra Maduro del expresidente Trump y su liderazgo en reconocer como líder de ese país a Juan Gauidó.

Biden no parará “de inmediato” el sistema de asilo de Trump

El presidente electo de EE.UU., Joe Biden, defendió su decisión de no parar “inmediatamente” todas las restricciones al asilo creadas por el mandatario Donald Trump, porque eso generaría un repunte enorme en la migración de indocumentados hacia su país.

En una rueda de prensa, Biden respondió a una pregunta sobre la entrevista exclusiva de Efe con los que serán los asesores de política nacional y seguridad nacional del presidente electo cuando llegue a la Casa Blanca en enero, Susan Rice y Jake Sullivan, respectivamente.

“Lo último que necesitamos es decir que vamos a parar inmediatamente el (sistema de) acceso al asilo tal y como se ejecuta ahora, y después acabar con 2 millones de personas en la frontera”, dijo Biden a los periodistas en Wilmington (Delaware), donde vive.

El presidente electo calculó que tardará unos “seis meses” en restablecer del todo el sistema para solicitar asilo en la frontera con México, después de su llegada al poder el próximo 20 de enero.

“Se trata de establecer unos parámetros para poder avanzar en una dirección. Cumpliré lo que dije que iba a hacer: un sistema mucho más humano, basado en la reunificación familiar. Pero eso requiere implementar muchas cosas, requiere conseguir fondos, por ejemplo para los jueces de asilo”, explicó Biden.

Biden ahondaba así en lo que adelantaron Sullivan y Rice en su entrevista con Efe, publicada este lunes, y en la que pidieron que los migrantes indocumentados no viajen hacia la frontera norte de México porque los planes del presidente electo tomarán “meses” y “ahora no es el momento”.

El presidente electo fue todavía más claro que sus asesores, al reconocer que parte de la razón por la que no levantará de inmediato las restricciones al asilo de Trump es porque no quiere espolear una llegada masiva de indocumentados a la frontera con México.

“Lo haremos, y lo haremos rápidamente, pero no vamos a poder hacerlo el primer día, levantar cada restricción, volver a cómo eran las cosas hace 20 años y de pronto darnos cuenta de que tenemos una crisis (migratoria) en nuestras manos”, subrayó.

Biden aseguró que ya ha “empezado a hablar de estos temas con el presidente de México”, Andrés Manuel López Obrador, con quien conversó por teléfono el sábado, y con otros líderes de Latinoamérica, y que su objetivo es crear un sistema de asilo “mejor” que el actual.

En su entrevista con Efe, Sullivan y Rice insinuaron que Biden no anulará de forma inmediata una orden sobre la frontera que emitieron este año los Centros de Control y Enfermedades de EE.UU. (CDC) debido a la pandemia.

Los agentes migratorios de EE.UU. se basan actualmente en esa orden para enviar a México a más del 90 % de quienes cruzan ilegalmente la frontera.

Biden sí planea acabar con el programa “Permanezcan en México”, por el que se ha enviado a más de 60.000 indocumentados que cruzaron la frontera a esperar en México sus citas ante jueces migratorios en EE.UU., pero no está claro cómo de pronto lo hará una vez que llegue al poder.

El mensaje de Biden, Sullivan y Rice tiene como objetivo contener el “efecto llamada” que puede generar entre los migrantes la transición en Washington, después de cuatro años de restricciones al derecho al asilo bajo el Gobierno de Donald Trump y tras el paso de los devastadores huracanes Eta y Iota por Centroamérica.

El plan de Biden para Puerto Rico se enfoca en infraestructura, salud y educación

El exvicepresidente Joe Biden presentó un plan para atender algunos de los rezagos en Puerto Rico, pero la campaña del presidente Donald Trump criticó el proyecto, a pesar de que en cuatro años de administración el republicano ha querido “vender la isla”, retardó los recursos tras desastres del huracán María, lanzó rollos de papel como “ayuda” durante su visita y ha calificado a la isla como un lugar “sucio”.

El plan del demócrata es respaldado por la coalición Power 4 Puerto Rico, compuesta por grupos de la diáspora y aliados que abogan por Puerto Rico y las familias desplazadas, quienes elogiaron el proyecto, el cual es un primer esbozo para acciones más amplias.

“Durante el último año y medio, nuestra coalición y 60 socios llevaron a cabo una campaña histórica y la primera en la historia #ShowUsYourPRPolicy presionando a los candidatos presidenciales para que publiquen planes de políticas”, indicó el grupo. “El plan de políticas de Biden para Puerto Rico está en línea con las prioridades de Power 4 Puerto Rico”.

Pero vayamos por partes. Aprovechando el inicio del mes de la Herencia Hispana, el demócrata presentó un plan con acciones clave, considerando que “tres millones de ciudadanos estadounidenses que lo llaman hogar, merecen ser tratados con dignidad y respeto”.

Biden comienza con la necesidad de que la isla tenga un estatus definido, pero que sea una decisión de sus habitantes.

“Como presidente, Biden trabajará con los representantes que apoyan cada una de las opciones de estatus en Puerto Rico para iniciar un proceso justo y vinculante para que determinen su propio estatus”, aseguró.

En el proceso, si gana el 3 de noviembre, el demócrata implementará algunas medidas para mejorar la calidad de vida en la lista y asegurar su crecimiento económico, indican los lineamientos dados a conocer el mismo día en que Biden lideró un evento en Florida con estrellas boricuas.

Recuperación ante desastre

La campaña de Biden y la senadora Kamala Harris (California) buscará orientar recursos de rescate de la isla, todavía en rezago por el huracán María en 2017, el cual afectó infraestructura clave, como instalaciones eléctricas, caminos, hospitales y decenas de viviendas.

“(Se) acelerará el acceso a los fondos prometidos para la reconstrucción mientras se garantiza la transparencia y la rendición de cuentas“, aseguró. “Una piedra angular del plan económico de Biden es un paquete de infraestructura que reconstruirá las carreteras y puentes, escuelas, servicios públicos, puertos, transporte público… Y se asegurará de que la infraestructura de la isla y los hábitats costeros se reconstruyan de manera que aumenten su capacidad y resiliencia para resistir futuras tormentas”.