El político venezolano Leopoldo López, comisionado para el Centro del Gobierno Interino de Juan Guaidó, compareció ante la prensa en el Palacio de Bellas Artes, en Madrid. Ciudad a la que llegó el pasado sábado tras salir de la residencia del embajador de España en Venezuela, donde permaneció por más de un año.

Durante su primer encuentro con la prensa el dirigente opositor hizo un recorrido por lo que fueron sus siete años detenido, así como la nueva ruta que conducirá ahora que está en el exilio.

Una de los primeros mensajes que dirigió Leopoldo López fue al gobierno de España. Agradeció la solidaridad por recibirlo a él y también a su familia.

También envió sus agradecimientos a la prensa nacional e internacional, así como a sus compañeros de partido, sus familiares y al pueblo venezolano.

“Yo no quería salir de Venezuela, siempre se lo dijo a mi esposa y le dije a ella que lo dijera en mi nombre, pero lamentablemente las circunstancias me llevaron a hacerlo”, agregó.

Tres objetivos

López aseguró que seguirá trabajando desde el exilio por la causa venezolana. En ese sentido, dijo que se centrará en tres objetivos:

  • Promover e impulsar que se pueda materializar una elección presidencial libre y justa.
  • Hacer lo que corresponda para que los responsables de violaciones de DD HH en Venezuela sean sometidos a la justicia internacional.
  • Buscar mecanismos para proveer ayuda humanitaria a venezolanos.

We will come back

Pese a la tristeza que aseguró sentir por abandonar Venezuela, el comisionado del gobierno interino aseguró que él y muchos venezolanos regresar al país para recuperar la democracia.

“Yo no quería salir de Venezuela. Lamentablemente las circunstancias me llevaron a salir de Venezuela. Recojo las palabras de Rómulo Betancourt cuando dijo we will come back. Nosotros vamos a regresar a Venezuela para liberarla”, expresó.

Encuentro con Pedro Sánchez

López fue recibido en la sede del Partido Socialista Obrero de España (PSOE) por el presidente del gobierno español Pedro Sánchez Castejón.

El dirigente político estaba refugiado en la residencia del embajador desde el 30 de abril del año 2019, luego de que fracasara la “Operación Libertad”, un movimiento militar en el que López salió de su arresto domiciliario.